20 años de VIH/sida en la obra de Pepe Miralles

Encara aci / Still here
Más de 20 años de presencia del VIH y del sida en la obra de Pepe Miralles
Octubre Centre de Cultura Contemporània
C/ Sant Ferran, 12. València.
Inauguración 3 de diciembre a las 19 h.
Hasta al 05.01.2016

Encara aci / Still here
Más de 20 años de presencia del VIH y del sida en la obra de Pepe Miralles
por Ramón Espacio, comisario de la exposición

Encara Ací / Still Here se plantea como una llamada de atención sobre la progresiva disolución de la presencia del VIH/Sida en el imaginario colectivo, en los medios de comunicación y, en consecuencia, en las distintas expresiones artísticas. Con este título Pepe Miralles quiere señalar, a través de un recorrido transversal y antológico de su producción artística por las distintas fases evolutivas de los más de treinta años de historia del sida, la necesidad de seguir incidiendo desde todos los ámbitos en esta temática, que para muchos, especialmente los más jóvenes, parece relegada a un pasado, casi lejano, que nada tiene que ver con ellos.

Son escasos los artistas en el estado español que hayan trabajado sobre estas temáticas y menos los que lo han realizado con cierta continuidad, creando un cuerpo de obra que nos permita ver los diversos momentos por los que esta enfermedad ha pasado, desde la incomprensión y falta de información que ocurría en los finales 80 y principios de los años 90 del siglo pasado, hasta las obras que se producen en el contexto de las terapias combinadas. La exposición destacará también aquellos trabajos que se han realizado a partir del establecimiento de vínculos con instituciones, agentes y asociaciones. Se presentarán algunas piezas, otras serán reconstruidas para la ocasión y se podrá consultar un fondo de documentación sobre intervenciones en espacios públicos y otras acciones realizadas a lo largo de la trayectoria de este artista. Esta exposición forma parte de las actividades que desde CALCSICOVA se realizan para conmemorar el día 1 de diciembre, día mundial de la lucha contra el sida.

Cartel de la exposición

Cartel de la exposición

En nuestro país muchas personas con VIH siguen viviendo su enfermedad desde la soledad, el silencio y la invisibilidad por miedo a ser despedidos de sus trabajos, a ser rechazados por sus posibles parejas sexuales, e incluso, en ocasiones, sufren discriminación en el seno del propio sistema sanitario público. En España una persona con VIH no puede ser miembro de las fuerzas de seguridad del estado pese a las múltiples denuncias que han realizado las asociaciones de afectados y continúan produciéndose situaciones tan absurdas como la prohibición del uso de instalaciones tanto públicas como privadas como piscinas o Spas, amparándose en la desfasada nomenclatura de “enfermedades infecciosas”.

Desde esta perspectiva, esta exposición se formula como un ejercicio de confrontación entre un pasado reciente y nuestra actualidad en la que subyace el cuestionamiento de la vigencia de unas obras realizadas en su mayoría en la década de los noventa. Las obras exhibidas en esta exposición se presentan como un ejercicio de memoria de una realidad superada, de unas décadas casi remotas que diezmaron a toda una generación, de un desafío biológico y sociológico que, pese a toda su dureza, se presentaba como una oportunidad para superar las inercias moralizantes de una sociedad tardo-franquista y consolidar las bases de una realidad más justa y solidaria. Sin embargo, por todo lo expuesto anteriormente, parece claro que el escenario que Pepe Miralles nos presenta no difiere en mucho de nuestra actualidad, que el marcado carácter de denuncia política, (no olvidemos que el Sida es principalmente una cuestión política), que transita en la mayoría de sus obras continua siendo necesario, que el sida , esa enfermedad cargada de metáforas que de forma transversal evidencia la homofobia, el machismo, la culpabilización del enfermo, el rechazo hacía el “otro”, vino para quedarse y continua estando todavía aquí entre nosotros.

