Sagunt a Escena amplía programación y presupuesto

Festival Sagunt a Escena Edición 2016
XXXIII Edición
Sagunto. Diversos espacios
Del 21 de julio al 10 de septiembre

En la presentación del festival el secretari autonòmic de Cultura i Esport, Albert Girona quiso destacar que “con esta XXXIII edición el festival emprende un nuevo rumbo, no sólo por contar con una dirección artística como la de Juan Vicente Martínez Luciano, sino también porque se inicia una colaboración interinstitucional que no se daba desde hacía décadas, gracias a la participación activa en la organización del festival tanto del Ayuntamiento de Sagunto como de la Diputación de València “

La programación de Sagunt a Escena 2016 supone un considerable aumento de la oferta frente al festival del año pasado, si en 2015 hubieron 11 funciones en el Teatro Romano y cuatro en el Off Romà, este año pasamos a 21 funciones en el Teatro Romano y 11 funciones en el Off Romà.

Esta edición frente a contenidos más eclécticos de ediciones anteriores ha optado por construir una línea argumental, se trata de un festival “en femenino” con un hilo conductor que es el de la reflexión sobre los personajes femeninos no solo de la tradición clásica , como Fedra o Medea, sino también de nuestra propia historia como la ‘Reina Juana’ protagonizada por Concha Velasco y dirigida por Gerardo Vera.

Este festival ha sido el primero en sumarse en la Comunidad Valenciana a las temporadas por la igualdad impulsadas por la asociación Clásicas y modernas que velan por los criterios de igualdad en todas las manifestaciones artísticas.

Sonia y Acteón. Compañía Passió per Sagunt. Imagen cortesía de la organización.

Sónnica y Acteón. Compañía Passió per Sagunt. Imagen cortesía de la organización.

En el Teatro Romano habrá cinco espectáculos musicales, la actuación de la Jove Orquestra de la Generalitat Valenciana, que abrirá el día 22 las actuaciones en el Romano, el espectáculo ‘Innerland. La isla interior’; Maria de Mar Bonet que actuará el 25 de agosto, el grupo ‘Jerez-Texas’ que actuará el 31 de agosto y la actuación de la ‘Valencia Big Band’ con Pedro Iturralde que el 10 de septiembre cerrará el festival.

También en el Romano cuatro espectáculos de danza, la ‘Juana’ de OtraDanza, ‘La Guerra de las mujeres (Lisistrata)’ con Estrella Morente y Antonio Canales, entre otros, la ‘Medea’ de Thomas Noone Dance, Premio al Mejor Espectáculo de danza en Cataluña, y el espectáculo flamenco ‘Libertino’ de Marco Vargas y Chloé Brûle, a lo que habría que añadir el espectáculo ‘Només són dones’ un montaje que reúne teatro danza y música, dirigido por Carme Portaceli y con coreografía de Sol Picó que en Sagunto inicia su gira por toda España tras su éxito en el Teatre Nacional de Catalunya.

Los espectáculos teatrales del Romano serán ‘Madre Coraje’ de la compañía Atalaya, la producción de l’Institut Valencià de Cultura ‘L’Hostalera’. ‘La última función’ de Carlo Goldoni, dirigida por Vicente Genovés, ‘Sónnica y Acteón’ de la compañía Passió per Sagunt, ‘Las bacantes’ de Sennsa Teatro Laboratorio, ‘Reina Juana’ con Concha Velasco y ‘Fedra’ de la compañía valenciana Perros Daneses.

El Off romà y sus espectáculos para todos los públicos nos traerán diversos espectáculos de circo, música, teatro y cabaret.

Las bacantes. El grito de la libertad de Sennsa Teatro. Imagen cortesía de la organización.

Las bacantes. El grito de la libertad de Sennsa Teatro. Imagen cortesía de la organización.

Teatres programa…y los gestores reclaman

Programación de Teatres de la Generalitat Valenciana
Reunión de programadores culturales en Sala Russafa de Valencia, en el marco de Russafa Escènica
Jueves 25 de septiembre de 2015

Mientras José Luis Moreno, director general de CulturArts, presentaba en el Principal la programación de Teatres para lo que resta de año, a esa misma hora, una docena de programadores culturales de toda España se reunían en la Sala Russafa de Valencia para debatir acerca de los problemas que aquejan al sector. Lo hicieron invitados por Russafa Escènica, cuyo modelo de festival empieza a trascender las fronteras del barrio donde se ha erigido en auténtico dinamizador cultural de la ciudad.

Cartel de La Gata, realizado por Paula Bonet, versión de Juli Disla bajo dirección de Sergio Caballero, en Teatres de la Generalitat Valenciana.

Cartel de La Gata, realizado por Paula Bonet, versión de Juli Disla bajo dirección de Sergio Caballero, en la programación de Teatres de la Generalitat Valenciana.

