Los mítines: ¿a quién y para qué?

Proyecto de ensayo y reportaje fotográfico
Gala Font de Mora

Según la RAE, un mitin (del inglés meeting) es una reunión donde el público escucha los discursos de algún personaje de relevancia política y social. Más descriptivo imposible. Wikipedia tiene otra definición más relevadora: mitin es tanto un discurso como una estrategia de naturaleza política, en su vertiente discursiva es un reclamo electoral, expositivo y persuasivo, cuya finalidad es conseguir adeptos o clientes.

Mitin del PSOE en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015. Fotografia: Gala Font de Mora.

Mitin del PSOE en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015. Fotografia: Gala Font de Mora.

Reclamo electoral. ¿Su finalidad? Conseguir adeptos o clientes. ¿Estamos seguros de ello? No de que sea un reclamo electoral, que parece que lo es, sino de que trate de lograr adeptos y, lo que es más sorprendente, clientes. Los que van a un mitin, ¿no son simpatizantes o militantes? Si además son clientes, ¿qué producto se vende en un mitin?

De estas y otras cuestiones pretende dar cuenta un proyecto todavía inconcluso, que aúna exposición de fotografía, charlas y proyección de películas, en torno a los mítines. Porque además de preguntarnos por su finalidad y el tipo de público que acude a ellos, nos interesa poner el acento en su necesidad. ¿Son, de hecho, necesarios en la era virtual de las redes sociales? Y de serlo, ¿qué necesidades cubren?

Mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015. Fotografía: Gala Font de Mora.

Mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015. Fotografía: Gala Font de Mora.

Las fotografías realizadas por Gala Font de Mora durante la campaña electoral del pasado mes de mayo de 2015 permiten que fijemos nuestra atención en el lenguaje corporal, gestual y simbólico del público receptor de esos discursos políticos que se ofrecen como reclamo en los mítines. Son fotografías tomadas en los mítines centrales realizados por algunos de los principales partidos que concurrían a las elecciones en Valencia. Conjunto de fotografías reveladoras del ambiente que rodea a ese encuentro de personas en torno a un líder más o menos carismático. En todo caso, un líder que reúne un conjunto de supuestas virtudes sobre las cuales se depositan muchas esperanzas.

Mitin de Compromis en el Parque de Cabecera en mayo de 2015. Fotografía: Gala Font de Mora.

Mitin de Compromis en el Parque de Cabecera en mayo de 2015. Fotografía: Gala Font de Mora.

Alrededor del conjunto de fotografías de Gala Font de Mora, se pretende debatir acerca de la importancia de los mítines, siglos después de que la oratoria y la retórica grecorromanas dejaran paso al concepto de mitin tal y como se dio a conocer en el siglo de la Ilustración y que, hoy en día, mantiene su vigencia con notables y significativos cambios a causa de la irrupción de las nuevas tecnologías. Charlas debate con expertos en la materia, así como un ciclo de películas con trasfondo político, ayudarán a abordar la importancia de los mítines en una sociedad del espectáculo distinta a la que conocíamos hace no mucho tiempo.

Reportaje fotográfico de Gala Font de Mora

Mitin de Podemos en la Facultad de Geografía de la Universitat de València en mayo de 2015.

Mitin de Valencia en comú-Podemos en la Facultad de Geografía de la Universitat de València en mayo de 2015.

Mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015.

Mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015.

MItin del PSOE en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015.

MItin del PSOE en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015.

Mitin de Compromis en el Parque de Cabecera en mayo de 2015.

Mitin de Compromis en el Parque de Cabecera en mayo de 2015.

Mitin de Valencia en Comú / Podemos en la Facultad de Geografía de la Universitat de València en mayo de 2015.

Mitin de Valencia en Comú-Podemos en la Facultad de Geografía de la Universitat de València en mayo de 2015.

Mitin del PSOE en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015.

Mitin del PSOE en la Plaza de Toros de Valencia en mayo de 2015.

Mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia, con Rita Barberá, Alberto Fabra y Mariano Rajoy, en mayo de 2015.

Mitin del PP en la Plaza de Toros de Valencia, con Rita Barberá, Alberto Fabra y Mariano Rajoy, en mayo de 2015.

De izquierda a derecha, Áurea Ortiz, Jordi Peris, Pablo Iglesias, Antonio Montiel y Fabiola Meco. Fotografía: Gala Font de Mora.