4 de mayo de 1995. Fotografía, 1997

4 de mayo de 1995. Fotografía, 1997

Esta exposición se propone principalmente como un difícil ejercicio de reconstrucción y documentación de una porción importante de la producción artística que Pepe Miralles ha realizado en torno a la temática del VIH/sida desde los inicios de la década de mil novecientos noventa. La dificultad referida radica en la propia naturaleza de las obras. El carácter efímero, documental y público de estas impide la re-presentación de muchas de ellas en la exhibición al modo tradicional, condicionado los modos expositivos que se materializan en muchos casos en forma de documentación y que requiere de una explicación textual y contextual para la comprensión de las mismas. Así mismo, como en cualquier publicación antológica es imposible abarcar toda la producción que durante un periodo tan extenso ha realizado el artista por ello esta muestra se propone a modo de “tráiler” en el que se invita al espectador a profundizar en la obra a través de la página web de artista, www.pepemiralles.com, en la que se podrá encontrar una zona, a modo de despliegue, dedicada a la exposición.

Este modo expositivo mantiene un diálogo coherente con la progresiva desestetización de las obras de Pepe Miralles que desembocará, en sus últimos proyectos, en trabajos como Proyecto Sida Social/2.Valencia 2006 que se plantea como un amplio dispositivo documental, como un despliegue informativo que tiene como objetivo analizar y reflexionar sobre la cuestión del VIH/Sida después de 25 años de pandemia, incidiendo en aspectos como el fracaso y la escasez de las políticas en prevención o la homofobia que subyace en los mensajes mediáticos. Para ello el artista se transmuta en una suerte de archivista que clasifica, ordena, resume y ofrece una vasta cantidad de información para que sirva de punto de partida para su posterior debate con los grupos de discusión organizados junto al grupo Stop Sida perteneciente al Colectivo Lambda.

El despliegue expositivo se organiza en una serie de secciones, que aún guardando un cierto orden cronológico, se plantean más como modos de abordaje, como acercamientos a la cuestión desde distintas esferas que principalmente, como acabamos de indicar, rondan lo antropológico, lo etnográfico y lo político.

¿A dónde vamos?, 1994

¿A dónde vamos?, 1994

Preludio abre la exposición y en cierto modo se nos ofrece como una primera toma de conciencia del artista con esta nueva enfermedad. Esta sección está conformada por una sola pieza del año 1992 que se titula Pensar el Sida. La segunda de estas secciones, Etnografía, recoge y reconstruye las distintas versiones que bajo el título Etnografía de Una enfermedad social el artista realizó entre los años 1993 y 1994. La tercera sección Preguntas sin repuesta plantea principalmente el problema del silencio político alrededor de esta enfermedad. Es cierto que durante aquellos años el sida tenía una mayor presencia en los medios de comunicación pero normalmente las noticias que aparecían seguían insistiendo en los aspectos más morbosos de la enfermedad y anulando la dimensión política de la misma. Juan Guillermo es sin duda la sección más íntima y desgarradora en esta exposición. En ella narra a través de vídeos, instalaciones, fotografías y otros dispositivos el proceso de la enfermedad, la muerte y el desalojo de la vivienda de su amigo Juan Guillermo. En la sección Vínculos se documentan las cinco versiones del las exposiciones que bajo el título Proyecto Sida Social el artista ha venido realizando durante la primera década de este siglo en distintas ciudades de España. Y finalmente, Epílogo es una sección que enlaza tres imágenes, una fotografía de Robert Mapplethorpe, la obra 14 de mayo de 1995 y un vídeo de tres minutos realizado para esta exposición. Epílogo se podrá ver, únicamente, en la web del artista.

Ramón Espacio

Exposición producida gracias al soporte de CALCSICOVA (Coordinadora de Asociaciones de VIH y sida de la Comunitat Valenciana) y ViiV Healthcare

Proyecto Dinero=Poder=Muerte, 1993

Proyecto Dinero=Poder=Muerte, 1993

Pinceladas colectivas, silencio administrativo

Pinceladas colectivas
Galería Imprevisual
C / Doctor Sumsi, 35. Valencia
Hasta el 11 de septiembre de 2015

Que 150 artistas se reúnan para dar forma a un proyecto que nació en 2011 con fecha de caducidad, su presentación en las jornadas de clausura de Russafa Conviu de ese año, ya merece justa consideración. No es fácil aglutinar a tanto artista, con sus egos respectivos y estilos diversos, en torno a una propuesta que arrancó mediante la creación de un cuadro obra de Miguel Ángel Aranda, al que se fueron sumando otros 20 artistas, con sus añadidos a la obra realizada en vivo y en directo durante 15 días en la Galería Imprevisual.

