El Tio Canya ‘reviscola’ en Valencia

Reviscola Tio Canya, de Al Tall
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Jueves 19 de enero, 2017, a las 19.00h

“Reviscola, Tio Canya, amb gaiato si et fa falta que a València has de tornar…”. Y el ‘Tio Canya’, canción de Al Tall que celebra sus 40 años, ha vuelto a Valencia de la mano de la falla Arrancapins y más de 40 asociaciones cívicas y culturales que durante 2016 han venido celebrando tamaña efemérides. Teatres de la Generalitat se suma al apoteósico regreso de tan popular como reivindicativo personaje musical, abriendo su programación de este año con un homenaje en el Teatro Principal. ‘Reviscola Tio Canya’ reúne a diversos artistas, relacionados de una u otra forma con la banda valenciana, para evocar su legado. Será el jueves 19 en el teatro valenciano, el 21 en el Arniches de Alicante y el 28 en el Principal de Castellón.

De manera que el Tio Canya, el hombre de pueblo tan denostado por saber única y exclusivamente valenciano, vuelve a Valencia recuperando la memoria que, según Vicent Torrent, autor de la canción, conviene seguir manteniendo viva: “Nos gustaría dejar de cantar esta canción, como si fuera un mal sueño, pero hay cosas que no pasan de moda”, advirtió. Y lo que no pasa de moda es el rechazo de lo diferente, de lo que no se entiende. Por eso Torrent señaló que entonces el valenciano “estaba en la UVI” y ahora, pese a todo, seguía “muy grave”.

Responsables de Teatres.

Vicent Torrent, de pie en el centro, autor de la canción ‘Tio Canya’ de Al Tall, junto a responsables de Teatres y Diputación de Valencia. Foto: Biel Aliño. 

Abel Guarinos, director general del Institut Valenciá de Cultura, recordó, con Vicente Torrent a su lado, la canción que ponía todas las noches a su hija. De manera que, además de la letra reivindicativa evocadora de ese “mal sueño”, la música de Tio Canya también posee un poder que trasciende a la simple pesadilla ideológica. “Ya están prácticamente vendidas todas las entradas”, remarcó Guarinos. El espectáculo homenaje ‘Reviscola Tio Canya’ contará con la participación de Musicants, Miquel Gil, Sis Veus per al Poeta, Pep Gimeno Botifarra, Miquel Gironés con Xiromita Trad Project, Apa, Teresa y Josemi Sánchez y, por supuesto, Al Tall.

La danza contemporánea, flamenca y clásica también será protagonista de la programación de Teatres del primer trimestre de este año, con Eva Bertomeu Danza, el Ballet de la Generalitat, el Ballet Flamenco de Andalucía y el Ballet de San Petersburgo. La música, a rebufo de la del Tio Canya, proseguirá con la diversidad mediterránea que ofrece Aspencat y la vuelta de tuerca que hace de la tradición local Xiromita Trad Project, continuadores en cierta forma de Al Tall. De manera que esa mezcla de tradición y modernidad, que abanderó durante cuatro décadas la banda de Vicent Torrent, sigue vive. Josep Vicent, a la hora de presentar el legado de Tio Canya, abundó precisamente en esa idea de que no fuera “una pieza de museo”, sino que tuviera “contemporaneidad”.

Tio Canya en el Teatro Principal de Valencia.

Tio Canya en el Teatro Principal de Valencia.

Como contemporáneas son las propuestas teatrales ‘Trío’, de Rodolf Sirera, ‘El crèdit’, de Jordi Galcerán o ‘Guium, o la ciutat adormida’, de Toni-Lluís Reyes, que dirigen Rebeca Valla y Edison Valls, Sergi Belbel y Víctor Muñoz Calafell, respectivamente, en el Teatro Rialto. Igualmente sobresalen las propuestas ‘El test’, de Jordi Vallejo, bajo la dirección de Cristina Clemente, ‘L’electe’, de Ramón Madaula, dirigida por Jordi Casanovas, o las clásicas ‘Eloísa está debajo de un almendro’ y ‘Ricardo III’, a las que se suma ‘Historias de Usera’. Una “programación ecléctica, de rigor y con sentido”, subrayó Guarinos, que mezcla “propuestas consolidadas con otras más novedosas”.

