Antonio Alcaraz y sus espacios industriales

Antonio Alcaraz
Espacios industriales. De la arquitectura a la obra artística
Sala Pintor Rafael Calduch
Villar del Arzobispo (Valencia)
Hasta el 9 de octubre de 2016

De puertas cerradas y huecos rotos, descarnadas fachadas ocultas entre la naturaleza, levantadas junto a la fuerza hidráulica de los ríos; recónditos lugares, hábitats olvidados por el hombre y que el paso del tiempo devora ferozmente. Son así los espacios que retrata con pasión Antonio Alcaraz. Un pintor de arquitecturas, más preciso visualmente que el fotógrafo, más exacto que el proyecto de un ingeniero. Escarba las entrañas del ayer más reciente dejando de lado la pintura de paisaje puro, idealizada y llena de ensoñación para adentrase en un mundo mucho más real.

Ruinas transformadas en poéticos elementos que inmortalizan un mundo inerte, un pasado que hoy se cubre de polvo. Trasladando detalles tanto físicos, arquitectónicos, como las sensaciones de la atmósfera y el silencio que reina tras los muros que cierran campos de auténtica soledad. Telas que en definitiva documentan un pasado que no volverá. (…) Con sus propuestas artísticas relacionadas con la arqueología industrial se suma a los hombres que salieron en defensa del rico patrimonio industrial en la Gran Bretaña de los años sesenta, al grupo de intelectuales procedentes de diferentes campos que protestaron ante la desidia en la que se dejaba algunos monumentos levantados por la revolución industrial. Así fue como surgió esta disciplina a la que el pintor alicantino ha dedicado casi toda una vida artística.

imagen Alcaraz

Más allá de discursos sobre el paso del tiempo o la inconstancia del hombre, la muestra Espacios Industriales. Patrimonio de futuro. Antonio Alcaraz se marca como objetivo principal mostrar el trabajo plástico más reciente del artista, pero, también, de llamar la atención sobre el importante legado patrimonial que ha generado el progreso industrial a través de los restos físicos generados por las actividades productivas de los sectores industriales, los destinados a la explotación de recursos naturales, a la producción de energía, industria química y bienes manufacturados, así como los referidos a transporte y a los bienes y servicios públicos.

En definitiva, su pintura pretende llenarse de otra utilidad que vaya más allá del hecho de pintar. Se trata de hacer reflexionar y debatir sobre la sostenibilidad de ese patrimonio industrial desde un punto de vista transversal e interdisciplinar, pensando en arte, en identidad histórica, en arquitectura y urbanismo, en explotación turística y paisaje. En definitiva, significa sensibilizar sobre la puesta en valor y reutilización de ese patrimonio del que somos herederos mirando siempre al futuro.

IMG_4773

Felisa Martínez

La sala municipal de exposiciones de Villar del Arzobispo, lleva el nombre del artista Rafa Calduch, y su programación  ha sido elaborada por el propio Calduch. En dicha programación, y durante la presente temporada, están previstas exposiciones de artistas como: Mau Monleón, Elias Pérez, Rubén Tortosa o Vicente Ortí, entre otros.

Las fronteras como convulso circo

El circo de la frontera, de Escena Erasmus
Sala Matilde Salvador
La Nau de la Universitat de València
C / Universitat, 2. Valencia
Días 25, 26 y 27 de mayo, 2016, a las 19.00h

Doce actrices y actores Erasmus escenificarán el drama de los refugiados a través del lenguaje del circo-teatro. Por cuarto año consecutivo, el proyecto teatral europeo Escena Erasmus de la Universitat de València, Premio Carlomagno de la Juventud en 2011 del Parlamento Europeo, ha puesto en marcha ‘Las Pequeñas Europas’, un programa producido entre la Universitat de València y el Área de Cultura de la Diputación de Valencia.

Bajo el título ‘El circo de la frontera’, el nuevo espectáculo de Escena Erasmus pasa un examen a las políticas exteriores de la Unión Europea, lleva al espectador a las fronteras de Europa donde se desdibujan las personas, donde se padece una actividad frenética y una espera incesante.

En la elaboración de este espectáculo han participado siete dramaturgos valencianos de diversas generaciones y estilos: Manuel Molins, Maribel Bayona, Jacobo Pallarés, Guada Sáez, Mertxe Aguilar, Daniel Tormo y Anna Marí. Esta última, además, firma la dirección de escena. Además de los dramaturgos, en el espectáculo han trabajado más de 10 profesionales de las artes escénicas valencianas.

