Dansa Carmen

Carme Teatre en Dansa

Primer Ciclo Carme Dansa
Carme Teatre
C / Gregorio Gea, 6. València
De octubre a diciembre de 2018

La  danza es un poco la Cenicienta de las Bellas Artes por su carácter minoritario. Pero este otoño se vestirá con sus mejores galas para bailar en el Primer Ciclo Carme Dansa que se celebra en el teatro del mismo nombre a lo largo de los últimos meses del año con la exhibición de diez espectáculos, talleres gratuitos y encuentros para la reflexión y el debate. Su objetivo, informan los organizadores, es “generar sinergias reales entre espectadores, alumnos y profesionales de la danza contemporánea, darle a la danza difusión y visibilidad, poner en valor las artes del movimiento entre la sociedad y reivindicar su gran potencial educativo, creativo y constructor de subjetividades críticas”.

Además de los espectáculos, habrá cinco talleres gratuitos impartidos por algunos de los creadores participantes: Roberto Torres, Mamen Agüera, Marta Carrasco, David Climent y Cristina M. Gómez. Talleres destinados a dar a conocer los procesos creativos y facilitar herramientas técnicas a alumnos y alumnas de esta disciplina. El ciclo también apuesta por el debate y la reflexión en torno a la danza contemporánea con diversos encuentros  coordinados por Sandra Gómez y Noelia Liñana.

Dulces bestias, de Nómada Danza. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Dulces bestias. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Los niños tienen su propio espacio, con siete espectáculos de teatro, circo, títeres y clown. Son las  propuestas de las compañías Ultramarinos de Lucas y Títeres de María Parrato, ambas Premio Nacional de las Artes Escénicas para la Infancia, el poeta sonoro Jesús Ge y Bagatelas Teatro.

El pasado fin de semana la Compañía Provisional Danza Nómada presentó ‘Una vez más’, creación de Carmen Werner y Roberto Torres.  Del 12 al 14 octubre regresa Torres con ‘Dulces Bestias’, una producción del  Instituto de las Artes Escénicas de Tenerife del Cabildo insular inspirada en la animalidad del hombre y en la nostalgia de la naturaleza. “El hombre se viste con tributos animales para trascender su condición de hombre”, escribe Torres.

“Mis ganas de volar me dan ganas de ser pájaro, poder ver en la noche los misterios que esconde, algo que voy perdiendo como ser, lejos de la naturaleza a la que pertenezco y de la cual cada día estoy más ajeno. Me reconozco en los dientes de carnívoros que arrancan la carne de otros en mi venganza y mi odio. Me reconozco en otras bestias que con uñas, garras o cuernos se defienden cuando como víctima me siento acorralado. (…) Hoy vivo en una jungla de ruidos y asfalto, en un mundo de encuentros y desencuentros, añorando un aire limpio, un cielo repleto de estrellas y olor a tierra que me despierte los sentidos y me devuelva a la naturaleza a la que pertenezco y renuncio a ella como dueño”.

Cuerpos y números, The Little Queens. Imagen cortesía de Carme Teatre

Cuerpos y números, The Little Queens. Imagen cortesía de Carme Teatre

Del 26 al 28 de octubre la compañía The Little Queens residente en La Puerta Estrecha de Madrid presenta ‘Cuerpos y números’, una creación de Mamen Agüera que reflexiona sobre la violencia machista. Ocho piezas-documento y un epílogo, que denuncian un “problema de salud global con proporciones epidémicas”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La coreografía integra seis solos y dos piezas corales que denuncian una realidad que afecta a un tercio de las mujeres del mundo. Ocho piezas de danza documento ponen cuerpos, números y movimiento a la lapidación, la ablación, la feminización de la pobreza, el maltrato, la cárcel, la trata, el abuso sexual como arma de guerra o el feminicidio de Ciudad Juarez (México). Esta pieza es fruto de cinco años dedicados por Agüera a un proceso de documentación e investigación, que convierte en danza los datos y los testimonios más conmovedores y brutales. Con influencias de Pina Bausch y el Tanz Theater, la coreógrafa toma como base para este trabajo la Logomotion de Simone Forti.

Go Wild, de Cristina M. Gómez y Sebastián Rowinsky. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Go Wild, de Cristina M. Gómez y Sebastián Rowinsky. Imagen cortesía de Carme Teatre.

La compañía Marta Carrasco estará el primer fin de semana de noviembre con ‘Perra de nadie’, finalista de los Premios Max 2018, que puede considerarse le canto del cisne de esta creadora barcelonesa y que cierra una etapa iniciada con ‘Aiguardent’ (1995), su debut en solitario, al que siguió años después ‘Blanc d’Ombra’ (1998), su homenaje a Camille Claudel.

En esta ocasión Carrasco se transforma en ocho mujeres distintas o perras, como las llama con afecto; perras listas, maltratadas algunas, que van a su bola, pues como dice: “Siempre he tenido debilidad por las mujeres más que por los hombres, porque nosotras somos complejas, interesantes, contradictorias, listas, fuertes, vulnerables, rompedizas. Pueden caer, y ha ocurrido a lo largo de la historia, pero las mujeres siempre se vuelven a levantar”.

Gesto, música y potentes imágenes se funden en una impactante creación “no apta para avestruces”, como escribió la realizadora Isabel Coixet. “Un espectáculo lleno de emoción, amor y humor, que puede leerse de muchas maneras, dependerá de cómo te haya tratado la vida”, puntualiza Carrasco.

Marta Carrasco Llovet culmina una dilatada carrera profesional como directora y creadora escénica, pedagoga teatral, bailarina, intérprete y coreógrafa. Tras pasar por varias compañías de danza, en 1995 emprendió su camino en solitario, y crea su primer solo de danza/teatro. Desde entonces  ha acumulado más de una treintena de premios y realizado más de otra treintena de colaboraciones.

(www.carmeteatre.com)

Perra nadie, de la compañía Marta Carrasco. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Perra nadie, de la compañía Marta Carrasco. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.