Ciutat Vella, escenario artístico

Festival València Intramurs
Del 7 al 16 de Noviembre
Entrevista a Salvia Ferrer, directora del festival.

 

El Festival València INTRAMURS está dirigido por Salvia Ferrer y apoyado por diversos profesionales del mundo del arte y el diseño, la gestión cultural y la comunicación. Es un proyecto artístico multidisciplinar para la promoción del arte contemporáneo y la cultura urbana en Ciutat Vella, concretamente en la zona enclavada en el interior de las antiguas murallas de Valencia.

Salvia Ferrer estudió Comunicación Audiovisual. Es una artista interdisciplinar que ha expuesto en diversas muestras colectivas, tanto en museos valencianos como nacionales. Su formación en audiovisuales, su experiencia en este campo y en la organización de eventos de todo tipo, le ha permitido tener el bagaje necesario para poder orquestar grandes equipos de trabajo.

En la siguiente entrevista, Salvia Ferrer responde sobre los orígenes y objetivos del festival, sus preocupaciones, las actividades y los artistas. Participan también Óscar Mora, encargado de la producción y montaje del festival, y Gloria Gallo, del gabinete de comunicación y prensa.

 

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

¿Cómo nace el Festival Intramurs?

El festival nace por la necesidad de recuperar espacio urbano, de utilizarlo y reaprovecharlo a través del arte. Tiene sus orígenes a partir de festivales de este tipo, por ejemplo el año pasado Ciutat Vella Oberta tuvo una parte de intervenciones urbanas muy importante, y precisamente por eso hemos desarrollado este festival, focalizándolo exclusivamente en intervenciones urbanas y recuperación de patrimonio.

¿Cuáles son vuestros objetivos o qué caracteriza al festival?

Pretendemos plantear el enfoque del arte urbano, una disciplina que no tiene cabida en museos. Desde Intramurs queremos devolver el espacio público y urbano a este barrio que está de baja, ya que cada día cierra un negocio nuevo, y en definitiva buscamos invitar a la gente a que venga.

¿Qué papel juega Ciutat Vella en la dinámica del festival?

Pues es el espacio expositivo. Nuestro espacio no es ni un museo ni una galería, sino el centro histórico de Valencia.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Respecto a las actividades: durante los días del festival habéis facilitado que los artistas abran las puertas de sus talleres y estudios al público, ¿Cómo se gestiona esta actividad y cómo pensáis que puede responder el público y los artistas?

El tema de puertas abiertas es primordial, supone abrir las puertas de tu casa al público. Desde el punto de vista de los alumnos o estudiantes, yo creo que es muy importante, porque cuanto antes entres en contacto con los talleres, antes vas a encontrar una solución para poder proyectarte en el futuro como artista.

Por otro lado es importantísimo porque así conocemos el trabajo del otro, porque hoy en día no tenemos ninguna oportunidad de conectarnos. Supone tener acceso a la intimidad de esa persona que se brinda a mostrarse, y yo creo que es un acto muy positivo y señal de que las cosas parece que vayan mejorando.

En el plano y en la programación, aparecerá el horario y los días de apertura de los estudios y talleres del barrio. Allí estará el artista y lo bueno es que una vez finalice Intramurs ese taller va a seguir ahí y tú ya lo vas a conocer, ya vas a saber que existe y que puedes encontrarlo.

¿A quién iría dirigido?

A todo el mundo, pero de cara a un estudiante es muy importante. Yo recuerdo que el primer año de carrera ya quería ver cómo era el mundo profesional y en Valencia los estudios y talleres de artistas están muy difusos, nadie sabe donde trabaja. De hecho, hay gente que desconocía que compartía espacio con un artista puerta con puerta, y si no recuperamos esa información entre nosotros, estamos en peligro, es muy importante saber lo que hace el otro y de alguna manera poder conectarnos y hacer cosas conjuntamente.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

¿Qué condiciones ofrecéis a los artistas que participan en el festival?

