El principiante Segrelles

Los dibujos académicos de Segrelles
Sala de Exposiciones de IberCaja
C / Barón de Cárcer, 17. Valencia
Inauguración: jueves 30 de abril
Hasta el 30 de mayo, 2015

Antes de alcanzar el éxito internacional, de ilustrar las portadas de publicaciones como The New York Times o la traducción de ‘Las 1.001 noches’ firmada por Vicente Blasco Ibáñez, mucho antes de convertirse en el artista que acabaría inspirando a cineastas como Guillermo del Toro, José Segrelles fue un niño de 8 años que demostraba un talento innato para dibujar en la escuela de su Albaida natal.

Un modesto centro de enseñanza primaria que un día visitó el Rector del Distrito Universitario de Valencia por aquel entonces, Francisco Moliner Nicolás, quien se quedó impresionado por el retrato que le hizo uno de los niños hasta el punto de insistir a su familia para que lo llevaran a la Escuela de Bellas Artes.

Fue así, por casualidad, como Segrelles llegó a la Academia de San Carlos en Valencia, donde de  1898 a 1903 tallaron a ese diamante en bruto con una formación cuyos frutos recoge la muestra ‘Los dibujos académicos de Segrelles’. Una exposición que se inaugura el 30 de abril y que puede visitarse hasta el 30 de mayo en la Sala de Exposiciones de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

La colaboración de coleccionistas privados ha permitido reunir un total de 34 piezas, la mayoría inéditas. Un extenso conjunto para trazar un recorrido por el aprendizaje del joven Segrelles en aulas que compartían talentos como Pinazo, Benlliure o Fillol, casi una escuela de genios en uno de los periodos más fértiles del arte valenciano.

«Esta selección de obra permite asomarse a una de las etapas más desconocidas y curiosas de un artista, su formación, cuando empiezan a despuntar las claves de su estilo» comenta Vicent Vila, comisario de la muestra y director del Escalante Centre Teatral, que ya acogió esta temporada una exposición sobre el pintor.

Sandro Carbó, miembro de la Asociación Española de Críticos de Arte y coautor del catálogo de esta exhibición, destaca el retrato que se realiza a través de sus obras tempranas de un periodo fundamental del artista cuando adquirió los sólidos fundamentos técnicos que le acompañarían el resto de su trayectoria, convirtiéndole en un ilustrador a la altura de maestros como Doré o Rackman. Pero antes tuvo que pasar por las aulas y someterse a las directrices de profesores como Antonio Muñoz Degrain o Sorolla, que llevaba a los alumnos a la playa para dibujar en movimiento.

Con solo 13 años, Segrelles recibió la Medalla de San Carlos por sus excelentes calificaciones, «aunque en sus trabajos de clase encontramos a un artista que intenta cumplir con las normas académicas al tiempo que va conformando su propio estilo» señala Joan Josep Soler Navarro, Miembro de ICOM-Unesco y otro de los autores del catálogo.

Una personalidad artística que, a medida que crece, va sintiéndose asfixiada por el ambiente académico. Sin embargo, su formación se verá truncada por la muerte de su hermano, que le obliga a regresar a su Albaida natal. Pero éste no es más que el cierre del primer episodio de una apasionante historia en la que Segrelles desarrolló una rica y fructífera carrera.

Una trayectoria a la que, paralelamente, se rinde homenaje en la muestra ‘J. Segrelles. El laberinto de la fantasía’, programada  hasta finales de mayo en el MuVIM. Una propuesta que se complementa perfectamente con este acercamiento al despertar del artista valenciano que realizan los 34 dibujos alojados en la Sala de Exposiciones de IberCaja, cercana al Mercado Central.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

André y Dorine, contra el Alzheimer

André y Dorine, de Garbiñe Insausti, Joé Dault, Edu Carcamo e Iñaki Rikarte
Compañía Kulunka Teatro (País Vasco)
Centre Teatral Escalante
C / Landerer, 5. Valencia
Domingo 26 de abril, a las 18.00h

En el patio de butacas siempre se mezclan risas y alguna que otra lágrima en las más de 200 funciones de ‘André y Dorine’ que se han realizado por una veintena de países (China, Francia, USA, Nepal, Taiwán, Siberia, Ecuador, Argentina, Cuba, Rusia, Finlandia, Turquía…). Una pieza que el Escalante estrena en Valencia el próximo domingo 26 con una función benéfica a favor de la AFAV (Asociación de Familiares Alzheimer Valencia).

Su director, Iñaki Rikarte, explica que el proyecto surgió a raíz de una noticia que vieron en un diario sobre el filósofo André Gorz:  «Nos inspiró la idea de tratar el amor en la vejez porque es algo de lo que rara vez se habla. Poco a poco, mientras se desarrollaba la trama, entró el tema del Alzheimer para reflexionar sobre el pasado, la identidad que conforman nuestros recuerdos, quiénes somos cuando empezamos a olvidar lo que fuimos».