Obra de Miguel Ángel Aranda que dio origen a Pinceladas colectivas. Galería Imprevisual.

Obra de Miguel Ángel Aranda que dio origen a Pinceladas colectivas. Galería Imprevisual.

Las figuras o siluetas incorporadas a ‘La plaza de las artes’, título del cuadro que sirvió de germen creativo, fueron adquiriendo vida propia una vez concluido el proyecto. Así fue como, poco a poco, Pinceladas colectivas adquirió la dimensión que hoy tiene: centenar y medio de artistas interviniendo libremente esas figuras expuestas hasta el 11 de septiembre en Imprevisual, la galería en la que se gestó tamaño proyecto.

Hablamos de artistas como Gabriel Alonso, Javier Calvo, Calo Carratalá, Pepa Castillo, Javier Chapa, Raúl Dap, Rafa de Corral, Ramón Espacio, Xus Francés, Jarr, Sebastián Nicolau, Concha Ros, Ana Vernia o Vinz, del largo etcétera que nutre con sus aportaciones individuales la propuesta colectiva. Artistas en su mayoría valencianos, a los que se suman autores nacionales e internacionales, ya sean europeos o latinoamericanos. Artistas que reunidos en torno a esa plaza de las artes inicial han terminado por conformar el políptico denominado Avenida de Proyecto, cuyo conjunto se vende al precio de 46.700€.

Pinceladas colectivas. Galería Imprevisual.

Obra de Xus Francés en Pinceladas colectivas. Galería Imprevisual.

Una cantidad estimada a partir de los 300€ en que se valora cada pieza por separado y con la que se pretenden sufragar los costes de producción de las figuras, de los 300 catálogos editados y pagar el trabajo de los 150 artistas que hasta la fecha han intervenido en el proyecto. Porque el proyecto, a tenor de la pasión con la que arrancó de la mano de Miguel Ángel Aranda, al alimón con Arístides Rosell, seguirá creciendo.

De hecho, las 150 figuras expuestas en una de las paredes de Imprevisual, justo enfrente del cuadro mayor que dio origen al conjunto, se dividen según los fondos de color rojo y amarillo que aparecen en los costados de ‘La plaza de las artes’. De manera que ya se piensa en su continuación, tomando ahora como referencia los tonos azul y negro que dominan el cielo y la tierra de la obra de Aranda. Una obra que viene a reflejar, mediante esa cabeza que se multiplica en todas direcciones, el carácter multidisciplinar y abarcador de todos los puntos de vista.

Obra de Vinz en Pinceladas colectivas. Galería Imprevisual.

Obra de Vinz en Pinceladas colectivas. Galería Imprevisual.

Pinceladas colectivas, a pesar de la dimensión que ya tiene y del vuelo que va tomando, no ha despertado el más mínimo interés por parte del Ayuntamiento de Valencia. “Lo hemos presentado en Casas de Cultura, en La Rambleta y en diversos ayuntamientos, entre ellos el de Valencia, siempre con resultado adverso”. Y cuando se refiere Arístides Rosell a “resultado adverso”, se refiere a la nula respuesta una vez presentado el proyecto, lo que significa el acostumbrado silencio y falta de sensibilidad hacia propuestas que, como ésta y tantas otras, merecerían al menos una explicación acerca de las razones por las que se desestiman.

En cualquiera de los casos, Pinceladas colectivas sigue su rumbo porque, como señala Miguel Ángel Aranda, hay un motor que mueve el proyecto: “la pasión”. Una pasión compartida por 150 artistas a los que se van sumando otros nuevos en lo que han dado en llamar ‘Anexos’: prolongación lateral de la obra inicial que, pese al silencio administrativo, da mucho de qué hablar. Entre otras cosas, de aquello que todas esas figuras y siluetas contienen como pálpito de la heterogénea visión del mundo.

Vista de algunas de las obras de Pinceladas colectivas en la Galería Imprevisual.

