Contra la desaparición del arte en secundaria

Second Round. Arte y lucha en los institutos valencianos
Sala Acadèmia
Centre Cultural La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Hasta el 16 de octubre de 2016

La Universitat de València acoge en la Sala Acadèmia del Centre Cultural La Nau la exposición ‘Second Round. Arte y lucha en los institutos valencianos’, un proyecto que reivindica los estudios de educación artística en la secundaria, con la implicación de 12 centros valencianos y la Universitat de València.

Comisariada por Ricard Huerta, profesor de la Universitat de València y coordinador de CREARI Grupo de Investigación en Pedagogías Culturales, la exposición exhibe 120 obras elaboradas por los 12 institutos de educación secundaria que han participado en el proyecto: IES Lluís Vives, IES Juan de Garay e IES Benlliure, de Valencia; IES Clot del Moro, de Sagunt; IES L’Estació, de Ontinyent; IES Laurona, de Llíria; IES Tirant lo Blanch, de Torrent; IES Número 1, de Requena; IES Josep de Ribera, de Xàtiva; IES Ausiàs March, de Manises; IES Sanchis Guarner, de Silla; e IES María Enríquez, de Gandia.

‘Second Round’ es un proyecto académico que arrancó el curso pasado con la colaboración de los vicerrectorados de Participación y Proyección Territorial, con la producción e itinerancia de una muestra compuesta por 21 paneles explicativos; de Políticas de Formación y Calidad Educativa, con la organización de ciclos de conferencias que reunieron a centenares de alumnos en los diferentes centros educativos; y de Cultura e Igualdad, que acoge la exposición ‘Second Round. Arte y lucha en los institutos valencianos’.

Second Round. Joan Llorca. Imagen cortesía de los organizadores.

Second Round. Imagen cortesía de los organizadores.

La muestra, que se podrá visitar hasta el próximo día 16 de octubre, aglutina todas las manifestaciones artísticas a través de 120 piezas realizadas por el alumnado de secundaria, exalumnos de los centros participantes y profesorado, entre ellas, dibujo, pintura, instalación, escultura, poesía visual y ‘performance’.

“Este es el resultado de un proyecto que parte con la idea de visibilizar los estudios de creación artística en la etapa secundaria, después de detectar que estos tienden a su desaparición. Lo que queremos con ‘Second Round’, desde la Universitat y con la implicación de los institutos valencianos, es apoyar la educación artística ante esta situación salvaje y extrema”, explica Ricard Huerta.

Y parece que la visibilización ha sido uno de los logros, pues han trabajado en el proyecto miles de personas entre estudiantes, exalumnos y profesorado; la muestra itinerante ha recorrido 12 institutos de una decena de municipios del territorio valenciano; e incluso ha promovido el nacimiento de la Asociación Valenciana de Profesorado de Dibujo (AVPD).

La exposición ‘Second Round’ que se puede visitar en La Nau se divide en dos partes tituladas ‘El cuerpo’ y ‘El alma’, que describen dos líneas de trabajo: una primera, que ofrece representaciones del cuerpo humano a través de dibujos y pinturas, y una segunda, que se hace cargo de geometrías y mapas que reflejan las esencias más conceptuales, respectivamente. Según señala el comisario, este relato se relaciona con la formación del profesorado de Dibujo procedente de las especialidades de Bellas Artes y de Arquitectura.

‘Second Round’ se convierte así “en referente de una temática poco tratada hasta ahora: la actividad artística en los centros de secundaria valencianos, y sirve para reflexionar sobre aquello que queremos realmente para el futuro de la educación artística”, apunta Huerta, quien apuesta por la investigación como clave de futuro. En este sentido, anuncia que, a partir de ahora, el proyecto ‘Second Round’ se centrará, con el apoyo de la Universitat de València, en el impulso de la investigación académica a través de una red en línea con la que se creará un espacio común de debate entre las personas, instituciones, organizaciones y agentes afectados e implicados en la enseñanza de la creación artística.

Second Round. Imagen cortesía de los organizadores.

Second Round. Imagen cortesía de los organizadores.

Así, ‘Second Round. Arte y lucha en los institutos valencianos’ se configura como un proyecto de investigación académica y de innovación educativa, impulsado por el Instituto de Creatividad e Innovaciones Educativas de la Universitat de València, que ha empezado ya a generar investigaciones (tesis doctorales, TFM del Máster de Profesorado de Secundaria o artículos en revistas especializadas) sobre la temática del impacto de las actividades artísticas en los centros de secundaria valencianos en las últimas décadas. Y, en la actualidad, ya ha comenzado a prepararse una web con las incorporaciones más remarcables del proyecto de innovación educativa.