Imagen de 'André y Dorine', de Kulunka Teatro. Cortesía de Centre Teatral Escalante.

Imagen de ‘André y Dorine’, de Kulunka Teatro. Cortesía de Centre Teatral Escalante.

En el trato de esta dolencia han huido de clichés para dirigirse a todos los públicos porque los niños, adolescentes y adultos extraen lecturas muy distintas sobre esta historia en la que tres actores interpretan a 15 personajes en el viaje al pasado y redescubrimiento de una pareja de ancianos tocada por el alzhéimer. Una enfermedad capaz de borrar momentos de su biografía, pero también de hacer que André y Dorine los vivan como si fuera la primera vez.

Humor y emoción se entremezclan en esta pieza sin palabras, que utiliza la gestualidad, la expresividad estética de las máscaras y una sensible ambientación musical. «Elegimos este tipo de puesta en escena porque queríamos que cada espectador pusiera el rostro y las expresiones a los personajes, según sus sentimientos al ver la obra. Creemos que el público también hace la función, por eso una misma escena a unos les despierta una sonrisa mientras que otros ríen abiertamente y otros se conmueven. Es realmente gratificante pensar que estamos tocando a la gente, que de verdad les generamos emociones», comenta el director de la obra, ganadora de galardones como el Premio Villanueva Mejor Espectáculo en 2011 (La Habana, Cuba) así como el Premio del Público y a la Mejor Dramaturgia en el BE FESTIVAL 2012 (Birmingham, Reino Unido).

El director del Escalante, Vicent Vila, vio ‘André y Dorine’ en la pasada edición de la Mostra Internacional MIM de Sueca y tuvo claro que tenía que ser una de las apuestas fuertes de la programación para esta temporada.  «Había que traer esta obra para que se pudiera ver en Valencia por su calidad artística y, sobre todo, por su temática social», comenta Vila, para quien el espacio adecuado para este tipo de propuestas es, sin duda, el teatro público.

Imagen de André y Dorine, de Iñaki Rekarte. Teatre Escalante

Imagen de André y Dorine, de Kulunka Teatro. Cortesía de Centre Teatral  Escalante.

Arden, el que a buen árbol se arrima…

20 años de la compañía Arden
Exposición comisariada por Isabel Mañas
Jueves 16 de abril
Gala conmemorativa
Viernes 24 de abril
Sala Russafa
C / Dènia, 55. Valencia

La compañía Arden toma su nombre de un bosque cercano a la ciudad natal de Shakespeare, Stratford-upon-Avon, del que hoy día solo queda un árbol. Desde 1995, cuando la fundaron Juan Carlos Garés y Chema Cardeña, el panorama cultural nacional y valenciano también se ha ido despoblando. Pero, como el árbol del bosque por el que paseó el dramaturgo inglés, esta formación veterana de la escena valenciana resiste y celebra su vigésimo aniversario con una exposición y una pequeña gala.

En dos décadas ha llevado a escena 24 montajes que incluyen grandes éxitos como ‘La puta enamorada’, ‘El idiota en Versalles’, ‘RIII’, ‘8 Reinas’ o la reciente ‘Alicia en Wonderland’, entre otros. Espectáculos en los que ha ofrecido nuevas visiones sobre personajes históricos entre los que se encuentran William Shakespeare, Isabel La Católica, Molière, Velázquez, Casanova, Sócrates o Robespierre y por los que ha recibido más de 70 reconocimientos en certámenes nacionales y autonómicos como los Premios de las Artes Escénicas de la GV, los Premios Abril, los Premios Max Aub, el Premio de la Crítica de Barcelona y los Premis Butaca, así como los Premios Max.

La compañía Arden al completo. Fotografía: Juan Terol. Cortesía de Sala Russafa.

Imagen de los profesionales técnicos, artísticos y administrativos de la compañía valenciana Arden Producciones. Fotografía: Juan Terol. Cortesía de Sala Russafa.

Dos décadas en las que han contado con la colaboración de grandes profesionales de las artes escénicas valencianas, nacionales e internacionales, como Michael McCallion, Carme Portaceli, Vicent Vila, Carles Alfaro o Josep Solbes, entre muchos otros, ya que sólo la lista de actores que ha intervenido en sus montajes incluye a nombres destacados de la escena valenciana como Amparo Vayá, Toni Aparisi, Juan Mandli, Josep Manel Casany, Ruth Lezcano, Rosa López, Jerónimo Cornelles, Pascual Peris, Álvaro Báguena, Enric Juezas, Rafa Alarcón, Iria Márquez y un larguísimo etcétera.