Vista de algunas de las obras de Pinceladas colectivas en la Galería Imprevisual.

Salva Torres

Imprevisual se llena de pinceladas colectivas

Pinceladas colectivas
Imprevisual Galería
C / Doctor Sumsi, 35. Valencia
Inauguración: viernes 3 de julio, a las 20.30h
Hasta el 11 de septiembre de 2015

148 artistas nacionales e internacionales se reúnen el próximo 3 de julio en la Galería Imprevisual de Valencia. El proyecto Pinceladas Colectivas, promovido por Miguel Ángel Aranda con la colaboración de Arístides Rosell, ha sido el nexo de unión entre artistas de España, Italia, Francia, Portugal, Argentina, Cuba, Colombia, Santiago de Chile, Brasil, Venezuela y de otros muchos que llegarán desde USA, India o África.

Iniciado en 2011 en el barrio de Ruzafa de la ciudad de Valencia, se mostrará por primera vez al público en la Galería Imprevisual de Valencia, momento en el que también se presentará el catálogo del proyecto con las obras de todos los artistas hasta hoy presentes. Colaboran en la edición del catálogo, Imprevisual Galería, Ubik Café y Es Estudio.

Cartel de la muestra Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

Cartel de la muestra Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

La extensa lista de artistas participantes es la que sigue: Alicia Arnau Iborra, Aristides Rosell, Vicent Marco Puig, Francesc Marco, Manuel Veleta, Alfonso Renza Campo, Ivano Stocco, Gabriela Cardosa, Galería Espacio, Alberto Biesok & Mompar Momparler, Isabel Isabel Marin, Javier Calvo, Paloma Gómez Carrasco, Concha Ros, María Maria Rey, Guillermo Santana, Ana Nuño, Abel Davila, Alejandro Casanova Barberán, José Rafael Pontones, Eduardo Lozano Martínez, Josep Gomar, Baldomero, Juan Vicente Martínez, Victoria Soriano, Cruz Sanchez, Miguel Ángel Aranda, Araceli Carrion Lorente, Cristina López Ramírez, Pepa Castillo…

Figura de Arístides Rosell en Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

Figura de Arístides Rosell en Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

Mariana Zubiaurre, Sabela Baña, Fernando Jiménez Fernández, Javier Jiménez Quintana, Miguel García Cano, Juanjo Sanchis, Natalia Auffray, Molina Ferrer, Inma Coll Aleixandre, Xavi Garcia, Tere Martínez, David Gonzalez, Tito, Carmen Casanova, Antonio Barroso, Lola Calzada, Elena Martí Elena Marti Manzanares, Susana Do Santos, Carmen Lucía Palés Chaveli, Tomas Tomás Saavedra Rojas, Vinz Feel Free, Nena Wapa Wapa, Aldo Alcota, From The Tree, Maria Eugénia Medeiros, Uqu Worshop, Pilar Palomares, Andrés Vicente Blasco Martínez, Elena Zanca, Lisa Gingles, Ferran Capilla, Camilla Marinoni, Rebeka Catalá, Remy J. López, Juan Canovas, Manuel Martínez Ojea…

Rafa de Corral, Ramón Adelantado, Katya Di Matteo, Encarnación Domingo, Alejandra Morenilla, Juan Carlos Viñas, José Carlos García Luque, Pepe Díaz Pepe Diaz Puche, Beatriz Diaz Ceballos, Jordi Gamón Blanch, Curro Canavese, Julio Castillo, BichoBola-Creativo, David Pasamontes Díaz, Luis Viguer Soler, Julia Lorenzo Oliver, Emeterio Ovejero Marcos, Albae Mostazovska, José Miguel Alguer Romero, Michele Bono, Progreso, Virginia Bernal Méndez, Gabriel Alonso Marín, Antonio Azorín, Ana Higueras, Rubén Fuentes González, Evelyn Carell…