Coloquios Second Round en La Nau

En la exposición de La Nau, además, se proyectará un vídeo recopilatorio de lo que ha sido la actividad artística y su repercusión educativa en los institutos, un audiovisual dirigido por Emilio Martí que se presentará oficialmente y en abierto, con el título ‘Second Round Movie – Líneas’, el 14 de octubre, a las 19.50 horas, en el marco del ciclo académico ‘Col·loquis Second Round a La Nau’, que tendrá lugar en la Sala Gonzalo Montiel los próximos días 13 y 14.

 

Por sus estudios los conoceréis

Estudis d’Art. Martí Domínguez y Jesús Císcar
Espai Metropolità d’Art EMAT de Torrent
Avda del Pais Valencià, 103. Torrent (Valencia)
Hasta el 3 de junio de 2016

“El estudio condiciona la obra del artista. Como la pecera condiciona al pez”. Lo dice Martí Domínguez que, junto al fotógrafo Jesús Císcar, presenta en l’Espai Metropolità d’Art de Torrent la serie Estudis d’Art, en la que reúne a 45 artistas valencianos en sus respectivos espacios de creación. Lugares donde gestan su obra alejados del mundanal ruido, mientras el suyo interior pugna por abrirse paso en la soledad del estudio. Estudios de todas las medidas, características y atmósferas que vienen a ser “en muchos casos el traje del propio artista”, subraya Domínguez, mientras explica el viaje que le ha llevado por los diversos estudios de algunos de los más genuinos creadores del arte contemporáneo en la Comunidad Valenciana.

Andreu Alfaro, Manuel Boix, Carmen Calvo, Vicente Castellano, Juan Genovés, Miquel Navarro, Francisco Sebastián Nicolau, José Sanleón y Willy Ramos, entre otros, aparecen retratados en sus estudios por Jesús Císcar, junto a algunas de sus obras emblemáticas y breves textos descriptivos. “No me interesaba tanto hablar de su obra, como del proceso creativo”, precisa Domínguez. Y ello por una sencilla razón: “Los estudios dicen mucho del carácter y modo de ser del artista”. Se dice que Bacon, por ejemplo, intervenía hasta en las propias paredes del estudio, mientras otros como Monet se limitaban a mirar desde un sofá ubicado en mitad del espacio.

Estudis d'Art. Carmen Calvo. Imagen cortesía del EMAT.

Estudis d’Art. Carmen Calvo. Imagen cortesía del EMAT.

De manera que el estudio es un traje, pero un traje variopinto. “Sí, los hay, como en el caso de Andreu Alfaro, que se corresponde con la proporción del trazo, con su pulcritud, pero hay otros, como el de [José María] Yturralde, cuya obra parece inmaculada y, sin embargo, su estudio es un caos”. Domínguez también se refiere al de Carmen Calvo: “Es como entrar en una de sus obras”, por el “golpe de fascinación, de atmósfera insospechada” con la que te encuentras. A imagen, pues, y semejanza de la obra, pero igualmente contradiciendo los postulados estéticos del autor: así son los estudios recogidos en l’EMAT de Torrent.

Esa diversidad y complejidad de los espacios en justa correspondencia con el espíritu creativo de sus propietarios, es lo que ha convertido el viaje recreado en Estudis d’Art en algo “tan interesante”. Diversidad que va del estudio “en medio de la huerta, al que se encuentra en la montaña, en un tercer piso sin ascensor o en una antigua fábrica”. Domínguez asegura que ha sido un “trabajo divertido y lo que me ha animado a continuarlo en una segunda serie con artistas más jóvenes”. Y cuando habla de más jóvenes, se refiere a menores de 50 años, con lo que esto supone de límite subjetivo que acarrea sus problemas.

Estudis d'Art. Francisco Sebastián. Imagen cortesía del EMAT.

Estudis d’Art. Francisco Sebastián Rodríguez. Imagen cortesía del EMAT.

En cualquier caso, Estudis d’Art no deja de ser un paseo por el arte contemporáneo valenciano contemplado desde la maternidad misma, como les gusta decir a algunos fotógrafos en relación con su cuarto de revelado. Visión que Domínguez resalta como esencial (“hace mucha falta en esta ciudad [Valencia]”), dada la precariedad cultural y la falta de visibilidad de muchos de esos artistas. La exposición, que ya fue mostrada en la Fundación Bancaja, de donde procede, proseguirá después su itinerancia por La Llotja de Alcoi y la Casa del Bou de Albalat de la Ribera.