El espectáculo ‘El circo de la frontera’ es el eje principal de ‘Las Pequeñas Europas’, un programa cultural que pretende establecer puentes de diálogo entre las realidades locales valencianas y doce ciudades europeas representadas por los actores. Además del teatro, en los distintos municipios se organizan actividades para potenciar el encuentro intercultural y la reflexión sobre la forma de ser europeos con diferentes colectivos locales.

Este año, el espectáculo visitará 18 localidades valencianas: Valencia, Ademuz, Villar del Arzobispo, Riba-Roja de Túria, Ontinyent, Quart de Poblet, Fontanars dels Alforins, Camporrobles, Alfarp, Macastre, Vallada, Emperador, L’Eliana, Llanera de Ranes, Requena, Polinyà de Xúquer, Cofrents y Ròtova.

Además, el espectáculo ‘El circo de la frontera’ formará parte del programa oficial del Festival de Artes Escénicas de Valencia ‘Tercera Semana’. En cualquier caso, el número de municipios puede incrementar.

Todos los detalles del proyecto y de la gira de este año se han presentado en una rueda de prensa celebrada en La Nau que ha contado con las intervenciones de los vicerrectores Antonio Ariño (Cultura e Igualdad), Guillermo Palao (Relaciones Internacionales) y Jorge Hermosilla (Proyección Territorial); el diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, y la codirectora de Escena Erasmus, Anna Marí. En sus intervenciones todos han coincidido en destacar el carácter coral de este proyecto, de ahí que intervengan distintos vicerrectorados universitarios y la Diputación, además del compromiso que supone que se acerque los valores europeos a través del teatro.

La Universitat de València es la segunda universidad europea en recepción de estudiantes Erasmus y la cuarta de Europa que más estudiantes envía.

El estreno del espectáculo ‘El circo de la frontera’ se realizará durante los días 25, 26 y 27 de mayo en la Sala Matilde Salvador del Centre Cultural de la Universitat de València a las 19:30 horas. Las fechas de cada localidad y el programa de actividades se podrán consultar a través de la web escenaerasmus.uv.es

El circo de la frontera, de Escena Erasmus. Imagen cortesía de la Nau de la Universitat de València.

El circo de la frontera, de Escena Erasmus. Imagen cortesía de la Nau de la Universitat de València.

 

Fallece el coleccionista Martínez Guerricabeitia

Fallece Jesús Martínez Guerricabeitia
Martes 8 de septiembre de 2015

El empresario, coleccionista y mecenas Jesús Martínez Guerricabeitia ha fallecido en su domicilio de Valencia, según ha informado la Universitat de València, institución a la que donó una importante colección de arte contemporáneo. La capilla ardiente se instaló el mismo martes en La Nau, Paraninfo de la entidad, mientras que el funeral tendrá lugar el miércoles 9 de septiembre a las 13.00 horas en el Cementerio general.

Jesús Amor Martínez Guerricabeitia nació en la localidad valenciana de Villar del Arzobispo en 1922. Empresario, coleccionista y mecenas, recibió una primera educación de su padre, minero anarcosindicalista culto que le transmitió la curiosidad intelectual que le acompañó a lo largo de toda la vida.

Jesús Martínez Guerricabeitia. Foto: Europa Press.

Jesús Martínez Guerricabeitia. Foto: Europa Press.

Según ha destacado la UV, Martínez Guerricabeitia «pertenece a aquella generación marcada ineludiblemente por la guerra y el carácter represivo del régimen franquista que llevó a su hermano José a fundar la mítica editorial ‘Ruedo Ibérico'». Sufrió la cárcel junto a su familia, debido a sus convicciones libertarias, una estancia en prisión traumática, pero que contribuyó a parte de su formación ya que allí recibió clases de profesores represaliados y mejoró sus conocimientos de inglés.

«Las últimas clases que recibiría, porque de la cárcel saldría convertido prematuramente en un adulto abocado a forjarse a sí mismo, sin posibilidad de seguir estudiando», ha explicado la institución. Debido a la Guerra Civil y a la represión franquista posterior que sufrió toda la familia se abrió camino en el comercio de pieles, hasta que en 1951 emigraron a Colombia, donde se dedicó al comercio internacional. Regresó a Valencia en 1965, donde se estableció en el negocio de la exportación de calzado alicantino a EE.UU. A partir de ahí, desarrolló su inclinación coleccionista además de colaborar con diversas fuerzas cívicas.