Figura de Concha Ros en Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

Figura de Concha Ros en Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

Ana Vernia, Susana Palés Chaveli, Néstor López, Eduardo Oroná, Olga Eugenia Martinezv, Ismael Abarca, Michel Touma, Ofelia Ruiz, Javier Chapa, José Jose Vicente Guerrero Tonda, María José Pérez Vicente, Carlos Michel Fuentes, Alessandra Pulixi, Pepa Alonso Arróniz, Xus Frances Gandia, Margarida Nunes, Burguitos, Marion Wesson, Jose Antonio Picazo, Carlos Codoñer, José Luis Hernandiz, María Navarro, Paco Lopez Gomez, Rafael Monzó Valls, Carolina Valls, José Juan Gimeno, David Marqués Serra, Inés Navarro…

Calo Carratalá, Salva Nebot, Gem Diaz, Francisco Sebastián Nicolau, Susana Roig Hervas, Raquel Carrero , Pintado A Mano Amelia, Workshop/Gallery, María Albero, Alejandra de la Torre, Amadeo Valldepérez, Pedro Velver, JARR, Raul Dap, Berta Llonch, Victor Camara Merino, Jose Luis Garcia Ibañez, Marta Karjalainer, José Miguel Vera, Ana Karina Lema y Ramón Espacio.

Obra de Miguel Ángel Aranda en Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

Obra de Miguel Ángel Aranda en Pinceladas colectivas. Cortesía de Imprevisual Galería.

 

Art públic 2014. Un paso tras otro

XVII Art públic / Universitat pública
Mostra d’art públic de joves creadors
Campus dels Tarongers, Universitat de València
Inauguración: 20 de octubre, 12.30 h.
Conferencia de Isidro López-Aparicio, 11 h.
Hasta el 24 de octubre de 2014

Art Públic / Universitat Pública es un proyecto que desde su inicio, hace diecisiete años, ha pretendido servir de cauce para propuestas artísticas efímeras capaces de visibilizar las preocupaciones críticas de la sociedad. En el transcurso del tiempo se muestra un ejercicio de coherencia en la mayor parte de las intervenciones que, aún en los tiempos de la economía sobreexcitada, no perdió de vista un horizonte crítico con los excesos del urbanismo, el deterioro del territorio y la calidad ambiental, los abusos del poder en la toma de decisiones, la precariedad laboral y las dificultades de los jóvenes para acceder al mercado de trabajo, entre otros temas.

Art públic / Universitat pública. Plano con ubicación de proyectos. Campus dels Tarongers, Universitat de València.

Art públic / Universitat pública. Plano con ubicación de proyectos. Campus dels Tarongers, Universitat de València, 2014.

En la edición que ahora se presenta, los artistas seleccionados siguen ahondando en preocupaciones compartidas con la sociedad, con el crecimiento de la precariedad y la necesidad de una mayor participación como ejes comunes.

Colectivo Naranjayrojo. Todas las postales llegan a Roma. Cortesía de los artistas.

Colectivo Naranjayrojo. Todas las postales llegan a Roma. Cortesía de los artistas.

1. COLECTIVO NARANJAYROJO. Todas las postales llegan a Roma
La postal es el medio elegido para este proyecto por sus capacidades participativa y comunicativa. Una experiencia de mail art puesta a disposición de los estudiantes y del personal de la Universitat de València para hacer llegar a la Conselleria d’Educació de la Generalitat Valenciana las preocupaciones de la sociedad acerca de la educación pública.

Colectivo Cráter. Mapa de los deseos. Voces de la comunidad universitaria. Cortesía de los artistas.

Colectivo Cráter. Mapa de los deseos. Voces de la comunidad universitaria. Cortesía de los artistas.

2. COLECTIVO CRÁTER. Mapa de los deseos. Voces de la comunidad universitaria
A partir de una serie de entrevistas realizadas a miembros de la comunidad universitaria, se crea un recorrido por el Campus dels Tarongers a través de aquellos deseos liberados de las presiones de la eficacia y la eficiencia por las que nos vemos obligados en nuestra vida cotidiana. A través de códigos QR se dibuja un mapa de los deseos que nos permite escuchar cada una de las grabaciones.

Ramón Espacio / Rodrigo Lombardo. De cobayas y tormentas. Cortesía de los artistas.

Ramón Espacio / Rodrigo Lombardo. De cobayas y tormentas. Cortesía de los artistas.

