Poéticas en torno a la ruina en Chirivella Soriano

‘Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina’, VV.AA.
Fundación Chirivella Soriano
Valeriola 13, Valencia
Del 6 de octubre de 2017 al 14 de enero de 2018

La Fundación Chirivella Soriano presenta la exposición ‘Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina’, que se inaugura el próximo viernes 6 de octubre en la sede de la organización y podrá visitarse hasta el 14 de enero.

La muestra reúne los trabajos de una serie de artistas que reflexionan sobre la ruina y su función histórica, social y crítica. Un hilo conductor que ofrece la mirada amplia, personal y en constante evolución de un grupo de creadores que se aproximan al pasado desde múltiples expresiones, todas válidas para establecer un diálogo sobre sus inquietudes, preocupaciones y experiencias vitales; retazos que tejen un imaginario pleno de matices.

Instantánea de Óscar Carrasco que forma parte de la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Instantánea de Óscar Carrasco que forma parte de la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Lida Abdul, David Bestué, Bleda y Rosa (Premio Nacional de Fotografía 2008), Carmen Calvo (Premio Nacional de Artes Plásticas 2013), Óscar Carrasco, Antonio Fernández Alvira, Patricia Gómez y Mª Jesús González, Mª José Planells y Anna Talens comparten con el espectador su ideal de ruina como recurso artístico. Fragmentos para la eternidad que utilizan el videoarte, la escultura, los recursos plásticos o la fotografía como medios de expresión; que pervierten los materiales para alcanzar nuevas realidades sensibles al cambio y recrean espacios que ya no serán como fueron, pero permiten una perspectiva sobre el paso del tiempo, sobre la memoria.

En la exposición podrá disfrutarse de dos piezas de la valenciana Carmen Calvo, referente del arte plástico nacional, que se exhiben por primera vez y pertenecen a la colección de la Fundación Chirivella Soriano. Por su parte, el trabajo de la artista Lida Abdul forma parte de la colección de Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma; y, el resto de obras, son préstamos de los creadores.

Las conversaciones que mantienen estos artistas entre el pasado y el presente sitúan al espectador, por ejemplo, como testigo de la devastación y la tragedia que supone una guerra como la de Afganistán. También sobre lo que queda de espacios olvidados, abandonados, sin vida; o de descubrir elementos ocultos de los paisajes, de los edificios, de los recuerdos.

Instantánea de Lida Abdul que forma parte de la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Instantánea de Lida Abdul que forma parte de la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Estas ‘Poéticas en torno a la ruina’ son a su vez una posibilidad para el juego, el fraude y la percepción subjetiva del espectador ante las creaciones arquitectónicas que engañan, los objetos perdidos y los materiales desechados que cobran otras vidas ante la fragilidad del presente.

Los trabajos reflexionan sobre la memoria, sobre nuestros pasados y el origen de lo que somos. En un momento social y cultural en el que predomina el instante y lo fugaz, prestar atención a las ruinas es una manera de orientar nuestras vidas.

Igualmente, La Fundación Chirivella Soriano y el Máster Oficial en Producción Artística de la Facultat de Belles Arts de Sant Carles de la UPV presentan ‘Chemtrails’, el proyecto de la artista Cristina Santos (Vila-real, 1990), que ha resultado seleccionado en la VI Convocatoria Sala d’arcs. La obra, elegida entre las presentadas por los alumnos y alumnas del máster, ha sido ideada específicamente para este espacio.

La convocatoria surge a través del convenio entre la Fundación Chirivella Soriano y la Universitat Politècnica de València, en la que un jurado selecciona una de las piezas presentadas para que sea expuesta en la Sala d’arcs. La pieza podrá visitarse también entre el 6 de octubre y el 14 de enero.

Imagen de un las piezas de Anna Talens que forman parte de la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Imagen de un las piezas de Anna Talens que forman parte de la exposición. Fotografía cortesía de la Fundación Chirivella Soriano.