Además, la formación ha impulsado la creación de Sala Russafa, un centro cultural con 2.000 m² destinados a la producción, docencia y exhibición de las artes escénicas. Y, sobre todo, Arden ha sobrevivido al teatro. «Mantener viva una compañía teatral en Valencia durante 20 años es casi un milagro, así que queremos celebrarlo», reconoce Cardeña. Su aniversario coincide con el de formaciones como Albena, La Hongaresa o El Micalet. «A mediados de los años 90 se desmanteló el Centro Dramático de la Generalitat y los profesionales de las artes escénicas nos dimos cuenta de que teníamos que generar nuestras propias compañías para poder trabajar en Valencia. La suerte es que aquella cantera era increíble y de allí surgió gente que hoy día, a base de mucho esfuerzo, seguimos en pie» apunta el dramaturgo, profesor, actor y director.

La otra cara reconocible de Arden es Juan Carlos Garés, aunque todavía hay quien no los distingue. «Cuando no nos conocíamos, la gente me confundía con Chema, me decía que me había visto en obras en las que salía él, era bastante curioso. Al fin nos encontramos y supe que a él le pasaba lo mismo, hasta me enseñó el borrador del primer acto de una obra inspirada en aquella situación. Era el germen de ‘La Estancia’, que se convirtió en nuestro primer espectáculo y fue uno de los momentos creativos más bonitos de mis 33 años en esta profesión», recuerda Garés.

Escena de 'La puta enamorada', una de las obras de Arden Producciones.

Escena de ‘La puta enamorada’, una de las obras de Arden Producciones.

A sus 50 años, sigue teniendo las mismas inquietudes que cuando empezó: «Sin carácter emprendedor, es absurdo querer dedicarse a las artes escénicas porque en esta profesión hay que buscarse la vida. Lo bueno es que estamos en contacto con la gente joven, tanto en la Sala como en nuestros montajes, donde intentamos que siempre haya un nuevo talento entre el reparto, y vemos que hay relevo en las nuevas generaciones «, afirma el actor y productor.

La tercera pata de la compañía, quizá menos visible, es el músico David Campillos. «Empecé a trabajar con Arden cuando cumplían diez años y una década más tarde he de reconocer que me han permitido crecer muchísimo profesionalmente», comenta Campillos, quien se dedica a la producción y gestión tanto del centro cultural como de la compañía, siendo responsable de la programación de conciertos en Sala Russafa y de la ambientación musical de muchas de las piezas de Arden. «Solo pongo la cara cuando salgo al escenario para tocar en algunos montajes, el resto del tiempo estoy en los miles de detalles que necesita una obra para salir a escena cada día. La gente no se imagina cuánto trabajo supone, pero los que nos quedamos en las bambalinas también estamos enganchados al veneno del teatro» reconoce el tercer socio de la compañía valenciana.

Elenco de 'Alicia en Wonderland', obra de Arden Producciones.

Elenco de ‘Alicia en Wonderland’, obra de Arden Producciones.

Exposición y gala conmemorativa

Con la apertura en 2011 de Sala Russafa, Arden ha podido llevar a las tablas propuestas con mayor riesgo artístico y económico, haciendo evolucionar el sello de esta compañía de autor, que va a la raíz del teatro, centrando el peso de las producciones en el texto y la interpretación actoral. «Creo que es inevitable evolucionar si estás 20 años creando espectáculos, pero nuestras obras siguen teniendo un carácter propio y muy reconocible», afirma Cardeña, dramaturgo y director artístico de la compañía. El suyo es teatro que se inspira en el pasado, retomando personajes históricos, autores y estilos del teatro clásico, combinando realidad y ficción. Las obras de Arden miran atrás para entender el presente y ofrecer un punto de vista con el que enfrentarse al futuro.

«El nuestro lo vemos complicado, sinceramente. Lo llevamos viendo así desde que empezamos, pero ahora la precariedad de las artes escénicas es muchísimo mayor, así que queremos celebrar este aniversario porque no sabemos si vendrán otros después». Para hacerlo, el 16 de abril inauguran una pequeña muestra comisariada por Isabel Mañas en la que se incluyen carteles originales, recortes de prensa, vestuario, galardones y fotografías que sintetizan la experiencia de las más de 2.000 funciones que ha ofrecido la compañía valenciana desde el 95 en ciudades de toda España y en giras por Latinoamérica.

Además, el 24 de abril realizarán en el centro cultural de Ruzafa una pequeña gala en la que harán repaso a su trayectoria con la colaboración de una veintena de representantes de la escena valenciana entre los que se incluyen Juan Mandli, Mª Ángeles Marchirant, Cristina Pitarch o Amparo Vayá, entre otros.

Además, se ofrecerá un adelanto de la película del realizador Vicente Monsonís que ha llevado al cine uno de sus últimos espectáculos, ‘Matar al Rey’. Ése es uno de los proyectos más inmediatos de Arden para 2016. También está la realización de una nueva pieza que siga la estela marcada por ‘Revolución!’ y ‘Alicia en Wonderland’, combinando música en directo y análisis político. Y la creación de un nuevo espectáculo para niños basado en un popular personaje de la historia española. «Pero nuestro proyecto más importante, el que nos hace más ilusión, es cumplir 21 años en activo. Y 22, 23… todos los que podamos», confiesa Cardeña, quien se muestra absolutamente convencido de que siempre hay alguna manera de levantar el telón.

