EL INFLUJO INTERNACIONAL DE EL QUIJOTE

‘Quijotes por el mundo’
Instituto Cervantes
Salas de exposiciones y red de bibliotecas
San Juan (Puerto Rico), Nueva York y Chicago (Estados Unidos), Londres (Reino Unido) y Rabat (Marruecos)
Hasta el 12 de octubre de 2016

La exposición ‘Quijotes por el mundo’, compuesta por 185 ediciones de Don Quijote de la Mancha en 56 lenguas, reúne por vez primera fondos de las 60 bibliotecas del Instituto Cervantes en todo el mundo. Con ella, se rinde homenaje a la presencia universal de la novela cervantina y a los traductores que la han convertido, a lo largo de 400 años, en uno de los libros más editados en todos los idiomas y en referente de la literatura española.

La exposición evidencia el influjo mundial el Quijote, una obra que desde 1612 se ha traducido -de manera íntegra o parcial- a más de 140 lenguas y variedades lingüísticas diferentes, y continúa traduciéndose hoy a nuevos idiomas como el coreano o el guaraní. El comisario es José Manuel Lucía Megías, vicedecano y catedrático de Filología Románica de la Universidad Complutense (Madrid), presidente de la Asociación de Cervantistas y coordinador académico del Centro de Estudios Cervantinos.

La muestra aborda por qué tantas lenguas y culturas se han acercado a la obra hasta el punto de convertirla en una de las más traducidas (la segunda del mundo después de la Biblia, según algunas tesis); por qué triunfó desde sus primeros años, cómo Gustavo Doré fijó el imaginario quijotesco, cómo grandes pintores han reflejado las aventuras de don Quijote y Sancho Panza o la forma en que se sigue ilustrando hoy en día.

Cartel de la Metro Goldwyn Mayer, presente en la exposición. Fotografía cortesía del Instituto Cervantes.

Cartel de la Metro Goldwyn Mayer, presente en la exposición. Fotografía cortesía del Instituto Cervantes.

Los libros expuestos proceden exclusivamente de la red de bibliotecas del Cervantes, que conservan una de las colecciones más completas del Quijote en diferentes lenguas, y que ahora por primera vez se exhibe y difunde para el gran público.

‘Quijotes por el mundo’ es un reconocimiento a la labor de los traductores, figura imprescindible de la difusión de la literatura en países que no comparten la misma lengua. Sin su mediación, el Quijote nunca habría alcanzado tal repercusión mundial, ya que el público no hispanohablante no habría podido conocerla ni disfrutar de ella.

El recorrido por la traducción a lo largo del siglo XVII hasta la actualidad es también un camino por el hispanismo y por el triunfo de éste en zonas muy alejadas, como la India, Vietnam o Corea, donde se ha traducido el Quijote directamente del español en los últimos años. En otros casos, las traducciones se efectuaron a partir de lenguas intermedias de cultura, como el francés, el inglés, el alemán o el ruso.

Ilustración de El Quijote perteneciente a la exposición. Fotografía cortesía del Instituto Cervantes.

Ilustración de El Quijote perteneciente a la exposición. Fotografía cortesía del Instituto Cervantes.

Además de las 185 publicaciones impresas, el visitante tiene la oportunidad de escuchar cómo suena hoy el Quijote en casi una treintena de lenguas. Para ello, el Instituto ha grabado en vídeo a otros tantos lectores de sus bibliotecas mientras recitan el fragmento ‘La definición de la poesía’, perteneciente al capítulo 16 de la segunda parte del Quijote.

La instalación audiovisual permite oírlo en idiomas como el bengalí, polaco, árabe, hindi, tagalo o turco. El español de España está representado por Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes, mientras que al español de Hispanoamérica le pone voz Alicia Mayer, directora del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en Madrid (México fue el primer país hispanoamericano donde se editó el Quijote). Asimismo tres lectores han grabado dicho fragmento en las lenguas cooficiales de España: catalán, euskera y gallego.

Por su parte, los ciegos podrán leer la obra a través del tacto, ya que se incluyen traducciones al braille, sistema de escritura y lectura que les permite acercarse a la obra. Para las personas invidentes se ha colocado parte de los 17 volúmenes de 120 páginas que ocupa el Quijote completo en braille, según la edición que la ONCE publicó en el 2004.

Ilustración de El Quijote perteneciente a la exposición. Fotografía cortesía del Instituto Cervantes.

