Salvar lo público a través del arte

‘Salva lo Público’ | Manifiesto conjunto de más de 160 artistas en defensa y apoyo de lo público
1 de mayo de 2020

La inquietud y el compromiso del artista multidisciplinar Carlos García-Alix comenzaba a movilizar, hace unas semanas, a gran parte del colectivo de artistas visuales con el fin de sumarse a esta iniciativa elaborando un manifiesto conjunto en apoyo de lo público. “Un hermano médico me pidió dibujos para diferentes webs de hospitales y fundaciones de la sanidad pública, me puse a ello y, tirando de hilo, pedí a un grupo de pintores y grafistas amigos que me apoyaran en esta iniciativa”, explica Alix.

Obra de Óscar Mariné para ‘Salva lo Público’.

Artistas nacionales de la talla de los premios nacionales Alberto García-Alix, Óscar Mariné y Chema Mádoz, el propio Carlos García-Alix, Elena Goñi, Sean Mackaoui, Teresa Moro, Vari Caramés y Álvaro Laíz, así como diversos creadores valencianos, entre los que destacan Roberto Mollá, Teresa Tomás, Juan Cuéllar, Paco de la Torre, Emilio Gallego e Ignacio Evangelista, entre otros, se han sumado, sin dubitaciones, a este manifiesto que conforman ya más de 160 artistas.

Obra de Alberto García-Alix para ‘Salva lo Público’.

Igualmente, según afirma García-Alix, “decidimos luego, hacer un manifiesto en defensa de lo público, de la sanidad, sí, pero también de la educación, de la cultura, de los servicios de asistencia social”, en tanto que “somos conscientes de que pertenecemos a ese mundo que se llama la cultura, un mundo muy amplio y diverso, un mundo con muchos y diferentes intereses. Sabemos que los artistas visuales necesitamos todo un conjunto de medidas de manera urgente: ley de mecenazgo, estatuto del artista, bajada del IVA cultural…, y que debemos movilizarnos por ello, pero también pensamos que todas estas medidas solo pueden llegar desde un parlamento y un Gobierno que apoye e impulse, con decisión, políticas al servicio de la mayoría social, y que no permita nunca más el desmantelamiento de lo público, de aquello que es de todos y nos protege a todos. ‘Salva lo Público’ se propone, también, de inmediato, abrir una reflexión y un debate entre los artistas visuales sobre qué tipo de relación se debe dar, después de la pandemia, entre la cultura, el arte y lo público”.

Obra de Sean Mackaoui para ‘Salva lo Público’.

En esta línea, Juan Cuéllar considera importante “visibilizar la defensa de lo público desde nuestro trabajo, un sector de la cultura que no es industria y que rara vez se postula en bloque, porque lo público, entendido como lo universal, es el camino que garantiza una mayor igualdad en sanidad, educación, justicia, etc.”.

Obra de Juan Cuéllar para ‘Salva lo Público’.

Su pieza ‘#SANIDADPUBLICA’ es un sutil y potente retrato conceptual concebido “de una forma rápida y ágil para redes sociales. Una foto de un juguete vendado de mi hija, un juguete roto y curado. Una alegoría de nuestra situación actual y de lo que defendemos”.

El fotógrafo valenciano, afincado en Madrid, Ignacio Evangelista tuvo conocimiento de ‘Salva lo Público’ a través de su compañero de la Galería Utopía Parkway, el pintor Alberto Pina (uno de los primeros en sumarse). Evangelista argumenta su propuesta apuntando que “dada la limitación de movimientos que tenemos, mi primera idea fue tirar de archivo y utilizar alguna fotografía ya realizada. Recordé una que había hecho hace tiempo, de un corazón de vaca, y pensé que podía funcionar muy bien. Ya que la pandemia es mundial, decidí que el mensaje tenía que hacer referencia a que la sanidad pública (se sobreentiende que gratuita y en condiciones dignas) debería ser universal”.

Obra de Ignacio Evangelista para ‘Salva lo Público’.

