Resurrección de Peter Perrett: discos 2017

la-resurreccion-de-peter-perrett

Peter Perrett ha regresado con nuevo disco en el 2017

Artista: Peter Perrett
Álbum: How the west was won
Año: 2017
Discográfica: Domino Records
Presentación en España: 22 de Noviembre de 2017
Sala El Sol de Madrid

Una de las más gratas sorpresas musicales del año en curso ha sido el álbum “How west was won”. Casi podríamos tildar este retorno de Peter Perrett como insólito. Y no porque vuelva a publicar otro disco de estudio veintiún años después, concretamente desde el aislado “Woke up sticky” con The One en 1996, sino por la calidad que desprende este trabajo, acaso el más cohesionado y compacto de su trayectoria.

PeterPerrettCover

Portada disco ‘How the west was won» de Peter Perrett

Para valorarlo en su justa medida debemos remontarnos a los inicios de este artista, concretamente cuando vivió sus años dorados como músico de culto entre 1978 y 1980, aunque el reconocimiento principal lo ha obtenido a través de los tiempos con su canción más popular, la mítica “Another girl, another planet” incluida en su álbum de debut con The Only Ones. Los otros dos discos de esta banda londinense encuadrada en la new wave (“Even serpents shine” de 1979 y “Baby’s got a gun” de 1980) son bastante más minoritarios para el gran público a pesar de su calidad.

Entre sus datos biográficos destacaría que está casado con la diseñadora de ropa Xenoulla “Zena” Kakoulli, con quien compartió adicciones y enfermedades pulmonares crónicas durante décadas como resultado del abuso de drogas.

la-resurreccion-de-peter-perrett-2

En cuanto al disco que nos ocupa, producido impecablemente por Chris Kimsey junto al impulso e inestimable ayuda de Jamie y Peter Jr, los dos dos hijos de Peter Perrett, hay que decir que es de un ingenio incuestionable, donde en algunos temas se palpa claramente el influjo de Lou Reed como gran maestro del rock alternativo.

Repleto de romanticismo, pasión y misticismo también destaca la influencia de Tom Verlaine y Television o de Nikki Sudden y los Jacobites. Una obra sin desperdicio, donde cortes como “An epic story”, “Troika”, “Something in my brain” o cualquiera de los restantes demuestran la inaudita resurrección de uno de los grandes talentos malditos del rock.

Peter-perrett-gira-europa

Cartel de la gira europea de Peter Perrett

El próximo 22 de noviembre será presentado este disco en España en un único concierto. El lugar privilegiado es la Sala El Sol de Madrid. Afortunados los que puedan asistir al mencionado evento porque seguro que ellos verán una luz que muchos daban por apagada.

Juanjo Mestre

La banda sonora de Podemos

Mitin de Podemos
Pabellón Fuente de San Luis. Valencia
Domingo 25 de enero, 2015

La puesta en escena del mitin de Pablo Iglesias en el pabellón Fuente de San Luis fue apoteósico. Más de 10.000 personas lo aclamaron, entre las que llenaron las gradas y quienes rodearon el escenario a pie de pista. Un clamor que arrancó con el ‘People have the power’ (La gente tiene el poder) de Patti Smith y terminó con ‘Al vent’ de Raimon. En medio, una sola interferencia: la de quien portó una pancarta que decía: “Espero no tener que cantarle Cuervo ingenuo”. Se refería, claro está, a la canción de Javier Krahe, que éste dedicó a Felipe González cuando incumplió su promesa de sacarnos de la OTAN.

Algunos de los jóvenes en el mitin de Podemos, sosteniendo algunas de las letras que conformaban la frase Ahora es el momento.

Algunos de los jóvenes en el mitin de Podemos, sosteniendo algunas de las letras que conformaban la frase Ahora es el momento.

Pablo Iglesias cantó hace bien poco esa canción con Krahe, sustituyendo en la letra a González por los socialistas y la OTAN por Angela Merkel, a la que los socialistas, en la versión de Iglesias, rendían sumisión. Se entiende que el joven que se coló en el mitin de la Fonteta acabara despedido entre gritos de ¡fuera, fuera!, cuando miembros de seguridad lo expulsaron del pabellón. Era la única nota discordante de un mitin que transcurrió en todo momento por senderos de gloria.

