Cuita generacional y óperas primas en Cinema Jove

34 Cinema Jove – Festival Internacional de Cine de València
La Filmoteca, Teatre Rialto y Centre Octubre Cultura Contemporània
Del 21 al 28 de junio de 2018

Cinema Jove ultima su fase propedéutica, cuya trigésimo cuarta edición cobrará morfología definitiva en La Filmoteca, el Teatre Rialto y el Centre Octubre Cultura Contemporània, del 21 al 28 de junio de 2018. Y lo procura mediante la presentación de sus contenidos programáticos, vertebrados en torno a sus secciones oficiales de largometrajes, cortometrajes y webseries, y el sustento complementario de cápsulas formativas, mesas redondas y actividades paraleas, que auxilian a solidificar la idiosincrasia de un festival orientado desde sus orígenes a refrendar el trabajo y los proyectos de jóvenes directores del mapa local, nacional e internacional, bajo el confín de los 40 años de edad –requisito deprecado–como horizonte divisorio y generacional de sus creadores audiovisuales.

Cartel del 34 Cinema Jove, creado por el artista bilbaíno David de las Heras.

La presente edición cobra rumbo mediante la entrega del premio ‘Luna de València’ al director y crítico de cine portugués Miguel Gomes (Lisboa, 1972) –“Gomes es una de las voces más personales, inquietas y rompedoras del cine contemporáneo. Su presencia en el festival aporta una gran dosis de calidad a la programación, porque sus películas trascienden el producto narrativo para devenir obras de arte”, asevera el director de Cinema Jove Carlos Madrid–, cuyos seis largometrajes, amén de dos cortos, serán exhibidos en La Filmoteca. El certamen respalda, además, el reciente devenir profesional de los jóvenes actores Pol Monen y Nuria Herrero mediante la concesión del premio ‘Un futuro de cine’.

Y rozagante comparece la nómina de las diez películas a concurso –de la que seis se formulan como óperas primas–, en algún caso lauredas en festivales como la Berlinale, South By Southwest, Busan o Tokio, cuya autoría geográfica procede de países como Noruega, Georgia, Israel, Corea del Sur, Brasil y Estados Unidos, entre otras latitudes. Filmes que, aún cuando manejando temáticas universales –infancia, familia, conflictos políticos y sociales, etc.–, pretenden rubricar una apuesta formal y semántica tan singular como, en algunos casos, ineludiblemente autobiográfica.

Fotograma de ’House of Hummingbird’, de Bora Kim. Fotografía cortesía de Cinema Jove.

De entre ellas, cuatro películas –’Los miembros de la familia’, de Mateo Bendesky (Argentina, 2019); ‘Thunder Road’, de Jim Cummings (EUA, 2018); ‘Harajuku’, de Eirik Svensson (Noruega, 2018), y ‘The Drive’, de Yona Rozenkier (Israel, 2018)– focalizan la deriva argumental sobre “el duelo adolescente ante la pérdida reciente de un progenitor”, tal y como han perfilado Carlos Madrid y Gerardo León –crítico de cine y miembro del consejo de selección de largometrajes–.

Cuitas infantes –’A First Farewell’, de Lina Wang (China, 2018)–; vestigios y memoria soviética de amistad adulta y trayectos sobre el asfalto georgiano –’Parade’, de Nino Zhvania (Georgia, 2018)–; complejos de Edipo y violencia sexual adolescente –’Light as Feathers’, de Posanne Pel (Países Bajos, 2018)–; familias disfuncionales y afectos desnortados –’House of Hummingbird’, de Bora Kim (Corea del Sur, 2018)–; victimarios del sur, mafia italiana, acento germano y real facts –‘The Last to See Them’, de Sara Summa (Alemania, 2019); y ciénagas, damerogramas e inquietud política sur-riograndense –’Domingo’, de Clara Linhart y Felipe Barbosa (Brasil, 2018)– completan el mapa argumental de su preeminente sección.

Las sugerencias temáticas se multiplican en la Sección Oficial de Cortometrajes, constituida por 10 programas y 49 producciones nacionales e internacionales a concurso –merodeando el territorio premios Locarno, Sundance o Málaga, y autorías griegas, portuguesas, argentinas o chinas, entre otras–, de entre las que figuran 14 cortos españoles (7 valencianos), tal y como ha revelado el programador de cine y gestor cultural Álvaro Yebra, destacando nominalmente al fúlgido y heterodoxo Eduardo Casanova –’Lo siento, mi amor’ (España, 2018)–, a la estival Goya Novel Carla Simón –’Después también’ (España, 2019)– y a la laureada directora oriolana Elena López Riera –’Los que desean’ (Suiza, 2018)–. Un cronograma incoado por el cortometraje inaugural ’16 de diciembre’, de Álvaro Gago, Premio Proyecto Corto Movistar + en 2018.

Fotograma de ’Lo siento, mi amor’, de Eduardo Casanova. Fotografía cortesía de Cinema Jove.

Por su parte, la Sección Oficial Webseries, coordinada por María Albiñana, cumple su cuarta edición en el seno de Cinema Jove, erigida ya en referencia nacional del sector, y lo procura exhibiendo 13 producciones a competición, de entre un centenar de propuestas recibidas, procedentes Estados Unidos, Canadá, Argentina, Suiza, Francia y España.

Territorio audiovisual en progresiva y natural ebullición, en el que predomina el género de la comedia, la cáustica y la mojiganga. “Es un mundo con reglas propias, que incorpora cada vez más espectadores, cuyo valor es equiparable muchas veces al de los cortos, porque son primeras y segundas obras de sus creadores en el que vuelcan todo su potencial, con altas dosis de espontaneidad y creatividad en un marco de absoluta libertad creativa, porque en muchos casos son propuestas autoproducidas”, concluye Carlos Madrid.

Jose Luis Moreno (director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía), Álvaro Yebra (programador de cine y gestor cultural), María Albiñana (coordinadora de la Sección Oficial Webseries), Carlos Madrid (director de Cinema Jove) y Gerardo León (crítico de cine y miembro del consejo de selección de largometrajes), durante un instante de la rueda de prensa. Fotografía cortesía de Cinema Jove.

Jose Ramón Alarcón

Los comentarios están cerrados.