Pues estamos gestionando todo para ofrecer a los artistas los permisos que necesiten para llevar a cabo su trabajo. Les damos toda la cobertura que tiene el festival dentro de este marco, y por supuesto, se garantiza la difusión, formar parte de la página web del festival, que es importantísimo para el futuro.

Al final, la web será una galería donde estarán todos los proyectos de los artistas y los podrás consultar. Incluso cambiarán y se actualizarán, porque hay proyectos que están en constante crecimiento y de alguna manera la web pretende unirlo todo, también de manera posfestival.

¿Cómo lo gestionáis?

Intentamos resolverlo todo con un poco de ayuda que nos ha venido muy bien y sin ella no podríamos haber hecho nada, con esa financiación intentamos gestionar lo que necesitan los artistas. Hay algunas personas que necesitan mucha pintura, también andamiajes, grúas, etc.

Así que podemos decir que no tenemos un gran patrocinador pero sí tenemos patrocinio. Este festival está hecho por la voluntad y el esfuerzo de todo el pequeño comercio y los bares y restaurantes del barrio que han aportado lo que pueden.  A nivel institucional tenemos colaboración en la medida de lo que ha sido posible, desde universidades también nos han gestionado billetes porque tenemos artistas invitados, nos ha parecido muy importante que viniera gente de fuera y generar vínculos, ver trabajos de otros.

La ciudad genera unas actividades artísticas y siempre es un circuito cerrado conocido por nosotros, y el hecho de que venga gente de fuera a verlos renueva mucho el panorama actual.

En relación a las condiciones de los artistas, ¿Existe algún tipo de remuneración para ellos? ¿Qué beneficios obtienen?

Pues cada artista puede usar esta plataforma para auto-venderse. Por ejemplo, en las exposiciones en los locales, tú tienes un contacto directo con tu comprador, eso tienes que aprovecharlo, partimos de que cada uno tiene que resolver su venta. A mí me parece que es una apuesta, si tú crees en ti eres capaz de hacerlo.

De cara al tema artístico, queremos generar la confrontación de pensar sobre la precariedad del artista y la problemática que supone. Nosotros no estamos fomentando esa precariedad, sino al contrario, damos oportunidad y estamos intentando que haya un feedback a lo largo de todo el 2015 que continúe con el tiempo.

Intentamos encontrar soluciones para los artistas, moverlos y visibilizarlos para el resto del año. Generar un grupo organizado y responsabilizarse, o por lo menos tener la voluntad de moverse, para mí no es precariedad, es intentar buscar una solución que ahora mismo no hay.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

¿Qué disciplinas artísticas acoge el festival?

Ofrecemos de todo un poco. Hay intervención urbana, y dentro de ésta hay happenings, performances, graffiti, pintura mural. También espacios expositivos donde hay exposiciones colectivas, ya sea de pintura, escultura, fotografía… Hay actuaciones musicales, arte sonoro, actividades infantiles enfocadas a generar sensibilidades artísticas.

También un ciclo de poesía fundamental, es impresionante por lo completo que es, a la gente que le guste la poesía lo va a disfrutar, ha supuesto un trabajo muy intenso y cerrado, es la programación más completa.

Hay danza, teatro, DJs, rutas para descubrir la ciudad, el que acuda va a pasear para descubrir cómo era el barrio de los gremios, Velluters.

Por ejemplo, entre semana hay ciclos de vídeo y también conferencias, queremos generar confrontación, a nivel de rehabilitación de patrimonio histórico, a nivel de derechos de imagen, de comercios, de cómo resolver iniciativas comerciales, toda la problemática que hay al crear una empresa. Queremos que la gente del barrio tenga un punto de encuentro y que cada uno encuentre una solución.

¿Qué supone para los negocios del barrio este festival?