Volviendo al carácter del estudio como prolongación del artista y viceversa, Domínguez puntualiza que se ha encontrado con espacios “pensados hasta el último detalle, con otros más espartanos, que no tenían ni una sola silla”. Y cita el caso de Sanleón, austero como pocos y “sin tan siquiera una estufa en invierno. ¡Qué manera de sufrir!”, exclama. Diríase, como llegó a decir Ortega, que en ejemplos como este “el esfuerzo es solo esfuerzo cuando comienza el dolor”.

Otros habilitan su estudio para ir ajustándose al desarrollo de su propia obra, mientras hay quienes “pintarían lo mismo en cualquier lugar”, citando Domínguez los casos de Armengol y Castellano. Lo que se encontrará en la nueva serie de jóvenes artistas ya puesta en marcha (“llevamos una treintena”) será de nuevo todo un descubrimiento. De hecho, ya se observan cambios: “Ahora en muchos casos basta con una pequeña habitación y un ordenador”.

Estudios de artista. Imagen cortesía del EMAT.

Estudis d’Art. Manuel Boix. Imagen cortesía del EMAT.

Salva Torres

l’Auditori de Torrent recibe al genial Richard Bona

Jazz Panorama 2015
George Lacson Project, Richard Bona y Ruthie Foster
Auditori de Torrent. Valencia
Jardines de l’Hort de Trénor
Del 17 al 19 de julio de 2015

L’Auditori de Torrent ofrece un año más una oportunidad única a los amantes del jazz para disfrutar del buen hacer de grandes figuras de este género en el magnífico entorno de los jardines de l’Hort de Trénor de Torrent. Del 17 al 19 de julio, los jardines abrirán sus puertas para acoger los tres conciertos que conformar el cartel de este año, elaborado en colaboración con Serious Fan Music.

Formación de la Berklee Alumni Project.

Colectivo internacional George Lacson Project. Imagen cortesía de l’Auditori de Torrent.

El concierto inaugural del festival correrá a cargo de George Lacson Project, un colectivo internacional de músicos de la filial en Valencia de la Berklee School of Music, cuyo sonido fusiona jazz tradicional, funk, R&B con las innovadoras influencias de la música contemporánea. Liderado por el bajista George Lacson, originario de St. Louis, Missouri (USA), este grupo ha conseguido tener, en el poco tiempo que lleva en España, un número importante de seguidores, cautivados por sus poderosos shows en directo.

El guitarrista camerunés Richard Bona. Imagen cortesía de l'Auditori de Torrent.

El bajista camerunés Richard Bona. Imagen cortesía de l’Auditori de Torrent.

Para la noche del sábado, el festival cuenta con la participación de Richard Bona, bajista, cantante y compositor fuera de serie. Nacido en un una aldea de Camerún, ha vencido obstáculos como la pobreza, las presiones familiares, la lejanía y la mala suerte para convertirse en un músico de proporciones enormes tanto en su tierra natal como en las grandes ciudades y teatros de todo el mundo. Comenzó su carrera como solista con Scenes from My Life en 1999. Richard Bona llega con su banda Mandekan cubano integrada por cinco veteranos de la escena musical  latinoamericana en Nueva York para mostrar un repertorio polirítmico.

Ruthie Foster. Fotografía de Mary Keating Bruton cortesía de l'Auditori de Torrent.

Ruthie Foster. Fotografía de Mary Keating Bruton cortesía de l’Auditori de Torrent.

Y el festival lo cierra la noche del domingo Ruthie Foster, una de las voces más representativas del blues y del soul del panorama actual. Cantante y compositora, que comenzó llenando con su voz las iglesias de Texas, puede conmover al público hasta las lágrimas o el éxtasis en una misma canción. Reflejo de la calidad de sus trabajos son las nominaciones al Grammy -en la categoría de mejor álbum de blues- por The Truth According to Ruthie Foster, publicado en el 2009, por Let it Burn, publicado en el 2012 y por Promises of a Brand New Day, el disco que presenta ahora.