De izquierda a derecha, Áurea Ortiz, Jordi Peris, Pablo Iglesias, Antonio Montiel y Fabiola Meco en el mitin de Valencia en comú-Podemos, en la Faculta de Geografía de la Universitat de València en mayo de 2015. Fotografía: Gala Font de Mora.

Festival de las Artes Escénicas en Valencia

Festival de las Artes Escénicas
Diversos espacios teatrales y al aire libre de Valencia
Junio de 2016

Ya soplan nuevos aires a rebufo del cambio político. O eso parece. Dos representantes de ese giro en la forma de hacer gobierno, Carmen Amoraga (PSPV) y Consol Castillo (Compromís), se comprometieron a ello en la SGAE. Lo hicieron en apoyo de una iniciativa “larvada durante años” a favor de un Festival de las Artes Escénicas en Valencia. Festival que ya tiene hasta fecha: primera quincena de 2016. Y a tenor de las conclusiones a las que llegaron los representantes del sector, tras unas jornadas celebradas hace un par de meses en la Universitat de València sobre ‘Nuevas fórmulas de gestión’, el certamen es imparable.

“No sólo es necesario, sino que Valencia se merece un festival de estas características”, dijo con rotundidad Amoraga. “Este festival es una llamada de socorro”, completó Castillo. Eso sí, ambas advirtieron de que no sabían con lo que se iban a encontrar cuando tomaran el mando de las instituciones. Aún así, insistieron: “La Administración debe ser facilitadora de este tipo de iniciativas culturales” (Castillo), porque “hay una sensibilidad que no tenía el actual gobierno” (Amoraga).

Mariángeles Fayos, presidenta de AVETID, en el video del estudio sobre Nuevas Fórmulas de Gestión de Festivales. Universitat de València.

Mariángeles Fayos, presidenta de AVETID, en el video del estudio sobre Nuevas Fórmulas de Gestión de Festivales. Universitat de València.

Mariángeles Fayos, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresas de Teatro y Circo (AVETID), y Manuel Cuadrado, profesor de la Universitat de Valéncia, tomaron buena nota de la promesa, mientras desvelaban en la SGAE los datos del estudio que ha sentado las bases del festival.

En aquellas jornadas académico-profesionales celebradas en marzo, los participantes valoraron de forma muy positiva la oferta escénica valenciana: creativa, entusiasta y talentosa, fueron algunos de los adjetivos. También “algo localista, conservadora y poco arriesgada”. Pero hubo “unanimidad” en cuanto a la necesidad del festival. Un festival, eso sí, que debía dirigirse a un “público amplio” (local, nacional e internacional), que “enamorara”, con un modelo de gestión “privado (mixto)” y bajo una “dirección profesional”.

Manuel Cuadrado, responsable del estudio sobre Nuevas Fórmulas de Gestión, en el video realizado a su conclusión. Universitat de València.

Manuel Cuadrado, responsable del estudio sobre Nuevas Fórmulas de Gestión, en el video realizado a su conclusión. Universitat de València.

El Festival de las Artes Escénicas, para cuyo nombre y logotipo se convocará un concurso, pretende convertirse en un “referente nacional e internacional” que coloque a Valencia en “el lugar que se merece”. Para ello, cuentan igualmente con el apoyo del sector empresarial, representado en la SGAE por David Izquierdo, gerente de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia, y Carlos Boga, director del Hotel Las Arenas. “Valencia es la ciudad, ahora después de Murcia, con menos gasto por turista y día”, destacó Izquierdo, incluyendo a la cultura en esa escasez de gasto. De ahí que Boga calificara de “fantástica” la noticia de la creación del festival: “Todo lo que sea tener una ciudad dinámica nos viene bien a todos”.

Algunos de los asistentes al acto de presentación del Festival de las Artes Escénicas de Valencia en la SGAE. Imagen de AVETID.

Algunos de los asistentes al acto de presentación del Festival de las Artes Escénicas de Valencia en la SGAE. Imagen de AVETID.

The Kojaks, Juan Salvador (guitarra) y Amparo Ballester (magnífica voz), puso la música, entre las declaraciones de unos y otros, al anuncio del futuro festival que todos los presentes en la SGAE recibió con entusiasmo. “Es un proyecto que se presentó en la Diputación, en CulturArts y en la ciudad de Valencia, que tras una primera etapa ilusionante, luego falló por ese defecto tan habitual de querer cada cual figurar”. Hasta que, por fin, llegaron las jornadas, las consultas, el criterio profesional y, sin duda, la “sensibilidad” del futuro equipo de gobierno. El Valencia Escena Oberta (VEO), desaparecido hace cuatro años junto a la Mostra de Cine, ya tiene su ansiado relevo.

