Almodóvar rubrica la expansión de La Cabina

‘La voz humana’, de Pedro Almodóvar
Teatre Talia
Caballeros 31, València
Martes 10 de noviembre
Festival Internacional de Mediometrajes – La Cabina
Del 10 al 20 de noviembre
Martes 3 de noviembre de 2020

¿Corto, mediometraje? ‘La voz humana’, de Pedro Almodóvar, protagonizada por Tilda Swinton, será la película que inaugure la 13ª edición de La Cabina. Su duración, 30 minutos, hace que algunos hablen del singular trabajo del director manchego en términos de cortometraje. El texto de Jean Cocteau, del que Almodóvar ya se ha servido en alguna otra ocasión (‘La ley del deseo’, ‘Mujeres al borde un ataque de nervios’) y que el francés escribió para el teatro en 1930, da pie a esa ambigüedad de un formato que, al creador, le trae al pairo.

A La Cabina, que, desde su nacimiento hace ya 13 años, viene apostando por las películas de entre 30 y 60 minutos, también le resulta estéril el debate, puesto que lo suyo, límites al margen, ha sido apostar por todas esas películas que navegaban en terreno de nadie. “Es un referente mundial”, resaltó Antonio Ariño, vicerrector de Cultura, para calificar el que es, probablemente, el único festival internacional de mediometrajes: “Un hecho insólito y consolidado”, agregó.

Tilda Swinton, en ‘La voz humana’, de Pedro Almodóvar. Imagen cortesía de La Cabina.

El festival, “que está en un momento de expansión”, según Sara Mansanet, directora de La Cabina, recibe ahora el espaldarazo de Pedro Almodóvar, quien, apostando en ‘La voz humana’ por un filme de mediana duración, rubrica en cierta manera la trayectoria del certamen valenciano, fiel a su envite por el mediometraje. “Donde está más en expansión es en Europa”, destacó Mansanet, para subrayar a continuación que se trataba de la edición “con más estrenos mundiales que nunca”.

De manera que el año que pasará a la historia de La Cabina, y a la historia en general, como el de la pandemia por el coronavirus, va a resultar un año paradójicamente lustroso para un festival cada vez más atractivo. “En el año más complicado y jamás imaginado, La Cabina mantiene su apuesta por el mediometraje”, aseguró su directora, que dijo haberse despertado con cierto bajón y, al ver a tanta gente amiga, haberse de pronto alegrado.

La Cabina
De izda a dcha., Maite Ibáñez, Carmen Amoraga, Antonio Ariño, Sara Mansanet, José Luis Moreno y Eugenia Boscá. Imagen cortesía de La Cabina.

“Que Almodóvar, que tiene la capacidad de producir lo que quiera, haya hecho su película en este formato, es un espaldarazo para los cineastas que hacen mediometrajes”, remarcó Mansanet, acompañada de los responsables institucionales que apoyan el certamen, como Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio; Maite Ibáñez, concejala de Acción Cultural del Ayuntamiento de Valencia;  José Luis Moreno, director adjunto de Audiovisual del Institut Valencià de Cultura, o José Antonio Hurtado, jefe de Programación de la Filmoteca, además del propio Ariño.

El Teatre Talia acogerá la inauguración de La Cabina el 10 de noviembre con ‘La voz humana’, donde Tilda Swinton se hace cargo, en una suerte de monólogo interior, de la soledad en la que se encuentra después de ser abandonada por su amante, quien va a casarse con otra mujer. “Es una pieza maravillosa”, apuntó Mansanet. Una pieza que irá dejando paso al grueso de una programación conformada por 12 películas en su Sección Oficial y otras 12 en Amalgama.

Fotograma de ‘Wanderers’, de Evgenia Alexandrova. Imagen cortesía de La Cabina.

Los cuatro estrenos mundiales (“récord del festival”) son ‘Mords-Les’ (Benoît Delépine y Gustabe Kervern), en la que una mujer se levanta de su tumba para tornar a la vida y contar una serie de verdades; ‘Domicílio Incerto’ (Davi Mello y Deborah Perrotta), que gira sobre unas cartas en video; ‘Revelaciones’ (Juan Soto Taborda), en la que se aborda el problema de los recuerdos y su archivo, y ‘Wanderers’ (Evgenia Alexandrova), donde cinco extraños investigadores se confinan para experimentar la “vida marciana”, según consta en la sinopsis.

Además de estos cuatro estrenos mundiales, La Cabina también cuenta en su programación con otros tres estrenos europeos y 15 nacionales, entre los que se halla la española ‘Homeland Gone’, de Laura Lavinia, que narra las vicisitudes en Líbano, “un país secuestrado por las sectas, el dinero y el poder”. ‘Hostal España’, de Chus Domínguez e Inma Álvarez, en colaboración con las trabajadoras y residentes del hostal que da nombre al mediometraje, y ‘Aloma i Mila’, de Tuixén Benet, completan la representación nacional.

Fotograma de ‘Homeland Gone’, de Laura Lavinia. Imagen cortesía de La Cabina.

Una de las novedades de La Cabina, además de ese récord de estrenos mundiales, está en el hecho de su expansión por cines del ámbito local: El Perello, Burjassot y Llíria. Expansión fuera de Valencia, que tiene su correlato en la propia expansión digital ya iniciada a través de Filmin, donde un año más se podrán ver algunos de los títulos a competición. Competición para la que, también un año más, un artista plástico ha sido el encargado de crear los galardones.

Eugenia Boscá, con un diseño cerámico en soporte de madera, ha realizado los trofeos que se llevarán el mejor mediometraje de Sección Oficial y Amalgama, y el premio de Honor. Un teléfono blanco en baquelita, en recuerdo a los antiguos de las ya casi extintas cabinas, colgado en una cálida madera, sirve de homenaje al mediometraje, según palabras de la propia artista, quien, a su vez, dijo rendir homenaje a sus padres, que le inculcaron el amor por el cine.

‘Revelaciones’, de Juan Soto Taborda. Imagen cortesía de La Cabina.

Las secciones Inèdits, con obras de los directores Michel Gondry, Léos Carax, Joon-ho Bong, Sarah Maldoror y Juan Estelrich, y Fashion Films, completan la programación de un festival que entregará el Premi Clar de Llums, realizado por Emilio Gallego, a Pedro Almodóvar en homenaje a su trayectoria. Una trayectoria ya ligada para siempre al festival La Cabina, cuna del mediometraje y que no ceja en su empeño de convertir Valencia en el huerto natural de un formato todavía en fase expansiva.

Todo ello, con permiso este año de la covid-19. “Estamos al servicio de lo que Sanidad nos diga”, advirtió Mansanet, que, por si acaso, ha establecido que el jurado del festival sea online, y ha tenido que prescindir de invitados internacionales. “Ahora hay exhibiciones al 100%, pero más adelante igual no. Depende de cómo evolucione la pandemia”, apostilló. La presencia de Pedro Almodóvar, con ‘La voz humana’, está igualmente en el aire. Un aire cargado de incertezas, aunque a La Cabina le sople ahora de cara.

Fotograma de ‘La voz humana’, de Pedro Almodóvar. Imagen cortesía de La Cabina.

Salva Torres

Los comentarios están cerrados.