Ruina, transformación y estética del abandono

‘Deu mirades a l’abandó (Diez miradas al abandono)’, VV.AA.
Centre Cultural La Misericòrdia de Palma de Mallorca
Plaça d l’Hospital 4, Palma
Hasta el 25 de frebrero de 2017

El Centre Cultural La Misericòrdia de Palma de Mallorca acoge, hasta el 25 de febrero de 2017, la exposición ‘Deu mirades a l’abandó (Diez miradas al abandono)’, un recorrido de 33 imágenes donde el paisaje es el principal protagonista.

La muestra, que ya se pudo ver hace unos meses en el Museo de Almería, itinera ahora a Palma de Mallorca. Reúne a 10 fotógrafos contemporáneos de diferentes nacionalidades que reflexionan, desde diversas posiciones, acerca del abandono y sus consecuencias dentro del amplio abanico que abarca la ruina, la transformación o la estética de lo degradado. La muestra, comisariada ahora por Joan Forteza, ya se pudo ver también en 2016 en el Palacio Quintanar de Segovia, donde comenzó su itinerancia.

Los fotógrafos que exponen son: Xavier Ferrer Chust, Fotolateras (Marinela Forcadell y Lola Barcia), Joan Forteza, Rubén García, Juan Carlos Gargiulo, Vicente Greus, Rui Morão, Manel Quiros, Cristian Rodríguez Agudelo y Ramón Siscart.

Con motivo de esta muestra, el Centre Cultural La Misericòrdia ha editado un catálogo impreso (edición bilingüe español-catalán) que incluye unas 30 imágenes de la exposición. Con un prólogo de Fran Murcia, periodista de el Diario de Almería. La tirada ha sido de 400 ejemplares. La vida y el alma de los edificios abandonados y en ruinas se acumula a través de las sucesivas imágenes de estos fotógrafos y son por tanto distintas de sus «meros cuerpos», o de la inerte mampostería diseñada por el arquitecto. Las ruinas ofrecen «una doble exposición al pasado y al presente» y señalan la ausencia de utopía, «la negativa a la plenitud y al cierre clásico».

Imagen perteneciente a la serie sobre Manshiyat Naser, de Manel Quiros. Fotografía cortesía del museo.

Imagen perteneciente a la serie sobre Manshiyat Naser, de Manel Quiros. Fotografía cortesía del museo.

Manel Quiros presenta un trabajo documental realizado a las afueras de El Cairo (Egipto), una ciudad de más de 16 millones de personas sin un sistema de recolección de basura organizada, donde se asienta la ciudad de basura más grande del mundo, Manshiyat Naser, más conocida como ‘La Ciudad Basura’. Su visión del abandono es el de una ciudad fundada en 1976 para almacenar basura.

El trabajo fotográfico de Xavier Ferrer Chust  se titula ‘Abandonar sin estrenar’. Según explica el autor, llega un momento en el que los bienes dejan de ser útiles para la sociedad, por obsolescencia, por falta de mantenimiento, por dejadez o por la economía. A partir de aquí empieza a contar el tiempo con que el abandono comienza a devorar poco a poco las entrañas de las cosas, regurgitando todo aquello que estaba muy adentro, dejando visible lo invisible. Su trabajo se ha realizado en unas instalaciones industriales cuando éstas se han abandonado antes de ser utilizadas, es decir, vírgenes en cuanto al motivo por el que fueron construidas y olvidadas antes de su inauguración.

Rui Moräo, fotógrafo portugués, muestra «el abandono en tres temas recurrentes en su fotografía. Sea causado por el tiempo, sea por negligencia o por maldad».

La problemática generada a raíz de la antropización desmesurada es fotografiada por Cristian Rodríguez Agudelo, creando en él una obsesión y una necesidad por poner de manifiesto la fotografía como medio conservacionista de los espacios en situación de abandono.

Imagen de obra 'Hotel Biarritz N-340', de Fotolateras. Fotografía cortesía del museo.

Imagen de obra ‘Hotel Biarritz N-340’, de Fotolateras. Fotografía cortesía del museo.

Fotolateras, un dúo de fotógrafas compuesto por Marinela Forcadell y Lola Barcia, exiben su serie ‘Un país disponible’, iniciada en 2015. Las ideas de renovación, traspaso de utilidad y comienzo de una nueva etapa son las que intentan reflejar en sus fotografías tomadas «en el camino», durante sus viajes fotográficos en busca de las diferentes luces de las ciudades.