Imagen del video sobre el estudio de los festivales de artes escénicas. Universitat de València.

Imagen con la que arranca el video sobre el estudio de los festivales de artes escénicas. Universitat de València.

Salva Torres

Balance de la política cultural valenciana

Mesa redonda: Política cultural valenciana. Balance de legislatura
Galería pazYcomedias
Plaza del Patriarca, 5. Valencia
6 de mayo de 2015, 19 h.

En este momento de crisis económica los cambios devenidos en el concepto mismo de cultura, el lugar que ocupa en la sociedad del conocimiento y la articulación colectiva de determinadas demandas sociales y profesionales al respecto, plantean la necesidad inaplazable de una renovación del modelo de actuación pública en el ámbito de la cultura. En una economía moderna basada en el conocimiento y la creatividad, los recursos destinados a educación, investigación y pensamiento no son un gasto sino una inversión. De ahí que se haga necesario evaluar profundamente la utilidad, el sentido y la función de las políticas públicas llevadas a cabo hasta ahora y, analizando la situación del sector, trabajar en la elaboración de programas que propongan respuestas nuevas y soluciones eficaces ante el momento que atraviesa el sector cultural en la Comunitat Valenciana.

Tras una legislatura particularmente convulsa en materia de política cultural y ante las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, se propone un balance de estos últimos cuatro años a través de un diálogo con los portavoces parlamentarios de cultura de los grupos políticos con representación en Cortes Valencianas:

-Miguel Ángel Mulet (Partido Popular)
-Juan Soto (PSPV-PSOE)
Josep Maria Pañella Alcàcer (Coalició Compromís)
Esther López Barceló Esquerra Unida del País Valencià (EUPV)

Modera: Jose Luis Perez Pont

Con la colaboración de la Plataforma Valenciana x la Cultura

Esta mesa redonda forma parte del programa de actividades paralelas de la exposición «Sobre el cómo y el cuánto», de Isidro López-Aparicio, que actualmente puede visitarse en pazYcomedias. Un proyecto específico desarrollado para la galería acerca del valor y el uso del dinero, además de una gran instalación realizada in situ con la que se cuestiona el desmantelamiento del sistema educativo.

Isidro López-Aparicio. Funambulismo educativo, estructuras formativas, 2015. Cortesía Galería pazYcomedias.

Isidro López-Aparicio. Funambulismo educativo, estructuras formativas, 2015. Cortesía Galería pazYcomedias.

“Es muy complicado, mucho, reabrir RTVV”

La encrucijada de RTVV, por Rosa Vidal
Palacio de Colomina
C / l’Almodí, 1. Valencia
Conferencia pronunciada el miércoles 3 de diciembre, 2014

Se cumple poco más de un año de la triste defunción de RTVV. Algunos dicen que el cuerpo del ente público venía presentando, debido a sucesivos atracones presupuestarios, cierta obesidad mórbida. Una plantilla sobredimensionada que había que adelgazar por la vía rápida, a golpe de ERE, como así fue. Quienes se dedicaron a engordar Radio Televisión Valenciana, ya sea contratando con desparpajo o nutriéndose a costa del erario público, decidieron lavarse las manos y cortar por lo sano, más bien insano, de ese cuerpo pesimamente gestionado.

Rosa Vidal, ex directora de RTVV, en un momento de su conferencia en el Palacio de Colomina. Imagen cortesía de la Universidad CEU-Cardenal Herrera.

Rosa Vidal, ex directora general de RTVV, en un momento de su conferencia en el Palacio de Colomina, entre Vicente Navarro de Luján, a su derecha, y Juanjo Bas (izquierda). En el otro extremo, Elías Durán. Imagen cortesía de la Universidad CEU-Cardenal Herrera.

Rosa Vidal, jurista y abogada del Estado, llegó con la misión de establecer un plan de adelgazamiento que permitiera mover aquel cuerpo tan obeso. RTVV se había adelantado practicando un ERE que después se consideró nulo. De manera que el plan de adelgazamiento quedó sin efecto y la Generalitat entendió que el colesterol, propiciado por su malísima alimentación, ya poco importaba que fuera bueno o malo, puesto que tocaba cebar, ahora con dinamita, al enfermo. Sin vuelta atrás. ¿O no?