Ilustración de El Quijote perteneciente a la exposición. Fotografía cortesía del Instituto Cervantes.

Las aventuras quijotescas también se han volcado a otros lenguajes artísticos, entre ellos el cine. La exposición dedica un espacio a las adaptaciones cinematográficas: se proyecta la película El Quijote cabalga por el cine, dirigida por Javier Rioyo, actual director del Instituto Cervantes de Lisboa, y se exhibe una veintena de carteles de películas inspiradas en la novela y realizadas en diferentes épocas y países.

Buena parte de las traducciones a otras lenguas han sido adaptaciones infantiles o juveniles: los futuros lectores del Quijote han sido un motor importante de la industria editorial y la difusión de la obra cervantina por todo el mundo. De ahí que se dedique una sección a estas múltiples adaptaciones.

 

Abrir horizontes en la investigación-producción de las artes y el diseño

Entrevista a Daniel Manzano
Director de la FAD Facultad de Artes y Diseño de la UNAM
Universidad Nacional Autónoma de México

Desde que se hizo cargo como director de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), Daniel Manzano (1949, Tapalpa, Jalisco, México) ha trabajado sin descanso hasta transformarla en Facultad de Artes y Diseño. Los tiempos cambian y la formación y preparación que demanda la sociedad a sus estudiantes debe estar por encima de esos cambios, así lo siente y así lo aplica, aunque proceder a cambiar y modificar viejos hábitos no es fácil en ningún escenario. Para ello, su gestión se ha ocupado de varios frentes, como abrir nuevas áreas de diseño y comunicación visual; docencia en artes; docencia en cine documental, la creación de un doctorado en artes y diseño y la creación de un Centro de Investigación, Producción y Estudio de la Imagen (CIPEI), en donde ya se han registrado diversos proyectos y creado varios grupos de conocimiento integrados por alumnos y profesores. En la actualidad lleva también en marcha el proyecto de creación del Laboratorio de Arte, Diseño y Entorno, todo ello sin olvidarse de la necesidad de proyectar al exterior -más allá de las fronteras mexicanas- el valor de alumnos y docentes del ámbito de su responsabilidad como director, pero sobre y para todo, ha establecido un concepto fundamental con el que seguir una línea rectora común en el proceso de enseñanza-aprendizaje, tanto a nivel de licenciatura como a nivel posgrado: el concepto investigación-producción.

Con estas referencias, por citar algunas, la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) parece pasar a la historia, su transformación en Facultad de Artes y Diseño (FAD) es una realidad, a la que cabe sumar un éxito más: la consolidación de la Primera Bienal Universitaria de Arte y Diseño celebrada por la UNAM en México DF.

En su faceta creativa, la obra de Daniel Manzano es conocida por su producción de gráfica, el dibujo y el grabado en metal. Su investigación se centra concretamente en el uso de la lámina negra (hierro) para la elaboración de matrices con las que poder estampar, principalmente para realizar libros alternativos (de artista, objetos, híbridos y transitables) aunque realiza otros procesos experimentales en los que combina el uso de nuevas tecnologías para obtener estampaciones diversas. Ostenta diversos premios y reconocimientos internacionales, como el Primer Premio de la II Bienal de Pintura, Escultura y Grabado de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú o el Primer Premio “Máximo Ramos”, de El Ferrol en España. Ha realizado más de 20 exposiciones individuales y participado en más de 200 exposiciones colectivas tanto nacionales (México) como internacionales España, EEUU, Canadá, Alemania, Japón, Francia, Italia, Hungría, India, Noruega, Portugal, Polonia, Malasia, Egipto, Puerto Rico, Uruguay o Perú entre otros. Es Doctor en Bellas Artes (especialidad de dibujo) y posee un don especial por su cercanía y su entrañable espíritu didáctico para dar conferencias.

Daniel Manzano

Daniel Manzano

-¿Cómo surge la idea de la primera Bienal Internacional Universitaria de Arte y Diseño de la UNAM?

Esta primera Bienal Universitaria de Arte y Diseño, surge como una necesidad de confrontación, sobre lo que se realiza en todas la universidades del País (México), ya que hasta el momento de esta primera edición, no había bienales dedicadas exclusivamente a las universidades, a sus alumnos egresados y profesores. La Facultad de Artes y Diseño (antes ENAP), lleva muchos años dentro de la UNAM (1925), y nunca se había realizado un evento de este tipo, que nos permitiera evaluar la obra que se produce en el campo del arte, en un par de líneas de investigación-producción específicas, como es la “instalación” y el “Libro de Artista”.