En relación a la condición ecuménica de la sanidad que defiende Evangelista, recuerda que “hace unos días leí en la prensa que se teme que muchos estadounidenses con síntomas de coronavirus no hayan ido a hacerse las pruebas por temor a que, en caso de estar infectados, la factura que les llegue después del tratamiento les arruine de por vida. Así que decidí hacer un guiño a lo estadounidense y poner el mensaje de ‘Sanidad Pública Universal’, usando tipografías que, de alguna manera, evocaran a Estados Unidos. Utilicé una que recordara toda la iconografía de high schools, universidades, películas de adolescentes, fútbol americano, etc., y otra más dramática relacionada con llamadas a la guerra, lo militar, Vietnam, etc.”.

La amistad de adolescencia y juventud fraguada en mil batallas crea vínculos indisolubles, así que cuando Carlos García-Alix llamó a su amigo Emilio Gallego –artista, comisario y adjunto a coordinación de AVVAC–, este no dudó en apoyar una de las causas que siempre les ha unido. “Mi postura de defensa de lo público viene de muy lejos, desde siempre he pensado que el Estado debe ser el garante del bienestar de las personas y que eso debe estar por encima de cualquier consideración».

Obra de Emilio Gallego para ‘Salva lo Público’.

Gallego concluye manifestando que «apoyo con todas mis fuerzas lo público, como resorte imprescindible para el bienestar de las personas y por supuesto la iniciativa de #salvalopúblico. Es necesario que el Estado fortalezca los servicios a la ciudadanía, como la sanidad, educación, atención a la tercera edad o también la cultura, que son estratégicos y fundamentales para gozar de una sociedad democrática y justa, donde, como tanto se repite actualmente, nadie se quede atrás”. Y esto, precisamente, es lo que ha querido plasmar en su pieza.

Por su parte, Roberto Mollá, pintor valenciano y ganador del People’s Choice Award de la feria Pulse de New York en 2010 y que, junto a Juan Cuéllar, funda ‘Encapsulados’ –un proyecto dedicado al comisariado de exposiciones de arte portátil–, no albergaba dudas respecto de ‘Salva lo Público’: “Para una cosa así no necesitas que te animen mucho. En una situación como esta los que estamos encapsulados en casa y con los deberes hechos intentamos echar una mano, por ejemplo, a los mayores con su compra y con sus ganas de charlar y, también, a los que ahora apechugan con el problema a diario y que ya están de la dichosa mascarilla hasta el moño: nuestra panadera Analía, los trabajadores de los supermercados, los libreros y toda la sanidad pública. Aunque ahora les homenajeamos a ellos y les mostramos nuestra solidaridad, el problema gordo lo tenemos todos. Por detrás de la famosa curva de Simón, como era de prever, se va formando otra que me recuerda a ‘La gran ola’, de Hokusai, tragándose diminutos pescadores japoneses. ¿Puede ser de alguna ayuda una imagen en una situación así? El grabado de Hokusai no salva a los pescadores pero les reivindica y deja memoria de su trabajo, como el de los sanitarios y tantos otros ahora, esencial”.

Obra de Roberto Mollá para ‘Salva lo Público’.

En esa línea, Mollá asevera que “la sanidad pública es el refugio de todos, al que acudimos cuando enfermamos o cuando creemos enfermar. Todos vivimos momentos de gran intensidad, dolorosos o alegres, en hospitales públicos. Muchos de estos hospitales tienen arquitecturas intimidantes, volúmenes duros y no siempre luminosos. Otros, afortunadamente, tienen un aspecto más acogedor, una escala más asumible. Unos y otros ofrecen cobijo a todos. Ese refugio es el que tenemos la obligación de cuidar para cuando vengan mal dadas. Por esta razón completé uno de mis dibujos geométricos de aire arquitectónico con la tipografía ‘REFUGIO’, alfabeto reconstruido brillantemente por Kike Correcher a partir de la señalización de los refugios antiaéreos de Valencia”.

De Teresa Tomás dicen que “desafía en su pintura el concepto de realismo con el objetivo de representar ideas o imágenes mentales a través de una nueva objetividad poética de carácter científico”. En la obra que ha concebido para ‘Salva lo Público’ se evidencia “la metáfora del corazón como órgano fundamental de una sociedad con un gran problema de salud. Un órgano de cristal debido a su fragilidad, con dificultades de todo tipo, pero que es capaz de crear un sistema circulatorio con bombeos de salud capaces de reanimar esta horrible pandemia”.

Obra de Teresa Tomás para ‘Salva lo Público’.