La diputada de Teatros, Rosa Pérez, anunció que la programación del Escalante, de cuyas obras de rehabilitación no supo avanzar una fecha para su conclusión, ya estaba cerrada esta temporada, señalando que proseguirá en El Musical, pero también en el Palau de les Arts y en el MuVIM, espacios que acogerán diferentes espectáculos. También tendrá su hueco en la programación de Teatres un ciclo de cine en La Filmoteca en torno a Blasco Ibáñez, para celebrar el 150 aniversario de su nacimiento.

Tio Canya en el Teatro Principal.

Tio Canya en el Teatro Principal de Valencia.

Salva Torres

Publicado en Sin categoría

Música Urbana para hacer calle

MUV Circuito Música Urbana Valencia
Sala Russafa
C / Dénia, 55. Valencia
Del 6 al 8 de noviembre de 2015

Sala Russafa se suma a la iniciativa que el próximo fin de semana llena el barrio de Ruzafa de música. Del 6 al 8 de noviembre, el teatro es sede del MUV, Circuito Música Urbana Valencia, con una programación que dará protagonismo a las propuestas musicales surgidas en el territorio, como la de Miquel Gil (6 nov), una de las voces más profundas de nuestra escena.

Miquel Gil en el MUV Circuito Música Urbana Valencia. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Miquel Gil en el MUV Circuito Música Urbana Valencia. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Arrancó su carrera dentro del rock, pero pronto inició su investigación en sonidos más tradicionales, al conocer a Vicent Torrent y Manolo Miralles. Juntos fundaron Al Tall, una de las bandas referentes  de la ‘música d’arrel’, en la que Gil permaneció durante 10 años, tocando el bajo, la percusión, guitarra y dolçaina. Pero su voz es, sin duda, su instrumento más poderoso y el que le ha permitido expresarse a través de géneros tradicionales como el ‘cant d’estil’, la polifonía o ‘les cançons de batre’. Desde 1997, Gil arranca una carrera en solitario que le ha convertido en un símbolo de la música mediterránea.  Actualmente se encuentra preparando un nuevo trabajo, del que ofrecerá algunos adelantos en su concierto en Sala Russafa.

Efrén López. MUV Circuito Música Urbana Valencia. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Efrén López. MUV Circuito Música Urbana Valencia. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Otro referente musical valenciano es Efrén López. El 7 de noviembre, presenta en Sala Russafa su primer proyecto en solitario, acompañado de la formación Abracadabra. Por primera vez, defiende unas canciones 100% propias, que reflejan y superan las influencias recibidas en más de 15 años de trayectoria. Una carrera de éxitos en la que ha recorrido escenarios de medio mundo como parte de formaciones de música tradicional mediterránea y junto a artistas como L’Ham de Foc, Carles Dènia, Maria del Mar Bonet, Pep Gimeno “El Botifarra” o Miquel Gil, entre otros. Un tiempo en el que también ha buceado en las tradiciones sonoras orientales, árabes y europeas.

Apasionado de la música antigua y de raíz, López ha captado en su primer disco en solitario, El Fill del Llop, la esencia de las distintas sensibilidades que crecen a las orillas del mediterráneo. El mestizaje cultural y un despliegue de instrumentos de cuerda de países como Turquía, Grecia o España caracterizan este trabajo que el guitarrista presentará en concierto. Una actuación en la que la cercanía y la especial acústica de Sala Russafa contribuirán a ofrecer a los espectadores una experiencia única.

Cartel de La ciutat que fa musica fa ciutat.

Cartel de La ciutat que fa música, fa ciutat.

Además de la música en vivo, entre las actividades del MUV destaca la mesa redonda (7 nov) ‘La Ciutat que fa música, fa ciutat’, que reflexiona sobre la importancia de la música en la construcción sociocultural de las ciudades. Una iniciativa que ya tuvo su primera edición en la Llotja de Cànem de Castellón en octubre, dentro del festival TROVAM!.

Ahora llega a Valencia dentro de la programación del MUV, Circuito Musica Urbana Valencia, de la mano de María Oliver (Concejala Delegada de Acció Cultural en l’Ajuntament de València), Pau Rausell (Professor del Departament d’Economia Aplicada de la UVEG y Director de Econcult, Unitat d’Investigació en Economía de la Cultura de la Universitat de València), Ramón Cardo (músico de jazz), Sergio Almiñana (representante de Musicapro CV, Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana, y Co-Director Festival MUV) y Claudio Guist (Responsable de Comunicación del Festival Rototom SunSplash).El periodista y escritor Xavier Aliaga modera este encuentro, de acceso libre, en el que se analizará el impacto socioecocómico de la música y la cultura, su valor diferencial y papel en la construcción de “marca-ciudad”.

