Diálogos transversales

Kir Royal

Horacio Silva / Keke Vilabelda

Valencia

Kir Royal Gallery comienza la nueva etapa tras su primer año de vida incorporando otras disciplinas con el ciclo Diálogos. Así como el primer año de la galería lo dedicamos a tratar la idea de retrato como símbolo de identidad, en este segundo año queremos trabajar la idea de procesos como búsqueda y evolución.

La representación de dos artistas de trayectorias disímiles, como son Horacio Silva y Keke Vilabelda, que seleccionan un lenguaje (la pintura en este caso) como punto de partida para ser parte de su época, servirá de arranque a este primer ciclo de Diálogos.

En Diálogos, Kir Royal busca una relación de complicidad, de correspondencias y confrontación entre contemporáneos con distinta experiencia o trayectoria en el mundo del arte. Este ciclo se repetirá en los años venideros de la galería y el método de selección parte de la búsqueda en conjunto de la galería y el artista de mayor experiencia visitando y revisando el tejido más joven de la ciudad, buscando una obra que muestre con carácter y valentía las repercusiones de su época y la raíz que lo conecta con sus contemporáneos de mayor trayectoria.

Dos artistas valencianos que eligieron la pintura como medio; con lenguajes y soportes disímiles en salas continuas de la galería nos plantean una forma de mirar y construir un discurso.

Horacio Silva (Valencia 1950), tras más de dos años sin exponer de manera individual en la ciudad se adentra en Diálogos inaugurando el ciclo y enseñando su última producción de obras en papel. En su obra actual, de un marcado carácter expresionista, el gesto se acentúa con las excoriaciones, raspaduras y manchas que conforman las texturas de su obra. El tratamiento del soporte y las marcas son producto del proceso de la obra, destruyendo y construyendo el discurso. Una imagen reconstruida, donde el artista nos deja rastros del proceso, aludiendo a la relación de la pintura con el tiempo y la memoria.

Keke Vilavelda (Valencia 1986), con un trabajo depurado, ha conseguido trasladar el lenguaje del paisaje al metapaisaje de la comunicación. Una obra con gran intensidad que deviene de la mirada fotográfica absorbida por la potencia geométrica encarnada en la descripción de sus formas ambientales. Su obra parte de imágenes apropiadas de cámaras de tráfico y nos propone un viaje imaginario a través distintos paisajes donde la ilusión y la realidad quedan superpuestas en espacios encapsulados donde la simplificación de detalles y la incorporación de mínimos elementos geométricos entre la superficie y el interior de la obra evocan al hábitat, generando, nuevas percepciones entre espacio y tiempo.

 

Los comentarios están cerrados.