Penev, el fútbol como puro teatro

Penev, de Xavo Giménez
Dirección: Toni Agustí y Xavo Giménez
Sala Russsafa
C / Denia, 55. Valencia
Viernes 1 y sábado 2 (20.30h), y domingo 3 de mayo (19.00), 2015

La programación escénica de Sala Russafa para esta semana se cierra con una propuesta para los que aman el fútbol y odian el teatro. Y viceversa. Pero también para los que aman el fútbol y el teatro.

Del 1 al 3 de mayo, el teatro de Ruzafa acoge la pieza ‘Penev’, una obra escrita por el actor Xavo Giménez, quien ya se estrenó como autor en 2011 con ‘Ártico’, que recibió muy buena acogida. Junto a Toni Agustí dirige esta obra que ambos interpretan y en la que se desvela el punto en común entre el deporte de masas y las artes escénicas: la ilusión, la esperanza de creer que siempre irán a mejor y la capacidad de hacer que los espectadores se sientan mejor viendo actuar a otros.

Toni Agustí (izquierda) y Xavo Giménez en una escena de Penev. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Toni Agustí (izquierda) y Xavo Giménez en una escena de Penev. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Sobre el escenario, el dependiente de una tienda de artículos de segunda mano y un ex trabajador de Canal 9 barajan cromos de la alineación del Valencia FC. En una sociedad en que los individuos son intercambiables y en la que un gol en la portería contraria puede hacernos sentir alguien, ‘Penev’ construye una trama llena de ternura, humor ácido, melancolía y sátira.

Mediante saltos temporales y espaciales, vamos conociendo la historia de estos dos personajes, que mantienen una intensa relación sobre las tablas, magistralmente interpretados por Giménez y Agustí.

Esta propuesta de la compañía local La Teta Calva se estrenó la pasada temporada con excelentes críticas y constituye una muestra de la viveza y la originalidad de la escena valenciana, capaz como ninguna de realizar un retrato de nuestro tiempo. A mitad camino entre la comedia y la crítica social, ‘Penev’ hace un regateo a la apatía y una magnífica chilena a quienes creen que el buen teatro solo puede ser clásico.

VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=MzK0O0u52lQ

Toni Agustí (izquierda) y Xavo Giménez en una escena de 'Penev'. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Toni Agustí (izquierda) y Xavo Giménez en una escena de ‘Penev’. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Un Cyrano de espadas contra smartphones

Cyrano de Bergerac, adaptación de Roberto García de la obra de Edmond Rostand
Escalante centre teatral
C/ Landerer, 5. Valencia
Hasta el 18 de Diciembre

La enorme nariz de Cyrano de Bergerac se ha asomado al cine y a los escenarios en varias versiones, pero en ninguna le habíamos oído hablar valenciano ni se reunían tiempos tan lejanos como el S.XVII y el XXI. Son dos de las características de la original producción propia de Escalante, 100% valenciana, que arranca la temporada del teatro y que permanecerá en cartel hasta el 18 de diciembre.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de María García.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de Escalante.

Roberto García adapta y dirige esta pieza de la veterana compañía L’Horta Teatre que interpretan Toni Agustí, Jordi Ballester, Xavi Cubas, Marta Chiner, Héctor Fuster, María Maroto, Juanjo Navarro y Alfred Picó. A partir del 22 de octubre comenzaron las representaciones escolares y desde el domingo 27 las funciones abiertas al público familiar. En el nuevo acercamiento a esta historia escrita por Edmond Rostand a finales del S.XIX, la acción arranca cuando Marc, el joven protagonista de la obra, se niega a hacer un trabajo de clase sobre “Cyrano de Bergerac” porque prefiere sumergirse en el mundo digital. Pero, de repente, tras una fuerte tormenta electromagnética, se abre un túnel del tiempo en su ordenador que le transporta directamente a una callejuela de París en pleno S.XVII, donde varios mosqueteros se baten en duelo.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de María García.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de Escalante.

Espadas contra smartphones… ¿cómo escapará Marc de esta situación? ¿Podrá adaptarse a un entorno tan analógico? Es aquí donde la ayuda de Cyrano de Bergerac será imprescindible, convirtiéndose en un singular compañero de aventuras y amoríos en una pieza llena de humor que, al tiempo que respeta la esencia del clásico, establece divertidos paralelismos entre el periodo romántico y la actualidad. Marc pasará de las frases cortas del Whatsapp y los emoticonos a valorar las palabras de amor más tiernas, dedicadas a la bella Rosaura quien – para desgracia del propio Cyrano, perdidamente enamorado de ella – se ha fijado en él. El joven descubrirá la emoción de la aventura verdadera, la que se experimenta en la propia carne y no a través de los videojuegos.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de María García.

Actores de la obra. Fotografía por cortesía de Escalante.