A través del desnudo Rubén García explora el «abandono» desde una mirada artística, decorando con el cuerpo al natural los famosos edificios almerienses en ruinas, como el Cortijo del Fraile de Níjar o la Iglesia de Las Salinas de Cabo de Gata, o las abandonadas casas en deterioro del Paraje del Chorrillo de Sierra Alhamilla. En sus fotografías muestra la desnudez humana en perfecto contraste y armonía, con las paredes agrietadas de viejos edificios en ruinas -en ocasiones, iglesias o capillas religiosas en las que el artista crea unos desnudos artísticos religiosos que parecen haber resurgido de otra época-. El trabajo que presenta en esta exposición recoge una selección de cuatro fotografías que pertenecen a sus series ‘Corpus religiosus (cuerpos religiosos)’ y ‘Ruinas’, fruto del trabajo de sus primeros años de trayectoria.

Imagen perteneciente a la serie 'Casa Rota', de Juan Carlos Gargiulo. Fotografía cortesía del museo.

Imagen perteneciente a la serie ‘Casa Rota’, de Juan Carlos Gargiulo. Fotografía cortesía del museo.

‘Casa Rota’ es el título del trabajo fotográfico que Juan Carlos Gargiulo realizó en 1999. Una emblemática casa de Segovia cerrada durante 20 años se abre ante la mirada del fotógrafo tal como fue abandonada.

Los abandonos y las ruinas son parte del paisaje fotográfico que conforma la obra de Ramón Siscart. En este caso, la decadencia y el olvido se convierten en objeto de reflexión-creación sobre las costumbres de transformar, construir y habitar. De este modo, Ramón construye la memoria sobre la huella, fijando todo su interés en las paredes, objetos, viviendas en ruinas, deshechos que el hombre ha considerado inservibles e inútiles y que se convierten en naturalezas muertas espontáneas.

Joan Forteza fotografía el abandono con la mirada del arqueólogo, como quien se deja seducir por ese primer descubrimiento, que la luz revela en los espacios abandonados. Una mirada precisa, pulcra, de economía de recursos, que potencia la máxima expresividad.

Por último, la obra de Vicente Greus, un fotógrafo al que le fascinan los lugares abandonados, las escenas olvidadas y esas huellas que deja el paso del tiempo sobre lugares otrora habitados, qye muestra la belleza donde a menudo sólo se contempla decadencia. Grietas, herrumbre, desperdicios y óxidos son el centro de su melancólico universo fotográfico.

Detalle de una de las imágenes pertenecientes a la serie 'Abandonar sin estrenar', de Xavier Ferrer Chust. Fotografía cortesía del museo.

Detalle de una de las imágenes pertenecientes a la serie ‘Abandonar sin estrenar’, de Xavier Ferrer Chust. Fotografía cortesía del museo.

 

Abierto Valencia. Archivo estructural en espaivisor

RUINA>INTERVENCIÓN>ARCHIVO. Proyectos realizados en Valencia. 2005-2010
Patricia Gómez & María Jesús González
espaivisor
Carrer de Carrasquer, 2. Valencia
Hasta el 14 de noviembre de 2014

De entre las generosas y múltiples propuestas de Abierto Valencia, que marcan el incipiente curso expositivo de LaVAC, conviene focalizar el objetivo sobre  la apuesta de espaivisor de recuperar tras los anaqueles  RUINA>INTERVENCIÓN>ARCHIVO,  un proyecto conceptualmente gestado hace más de una década por el binomio que forman Patricia Gómez y María Jesús González.

Proceso de trabajo en la extinta Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

Proceso de trabajo en la extinta Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

«Desde el año 2002 trabajamos en común desarrollando una serie de proyectos
que tratan de rescatar la memoria de lugares inmersos en procesos de
desaparición o abandono, cuyo estado puede haberse visto originado por
diferentes procesos, desde la existencia de planes de remodelación urbanística,
hasta los causados por el inevitable paso del tiempo.»