Había pancartas de Podemos Russafa, Rocafort, Pobla de Valldigna, Utiel-Requena, Massanassa, Aldaia, Alaquas, Orihuela, Calp, Paterna o Algiròs. Y había muchos globos y camisetas color lila. Una puesta en escena sobria, pero enardecida cuando Pablo Iglesias compareció por uno de los laterales del pabellón aclamado como las estrellas del rock. Los organizadores prefirieron el ‘People have the power’ de Patti Smith que el ‘We are the champions’ de Queen, para calentar el ambiente. Tema éste último quizás reservado para lo que Pablo Iglesias aventuró después: “Tic, tac, tic, tac, comienza la cuenta atrás para Mariano Rajoy”.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, rodeado de la multitud que llenó la Fonteta  de San Luis, al acabar su alocución.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, rodeado de la multitud que llenó la Fonteta de San Luis, al acabar su alocución.

Y como un reloj, el líder de Podemos fue desgranando las tropelías del gobierno de Rajoy, en medio de las interrupciones del clamor popular. “En noviembre de 2014 sólo una de cada tres personas que dejaba el paro lo hacía por haber encontrado un empleo (…) Constructores y mafiosos compran el partido del gobierno para que legislen a su favor (…) Según la Agencia Tributaria, el 76,4% de los asalariados ganan menos de 1.000€ al mes”.

Y de nuevo el tic, tac: “El 70% de los fondos que ha recibido Grecia ha ido a pagar intereses y deuda privada, y el 19% a los bancos. En Grecia esta noche ya se escucha, tic, tac, tic, tac, tic, tac, y queremos que se escuche en España muy pronto también”. E insistió, a ritmo de metrónomo, que romper España era “vender la soberanía a la troika”, entregársela “a constructores, a mafiosos y a corruptos”. Por lo que tocaba darle cuerda a ese otro reloj que empuñaba con pasión el líder de Podemos: “A la corrupción le decimos: tic, tac, tic, tac, tic, tac”.

Iñigo Errejón, con gafas, abriéndose paso detrás de un tapado Pablo Iglesias, en el mitin de Valencia.

Iñigo Errejón, con gafas, abriéndose paso detrás de un tapado Pablo Iglesias, en el mitin de Valencia.

El reloj que anunciaba el esperado cambio de política en España (“a veces David le puede ganar a Goliat”), dejó paso al emotivo, incluso sensiblero recurso de leer la carta de una niña, Nerea, de Ribarroja, en la que, entre otras cosas, daba las gracias a Pablo Iglesias “por devolver la ilusión a mis padres”. Si no fuera por lo enardecido del mitin, más de uno recordaría aquella niña de Rajoy, sin duda más ficticia que la real Nerea, pero igualmente utilizada para tocar corazones que deberían, pum, pum, pum, pum, regirse por razones menos tiernas y con más sustancia.

‘Al vent’ de Raimon puso el colofón musical de un mitin continuamente interrumpido por gritos de “Sí-se-puede” o “Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid”, en referencia a la movilización programada para el próximo día 31. Porque como dijo Iñigo Errejón, que antecedió a Iglesias en el escenario de La Fonteta: “En España va a haber un cambio y lo va a protagonizar la gente, no Podemos”. Y la gente que abarrotó el pabellón municipal se fue pensando, como rezaba en una pancarta, que ¡És l’hora de la gent! Lástima que entre esa gente no hubiera ninguna alusión a los científicos ni a los artistas cuyo talento se desperdicia por anemia del I+D+i y el lamentable IVA cultural. Ciencia y cultura que Podemos descuidó en el mitin de Valencia. Tic, tac, tic, tac, tic, tac…

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, durante el mitin en el pabellón Fuente de San Luis en Valencia. Europa Press.

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, durante el mitin en el pabellón Fuente de San Luis en Valencia. Europa Press.

Salva Torres