Desde sus primeras exposiciones en la Galería Postpos de València, pasando por My Name´s Lolita Art durante un periodo muy longevo a la vez que prolífico –en el que explora e investiga la videocreación–, en la actualidad, no ha habido hemisferio donde no haya expuesto. “Me hubiera gustado poder colaborar de manera más activa. Siempre me ha sorprendido la generosidad y la humanidad tanto de médicos como del resto personal sanitario, ya que son capaces de luchar contra la enfermedad como no sabemos hacer los demás. Cuando un problema de salud mundial como el COVID-19 explosiona, están trabajando al límite visibilizando su heroicidad. Como sociedad, deberíamos escucharlos y respetarlos más y mejor. Ahora y siempre”, concluye Tomás.

Obra de Paco de la Torre para ‘Salva lo Público’.

Cuando interrogamos a Paco de la Torre sobre su voluntad de sumarse a ‘Salva lo Público’ afirmaba que “los artistas conformamos tejidos invisibles que se activan en momentos críticos como el que vivimos. Desde el confinamiento es difícil ofrecer otra colaboración que poner al servicio de iniciativas como ‘Salva Lo Público’ nuestro imaginario para poder visualizar los idearios que defendemos como miembros de la sociedad”, y, por ello, “el impulso de sumarme a la iniciativa con la inmediatez que las circunstancias exigían me llevó a manifestar el significado de algunas de las imágenes creadas para mi colaboración con la revista de pensamiento científico Mètode. Al rotular el deseo de una sanidad pública sobre la escena hospitalaria avoco al espectador a una lectura inequívoca”.

Así mismo, desde ‘Salva lo Público’ continúan trabajando para visibilizar todas las obras en una exposición que pueda itinerar a lo largo y ancho de la geografía española. Preparémonos para reflexionar.

#SalvaLoPúblico.

‘¡Viva la sanidad pública!’, de Carlos García-Alix.

Merche Medina

Razonar el viaje

‘Arte en los tiempos de la pandemia. Parte 1: El viaje’
Antonio Samo, Alberto Gil Casedas, Arancha Goyeneche, Chingsum Jessye Luk, Eltono, Janek Zamoyski, Leo Matiz, Sean Mackaoui y Rubén Tortosa
SET Espai D’Art. Plataforma Artsy
Hasta el 11 de abril de 2020

En el estado de confinamiento actual en el que vivimos han surgido numerosas propuestas artísticas que, desde luego, cambian la concepción de consumo cultural al que quizá solíamos estar acostumbrados. En este contexto, la galería SET Espai D’Art recompone una primera exposición online cuyo planteamiento gira entorno al viaje, esa libertad que se ha visto restringida sin previo aviso. Esta exposición puede verse en la plataforma Artsy en el perfil de la galería SET Espai D’Art y es la primera parte de la siguiente muestra que tendrá su inauguración a partir del 11 de abril en la misma página web. 

Es así como el viaje pensado desde el encierro y desde la imposibilidad, configura una escena que invita al espectador a repensar una serie de obras que probablemente ya haya observado en otros contextos. La acción performática consistente en el caminar de Eltono, tiene su resultado y origen en una serie de esculturas que pretenden ser lo más circulares posibles, a imitación de los recorridos urbanos que realiza por la ciudad de Valencia. En las esculturas probablemente quedaron los restos contenidos en esos paseos, como huellas artificiales, casi invisibles, que rememoran la opción libre del paseo lúdico. 

La muestra continúa a través de una nueva concepción del objeto encontrado, Chingsum Jessye Luk parecer elegir con especial cuidado los objetos con los que representar su estética de lo cotidiano, donde la memoria y el paso del tiempo, considerado aún más relativo en estos días, nos remite a recuerdos pasados y a distancias imaginarias recorridas. Con una noción similar –no es casualidad que compartieran espacio en la galería en el pasado–, Alberto Gil Casedas, plasma una variedad de calendario urbano donde lo repetitivo y lo geométrico, representado por finas líneas se condensan y recrean caminos que antes teníamos por institivos y habituales. El color, también soportado sobre la línea, se introduce con el trabajo de Arancha Goyeneche, cuya pieza ‘Violet Sunrise’ se configura como un muestrario donde el ritmo y los juegos de luces y sombras recuerdan los cambiantes momentos de ese viaje todavía por recorrer. 