La instalación, en virtud de que es necesario evaluar su producción y detectar las propuestas que se justifican mediante conceptos claros y coherentes, y aquellas propuestas que rayan en la improvisación o que solamente reflejan una moda de la producción actual y que no tienen ningún tipo de aportación ni académica ni profesional. La Bienal nos brinda la oportunidad de observar y evaluar aciertos y errores en la enseñanza de las artes y el diseño, y el bagaje cultural con el que cuentan los participantes. Así como analizar recursos metodológicos, técnicas y los procesos creativos en la construcción del objeto. Además de que podemos revisar los proyectos y estructuras de los mismos, así como su coherencia teórico-práctica. Todo esto, coadyuvará en gran medida en la revisión de planes y programas de estudio, lo que permitirá reforzar y aplicar correctivos en  las áreas en donde se detecten  carencias.

12 Inauguraci+¦n Bienal

Presentación de la Primera Bienal Universitaria de México DF en la Academia San Carlos. Centro Yuriko Estevez y Daniel Manzano con los portavoces del Jurado Nelson Herrera (izquierda) y Vicente Chambó (derecha) antes de realizar la entrevista.

Presentación de la Primera Bienal Universitaria de México DF en la Academia San Carlos. Centro Yuriko Estevez y Daniel Manzano con los portavoces del Jurado Nelson Herrera (izquierda) y Vicente Chambó (derecha) antes de realizar la entrevista.

-¿Qué objetivos persigue el evento?

-Estudiar, evaluar y analizar la producción en dos áreas específicas del arte, sus aciertos y sus errores, tanto proyectuales como de realización.

-Reunir obra realizada en diversos estados de la República Mexicana, por alumnos, profesores y egresados de universidades públicas y privadas.

-Confrontar la obra de los participantes, producto de los conocimientos adquiridos en universidades públicas y privadas.

-Apoyar y promover la producción y realización de objetos artísticos, resultado de una preparación profesional.

-Adquirir mediante este  sistema, obra que pueda enriquecer el patrimonio cultural de la UNAM.

-¿Por qué motivos dedicar la Bienal específicamente a la instalación y libro de artista?

Porque son dos áreas que están vigentes entre los jóvenes, ya sea por moda o por manejo real de conceptos teóricos y conocimientos prácticos,  para la construcción de los objetos. Porque la Instalación es una disciplina que requiere de amplios conocimientos y manejo de elementos prácticos, técnicos y metodológicos así como el manejo y consciencia del espacio, además de experiencia y manejo de áreas tradicionales de las artes visuales o el diseño.

"Semilla de sol" de Santiago Robles. Pieza ganadora de la sección Libro de Artista. Primera Bienal de Arte y Diseño de la UNAM.

«Semilla de sol» de Santiago Robles. Pieza ganadora de la sección Libro de Artista. Primera Bienal de Arte y Diseño de la UNAM.

-¿Cuál es el perfil del artista que busca la convocatoria, y cómo la diferenciaría de otras Bienales?

El perfil deseado, es el de gente joven con preparación profesional que vincule la producción-investigación con un modelo metodológico, en el campo de las artes y el diseño, ya sea que manejen sus propuestas en una sola disciplina o integren ambas, además de la búsqueda del trabajo inter y multidisciplinario.

-¿Cuál es la idea de consolidación y continuidad?

La Bienal tendrá que consolidarse por el alcance de objetivos profesionales ligados con el proceso de enseñanza-aprendizaje en las Universidades, y la continuidad no tendrá que ser cerrada a los mismos criterios de la primera Bienal; ya que ésta Bienal se caracteriza por estar en continuo movimiento y cada dos años, tendrá que abrirse a temáticas y técnicas diferentes. Cuya característica, la hará diferente a las otras Bienales, y a su vez atractiva. Además, de que será para universitarios y a partir de la segunda a nivel internacional.

Daniel Manzano en su Despacho de la Academia San Carlos de México DF. Foto Vicente Chambó.

Daniel Manzano en su despacho de la Academia San Carlos de México DF. Foto Vicente Chambó.