Escena de Històries de ratolins. Cortesía de Sala Russafa.

Escena de Històries de ratolins, de Elisa Matallín y La Casa Calba. Cortesía de Sala Russafa.

Dentro de la programación del MUV, Circuito Música Urbana Valencia, Sala Russafa acoge el 8 de noviembre (12.30h) una propuesta para espectadores a partir de 3 años que aúna tradición oral, marionetas de mano y música en directo. Elisa Matallín y La Casa Calba se unen en la entrañable Històries de Ratolins, una historia protagonizada por un ratoncillo de campo que cada tarde visita la biblioteca para que la bibliotecaria le cuente cuentos, desatando su imaginación.

Cartel del MUV Circuito Música Urbana Valencia. Cortesía de Sala Russafa.

Cartel del MUV Circuito Música Urbana Valencia. Cortesía de Sala Russafa.

 

Publicado en Sin categoría

Al Tall, de aquí a la eternidad

Sempre Al Tall, de Josep Pitarch
Claustro de La Nau de la Universitat de València
C / Universidad, 2. Valencia
Viernes 24 de julio, a las 22.00h

La Universitat de València presenta el documental ‘Sempre Al Tall’, dirigido por Josep Pitarch y producido por el Taller d’Audiovisuals de la propia Universitat. Es un ‘biopic’ que acompaña al grupo de música valenciano ‘Al Tall’ en su despedida de los escenarios. El estreno tendrá lugar en el Claustro de La Nau, el viernes 24 de julio, con la presencia de sus protagonistas. La entrada es gratuita y el aforo limitado.

Cartel del documental Sempre Al Tall, de Josep Pitarch. Cortesía de La Nau de la Universitat de Valéncia.

Cartel del documental Sempre Al Tall, de Josep Pitarch. Cortesía de La Nau de la Universitat de Valéncia.

La cinta está presente en los últimos ensayos, encuentros, conciertos y homenajes. Presenta de primera mano las reacciones y repercusiones que comportó el anuncio de su retirada y plantea el futuro de la música valenciana después de su desaparición como formación en activo.

Al mismo tiempo hace un recorrido por su larga trayectoria, desde los trabajos iniciales de investigación, cuando iban casa por casa recuperando cantos populares valencianos, hasta su consagración como referente musical y cultural. Aún así, sin dejar de lado el componente reivindicativo y político del grupo, de tal manera que junto con su carrera musical se hace un recorrido por los últimos 40 años de historia del País Valenciano.

La formación nacida en 1975 es responsable de haber rescatado y restituido el canto popular valenciano, dotarlo de prestigio y situarlo en el marco más amplio de la música mediterránea. ‘Al Tall’ es así responsable de haber divulgado un patrimonio musical que de otro modo hubiera desaparecido, y de haberlo consagrado como un género moderno a partir del cual se han desarrollado todo un puñado de formaciones y grupos musicales que hoy conviven en la rica escena musical valenciana.

Con 16 discos y multitud de actuaciones en directo en tierras valencianas y de todo el mundo, han brindado a su público fiesta y cultura. Y también coraje, al haberse mostrado siempre como una formación íntegra y comprometida con su idea de país. El propósito de este documental es poner de manifiesto que, a pesar de su adiós, no desaparecen. Su obra y su impronta en el mundo de la música y de la sociedad valenciana perdurarán a lo largo del tiempo.

Vicent Torrent, uno de los fundadores de Al Tall, en un fotograma del documental de Josep Pitarch.

Vicent Torrent, uno de los fundadores de Al Tall, en un fotograma del documental de Josep Pitarch.

Publicado en Sin categoría

El último concierto…de Al Tall

Al Tall: Últim concert (per sempre)
Palacio de Congresos
Avinguda de les Corts Valencians, 60. Valencia
Viernes 18 de octubre, a las 22.00h

Ahora que está de moda El último concierto, película de Yaron Zilberman que habla de los problemas de una banda de música al cumplir los 25 años, All Tall, que lleva renovando la música tradicional valenciana desde hace casi 40 años, se deshace también como grupo digamos que de muerte natural. Y para celebrar el sepelio, porque nada puede empañar la alegría de su brillante trayectoria que ahora se cierra, el grupo fundado por Vicent Torrent, Manuel Miralles y Miquel Gil, realizará igualmente un Últim concert este viernes en el Palacio de Congresos de Valencia.