De izquierda a derecha, Juan Carlos Garés, Chema Cardeña y David Campillos, socios de la compañía Arden. Foto: Juan Terol.

De izquierda a derecha, Juan Carlos Garés, Chema Cardeña y David Campillos, socios de la compañía valenciana Arden Producciones. Foto: Juan Terol.

 

Compañías valencianas en el Escalante

Cicle Companyes valencianes
Centre Teatral Escalante
C / Landerer, 5. Valencia
Del 11 de enero al 8 de marzo, 2015

Pasadas las vacaciones navideñas, el Escalante recupera su actividad regular con una nueva edición del ‘Cicle Companyies valencianes’. Del 11 de enero al 8 de marzo, el Centre Teatral de la Diputació de València ofrecerá una programación íntegramente dedicada a formaciones teatrales locales, con funciones en valenciano y castellano para público escolar y familiar.

Según Vicent Vila, Director del Escalante, la Diputación tiene como prioridad promocionar nuestra cultura y una de sus manifestaciones más vivas es el teatro. «Por eso, trabajamos para formar a sus profesionales en nuestra escuela de artes escénicas. También colaboramos con formaciones valencianas en una parte importante de nuestras producciones, creando desde hace 30 años espectáculos como, por ejemplo, ‘Contes dels Grimm’, con Anem Anant, o ‘El Mago de Oz’, con Ananda Dansa», destaca el director del Centre Teatral.

«Además, nuestro escenario está abierto a los espectáculos creados en Valencia», afirma Vila. Tanto es así, que en torno al 95% de las funciones programadas en el Escalante son de compañías valencianas, «aunque también recibimos a propuestas de diferentes puntos de España y de países como Italia, Portugal, Ucrania… porque es importante que los espectadores valencianos puedan ver lo que se hace aquí, pero también conocer y enriquecerse con lo que se hace en otras partes» explica el director del teatro de la Diputación.

Escena de Mr. Kidd, del grupo Bambalina. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante de la Diputación de Valencia.

Escena de Mr. Kidd, del grupo Bambalina. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante de la Diputación de Valencia.

La nueva edición del ‘Cicle Companyies valencianes’ incluirá a cinco compañías y se inaugura este domingo 11 de enero (18h.) con el estreno en Valencia de ‘Mr. Kidd’, la nueva propuesta de Bambalina Teatre Practicable.

Tras su paso por ciudades como Zaragoza, llega a la capital valenciana esta obra sin palabras, creada y dirigida por Eva Zapico, en la que los actores Ángel Fígols y Pau Gregori manipulan títeres de gran formato, así como diversos objetos. Echando mano de la música y coreografías, en una original puesta en escena con estética de cómic, contarán una tierna y divertida historia sobre el superhéroe que cada niño lleva dentro. (Vídeo Mr. Kidd: https://www.youtube.com/watch?v=fKv_vPKOHkI)

Ya Está! de PTV Clowns. Imagen cortesía del Escalante.

Ya Está! de PTV Clowns. Imagen cortesía del Escalante.

El domingo 18 de enero será el turno de PTV Clowns, una de las compañías más veteranas de la escena valenciana, con 40 años de trayectoria. Eduardo Zamanillo y Amparo Mayor se despiden con el espectáculo ‘Ya está!’ de dos de sus personajes clásicos: los payasos Hula y Piojo. Una ocasión para conocer la última aventura de estos divertidos y traviesos soñadores. (Vídeo Ya está!: https://www.youtube.com/watch?v=WnYQ7T_RmBw)

Cyrano de Bergerac, de L'Horta Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

Cyrano de Bergerac, de L’Horta Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

A partir del domingo 25 de enero y hasta el 26 de febrero será el turno de L’Horta Teatre, que repone ‘Cyrano de Bergerac’, una producción del Escalante que fue todo un éxito la temporada pasada. Roberto García es el autor y director de esta propuesta de la que se ofrecerán funciones en castellano y en valenciano. Una obra con una espectacular puesta en escena, desplegando sorprendentes efectos audiovisuales y mucho humor. Un divertido acercamiento al clásico francés en el que Cyrano comparte escenario con Marc, un joven fascinado por las nuevas tecnologías. (Vídeo Cyrano de Bergerac: https://www.youtube.com/watch?v=X4K6gUcSA1Q)

La Familia Romanesku, de La Nou Finestra. Imagen cortesía del Escalante.

La Familia Romanesku, de La Finestra Nou Circ. Imagen cortesía del Escalante.