Todos los conciertos se celebrarán a las 22 h. La taquilla, las puertas del recinto y el servicio de cafetería se abrirán desde dos horas antes. Las entradas de los conciertos se pueden adquirir de manera anticipada en las taquillas de l’Auditori de Torrent y en www.auditoritorrent.com

 

Ramón Martínez Buades. Calles y destinos

Ramón Martínez Buades. La calle del destino
Sala de exposiciones L’ESPAI
Edificio Metro. Avinguda al Vedat, 103, segunda planta. Torrent (Valencia)
Hasta el 21 de noviembre de 2014

IMG_9266 copia

Imagen cortesía Sala de exposiciones l’ESPAI

El pintor, como el escritor y el fotógrafo modernos, que en su aspecto vanguardista tienden a trasladar su mirada desde la naturaleza bucólica o caótica (en su versión romántica) a la fría ciudad ordenada, se enfrenta a la supuesta antítesis entre caos y orden. Hoy sabemos que el orden no se opone al caos, sino que el desequilibrio en todos sus aspectos (físicos, biológicos, sociales) produce estructuras autoorganizadas, que la realidad no es euclidiana, sino fractal, que tanto la naturaleza como la ciudad se generan a sí mismas a través de bifurcaciones imprevisibles que se zafan de la linealidad determinista.

Así pues el mejor modo de conocer una ciudad es olvidarse de las guías turísticas y aventurarse por sus arterias, callejas, avenidas, barriadas e incluso extraviarse por sus arrabales y polígonos industriales, reconocer sus anfractuosidades. Callejear, merodear, perderse en el laberinto sin hilo de Ariadna de la gran ciudad es fuente de hallazgos inesperados.

Imagen cortesía Sala de exposiciones l'ESPAI

Imagen cortesía Sala de exposiciones l’ESPAI

Un artista, como Ramón Martínez, que afronta pictóricamente el reto de volver a desvelar las estructuras y cromatismos de la calle, ha debido de explorar el espacio urbano a la caza de la instantánea feliz; esa visión que sólo se depara a una mirada libre de las convenciones realistas y atenta a las geometrías abstractas, a los diseños sencillos al par que sorprendentes que abundan en las papeleras, persianas, contenedores, graffitis, edificios, zonas industriales, puentes o autopistas. El arte, y en concreto la pintura, no puede reducirse a un simple medio de expresar emociones, aunque donde hay poesía siempre habrá “una honda palpitación del alma”. En la buena pintura, como la de Ramón Martínez, se entrevera de forma inextricable el efecto emocional y el cognoscitivo, es un método o técnica de conocer y explorar lo concreto en toda su complejidad y huelga decir que una serie de cuadros y esculturas sobre la calle puede albergar tanto conocimiento –y más sutil- que muchas bibliotecas de sesudos ensayos de sociología urbana.

Imagen cortesía Sala de exposiciones l'ESPAI

Imagen cortesía Sala de exposiciones l’ESPAI

El título de la exposición podría leerse como genitivo subjetivo u objetivo, es decir, “La calle del destino” o “El destino de la calle”. En su primera acepción, se mienta el doble hecho de que allí donde haya una ciudad el destino siempre nos deparará una calle o cuando la surquemos cierta calle se convertirá en el destino de nuestro viaje en metro, en autobús o en bicicleta. Pero el pintor no se reduce a exhibir un abstracto decorativo, sin vínculos con la realidad social en la que nos hallamos inmersos. Su obra se preocupa por “El destino de la calle” en un entorno cada vez más inhóspito, siniestro e intransitable donde poder habitar y callejear con libertad.

Cabe destacar el uso de materiales que sirven de base a sus obras. Ramón Martínez recicla maderas de andamio para sus cuadros y palés para sus esculturas, incluyendo en éstas últimas tubos de neón que dan relieve a sus construcciones e intensifican su carácter urbano. Como amante de la música, no podía faltar en su exposición un cuadro titulado “La calle del blues”, cuyos azules sugieren al espectador la bella y desgarrada voz de Billie Holliday cantando “Lady sing the blues”. Su rechazo del glamour y su cercanía al glam en todas sus dimensiones impregna el espíritu de su obra, donde predomina una mixtura de óleo, acrílico y spray. Animo al espectador para que afine su mirada y contemple los pequeños dibujos trazados o arañados sobre el lienzo con lápiz o espátula.

En definitiva, cabe augurar que la obra de Ramón Martínez siga indagando con la misma penetración las galaxias que se asoman a esa ventana abierta al universo que es un cuadro.

Enrique Ocaña

Imagen cortesía Sala de exposiciones l'ESPAI

Imagen cortesía Sala de exposiciones l’ESPAI