Fotografía de Miguel Lorenzo, actualmente expuesta en el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

Fotografía de Miguel Lorenzo, actualmente expuesta en el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

Rosa Vidal, ex directora general de RTVV, intervino en el Palacio de Colomina de la Universidad CEU Cardenal Herrera para mostrar “la encrucijada de Radio Televisión Valenciana”, tal era el título de su conferencia, un año después del fallecimiento del ente público, sin duda por causas nada naturales. Y lo que dijo, en presencia de numerosos ex trabajadores y ex consejeros de RTVV, es que la reapertura de la radiotelevisión pública valenciana era “muy complicado”, incluso “mucho, mucho”. Y ofreció sus razones, más bien inquietudes legales, en caso de que tal cosa se planteara, a modo de aviso a navegantes (PSPV, Compromís y EU han lanzado promesas en este sentido).

«Si se toma la decisión de abrir una nueva televisión pública sin haber completado el proceso de liquidación y sin sentencia del Constitucional sobre el ERE derivado del cierre y sobre el recurso presentado contra la propia ley de supresión, se abre una incertidumbre jurídica y podría incurrirse en fraude de ley». Y la sentencia del máximo tribunal, según Vidal, no llegará hasta dentro de dos años. Esto para el caso de querer poner en marcha una nueva RTVV. Si lo que se pretende es reabrirla, el escenario sería este otro.

Fotografía de El Flaco, expuesta en el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

Fotografía de El Flaco, expuesta en el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

«Pasaría por derogar la ley de supresión y retirar tanto el recurso de inconstitucionalidad como la demanda de conflicto colectivo, además de intentar la retirada de la mayoría de las 1.700 demandas presentadas por los trabajadores, negociando con ellos a título particular. Y luego habría que tramitar y aprobar una nueva ley en las Cortes Valencianas», explicó Vidal. Lo dicho: tanto abrir una nueva como reabrir la extinta RTVV es muy, muy complicado. Palabra de quien ha sido directora general del ente público y ahora trabaja como letrada en el bufete Broseta Abogados.

Sobre la decisión de la Generalitat de quitarse de encima y por las bravas el peso que había adquirido RTVV por culpa de los sucesivos engordes, Rosa Vidal apuntó que cabían otras alternativas. La nulidad del ERE no tenía por qué llevar asociado el cierre, que es lo que “el dueño del ente, en este caso la Generalitat, decidió”. También manifestó su extrañeza por lo apuntado en el preámbulo de la ley de supresión del servicio, “donde se cita una sentencia (la del ERE del TSJ) en la que no se habla de cierre”. En cuanto al proceso de liquidación en vigor, Vidal señaló que no sólo se refería al ámbito laboral y financiero, sino que abarcaba igualmente los contratos a terceros, “que hay que cumplir”, y la liquidación tecnológica, al ser RTVV la titular de la red.

Fotografía de Biel Aliño, actualmente expuesta en el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

Fotografía de Biel Aliño, actualmente expuesta en el Octubre Centre de Cultura Contemporània.

Salva Torres

La cultura valenciana contra el IVA

Este viernes 28 de junio de 2013 ha tenido lugar una intervención de la Plataforma Valenciana x la Cultura (PVxC), representada en esta ocasión por José Luis Pérez Pont, en el pleno del Ayuntamiento de Valencia, en el punto correspondiente a la moción presentada por Salvador Broseta, del grupo socialista municipal, solicitando el pronunciamiento de este ayuntamiento acerca de la reducción del IVA cultural.

Tras las intervenciones de los diferentes grupos se ha producido la votación, que ha contado con el voto favorable de los grupos de la oposición (PSPV, Compromis, EUPV) y con el voto en contra del grupo de gobierno (PP), por lo que no ha prosperado. Alfonso Grau ha sido el encargado de dar respuesta a la moción, evidenciando una significativa falta de argumentos y un enorme desinterés por estudiar medidas de apoyo al sector cultural de la ciudad de Valencia.

Reproducimos integramente la intervención de José Luis Pérez Pont en el turno de palabra, conforme a los tiempos pautados:

«Buenos días.

Presido la Asociación Valenciana de Críticos de Arte, me acompaña Tania Blanco, presidenta de la asociación de Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón. Intervengo en representación de las asociaciones de artistas, galeristas, críticos y comisarios de arte de la Comunitat Valenciana, con sede en la ciudad de Valencia y en nombre de la Plataforma Valenciana por la Cultura que incluye a todas y cada una de las principales organizaciones profesionales y empresariales de los distintos sectores que integran la cultura valenciana.