Tras este sintético proemio, que revela la inquietud primigenia de ambas artistas levantinas por enarbolar un discurso creativo en torno de la decadencia estructural, podrían haberse implementado diversos y consabidos cauces técnicos para radiografiar y componer un mapa diacrónico consanguíneo con la más pura acepción de la memoria. Sin embargo, la lucidez de  RUINA>INTERVENCIÓN>ARCHIVO radica en la ingeniería plástica concebida teleológicamente para atesorar un vestigio último, un negativo por estampación de los paramentos que habitan la ya sorda verticalidad de las arquitecturas registradas.

Instalación de recursos técnicos. Imagen cortesía de espaivisor.

Instalación de recursos técnicos. Imagen cortesía de espaivisor.

Patricia Gómez y María Jesús González desarrollan, de este modo, el proceso de exhumar/ecumenizar la osamenta de un epílogo a través de un sistema de catalogación que posee en sí mismo un código de lectura, cuyas trazas trascienden los cauces de registro convencionales.

"Estampación por arranque" de un tramo de galería de la pretérita Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

«Estampación por arranque» de un tramo de galería de la pretérita Cárcel Modelo de Valencia. Imagen cortesía de espaivisor.

«A través de la intervención en el interior de edificios deshabitados llevamos
a cabo un trabajo de exploración fotográfica y estampación por arranque de
grandes superficies murales, con el objetivo de extraer un registro material
de su estado, y generar, en último término, un archivo físico y documental
que permita conservar las huellas y la memoria de lugares que van a dejar
de existir.».

Jose Ramón Alarcón

Antonio Fernández Alvira: las apariencias

Antonio Fernández Alvira. Lo que parecía indestructible
Centro Párraga. Sala de Máquinas. Murcia.
Hasta el 25 julio de 2014

Exposición de Antonio Fernández Alvira en el Centro Párraga, Murcia. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Exposición de Antonio Fernández Alvira en el Centro Párraga, Murcia. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Antonio Fernández Alvira  muestra con este proyecto la fragilidad de las estructuras y las construcciones sociales que parecían estables e inamovibles. A través de un ejercicio delicado y a la vez preciosista, este artista muestra los edificios como decorados, como tramoya, como espacios abandonados o desestimados. Como señala el propio artista “Mi trabajo ahonda en el análisis del uso de lo escenográfico y lo teatral en los ámbitos del poder y su propaganda. En la utilización de ciertas herramientas teatrales para hacernos creer en la realidad de esa potestad, de esa autoridad y por lo tanto de ciertas clases y status. Analizar que sucede en la trastienda, en la tramoya, cuando se pierde esa superioridad pretendida. Acceder a la visión de ese decorado desde la parte de atrás, abriendo los ojos a esa realidad, cuando se cae desde lo más alto, y se intenta por todos los medios perpetuar y conservar algo que en el fondo no deja de ser irreal”.

Antonio Fernández Alvira. Lo que parecía indestructible, 2014. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Antonio Fernández Alvira. Lo que parecía indestructible, 2014. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Antonio Fernández Alvira. Lo que parecía indestructible, 2014. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Antonio Fernández Alvira. Lo que parecía indestructible, 2014. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Las piezas se sitúan dentro del dibujo y su experimentación. Son imágenes realizadas en acuarela sobre papel que construyen diversos decorados que vistos desde la trasera, desde la tramoya, nos muestran espacios decadentes y ruinosos. Unas estancias opulentas y ricas, que se caen y derrumban, mostrándonos ese poder y status ruinoso y perdido, haciéndonos visible su fragilidad. El hecho de realizar todo en papel ahonda más en la sensación de debilidad y de imitación o teatralización. Las maquetas por su parte, realizadas también en papel, y colocadas dentro de vitrinas nos hablan de ese momento congelado, antes de que se derrumbe todo, en un último intento desesperado de parar lo inevitable y salvaguardar lo poco que queda en pie, a la vez de poder admirar no sin cierta visión nostálgica y romántica lo que pudo ser.

Exposición de Antonio Fernández Alvira en el Centro Párraga, Murcia. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.

Exposición de Antonio Fernández Alvira en el Centro Párraga, Murcia. Imagen cortesía del artista y Espai Tactel.