Obra de Eltono titulada ‘Aro 6 [Hoop 6]’. Imagen cortesía de SET Espai D’Art.

El proceso de creación de ‘Juego’ de Antonio Samo comienza con la observación, mientras camina, de la ropa que lleva puesta la gente, que también transita; una especie de segunda piel fruto de la producción masiva. Samo recrea con sus hieráticas figuras esos juegos que distraen de la consecución de la identidad que realmente pretendemos configurar. Una característica a la hora de elegir un viaje es su exotismo, una característica que se refleja en la pulida fotografía del mar Antártico de Janek Zamoyski, el paisaje observado mediante la lente fotográfica. 

Las detallistas instantáneas colgadas en la web, nos introducen en la instalación de Rubén Tortosa, la poética de la línea se transforma aquí ya que ésta representa el vuelo de un ave protegida. Mediante la geolocalización real del ave se forma la imagen icónica de un viaje que no está constreñido, un recorrido elemental en la naturaleza que no siempre la acción humana permite. Justo al lado, la pieza de Leo Matiz, artista reconocido como el primer colombiano en experimentar con la fotografía minimalista, retiene aquí una nueva lectura centrada en la monotonía de la repetición. La abstracción conseguida a la que se le añade el efectivo blanco y negro, sostiene el perfecto contrapunto a la libertad que vienen sugiriendo el resto de piezas. Centrándose también en el comportamiento humano con un toque de absurdismo, las dos obras de Sean Mackaoui otorgan el remate de recreo inmersivo, esa sensación de estar demasiado tiempo con uno mismo, el reflejo continúo tras la red social, tras el espejo colectivo de la pantalla, el mirar – como reza el título de la imagen- el ‘Panorama desde el puente’. 

Obra de Rubén Tortosa titulada ‘The Bird: the journal of the image’. Imagen cortesía de SET Espai D’Art.

El atravesar esta selección, poniendo el acento en el detalle y en el sentido arrastrado, genera claramente una serie de vías a través de las que se analizan cuestiones como la memoria, el sentido de libertad, la oscilación o la observación del exterior, todo ello con el objetivo de regresar a esa identidad previrus que nos había costado construir.

Es curioso leer a Zygmunt Bauman cuando relata la historia de la identidad cultural (1) y como la asimilación que realiza con el viaje es, cuánto menos, simultánea a esta situación: los peregrinos, aquellos personajes en el margen pero con rumbo, se transforman en vagabundos sin destino, repudiados; y finalmente, en la era actual, introduce a los turistas, los que creen que la finalidad es la nueva experiencia, domada pero de fachada exótica. La representación gráfica del viaje a través de la línea, recurso insistente en las piezas que hemos visto, es una de las maneras que “el turista” posee de escapar del “temor del confinamiento del hogar”, otra forma de deleitarse con el viaje. En ese gozo al que nos ha abocado el encierro, el consumo de cultura se transforma en la primera necesidad -el necesario viaje-. Tristemente la realidad es otra. Si atendemos al final del texto que acompaña la exposición, escrito por Nasia Nagórska, lanza la siguiente exhortación: Porque si ni siquiera podemos disfrutar del arte, ¿por qué estamos luchando? Recalcando no solo la idea del disfrute y la necesidad de lo cultural, sino la capacidad de lucha que, desde luego, hará mucha falta en un sector cultural decaído tras esta crisis sanitaria. 

María Ramis.

 (1) ‘De peregrino a turista, o una breve historia de la identidad’. En: Hall.S y Du Gay P. (comp.) (2003) ‘Cuestiones de identidad cultural’. Buenos Aires-Madrid: Amorrortu. 320 p.

Lleno total en los ARCO Gallery Walk

Balance de Abierto Valencia
ARCO Gallery Walk
Del 24 al 27 de septiembre, 2014

Valencia ha sido del 24 al 27 de septiembre el epicentro del arte contemporáneo gracias a Abierto Valencia, la inauguración conjunta de la temporada expositiva de LaVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana).  Se calcula que han participado más de 3000 personas que han disfrutado de más de 300 obras de artistas nacionales e internacionales gracias, principalmente, a la apertura conjunta de 21 galerías invitando a todos los asistentes a un coctel y a los  «ARCO Gallery Walk»,  las visitas guiadas realizadas por AVALEM, que han conectado las distintas galerías en 3 rutas.