Desde el festival se pretende regenerar este barrio, a todos los niveles, aunque sea de ilusión y optimismo. Los actores principales son los pequeños comercios y el Ayuntamiento de Valencia. El reporte que supone al pequeño comercio es que con su colaboración muestran su preocupación y su voluntad de que esto mejore, y parten por ellos mismos, porque son los que directamente van a tener beneficios, son servicios, bares, restaurantes… Son ellos los que van a asistir al festival.

Es su voluntad de que aquí suceda algo, porque al ser el centro histórico, el turismo viene por castigo, porque es la ciudad histórica. Esto ha hecho que el pequeño comercio se acomodara, también en ocasiones desatendiendo al propio habitante, y ahora están en proceso de intentar recuperarlo. Es cierto que hay turismo pero está también  la población que habita el barrio. Es un barrio bohemio por excelencia, históricamente, y la gente se ha tenido que ir de aquí. La idea es recuperar la esencia que se ha perdido.

Imagen cortesía del Festival València Intramurs.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

¿Cuáles fueron las bases principales?

Las bases son que sepan nuestras condiciones. Poder posibilitar la pintura de un mural es muy complicado a nivel logístico, y nosotros resolvemos esas cosas. Otra de las bases es que cumplan el respeto a la gente, que su trabajo no ofenda a nadie y que tenga relación con el contexto en el que estamos aquí.

Óscar Mora: Que haya una relación con la sociedad y la arquitectura del barrio. Que la gente sea autónoma a la hora de montar y desmontar las cosas.

Gloria Gallo: Y que sean actividades autogestionadas. Nosotros facilitamos espacios que de otra manera sería imposible, cualquier plaza, un solar, etc.

Óscar Mora: Cuando hicimos la lista de programación las actividades se solapaban, porque son muchos espacios, pero intentamos que no se solape poesía con poesía, o performance con performance, que al final sea la elección del público.

Salvia Ferrer: Este es el resultado de la ilusión que hay, por más que yo te diga, yo creo que la única prueba es esta, la necesidad, la voluntad y las ganas que tiene la gente. Somos un grupo de doce personas que estamos trabajando intensamente solo porque nos apetece y por hacerlo mejor el año que viene.

Al final, no creo que sea un problema no cobrar, es importante que haya iniciativas. Y no existe solo este festival, está Incubarte, la Cabina de Mediometraje, Ciutat Vella Oberta, Russafart, Cabanyal Portes Obertes, hay una gran variedad de propuestas culturales en Valencia, y ojalá acabemos juntándonos todos como una propuesta interesante, como en Venecia, y sumemos los micro-esfuerzos para que coja toda la fuerza que hay, porque hay mucho talento y mucha vitalidad, pero dispersa.

¿Qué herramientas de promoción utilizaréis?

Tenemos la web y las redes sociales que están jugando un papel fundamental. Nuestro facebook está que arde y habrá cientos de millones de cambios que actualizar e intentaremos poder hacerlo. Luego, intentaremos que no se quede ahí el festival, sino generar dinámicas y relaciones con otros centros u otros países, convertirse en un motor para que sucedan cosas y para movernos.

No podemos pagar, pero estamos intentando que con la convocatoria que hemos tenido posibilitemos intercambios culturales y exposiciones. Es una búsqueda que estamos haciendo de todos por todos y estamos preocupados porque eso pase.

Yo me siento muy contenta con el equipo, que está esforzándose muchísimo. La gente no es consciente del esfuerzo que lleva esto detrás, aquí estamos atendiendo a cada uno de manera individual, un grupo reducido que se deja de lado otras prioridades y la verdad es que es algo emocionante.

Y por parte de todas las ayudas que estamos recibiendo, la que sea, desde el pequeño comercio hasta los voluntarios que hemos tenido, son todos imprescindibles.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Imagen cortesía Festival València Intramurs.

Patricia García Carbonell

 

Más información en:
www.intramurs.org
https://www.facebook.com/intramurs
https://twitter.com/intramurs

 

Los comentarios están cerrados.