De manera que mientras Moreno explicaba que la temporada teatral en el Principal se abría con La Gata, versión de Juli Disla de la obra de Tennessee Williams dirigida por Sergio Caballero, los programadores planteaban la necesidad de abrir los teatros públicos a nuevos formatos. “Hay efervescencia de creadores y ausencia de canales donde expresarse”, señaló Josep María Bullón, gestor cultural del Ayuntamiento de Almussafes. “Los políticos lo que quieren es llenar, por eso a veces es tan difícil programar nuevo formato”, puntualizó María Luisa Serra, gestora cultural del Ayuntamiento de Benetússer.

Y mientras José Luis Moreno anunciaba que, además de La Gata, habría otra producción de CulturArts, La Hostalera de Carlo Goldoni dirigida por Vicente Genovés, los programadores culturales insistían en su propuesta de atender esas obras de pequeño formato que tanto impulso han adquirido por la necesidad de la crisis. “La Administración pública debería tener programación de riesgo que no se mida exclusivamente por ítems de rentabilidad”, indicó Xose Paulo Rodríguez, director del Teatro Rosalía de Castro de A Coruña. Aunque advirtió: “Los cuadros de personal de los teatros públicos son reducidísimos”.

La sesión final de Freud, de Tamzin Townsend, en Teatres de la Generalitat Valenciana.

La sesión final de Freud, de Tamzin Townsend, en la programación de Teatres de la Generalitat Valenciana.

CulturArts contará en su nueva programación de octubre a diciembre de 2015 con 11 espectáculos, entre ellos Dot, la producción de Maduixa Teatre que se alzó con el Premio Max al Mejor Espectáculo Infantil. También habrá flamenco con Rafael Amargo; un clásico como Cascanueces, por el Ballet de San Petersburgo, junto a obras como El Eunuco, dirigido por Pepón Nieto, Mujeres y criados, de Lope de Vega por la Fundación Siglo de Oro de Rodrigo Arribas, Insolación, de Emilia Pardo Bazán protagonizada por María Adánez, y La sesión final de Freud, dirigida por Tamzin Townsend.

A juicio de los gestores culturales reunidos en Valencia por Russafa Escènica, esa programación de los teatros públicos debería contener obras de gran formato y de pequeño formato. Para ello se hace igualmente necesario un “esfuerzo y vocación por parte de los programadores” (Paco Flor, director del Teatro Chapí de Villena), “continuidad y educación del público” (Gerardo Ayo, director del Social Antzokia de Basauri) y, en este mismo sentido, “creación de nuevos públicos, porque algunos están más acomodados” (Xose Paulo Rodríguez).

 

Split a mort, uno de los espectáculos programados en Russafa Escènica.

Split a mort, uno de los espectáculos programados en Russafa Escènica.

Miguel Gallego (director de los teatros Cervantes y Echegaray de Málaga), Abel Guarinós (Coordinador del Circuit CulturArts Generalitat), Paco Orts (gestor cultural del Ayuntamiento de El Puig), José Antonio Portillo (gestor del Ayuntamiento de Benicassim), Miquel Santamaría (director de la Mostra de Teatre d’Alcoi), Juan Pablo Soler (director adjunto del Teatro Circo Murcia), Roberto Taboada (co-director artístico del Festival ALT de Vigo) y Toni Valesa (responsable de programación del Paranímf de la UJI de Castellón) intervinieron para responder afirmativamente a la pregunta de si tienen cabida los espectáculos de pequeño formato en las programaciones culturales. Porque de no ser así, “¿dónde va a parar tanto esfuerzo?”, cuestionó Mª Ángeles Marchirant, moderadora del encuentro.

Jerónimo Cornelles, director de Russafa Escènica, reconoció que su equipo estaba “desbordado”, porque a pesar de rebajar el número de espectáculos este año, el público había aumentado. Y todo ese caudal creativo necesita de nuevos cauces. Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València, ya lo avanzó durante la presentación del festival en La Nau, delante del propio José Luis Moreno: habrá que estudiar qué se hace, desde el punto de vista público, con esa creatividad nacida de la participación ciudadana.

El eunuco, de Pepón Nieto, dentro de la programación de Teatres de la Generalitat Valenciana.

El eunuco, de Pepón Nieto, en la programación de Teatres de la Generalitat Valenciana.