Participantes en una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, frente a la galería Espai Visor. Foto: Nacho López Ortíz

Participantes en una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, frente a la galería Espai Visor. Foto: Nacho López Ortíz

Abierto Valencia ha sido por segundo año consecutivo la cita ineludible que ha reunido a coleccionistas, amantes del arte, expertos, críticos, comisarios, artistas y al público en general, que ha encontrado una vía para  acercarse al arte, de forma abierta y sencilla, tal y como explica Maribel López de ARCOmadrid, “el objetivo es que la gente pierda el miedo a entrar en las galerías y que sepa que son lugares donde disfrutar en cada barrio”.

Isabel Puig, de AVALEM, ofreciendo explicaciones a los participantes de una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, en la galería Rosa Santos. Foto: Nacho López Ortíz.

Participantes de una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, en la galería Rosa Santos. Foto: Nacho López Ortíz.

El año pasado se superaron los dos millares de visitantes, cifra que ha aumentado inevitablemente en esta segunda edición,  gracias a los ARCO Gallery Walk y al esfuerzo de todas las galerías por invitar al público asistente a una cena cóctel. Así, el 24,  cada galería se asoció con un restaurante, ultramarinos, bar o local de su barrio e invitó a todos los asistentes  a un catering pensado para el evento creando así sinergias con el entorno.

Participantes en una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, en la galería Luis Adelantado. Foto: Nacho López Ortíz.

Participantes en una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, en la galería Luis Adelantado. Foto: Nacho López Ortíz.

Este año la Mejor Exposición de Abierto Valencia 2014 fue para Rubén Guerrero de la Galería Luis Adelantado, premiada por la Conselleria de Educació, Cultura i Esport. Además se dieron 3 importantes premios Adquisición, muy repartidos, pues Hortensia Herrero, de la fundación que lleva su nombre, otorgó 3 premios Adquisición a Sean Mackaoui de la Galería Set, Nuno Nunes-Ferreira de Paz y Comedias y Guillermo Ros de Galería 9. DKV Seguros se decidió por los premios  Adquisición a Alfredo Rodríguez de Mr. Pink y a Rubén Guerrero de Luis Adelantado mientras que  José Gandía Blasco optó por las obras de las exposiciones de Sean Mackaoui de Espai Set y Nelo Vinuesa de Espai Tactel.

Isabel Puig, de AVALEM, dando explicaciones en una de las rutas de ARCO Gallery Walk, en la galería Luis Adelantado. Foto: Nacho López Ortíz.

Isabel Puig, de AVALEM, dando explicaciones en una de las rutas de ARCO Gallery Walk, en la galería Luis Adelantado. Foto: Nacho López Ortíz.

Participantes en una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, escuchando las explicaciones de Isabel Puig, de AVALEM. Foto: Nacho López Ortíz.

Participantes en una de las rutas de ARCO Gallery Walk de Abierto Valencia, escuchando las explicaciones de Daniela Sirvent, de AVALEM. Foto: Nacho López Ortíz.

 

Las afinidades electivas de Sean Mackaoui

Unchained, de Sean Mackaoui
Set Espai d’Art
Plaza Miracle del Mocadoret, 4. Valencia
Inauguración: miércoles 24 de septiembre, a las 20.00 horas
Hasta el 15 de noviembre, 2014

Set Espai d’Art comienza su temporada expositiva presentando el último proyecto de Sean Mackaoui (Lausanne, 1969). ‘Unchained’ es un recorrido por las múltiples y extrañas formas del “amor” entendido bajo los prismas de un artista atípico y sagaz como Sean Mackaoui.

Obra de Sean Mackaoui en la exposición 'Unchained'. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Sean Mackaoui en la exposición ‘Unchained’. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

Asomarse a sus obras es descubrir el territorio sorpresa donde conviven imágenes que nunca antes estuvieron juntas, en este sentido, su modo de trabajar parece muy similar al poético. Mackaoui es un poeta de la tijera, no hay nada mecánico en su forma de proceder, sino que cada asociación ha pasado previamente por el filtro del conocimiento y la razón para expresar exactamente lo que quiere decir o para dejarse sorprender por lo que las piezas dicen en sus afinidades electivas.