3. RAMÓN ESPACIO/RODRIGO LOMBARDO. De cobayas y tormentas. Con la que está cayendo
Desde el inicio de la crisis los estudiantes están sufriendo una serie de mermas en sus derechos que afectan directamente a su futuro. Subidas de tasas, disminución de becas y ayudas, desaparición de asignaturas optativas y reducción de personal docente han sido la tónica impuesta por las medidas y los recortes presupuestarios que ha provocado la crisis. Todos estos factores se traducen en ataques a la igualdad de oportunidades y a la calidad de la enseñanza.

Ana Navarro. Precatur. Cortesía de la artista.

Ana Navarro. Precatur. Cortesía de la artista.

4. ANA NAVARRO TATAY. Precatur. Agencia de viajes
Precatur es una falsa agencia de viajes, convertida en herramienta que critica la actual situación de crisis social, económica y política del Estado español, con el propósito de distinguir entre los viajes de placer y la salida forzada del país a la que se ve abocada una parte creciente de la juventud. La frivolidad con la que se ha abordado la «movilidad exterior» y la precariedad es el eje alrededor del cual gira este proyecto. http://precatur.wordpress.com/

Alejandro Bonnet de León. Casas de papel (Urbanización post-burbuja inmobiliaria). Cortesía del artista.

Alejandro Bonnet de León. Casas de papel (Urbanización post-burbuja inmobiliaria). Cortesía del artista.

5. ALEJANDRO BONNET DE LEÓN. Casas de papel (Urbanización postburbuja inmobiliaria)
En las circunstancias actuales es todo un lujo tener una vivienda en propiedad. Aunque en la Constitución se reconoce el derecho a cada español a tener acceso a una vivienda digna, nuestra realidad es bien distinta. Los desahucios se han convertido en una noticia lamentablemente habitual, viviendas que después permanecen vacías por voluntad de un banco, mientras otros pasan a dormir bajo cartones.

Gemma Alpuente / Mª Isabel García. Be creative. Cortesía de las artistas.

Gemma Alpuente / Mª Isabel García. Be creative. Cortesía de las artistas.

6. GEMMA ALPUENTE ADAM / MARÍA ISABEL GARCÍA MUÑOZ. Be creative
Cualquiera que pasee por el Campus dels Tarongers advertirá que se trata de un espacio arquitectónico sobrio, con edificios que siguen una pauta cuadriculada, casi monocromos y de formas repetitivas. Be creative rompe la monotonía y busca recordarnos que la creatividad se desarrolla en todos los campos del pensamiento y en la vida cotidiana, como un soporte más en el que apoyarnos para revolucionar las posibilidades de lo real.

Zarva Barroso. Think TV. Cortesía del artista.

Zarva Barroso. Think TV. Cortesía del artista.

7. ZARVA BARROSO. Think TV
El cómic, entendido como arte secuencial en el que se alían la imagen y el contenido para contar una historia esperando una respuesta de quien lo lee, es empleado por el artista como un medio transformador con el que visibiliza realidades diversas y desigualdades sociales, conduciendo a la reflexión del espectador. Think TV se plantea como un dispositivo que cuestiona nuestra actitud pasiva ante la televisión.

 

Valencia se rinde a David Bowie

‘Lyrics and Visions’, homenaje a David Bowie
Espacio 40 y L’ArTería
C / Puerto, 40 y Conde Altea, 5. Valencia
Hasta finales de octubre

Mick Jagger, otro que tal, dijo de Bowie algo que definía a las mil maravillas su camaleónica personalidad: “Si te ve un modelo nuevo de zapatos, al día siguiente los tiene. Todos creen que es un descubrimiento suyo”. En eso consistía la habilidad del cantante británico al que Valencia rinde tributo con sendas exposiciones y un majestuoso concierto: en ser original, copiando.

Es lo que hacen, a su vez, Roberto Herraiz (de Bob Producciones), José Luis Macías y Salva Ortiz: tomar prestada la música de David Bowie para montar dos originales exposiciones en Espacio 40 y L’ArTería, bajo el título de ‘Lyrics and Visions’, y un concierto en Jerusalem Club (17 de octubre) con 30 intérpretes venidos de acá y acullá para que resuenen, entre otras, Life on Mars, Starman o Ziggy Stardust.

