Ted Chiang
‘Exhalación’, de Ted Chiang
Narrativa Sexto Piso, 2020

“Los autores de ciencia-ficción no suelen cuidar su escritura. Hay excepciones: los latinoamericanos y algunos británicos”, afirma el sociólogo Jesús Ibáñez en una de sus reflexivas reseñas sobre las novelas de este género. A pesar de esta afirmación, que podríamos pensar que desprestigia al género, Ibáñez no sólo era un apasionado del mismo, sino que lo reivindicó como el dispositivo más potente para prever mundos futuros y como proyección de nuestro presente desde un ‘pensamiento crítico’.

Una afirmación y un interés por el género de ficción científica que comparto. Los autores de ciencia ficción están más absortos en imaginar las tramas especulativas de las sociedades utópicas y/o distópicas de sus historias, que en el estilo para narrarlas.

Fotograma de ‘La llegada’, de Denis Villeneuve, adaptación al cine de ‘La historia de su vida’, de Ted Chiang.

Hay excepciones, como señala Ibáñez. Y entre estas excepciones cabe señalar al actual escritor norteamericano, Ted Chiang. Su breve obra –19 relatos cortos– ha sido galardonada con los premios más prestigiosos del género: cuatro premios Hugo, cuatro Nebula, seis Locus y el British Science Fiction Association Award, entre otros; y, además, adaptada al cine, como fue el cuento ‘La historia de su vida’, por el director Denis Villeneuve con el título ‘La llegada’, en 2016.

Los relatos de Ted Chiang conjugan de manera deslumbrante las dos esencias de una obra de fantasía científica: la ciencia y el arte de la ficción y de la escritura. Con un estilo impecable, las historias articulan, obviamente, un planteamiento de arranque basado en las innovaciones tecnocientíficas y con un desarrollo narrativo sustentado en la experiencia sentida y vivida por los personajes ante esas nuevas premisas tecnocientíficas.

Detalle de la portada del libro ‘La nueva mente del emperador’, de Roger Penrose.

‘Exhalación’ –el título del relato, de los nueve que componen la edición publicada por la editorial Sexto Piso– surge, como explica el propio autor, tras leer la teoría de la entropía del físico Roger Penrose en ‘La nueva mente del emperador’: “La idea es bastante simple, pero nunca la había visto expresada de esa manera hasta que leí la explicación de Penrose. Quería ver si podía transmitir esa idea en una narración”.

La obra de Ted Chiang no es extensiva en producción, en cambio es intensiva en la apertura focal dirigida a interrogar cómo los avances tecnocientíficos afectan a los sujetos protagonistas de sus relatos desde el compromiso ético.

Portada de ‘Exhalación’, de Ted Chiang.

Lo deslumbrante del foco narrativo de Chiang se concentra en la reflexión filosófica de los argumentos, en especular con una realidad futura donde los avances de la ciencia y de la tecnología no arrastran a la distopía o la entropía –tan propia de la mirada predominante de la ciencia-ficción actual–. Ted Chiang intenta dar un sentido vitalista, cotidiano, positivo, normalizado, a la realidad tecnocientífica que envuelve al ser humano desde su origen. Ahí radica su singularidad literaria.

El escritor Ted Chiang. Foto: Alan Berner.

Begoña Siles

Begoña Siles

Begoña Siles

Colaboradora de MAKMA
Profesora titular y directora de la Cátedra Berlanga de la Universidad CEU Cardenal Herrera.
Begoña Siles