Ya en el mes de marzo, el día 1, llegará La Finestra Nou Circ, una compañía valenciana de reciente creación (2012) especializada en circo e integración social. En el Escalante representarán ‘La Familia Romanesku’, un espectáculo que mezcla acrobacias, equilibrismo y malabares con el género clown para representar la vida cotidiana de un grupo que llega del Este de Europa, compartiendo mesa, casa y trabajo en familia, cargados de buen humor. (Vídeo La Familia Romanesku: https://www.youtube.com/watch?v=XbJUBnER-sM)

M i les balenes, de La Lupa Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

M i les balenes, de La Lupa Teatre. Imagen cortesía del Escalante.

El ciclo se cerrará el 8 de marzo con Lupa Teatre, una joven compañía caracterizada por observar los pequeños detalles en sus montajes para niños y adultos. En ‘M i les balenes’, los protagonistas son unos viejos juguetes y las historias de los niños con quienes jugaron. Xavier Puchades y Guada Sáez han creado y dirigido este montaje en valenciano, que combina la interpretación con el uso de títeres para retrotraer al público a una época en la que a la imaginación no se le acababa la cuerda. (Vídeo M i les balenes: https://www.youtube.com/watch?v=w7JN-zknnqo)

Con esta pieza termina un ciclo que durante casi tres meses dedica en exclusiva el escenario del Escalante a producciones realizadas por profesionales valencianos y caracterizadas por la gran calidad artística de los montajes. «Pese a los durísimos efectos de la crisis sobre la cultura, la programación de este ciclo es una prueba de que el teatro valenciano, los espectáculos que se crean para los pequeños espectadores, son de muy buen nivel» defiende Vila, quien remarca la factura, creatividad y puesta en escena de las piezas seleccionadas, una muestra de respeto por los infantes como público.

«En el Escalante entendemos que el teatro infantil no es un teatro menor y trabajamos para que tanto con el colegio como con sus familias los fines de semana, los niños puedan disfrutar de una programación variada y de calidad a precios populares, cumpliendo con nuestra función como teatro público» sostiene el director del Centre Teatral de la Diputació de València.

Los ‘huesos’ del teatro…Escalante

30 anys de l’Escalante
MuVIM
C / Quevedo, 2. Valencia
Hasta marzo de 2015

Igual que el cuerpo humano, el hecho teatral se compone de carne y huesos. La carne es la interpretación de los actores que se renueva en cada función para hacer realidad los pensamientos y emociones creados por el dramaturgo. Los huesos son el armazón, el artefacto, el andamio y carpintería que soportan esa magia y la hace posible. Escenógrafos, diseñadores de vestuario, cartelistas, músicos, maquilladores y otros técnicos que arropan con su trabajo a los actores. Esa faceta, el teatro entre bambalinas y en versión infantil,  se muestra en la exposición ’30 anys de l’Escalante’, comisariada por Paula Salinas, que se puede visitar en el MuVIM hasta el mes de marzo. «El objetivo de la muestra es acercar el teatro al público desde otro punto de vista, dando a una visión más completa de la puesta en escena de un espectáculo teatral», dice  Vicent Vila,  director del teatro de la Diputación.

Imagen de la exposición 30 anys de l'Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Imagen de la exposición 30 anys de l’Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Teatro desde dentro

Vestuarios, escenografías, carteles originales, diseños de figurines, fotografías, etcétera. La exposición realiza un recorrido por las últimas décadas de la escena valenciana, mostrando el trabajo del teatro desde un punto de vista global. Se estructura en tres apartados: la producción y exhibición de espectáculos para niños, la formación de profesionales de las artes escénicas y la didáctica para acercar el teatro a los pequeños.    Entre más de un centenar de imágenes y objetos que componen la  exposición, se exhibe el traje que llevaba El Gran Kahan en Els viatjes de Marco Polo, la escenografía que ambientó Amada Candela o Pinotxo, marionetas que aparecieron en Tirant Lo Blanc, fotos de La Guerra dels Mons, o el cartel original de una pieza de la cultura valenciana El llibre de la selva del artista Sento.

Una sección de la muestra está dedicada al trabajo que desde hace 10 años realiza L’Espai d’Exposicions, dedicado a acercar las artes escénicas a los niños mediante talleres, actividades y exposiciones. Una de las piezas más destacadas es la de Miquel Calatayud que representa el Globe Theatre, donde Shakespeare representaba sus obras, o maquetas de escenografías creadas por artistas como Miró, Popova y Tatlin.

Imagen de la exposición 30 anys de l'Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Imagen de la exposición 30 anys de l’Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de València.

Producción y exhibición de espectáculos, formación para profesionales y didáctica para espectadores. La combinación de estas tres líneas de trabajo, así como su especialización en el público infantil, hacen del Escalante una experiencia única en el panorama nacional. «Cuando empezamos nadie había probado a poner en marcha un teatro público solo para niños», recuerda Vila. «Con el apoyo de la Diputación, tres décadas después seguimos siendo los únicos que trabajamos todas estas áreas, centrándonos siempre en el público infantil».