También en El Mundo:

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/09/25/5605070022601dc1018b4571.html

Salva Torres

Vivero de actores

Escuela del Actor. Andrés Poveda
Espai Rambleta
Bulevar Sur esquina C / Pío IX. Valencia

Algunas personas nacen predispuestas a asumir múltiples identidades sin dejar de ser ellos mismos, ni perder un ápice de cordura. Son seres capaces de vaciarse temporalmente de su propia esencia para convertirse en un vehículo de transmisión de emociones, sentimientos e ideas, imaginados por el autor de una obra al crear a su personaje. Los actores y actrices nacen pero también se hacen y ese proceso de forja es cada vez más arduo y complejo. Al arte de la interpretación en sus diversas vertientes se suma el dominio de la voz y las técnicas de expresión corporal, además de una sólida base teórica y cultural, que hoy día incluye nociones de audiovisual.

En suma, un considerable esfuerzo físico y mental, aparte de económico, que muchos jóvenes invierten en un sueño que no siempre llega a materializarse. El oficio de actor es uno de los más volátiles, al albur de las circunstancias más o menos propicias. La belleza, el talento y la capacidad de trabajo no garantizan el triunfo al cien por cien. Y si se consigue, más difícil todavía es mantenerlo en un mundo altamente competitivo y exigente. Cuántos actores y actrices brillan fugazmente en la cumbre para desaparecer al poco tiempo, engullidos por el olvido. La crisis crónica que afecta al teatro, la agonía de la industria cinematográfica y la precariedad de las televisiones configuran un panorama desolador. Pese a expectativas tan precarias, este curso un buen puñado de jóvenes iniciarán los estudios de interpretación, bien en la Escuela de Arte Dramático, bien en alguno de los centros privados que existen en Valencia. En la mente de todos ellos alienta la esperanza de que cuando terminen la carrera hayan cambiado las tornas y mejore la situación.

Andrés Poveda, director de la Escuela del Actor

Andrés Poveda, director de la Escuela del Actor

La Escuela del Actor es uno de los centros privados más veteranos, cuya vitalidad y capacidad de supervivencia demuestra el hecho de que funciona hace ya 18 años sin ningún tipo de ayuda oficial ni subvención. La creó un grupo de siete socios entre los que figuran su director, Andrés Poveda, y otros actores y maestros de actores: Jaime Pujol, Carles Sanjaime, Pepe Galotto, Vicente Genovés… Su primer centro estaba situado en la calle Alcalde Albors y, después de un tiempo en el paseo de la Petxina, se acaban de trasladar a Espai Rambleta, donde disponen de un millar de metros cuadrados, además del flamante escenario.

“Las ventajas son múltiples”, afirma Poveda. “Tendremos mejores instalaciones, mayor contacto con los profesionales y contribuiremos a dinamizar un espacio cultural muy bien gestionado. Por otra parte, habrá un interesante intercambio con la gente del barrio de San Marcelí”.

La Escuela del Actor opta por la diversificación para garantizar su supervivencia en tiempos duros que obligan a imponer recortes, aunque ellos gestionan casi un centenar de contratos al año y cuentan con una veintena de profesores. Además de los cursos ‘académicos’, que duran cuatro años con grupos de 15 a 20 personas que aspiran a ser profesionales, se imparten otros cursos más ligeros destinados a niños o personas mayores para quienes la interpretación es un complemento educativo o un hobbie terapéutico. Según Poveda, estos últimos años se ha incrementado el interés de los menores hacia la interpretación, aunque ello no siempre suponga que se dediquen a ella profesionalmente.

“Nuestros títulos no están homologados, pero proporcionan una base muy firme a partir de la que el joven actor puede empezar a moverse”, indica Poveda. “En este oficio nunca se deja de estudiar y aprender. Muchos de nuestros alumnos han trabajado o trabajan en series de televisión o en otros proyectos”.

El equipo del centro combina las clases con otras actividades pedagógicas en torno al teatro dirigidas a escolares. Ha colaborado con el Palau de la Música y el Palau de les Arts, donde organizaron un interesante montaje, ‘Detectives en la Opera’, para descubrir a los niños los entresijos de los escenarios.

“Este curso vamos a empezar en la Rambleta una campaña llamada Teatre-Educa”, señala Poveda. “Consiste en completar la visión de la obra teatral con unos trabajos que se realizan en clase tanto antes como después de verla. La idea es que el niño absorba la mayor información posible sobre la misma y a la larga se convierta en un buen espectador. A veces si van a ver teatro solos con sus padres pierden matices y se les escapan muchas cosas”.

¿Qué futuro les espera a los jóvenes actores? Imposible predecirlo, pero Poveda se muestra optimista. “Esta profesión no es una manera muy fiable de ganarse la vida, pero resulta muy gratificante”, opina. “En Valencia nunca ha sido sencillo vivir de ella, y ahora aún menos, pero creo que hay que resistir y seguir trabajando. De hecho hay síntomas de que el fuego de la pasión teatral sigue encendido con propuesta como Creador.es, Espacio Invisible o las jornadas de Russafa.”

Imagen de una de las aulas de Espai Rambleta. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Imagen de una de las aulas de Espai Rambleta. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Bel Carrasco