-Las obras se exponen en 2 recintos, Xoximilco y aquí en San Carlos pleno centro de México DF ¿Qué perfil de público espera que visiten la muestra? ¿Tienen pensado para el futuro otros espacios expositivos?

Efectívamente, en la actualidad se exhibe en las galerías de los planteles Xochimilco y Academia de San Carlos, recintos universitarios, e inclusive, se pretende que para el futuro sea itinerante. Cabe mencionar, que la Facultad de Artes y Diseño cuenta con cuatro sedes, pero por lo pronto solo en dos de ellas se cuenta con galerías para exhibición, próximamente se contará con otros espacios, lo que permitirá diversificar la muestra, inclusive fuera del Distrito Federal (centro del País). Por medio de convenios, se pretende extender a nuevos espacios de exhibición, incluso en otros estados de la República Mexicana. De este modo, el público visitante es más heterogéneo, y damos más oportunidad para evaluar las propuestas, facilitando con horarios de exhibición amplios.

-¿Tiene la Bienal algún otro apoyo institucional además de la propia UNAM? ¿Cuenta con patrocinadores privados?

El principal apoyo económico proviene de la Rectoría de la UNAM, los recursos humanos son de la Facultad de Artes y Diseño, y para la elaboración del catálogo, intervienen los apoyos y patrocinios privados de empresas afines a las artes.

-¿Qué espera de ésta primera edición?

Esperamos primero el conocimiento de la Bienal, e incidir en los ámbitos universitarios, colocándonos como la primera universidad en lanzar una Bienal con estas características y con los objetivos que tienden a la evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje mediante el producto presentado.

-Hay una gran diversidad tanto de propuestas como de perfil de artistas por edad, ¿es lo que esperaba?, ¿le sorprende la gran cantidad y calidad de propuestas recibidas?

Si, en ésta primera Bienal, los participantes son de lo más variado, sobre todo en edades. Pero eso no es un problema, al contrario, nos ayudará para las siguientes bienales a establecer categorías por edades, de tal modo que nos permita apreciar a los estudiantes y sus niveles, a los egresados y a los profesores.

Es importante mencionar, que la calidad es sorprendente, creo que recibimos de todo, independientemente de que se llevó a cabo una rigurosa selección. Considero que los jurados realizaron muy bien su trabajo, ya que podemos observar en muchas de las propuestas, las semillas de las cuales en un futuro se obtendrán buenos frutos.

Daniel Manzano en su despacho de la Academia San Carlos. Foto, Vicente Chambó

Daniel Manzano en su despacho de la Academia San Carlos. Foto, Vicente Chambó

-¿Qué le mueve como docente?

Como docente mi principal inquietud se encuentra bajo la línea de investigación-producción, lo que me permite abordar el campo práctico o de producción, sin alejarme de la docencia. En el área docente mi especialidad se ubica en el campo de la metodología de la investigación, los seminarios de titulación tanto a nivel licenciatura como de posgrado.

Considero que la conversión de la Escuela Nacional de Artes Plásticas en Facultad de Artes y Diseño ha sido un logro que permitirá cambios en las expectativas de investigación-producción. Abre vínculos con otras facultades e institutos que propicien intercambios y nuevas posibilidades de investigación a todos los niveles. Asimismo, manejo un seminario específico de investigación y producción de libros alternativos y dirijo un taller-laboratorio de investigación y producción gráfica en la ENAP que lleva por nombre “Carlos Olachea”.

-¿Le merece la pena renunciar al tiempo que dedicaría como artista?  ¿Qué le hace seguir en esta iniciativa?

Es una pregunta muy difícil de contestar, ya que yo creo que nada merece la pena para renunciar a la producción, pero son parte de las actividades como funcionario, el abrir o apoyar proyectos que beneficien a la comunidad universitaria, en especial a la de las artes y el diseño. Y eso da una gran satisfacción, sobre todo, por la gran participación y los beneficios que puede representar para actualizar planes y programas de estudio, además de que permite abrir horizontes en la investigación-producción de las artes y el diseño.

Lo que me impulsa a seguir adelante, es que al apoyar y fomentar estos proyectos, se ayuda a los jóvenes, dándoles incentivos para continuar con su producción y sus estudios, además de que permite que la Facultad de Artes y Diseño (antes ENAP), de la UNAM tenga más presencia real en otros muchos ámbitos profesionales, tanto a nivel nacional como internacional.

Vicente Chambó