Fruto de su labor de coleccionista, decidió donar su extensa biblioteca especializada en pensamiento político a la Biblioteca Valenciana y su colección de pintura de temática social a la UV. En reconocimiento a estos mecenazgos, ha sido distinguido por la UV (1997), la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (1998), la Facultad de Bellas Artes (1999), el Consell Valencià de Cultura (2008), el Ayuntamiento de Valencia (2010) y el diario Levante-EMV (2013).

José Martín, biógrafo de Jesús Martínez Guerricabeitia, le describe como «una persona de rasgos admirables por la sorprendente recuperación del golpe que supuso para él y para su familia el fin de la guerra, por su capacidad de reponerse tras salir de la cárcel, las ganas de superarse y luchar por una vida mejor».

En su biografía, editada en 2013, por la UV (dentro de la colección Paranimf) y la Conselleria d’Educació, Cultura i Esport, a través de la Biblioteca Valenciana, dejó patente que Martínez Guerricabeitia ha sido una persona «que ha sabido luchar con tenacidad y optimismo para sobreponerse a las dificultades hasta mejorar su estatus y poder volver a España, donde hizo realidad su amor por los libros, con la construcción de una amplia biblioteca, y por el arte, con una exquisita colección de pintura de temática social».

Imagen de Jesús Martínez Guerricabeitia, de la portada del libro editado por la Universitat de València.

Imagen de Jesús Martínez Guerricabeitia, de la portada del libro sobre su figura editado por la Generalitat Valenciana y la Universitat de València.

Europa Press

Pérez Contel, anticipado a su tiempo

Rafael Pérez Contel, precursor en la educación de las artes visuales en Valencia
En el año del 25 aniversario de su fallecimiento

Rafael Pérez Contel nace un 24 de octubre en el pueblo de Villar del Arzobispo (Valencia), municipio de la comarca de los Serranos cuyos habitantes hablaban el castellano con una importante variedad de valencianismos. Segundo hijo de una familia de origen humilde: su padre era minero. Su abuelo materno, Marcos Contel Aparicio, herrero del pueblo, es quien descubre y promueve las habilidades artísticas del niño. Su madre le enseña a leer y a reconocer los números. Es su primer maestro, Demetrio Gil de Boix, quien lo alienta a que ingrese en la escuela antes de tiempo. Sus progresos son tan prematuros que sin haber cumplido la edad reglamentaria sus padres lo matriculan en la escuela pública.

La obra de Pérez Contel es la de un creador íntimamente comprometido con el arte, la educación, el pensamiento, la cultura y la democracia. Un artista y docente que, dotado de una personalidad multifacética, renueva el panorama artístico y educativo en España.

Tres grabados de Linoleografía, de Rafael Pérez Contel.

Tres grabados de Linoleografía, de Rafael Pérez Contel.

En 1928 ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, allí  conoce a los artistas con quienes renueva el paisaje artístico de los años treinta. En el año 1933 se presenta en el primer cursillo convocado por el Ministerio de Instrucción Pública con el fin de seleccionar al profesorado de Enseñanza Media; actividad que hasta entonces impartían en exclusividad las órdenes religiosas.

En la primera eliminatoria madrileña sólo tres valencianos son seleccionados: Antonio Ballester, Francisco Carreño y Rafael Pérez Contel, los cuales al final del cursillo son nombrados profesores de los institutos de Valencia, Xàtiva y Alzira respectivamente. Es pues, en el Instituto de Alzira, donde Rafael Pérez Contel inicia su labor docente.

Portada actual de la revista Nuestro Instituto.

Portada actual de la revista Nuestro Instituto.

En 1933 le es concedida por oposición una pensión de escultura para España y el extranjero de la Diputación de Valencia, siendo también becario del gobierno francés. Como Catedrático de Dibujo, amplia sus estudios en el extranjero residiendo temporalmente en Francia, Bélgica, Holanda, Italia y Portugal, países en los que conoce a los artistas y museos más importantes del momento.

Al acabar la Guerra Civil la dictadura lo encarcela como represalia por defender la democracia y lo despoja de su plaza docente. A partir de ese momento, Rafael Pérez Contel se ve obligado a empezar de cero e iniciar alguna actividad remunerada que le permita vivir y mantener a su familia. Es una de las etapas más duras la que tiene que afrontar en estos años de su vida adulta.