Obra de Sean Mackaoui en la exposición 'Unchained'. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Sean Mackaoui en la exposición ‘Unchained’. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

El “encuentro fortuito” de las imágenes extrañas, recortes de prensa, revistas antiguas, palabras de diferente tipografía que el artista reúne y guarda ha dado lugar a 20 collages en una explosión de sentido. Se eligieron 15 imágenes que fueron intervenidas hasta encarnarse en una suite de obra gráfica original con tiradas limitadas.

Esta manipulación ha permitido que el artista juegue con las dimensiones de las piezas, lo que supone que por primera vez la relación entre el artista, su obra en papel y el espectador se sale de sus márgenes habituales. El resultado es que se nos permite que entremos frontalmente en las desconcertantes y múltiples lecturas que el amor tiene en el apasionante universo Mackaoui.

Obra de Sean Mackaoui en la muestra "Unchained'. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Sean Mackaoui en la muestra «Unchained’. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

Cada pieza cuenta un relato y muestra esos otros sentidos de las cosas y el sentido del humor que anida en casi todo cuando se sabe mirar más allá de los significados conocidos.

La producción de las obras, que se realizó en estrecha colaboración entre el taller Benveniste Contemporary con Sean Mackaoui y Tamsin Wilkinson Editions a lo largo del verano de 2014 en Madrid, se muestra por primera vez en Set Espai d’Art antes de comenzar un viaje que las llevará por otras ciudades del mundo.

 

Obra de Sean Mackaoui en la exposición 'Unchained'. Imagen cortesía de Set Espai d'Art.

Obra de Sean Mackaoui en la exposición ‘Unchained’. Imagen cortesía de Set Espai d’Art.

SET cumple 10

Javi Moreno, Juan Olivares, Cristina Almodóvar, Rubén Tortosa, Ibán Ramón, Isidro Ferrer, Lukas Ulmi, Sara Sanz, Sean Mackaoui, Sergio Barrera, Andreu Alfaro, Chema Madoz.
Set Espai d’Art
C/ En Grenyó, 7. Jávea (Alicante)
Inauguración: 12 de julio, 20 h.
Hasta el 30 de agosto de 2014

Set Espai d’Art celebra sus primeros 10 años en su sede de Jávea (Alicante). Para festejarlo inaugura una exposición colectiva con algunos de los artistas representados por esta galería, con piezas especialmente seleccionadas, a través del dibujo, pintura, fotografía, escultura, instalación y obra gráfica.

Fachada de Set Espai d'Art en el casco antiguo de Jávea (Alicante). Imagen cortesía de la galería.

Fachada de Set Espai d’Art en el casco antiguo de Jávea (Alicante). Imagen cortesía de la galería.

Larga Marcha presenta sus últimas ediciones

Nueva presentación de Larga Marcha en Valencia
Cosín Estudio
C/. Denia, 3

Coordinador: Rafael Martínez

El proyecto editorial Larga Marcha nace de la mano del pintor y escritor Carlos García-Alix (León, 1957) a finales del año 2011.

En este tiempo ha publicado un total de seis carpetas con obra gráfica utilizando distintas técnicas de destacados artistas del panorama nacional: Eduardo Arroyo –de quien ha editado la tercera entrega de su Diccionario imposible, proyecto que inició el editor e impresor parisino Franck Bordas–, Alberto García-Alix –Premio Nacional de Fotografía de 1999, entre otros galardones–, Marcelo Fuentes –expuso en Valencia su serie de pinturas y dibujos sobre la arquitectura racionalista–, Sergio Sanz –artista ligado a la galería Marlborough de Madrid cuya carpeta en torno al jazz ha sido muy valorada por Antonio Muñoz Molina, aficionado al género–, Arturo Marián y Sean Mackaoui.

Tiene previsto editar una nueva carpeta con obra del artista Javier Pagola y una colección de libros con escritos de artistas no traducidos al castellano.

En mayo de 2012 se presentaron en Valencia las cuatro primeras carpetas del proyecto. El acto, que contó con la presencia de Juan Manuel Bonet, tuvo lugar en el Colegio Mayor Rector Peset.

En esta ocasión se han presentado las dos últimas editadas (Eduardo Arroyo y Sergio Sanz) y se han mostrado el resto en Cosín Estudio, con la presencia del editor, Carlos García-Alix.

Reproducción cedida por Larga Marcha