Detalle de la obra de Carlos Michel Fuentes para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

Detalle de la obra de Carlos Michel Fuentes para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

Artistas como Antonio Barroso, Rafa de Corral, Ramón Espacio, Carmen García Gordillo, Paloma Hervás, Carmen Ibarra, Ana Karina Lema o Claudio Zirotti, hasta un total de 16, han pintado obras escuchando cada cual temas del amplio repertorio de David Bowie. Los coordinadores del Tributo a Bowie en Valencia les adjudicaron una canción y ellos se dejaron llevar del sonido glam rock con el que se acuñó la música de aquellos años 70 abrumadores y rupturistas.

'Ziggy Stardust', de Ramón Espacio para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Ziggy Stardust’, de Ramón Espacio para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

La ruptura procedió del carácter camaleónico que definió al propio Bowie y al ‘Rock and roll suicide’ del que se nutrió. “El ‘rock’ pasa por representar la actualidad, pero usa siempre referencias y emociones de unos cuantos años antes”. Dicho y hecho. David Robert Jones (Londres, 1947) fue cambiando de envoltorio personal y escénico para representar como nadie esa originalidad a partir de sucesivas copias. Ahora que celebra sus 50 años de carrera con un disco que saldrá a la venta el 17 de noviembre, ‘Nothing has changed’ (Nada ha cambiado), Valencia le rinde homenaje al gran camaleón británico.

'Starman' de Cristina Navarro para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Starman’ de Cristina Navarro para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

“Imita y lo mejora, por eso es un artista tan grande”, destaca José Luis Macías que, junto a Salva Ortiz, aclara que la salida de ese último disco y las fechas del tributo, todo ello los días 17, de septiembre, en el caso de las exposiciones, y de octubre, en el caso del concierto, “ha sido pura coincidencia”. Y ahí lo dejan, para los amantes de las casualidades astrales. A ellos lo único que les importa es mostrar la grandeza artística de Bowie, ya sea como cantante, actor, productor, artista, modelo e icono ¿bisexual? del perturbador glam rock.

'Space Oddity' de Claudio Zirotti para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Space Oddity’ de Claudio Zirotti para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

Para el concierto en la Sala Jerusalén, los organizadores del evento han recurrido a una pléyade de músicos que tienen a Bowie en los altares. Algunos vendrán ex profeso desde Inglaterra; otros se reunirán en Valencia procedentes de otras ciudades españolas o diferentes puntos de la Comunidad Valenciana. Todos dispuestos a dejarse la piel que el propio Bowie mudaba en cada disco o concierto. Steve Hovington, de B-Movie, Carol McCloskey (Double Vision) y John Alexander (Megaphone ou la Mort) encabezan el reparto de un concierto que repasará 30 canciones del autor de Space Oddity con otros tantos artistas reunidos para tan magna ocasión.

'Ashes to ashes' de Carmen García Gordillo para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Ashes to ashes’ de Carmen García Gordillo para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

La letra de uno de esos temas rememorados, ‘Heroes’, del que Antonio Barroso se ocupa en su ‘Serie Hardcore’, lo dice casi todo: “Podemos golpearles sólo por un día. Podemos ser héroes sólo por un día”. Los héroes que se hacen cargo del Tributo a Bowie en Valencia extienden los golpes del camaleón británico desde ya mismo hasta prácticamente finales de octubre. La ambigua y alargada sombra de David Bowie da para mucho.

Obra de Doña Bárbara para la exposición 'Lyrics and Visions' que se exhibe en Espacio 40 y l'Arteria. Imagen cortesía de Espacio 40.

Detalle de la bra de Doña Bárbara para la exposición ‘Lyrics and Visions’ que se exhibe en Espacio 40 y L’ArTeria. Imagen cortesía de Espacio 40.

Salva Torres

¿Quién es Ramón Espacio?