Hace unas pocas semanas, hablaron de ello en el Octubre Centre de Cultura Contemporània. Y, entre otras cosas, dijeron: “Nos jubilamos del grupo, pero no de la marca Al Tall” (Vicent Torrent); “estaremos tristes y contentos por el patrimonio que hemos dejado” (Manolo Miralles); “hemos regenerado el lenguaje de la música tradicional valenciana” (Jordi Reig), y “he crecido como persona y músico en Al Tall” (Maribel Crespo). En ese Últim concert (per sempre), Al Tall contará con una buena representación de cantantes valencianos.

Jordi Reig, Maribel Crespo, Manolo Millares y Vicent Torrent, miembros de Al Tall, en la presentación en el OCCC de su último concierto

Jordi Reig, Maribel Crespo, Manolo Millares y Vicent Torrent, miembros de Al Tall, en la presentación en el OCCC de su último concierto

Como particular homenaje a tan dilatada trayectoria, recogemos algunos de los comentarios de Vicent Torrent, a modo de radiografía del grupo, en las diversas entrevistas que he mantenido con él a lo largo de estos últimos años.

“Nosotros subimos por primera vez a un escenario con dolçaines y bandúrries, pero mezcladas con bajo eléctrico y cantando al estilo de los labradores aunque introduciendo crítica social”. “Estábamos acojonados, pero el caso es que hubo rápida sintonía con el público y ese posicionamiento antifolclórico se entendió, o sea, que no es cierto que sean únicamente las letras las que han definido al grupo, sino el tipo de música que gastamos y que entonces carecía de precedentes”.

Al Tall estuvo en la cuerda floja hacia mediados de los 80, momento en que, como dice Vicent Torrent, “entramos peligrosamente en cierto aburrimiento”. Aburrimiento propiciado también por un contexto en que la pasión política de la transición dejó paso a cierto pasotismo. “La gente estaba cansada de tanta lucha y se volvió un poco pasota, lo mismo que los políticos. Pero aguantamos y resulta que ya en los 90 la gente joven se enganchó al grupo con un cariño tremendo y esto fue lo que nos salvó”.

 

Al Tall y amigos del grupo, durante la presentación en el OCC del que será su  último concierto en el Palacio de Congresos.

Al Tall y amigos del grupo, durante la presentación en el OCC del que será su último concierto en el Palacio de Congresos.

“La palabra vares nos la inventamos entonces como sinónimo de palo en el flamenco, y gracias a ese disco (Tocs y vares, 1983), cuyo sonido era un poco de arte y ensayo, obtuvimos una gran consideración fuera de aquí, si bien el público habitual nuestro no lo entendió demasiado. Se nos dijo que quizás habíamos ido muy para allá y que mejor hubiera sido hacer varas más tradicionales, que es lo que hemos hecho ahora. Por eso digo que Vares Velles (2004), siguiendo esa lógica, debería haber precedido a Tocs y Vares”.

 

Al Tall y amigos durante la presentación en el OCCC del último concierto del grupo.

Al Tall y amigos durante la presentación en el OCCC del último concierto del grupo.

“Aixó es Espanya (en Vares Velles) quizás es el tema más provocador, al plantear de un modo relajado que España se puede organizar de otro modo. De hecho, no sólo sintoniza con la canción nuestro público más adicto, sino también ese otro menos ideologizado que hace una lectura distinta y más suave del contenido de la letra”.

“Hay gente de la derecha que conoce nuestra música desde hace tiempo y se muestra encantada con ella, más allá de los contenidos de las letras”.

A les teulades (Vares Velles) es el síntoma de la resistencia que define al propio Al Tall. “Desde los tejados se tiene una visión de conjunto y se ven las cosas desde otra perspectiva, de ahí que sea un lugar de resistencia, como cuando uno dice lo de tirarse al monte”. “Despojar al folk de esa idea de cosa antigua también es una forma de resistencia: de resistencia musical”.

“Envit a vares era una forma invitar a la gente del jazz y del rock a que hicieran un esfuerzo de inmersión partiendo de nuestras bases de folk, de modo que nosotros hacíamos sonar un palo determinado y ellos se iban implicando”. “Pensamos que la improvisación del jazz le sentaría muy bien a nuestro folk, que precisamente mamaba en sus orígenes de esa misma improvisación y que luego se ha ido perdiendo”.

Jordi Reig, Maribel Crespo, Manolo Millares y Vicent Torrent, durante la presentación en el OCCC del último concierto del grupo.

Jordi Reig, Maribel Crespo, Manolo Millares y Vicent Torrent, durante la presentación en el OCCC del último concierto del grupo.

Salva Torres

 

 

 

Publicado en Sin categoría