Además del reconocimiento de la crítica, una muestra del éxito del Escalante son los más de dos millones y medio de espectadores que han pasado por su patio de butacas,  una media del 90% de ocupación en todas sus funciones, convirtiéndose en uno de los excepcionales casos de teatro público rentable. Los fines de semana el 60% del público son mayores de 18 años.

La muestra del MuVIM, además de brindar homenaje a este proyecto teatral, ofrece la oportunidad de hacer un viaje en el tiempo a todos los que alguna vez, cuando eran niños, se dejaron atrapar por la magia del teatro en una de las butacas del Escalante.

Imagen de la exposición 30 anys de l'Escalante en el MuVIM. Foto: Raquel Abulaila.

Imagen de la exposición 30 anys de l’Escalante en el MuVIM. Foto: Raquel Abulaila.

Memoria de tres décadas

El balance de estas tres décadas en cifras habla por sí mismo: 41 espectáculos,  8.200 representaciones, 2.500.000 espectadores y  40 premios. Cifras orientadas a un solo un objetiv: potenciar el amor por el teatro y la opinión crítica entre los pequeños.

En 1985 nace un proyecto pionero en España, un centro teatral público dedicado exclusivamente a la producción y exhibición de teatro para niños en un emplazamiento también único. Un palacete tardo renacentista en pleno casco antiguo de Valencia. Con la llegada de Vicent Vila a la dirección, en 1989, el Escalante define su sello, con producciones de gran envergadura, que aportan una alta calidad artística y apuestan por los profesionales de la escena valenciana. Además, se abre la programación a compañías nacionales, internacionales, incluyendo  espectáculos de todo tipo de géneros dirigidos al público infantil. Para profundizar en la formación y completar el modelo de centro teatral, en 1995, se crea una escuela de teatro que trabaja cinco áreas: la profesional, las especializaciones, la Escoleta, el teatro para adultos y el Aula de Teatre. En 2005, nace L’Espai d’Exposicions, dedicado a la creación de actividades como visitas guiadas, talleres para niños y comisariado de exposiciones temporales, siempre relacionadas con las artes escénicas, que giran por España.

Otra área dentro del Escalante que funciona desde sus inicios es la de publicaciones. Con la colaboración de editoriales como Bromera, Universitat de Valencia o Kalandraka, se imprimen los textos teatrales y músicas creadas para sus espectáculos. Con un equipo de 18 profesionales, el Escalante es un modelo de teatro público sostenible: con un 90% de ocupación en sus representaciones. Una labor reconocida con la Medalla de Plata de las Bellas Artes concedida por el Ministerio y otros 39 galardones otorgados por las asociaciones de críticos y profesionales de las artes escénicas.

Exposición 30 anys a l'Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Exposición 30 anys a l’Escalante en el MuVIM. Cortesía del Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Bel Carrasco

Las 10.001 noches del Escalante

Les 1001 Nits, de Vicent Vila
Escalante Centre Teatral
C / Landerer, 5. Valencia
Estreno: lunes 13 de octubre
Hasta el 21 de diciembre, 2014

Para celebrar sus 30 años, el Escalante estrenará la producción propia ‘Les 1001 Nits’, un proyecto largamente deseado por su director Vicent Vila. Y ahora que han pasado más de 10.000 noches desde que el Centre Teatral de la Diputación de Valencia arrancará en 1985, la famosa recopilación de cuentos ve la luz con nueve actores en escena que dan vida a 72 personajes, apoyándose en el uso de marionetas.

Una escena de 'Les 1001 Nits', de Vicent Vila, en el Escalante. Imagen cortesía de Escalante Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Una escena de ‘Les 1001 Nits’, de Vicent Vila, en el Escalante. Imagen cortesía de Escalante Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Para reforzar la magia del libro, y el milagro que supone contar con un teatro público reiteradamente premiado, el Escalante exhibe 87 dibujos de Josep Segrelles realizados en 1932 para ilustrar precisamente ‘Las 1001 noches’ que tradujo Vicente Blasco Ibáñez. Como recordó el comisario de la exposición, Joan Josep Soler, hablamos del artista plástico valenciano por el que sienten admiración (“son auténticos fanáticos de su obra”) Guillermo del Toro (‘El laberinto del fauno’) o John Howe, ilustrador de ‘El señor de los anillos’. Soler avanzó que el cineasta, de hecho, tiene previsto visitar en breve el Museo Segrelles de Albaida.

La efemérides se completa con una macro exposición en el MuVIM, que tendrá lugar en diciembre. Ocupando la Sala Parpalló, podrán verse los diseños, el vestuario, las escenografías y los carteles originales de ilustradores valencianos que han ido participando durante estos 30 años en las producciones y exposiciones del Escalante. Y para remate conmemorativo también se editará, en colaboración con Bromera, un anexo al libro que celebraba el 25 aniversario del teatro, con textos de las últimas producciones teatrales.