A=A [Ontopatía], de Ramón Espacio
Imprevisual Galería
C / Doctor Sumsi, 35. Valencia
Hasta el 15 de septiembre

Hay dos mundos que, por exceso, terminan conectados entre sí. El de aquellos que convierten su identidad en un universo cerrado de reconfortantes identificaciones que, llegado el caso, rivaliza con la de otros. Y el de aquellos cuya fragilidad existencial se debe precisamente a todo lo contrario: a la dificultad para hallar esa identidad que le permita reconocerse como alguien diferenciado del resto y, por tanto, en posesión de un yo. El delirio imaginario de la identidad cerrada versus la locura de la identidad abierta como un abismo.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición 'A=A Ontopatía' en Imprevisual Galería. Imagen cortesía de Imprevisual.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición ‘A=A Ontopatía’ en Imprevisual Galería. Imagen cortesía de Imprevisual.

Ramón Espacio hace de bisagra entre ambos mundos para retomar la cuestión de la identidad y someterla a debate. Y lo hace siguiendo el halo romántico de quienes se sienten habitados por un cuerpo cuya mente lo explora con extrañeza. ¿Quién es ése que me mira en el espejo? Sin duda soy yo, pero hay días o momentos del día en que uno descubre con inquietud ciertos rasgos de su persona. De pronto, yo parece otro. Y tirando de ese finísimo hilo, que vendría a partir en dos el sujeto que creíamos ser, Ramón Espacio se confronta a sí mismo con la figura del doble, de tan larga tradición literaria.

Fotografía de Ramón Espacio en la muestra 'A=A Ontopatía'. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Fotografía de Ramón Espacio en la muestra ‘A=A Ontopatía’. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

En ‘Los elixires del diablo’ E.T.A. Hoffmann ya avisa de lo que nos aguarda: “Soy lo que parezco y no parezco lo que soy; soy un enigma inexplicable para mí mismo: ¡Mi ‘yo’ se ha escindido!” Ramón Espacio también aparece escindido en las fotografías que integran la exposición elocuentemente titulada ‘A=A [Ontopatía]’. Imágenes en las que el propio artista muestra la extrañeza de verse a sí mismo en perpetuo desdoblamiento, ya sea frente a frente en el interior de una bañera, mirándose extrañado al volante de un coche o por triplicado en un espejo, cuyo reflejo siempre ha sido motivo de inquietantes lecturas.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición 'A=A Ontopatía'. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición ‘A=A Ontopatía’. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

El propio artista, autor del libro ‘Vivir apenas’, con ilustraciones de María Payá, arranca con esta dedicatoria: “A los que se fueron y se quedaron aquí”. También está en sus fotografías ese hálito fantasmal del que está, pero parece haberse ido. Como en la fotografía en la que, de pie, Espacio se contempla en su propio lecho ¿mortuorio o simplemente dormido? ¿Sueño, pesadilla? En todo caso, como apunta Arístides Rosell, responsable de Imprevisual Galería que acoge la muestra, el espejo donde se reproduce el título de la exposición A=A se correspondería con los sujetos que se miran, “y el igual sería el espectador que se involucra en el medio”.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición 'A=A Ontopatía'. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición ‘A=A Ontopatía’. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

No dos, sino tres personas involucradas: el artista desdoblado y el espectador que participa de tamaña extrañeza. Pero el doble se acentúa con el propio montaje expositivo. A un lado, una serie de fotografías, el espejo y la jaula instalación con determinados textos. Y al otro, la misma serie de fotografías, el espejo y la jaula instalación con los textos, pero a la inversa. De manera que Imprevisual se convierte en un espacio que parece reproducir el delirio que Ramón Espacio, en tanto A=A, genera con su Ontopatía.

La exposición es fruto del premio concedido a Ramón Espacio en el pasado Festival Incubarte, dirigido por Javier Marisco. Un audiovisual y una radiografía vienen a romper la siniestra simetría del montaje. La rompen para ampliar el efecto de extrañeza. Puestos a desnudarse por fuera, la radiografía, explica Rosell, “es una forma de desnudarse también por dentro”. La cuidada escenografía de las imágenes tiene su justa correspondencia con el montaje, haciendo del conjunto expositivo un brillante paseo por la cuerda floja de la cordura.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición 'A=A [Ontopatía]' en la galería Imprevisual. Imagen cortesía de Imprevisual.

Fotografía de Ramón Espacio en la exposición ‘A=A [Ontopatía]‘ de la galería Imprevisual. Imagen cortesía de Imprevisual.

Salva Torres