Antes de que se produjera el incremento del IVA al 21%, hace aproximadamente un año, desde el sector cultural español y valenciano se venía solicitando a las distintas composiciones gubernamentales del Estado español una reducción de la tasa entonces vigente, con el propósito de equipararla a la establecida en otros estados de la Unión Europea. Lejos de atenderse la demanda de las empresas y los profesionales, el gobierno de España determinó elevar la presión impositiva sobre unos bienes que por sus características mantienen un delicado equilibro que puede verse, y se ha visto, gravemente alterado y perjudicado. 

Consideramos que aplicar a la cultura un incremento del IVA al 21% vulnera el artículo 44 de la Constitución Española, pues lejos de facilitar el acceso de todos a la cultura lo que hacen los poderes públicos es elevar límites infranqueables para aquellos que por la actual coyuntura ven ya de por sí mermada su capacidad económica. Aplicar una tasa del 21% de IVA a los bienes y servicios culturales significa hacer que la cultura sea inaccesible para una parte creciente de la población valenciana y española, a la vez que se convierte en una medida que discrimina negativamente el acceso de los individuos a la cultura, haciendo que quiebre uno de los principios rectores de la política social y económica amparado por la Constitución Española.

Por otra parte, la cultura es a su vez un motor económico de la sociedad, además del sentido simbólico que representa y que nos distingue como pueblo con la atribución de signos que añaden un valor intangible. Nuestra actividad cultural tiene una repercusión directa en la cuenta de resultados de sectores como el turístico, tan relevante en la economía valenciana. Es por ello que consideramos y solicitamos que este Ayuntamiento se pronuncie de manera inequívoca en el apoyo al sector de la cultura valenciana, desarrollando medidas correctoras que neutralicen la repercusión del impuesto (como se prevé ya en los ayuntamientos de Vitoria y Granada) o estableciendo una mediación con el gobierno de España a propósito de equiparar la tasa de IVA cultural a la de los principales estados europeos. Los efectos en destrucción de empleo y debilitamiento del tejido profesional y empresarial de la cultura valenciana se han hecho evidentes en el transcurso de este año, afectado además por la pérdida de competitividad que representa para las empresas y profesionales de la cultura participar en el entorno del mercado europeo, soportando una presión fiscal que nos sitúa en desventaja por ser excesivamente superior al aplicado en el resto de países.

El sector profesional y empresarial de la cultura valenciana apela a ustedes mediante esta intervención para que contribuyan en función de la responsabilidad de su acción de gobierno a atender esta demanda. Gracias.»

Valencia. Un año sin noticias de la Concejala

Ha transcurrido un año desde que la Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA) presentó por registro de entrada del Ayuntamiento de Valencia una carta solicitando una reunión con la Concejala de Cultura, Mª Irene Beneyto. Durante este tiempo no solo no han sido recibidos, tampoco han obtenido ningún tipo de respuesta por parte de la institución municipal.
El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Valencia, a través de Salvador Broseta, ha difundido un comunicado en el que reprocha esa forma de proceder desde la institución pública hacia una asociación profesional representativa como es AVCA.
Ciertamente un año de espera es un plazo excesivo. Cuando el diálogo normalizado y directo no es la herramienta aceptada por algunos gobernantes, la sociedad civil se ve obligada a emplear otras formas de comunicación habilitadas por el sistema democrático.
AVCA no solicita ni ha solicitado en los últimos cinco años ningún tipo de recurso económico a las instituciones públicas valencianas, pero sí espera y exige el diálogo con sus responsables políticos. El Ayuntamiento de Valencia, en particular, carece por completo de una política cultural. La mala gestión de sus espacios expositivos, la ausencia de rigor en sus programaciones y la falta de participación de los profesionales valencianos independientes pone de manifiesto un ejemplo poco edificante.
El Ayuntamiento de Valencia tiene la obligación de atender las necesidades de sus ciudadanos, así como facilitar y apoyar el desarrollo profesional y empresarial de las iniciativas que surgen en la propia ciudad. Esa obligación de apoyo y fomento no se cumple en el caso de las artes visuales en Valencia, pues ya antes de la crisis económica el gobierno municipal mantenía cerradas las puertas a los críticos de arte y comisarios independientes de la ciudad de Valencia, al igual que lo hace con las galerías de arte y con la inmensa mayoría de artistas valencianos. La falta de pluralidad se manifiesta en cada actuación cultural desarrollada desde el Ayuntamiento de Valencia. AVCA denuncia ese sectarismo, que hoy toma forma en el desprecio manifiesto de la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia a los profesionales valencianos del arte.