Escena de 'Les 1001 Nits', de Vicent Vila, en el Escalante. Imagen cortesía de Escalante Centre Teatral.

Escena de ‘Les 1001 Nits’, de Vicent Vila, en el Escalante. Imagen cortesía de Escalante Centre Teatral.

¿Que por qué un teatro como el Escalante sigue vivo y coleando, pese a la sempiterna crisis del teatro y la más reciente pero devastadora crisis económica? La palabra la tiene Vicent Vila: “Es un secreto publico: porque nunca nos ha faltado el apoyo de la Diputación de Valencia y porque había un público que atender y una demanda por parte de los profesionales”. Lo cual ha hecho que el Escalante haya montado más de 40 producciones propias, obteniendo prácticamente otros tantos premios, para un total de 2.500.000 espectadores.

“Es un ejemplo de teatro público de calidad y sostenible”, que cuenta con “un 90% de ocupación en cada función”, destacó Cristóbal Grau, diputado de Teatres, encantado de poder ofrecer una buena noticia en tiempos de descrédito de la clase política. Una buena noticia que, en el caso del Escalante, “casi pasa desapercibida por lo habitual que resulta”, subrayó su director.

Actores y responsables institucionales, tras uno de los ensayos de 'Les 1001 Nits' ante los medios de comunicación. Imagen cortesía del Escalante.

Actores y responsables institucionales, tras uno de los ensayos de ‘Les 1001 Nits’ ante los medios de comunicación. Imagen cortesía del Escalante.

‘Les 1001 Nits’ que ha escrito y dirige Vicent Vila, cuenta con un reparto encabezado por María Almudéver, con sonido original del Premio Nacional de Música, Joan Cerveró, y dirección artística de Ana Garay, escenógrafa que ha trabajado con Pilar Miró, Adolfo Marsillach, Mario Gas o Josep Maria Pou, entre otros. La exposición de Segrelles se completa igualmente con esculturas de la ceramista Reme Tomás.

‘Las 1001 noches’ representa sin duda el espíritu del Escalante: un  teatro que se mantiene vivo, como Sherezade, porque el rey Shahriar (la Diputación) no puede dejar morir a quien embelesa con tanta narración ya vista y por venir. De nuevo Vicent Vila: “Es un homenaje al equipo técnico del Escalante, que se ha entregado al montaje con abnegación, amor y profesionalidad”. Y así durante ya más de 10.000 y una noches.

Escena de Les 1001 Nits, de Vicent Vila, en el Escalante. Imagen cortesía del Escalante Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Escena de Les 1001 Nits, de Vicent Vila, en el Escalante. Imagen cortesía del Escalante Centre Teatral de la Diputación de Valencia.

Salva Torres

Escenarios sonoros en el Escalante

Cicle Teatre i Música
Centre Teatral Escalante
C / Landerer, 5. Valencia
Hasta el 7 de mayo

La música y el teatro hacen muy buenas migas. Las musas Euterpe y Talía pasean con frecuencia cogidas de la mano y la belleza de una enfatiza la de la otra. La sintonía y sinergias entre dos de las artes más antiguas suben al telón del teatro Escalante en el ciclo Teatre i música que durará hasta el 7 de mayo, con una doble vertiente. En funciones escolares entre semana y para el público familiar los domingos, a las 18 horas,  a precios populares, entre 4 y 5 euros. El Centre Teatral de la Diputación de Valencia ofrecerá cuatro espectáculos pensados para  espectadores a partir de seis años, procedentes de Italia, Madrid, Girona y Valencia.

Un instante de 'El mundo de Irene'. Imagen cortesía del Escalante.

Un instante de ‘El mundo de Irene’, de Afonix Producciones. Imagen cortesía del Escalante.

“Las piezas incluidas en esta programación no responden al formato clásico de musical”, señala Vicent Vila, director del centro teatral. “No se trata de obras de teatro con números de canto y baile, sino piezas en las que se utiliza la música de forma novedosa, utilizando instrumentos poco convencionales para enriquecer las técnicas teatrales y contar historias”.

El ciclo es una muestra de cómo evoluciona el teatro para niños, un campo de experimentación que permite romper con lo convencional y abrir nuevos horizontes, pues los niños “tienen la mente muy abierta y no compartimentan los géneros”.

En las próximas semanas el Escalante ofrecerá una selección de piezas en las que la música se reinventa y se sirve de otras técnicas más clásicas, como la narración oral o el clown, para contar historias que emocionan, divierten y amplían las  miras de los pequeños.

ESQUELETO ENAMORADO

Abrió el ciclo Canciones de miedo y risas (23-26 de marzo), una propuesta terroríficamente divertida la compañía madrileña Familia Scalofrini que  convierte el escenario en el salón de un viejo y tenebroso castillo donde tres músicos presentan a curiosos personajes que mezclan a partes iguales miedo, humor y ternura, como Anacleto el Esqueleto, enamorado hasta los huesos y que se disculpa si te asusta. Un concierto dramatizado que regenera la narración oral y en el que el humor actúa como hilo conductor, buscando en todo momento la participación de los pequeños espectadores.

