Brother's Keeper

‘Brother’s Keeper’, de Ferit Karahan
Sección Oficial de Largometrajes
Cinema Jove
Festival Internacional de Cine de València
Del 18 al 26 de junio de 2021

La sinopsis es ya suficientemente elocuente de lo que le aguarda al espectador de la película ‘Brother’s Keeper’: “Yusuf y Memo, su mejor amigo, son alumnos de un internado para jóvenes kurdos en las montañas de Anatolia. Cuando Memo cae misteriosamente enfermo, Yusuf debe luchar con los obstáculos burocráticos para intentar ayudar a su amigo”.

Ferit Karahan dirige su segundo largometraje ambientándolo en un internado al Este de Anatolia, en cuyo entorno, de crudo asilamiento invernal, el director lleva a acabo una reflexión sobre el creciente autoritarismo de la política turca y la represión sobre la población kurda, según se recoge en la web de Cinema Jove, en cuyo festival compite por la Luna de València al mejor largometraje en su Sección Oficial, por el que apuesta MAKMA.

Fotograma de ‘Brother’s Keeper’, de Ferit Karahan. Cinema Jove.

Construida alrededor de la mirada de sus dos protagonistas, ‘Brother’s Keeper’ combina la dureza de su escenario con la ternura para narrar ese vínculo estrecho que nace al calor de la infancia, apuntan en la programación del certamen. “El miedo es contagioso…La mentira derivada del miedo crea un foco de resistencia foucaltiano. Pero a veces una pequeña mentira aparentemente inocente puede causar estragos. Construimos la película a partir de esta idea”, señala Karahan, en la entrevista publicada en la web del festival.

“Quería abordar mis traumas escolares”, continúa diciendo Karahan, “ya que me dejaron una profunda impresión. Sentí la necesidad de acercarme lo máximo posible a la realidad, pero no quería hacer un documental de mi propia infancia. En este punto, me di cuenta de que los profesores son en realidad víctimas del sistema”.

Fotograma de ‘Brother’s Keeper’, de Ferit Karahan. Cinema Jove.

Mediante una estructura “tensa y oscura”, según palabras del propio director, ‘Brother’s Keeper’ acaba siendo “una película de detectives, donde todos se convierten en policías a su vez”. “Quería sumergir a la audiencia en esa atmósfera desde el primer fotograma y asegurarme de que estuvieran allí hasta el final de la película”, añade Karahan.

“Los internados son sistemas que imponen la obediencia a los estudiantes, no solo en las clases sino también como una forma de vida. Dado que se basan en la normalización de las personas, también funcionan como centros de asimilación en Turquía. El número de internados supera los miles, especialmente en las regiones donde hay una densa población kurda”, concluye Ferit Karahan.

Fotograma de ‘Brother’s Keeper’, de Ferit Keeper. Cinema Jove.

MAKMA

Artículos relacionados
El ébola de Berehulak en el IVAM

Ébola, de Daniel Berehulak Sala La Muralla del IVAM C / Guillem de Castro, 118. Valencia Hasta el 24 de Leer

Tan solo ocho millones de pasos

Juraj Horniak, un Quijote contemporáneo de 60 años, decide liberarse de las ataduras de una existencia acomodada y embarcarse en Leer

“Rebajar el IVA sería la subvención más justa»

Tras las huellas de Herodoto, de Antonio Penadés Editorial Almuzara Una tarde de lluvia un chaval de 17 años que Leer

«Conocer el genocidio armenio es prevenir otros»

El libro de los susurros, de Varujan Vosganian Editorial Pre-Textos Servicios Sociales de Mislata (Valencia) Jueves 16 de abril, 2015, Leer