“Cuando estuve encarcelado en la Cárcel Modelo de Valencia, atrapado por los ‘liberadores’ fascistas, por aquello de redimir Penas por el Trabajo, el Director de la cárcel nos permitía tener en los talleres, herramientas para la práctica del oficio de escultor. Tallaba figuras femeninas, la mayoría de ellas representando maternidades -mi primer hijo nació a los tres meses de estar encarcelado-, figuras que vendía mi mujer a los amigos o forofos de mis esculturas”.

Portadas de la revista Nuestro Instituto, de Rafael Pérez Contel.

Portadas de la revista Nuestro Instituto, de Rafael Pérez Contel.

En 1950, recupera su plaza docente y se le destina al Instituto José de Ribera de Xátiva. Se vincula entonces durante más de veinte años a una ciudad y a una institución que llega a amar profundamente. Es en Xàtiva, pues, la ciudad donde hallará el ambiente académico, intelectual y humano que estaba buscando desde hacía tiempo. El 6 de noviembre de 1983 es nombrado «Hijo Ilustre de la Ciudad de Xàtiva» junto a Francisco Carreño Prieto, Carmen Gómez Carbonell y Francisco Lozano Sanchis.

Las clases de dibujo de Rafael Pérez Contel no se limitan sólo a su asignatura, sino también a diversas actividades curriculares y extracurriculares; entre ellas, realizar salidas para investigar el patrimonio arqueológico de la región fomentando el conocimiento del arte íbero, las pinturas rupestres, los abrigos y las cuevas. También se preocupa porque sus alumnos conozcan la cerámica y las diversas técnicas que se pueden aplicar al barro, como el «socarrat», técnica en la cual se especializa. La música, las fallas, los juegos infantiles y el folklore también ocupan un lugar importante en su labor pedagógica.

Portada y contrapartida de Arte Infantil, de Rafael Pérez Contel.

Portada y contrapartida de Arte Infantil, de Rafael Pérez Contel.

Entre los años 1958 y 1971 se implica en reforzar la presencia de la revista Nuestro Instituto. Con un formato novedoso, crea un diseño con la idea de que estas publicaciones representen los movimientos artísticos que se desarrollan en ese momento en Europa.

Uno de sus trabajos más importantes como profesor y editor es Linoleografía, expresión gráfica con linóleo, un libro que se compone de aproximadamente doscientas páginas con ciento diez estampas originales realizadas por sus alumnos, un libro dedicado a su mujer e hijos. En su inicio, Pérez Contel escribe: “El arte es la piedra de toque de la cultura de una época y de un pueblo, y puede medirse por la comprensión del arte del momento en que se vive. El arte es también un medio educativo del que no podemos prescindir en los planes de la educación general de los hombres de mañana”.

Portada y contraportada de Linoleografía, de Rafael Pérez Contel.

Portada y contraportada de Linoleografía, de Rafael Pérez Contel.

Las estampas se encuentran organizadas en diferentes apartados que ilustran los diversos temas propuestos en sus clases: «Bodegones», «Paisajes de Játiva», «Animales», etcétera. Además de esta práctica docente de grabado, su innovación pedagógica supone que el trabajo de sus alumnos se vea destacado al ocupar la parte central de un libro o de una revista escolar dedicados a la enseñanza de las artes plásticas y visuales. Para su trabajo como editor contaba con el apoyo de las imprentas de los hermanos Bellver, y Ricardo Mateu de la ciudad de Xàtiva y Manuel Soler de la ciudad de Valencia.

Aunque su influencia en el ámbito educativo es importante, tiene una trascendencia limitada debido al rigor ideológico y a la censura impuestos en los años de una España sin democracia. Pese a estas dificultades, trabaja incansablemente para desarrollar su labor docente, investigadora y artística, lograda en gran medida gracias a su esfuerzo personal y el apoyo de sus amigos y compañeros de Xàtiva y Valencia.

Rafael Pérez Contel ha sido un profesor comprometido con su tierra, su cultura y su historia con una destacada trayectoria artística y una apasionada labor educativa. Su deseo cumplido fue aportar a sus alumnos una visión del mundo que en ese momento no existía.

Ilustración de Rafael Pérez Contel, con motivo de su capacitación en 1933.

Ilustración del propio Rafael Pérez Contel, con motivo de su capacitación en dibujo en 1933.

Alejandro Macharowski