Un momento del espectáculo 'Trash'. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante.

Un momento del espectáculo ‘Trash’, de Jashgawronsky Brothers Quartet. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante.

LENGUA DE SIGNOS

Del 30 de marzo al 2 de abril se representará El mundo de Irene, una pieza multimedia de la compañía catalana Afonix Producciones que obtuvo la mención especial del jurado en FETEN 2013 a la mejor composición e interpretación y una de las escasas propuestas de la cartelera accesible en lengua de signos. El músico Pep López se acompaña de instrumentos como el Udú africano o el Guzhen,  junto con la proyección de vídeos e ilustraciones, para recrear la peculiar visión sobre la vida de Irene, una niña sorda. El espectáculo trata temas tan presentes hoy día como la ambición, la homosexualidad, la muerte o el amor desde un prisma lleno de humor, sin dramatismos, que favorece el diálogo entre el adulto y niño sobre asuntos de los que rara vez se habla con los pequeños.

AL RITMO DEL CORAZÓN

La tercera propuesta llega de la mano de los valencianos Amores Grup de Percussió, todo un referente nacional y ganadores, entre otros galardones, de varios Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana. En BUMP! (del 6 al 16 de abril) colaboran con la guionista mejicana Silvia Macip, autora del texto, y con la actriz valenciana Lara Salvador Peydró en un espectáculo que cuenta la  historia de una chica con problemas cardiacos cuya infancia transcurre en un hospital, marcada por los latidos arrítmicos de su corazón. Esto le lleva a conocer el mundo a través de los sonidos percusivos que produce y a expresarse mediante la melodía. Una pieza vitalista que, a través de la palabra, el gesto y la música, nos lleva a descubrir el ritmo que cada uno genera en su interior.

Después de Pascua, del 4 a 7 de mayo, una  compañía italiana presenta Trash!. Jashgawronsky Brothers Quartet propone un espectáculo sin texto, que combina las técnicas del clown moderno con el reciclaje de elementos cotidianos para crear instrumentos musicales con escobas, ralladores y hasta papel higiénico. Asientos de wáter se transforman en guitarras eléctricas y cerditos de goma en insólitas marimbas para sonar impecablemente en un divertidísimo concierto que aboga por el reciclaje, enseñando a los pequeños que todo puede tener una segunda vida y que nada está totalmente gastado porque la materia no se destruye, si no que se transforma.

VÍDEOS PROMOCIONALES DE LOS ESPECTÁCULOS:

Canciones de miedo y risas: http://www.youtube.com/watch?v=MKD6XV9M3-Y

El Mundo de Irene: http://www.youtube.com/watch?v=d6y6TfiVCdg

BUMP! http://www.youtube.com/watch?v=iblRXfZL-J0

Trash! https://www.youtube.com/watch?v=2CiOjSqb8Ls

Imagen de una de las obras del Escalante.

Imagen del espectáculo BUMP! de Amores Grup de Percussió. Imagen cortesía del Centre Teatral Escalante.

Bel Carrasco

La flauta mágica soplada a los niños

Escalante 

La flauta mágica

Valencia

26 de febrero y 3 de marzo

“La Flauta Mágica” es una obra universal pero, al tratarse de una ópera, se suelen tener prejuicios sobre la edad mínima para disfrutarla. Nada más lejos de la realidad: esta historia llena de simbolismo, luces y sombras cuenta con elementos muy atractivos para los niños. La compañía valenciana Teatre de La Caixeta la toma como base de su espectáculo La magia de la flauta mágica, que se lleva por primera vez a las tablas en Escalante con funciones abiertas al público familiar los domingos 24 de febrero y 3 de marzo. 

Esta nueva propuesta tiene como protagonistas a dos de los personajes más populares y queridos de esta ópera de Mozart, el pajarero Papageno y a su amada Papagena. Ambos recurrirán a los títeres, la música y el baile para introducir a los espectadores en la historia de La flauta mágica, presentándoles a los príncipes Tamino y Pamina, a Sarastro y, por descontado, a la famosa Reina de la Noche.

El montaje, escrito y dirigido por Vicent Vila, es fiel al libreto que Mozart encargó a Schikaneder y reproduce dos de las piezas musicales más famosas de la composición original. Sin embargo, adapta este valioso material a las necesidades, ritmo y destrezas como espectadores de los niños, aprovechando los elementos mágicos y la fantasía de esta historia para estimular su imaginación.

El estreno absoluto de La magia de la flauta mágica es una oportunidad única para acercar al público infantil a un género musical que no tiene edad ni fecha de caducidad. Una original, estimulante y divertida primera experiencia con la ópera de la que disfrutarán los más pequeños… y algún otro adulto porque nunca es demasiado tarde.