Salt de pàgina, libros de artista en la colección UPV

Salt de pàgina. Libros de artista en la colección UPV.
Sala de Exposiciones UPV. Edificio del Rectorado (3A)
Camino de Vera s/n
Valencia
Hasta el 5 de abril.

Acotar de forma estándar el concepto “Libro de artista”, es como correr el riesgo de poner cercos que demarquen milimétricamente a océanos y mares. Cuantos más movimientos artísticos se investigan, más dudas surgen a la hora de poner la primera empalizada, y aunque hay pocos rincones del siglo XX en que no fluya la relación, entre el artista, y el libro, la referencia de un linde imaginario para definirlo parece poco seria, teniendo en cuenta, que el ideal que empuja a la creación de libro de artista depende de los valores que mueven a dichos movimientos artísticos, contemplando a las primeras vanguardias, y demarcando a futuristas, dadaístas, constructivistas o surrealistas. A lo dicho, sumaría el agravante general de tratar por igual a la figura del editor industrial, -cuyo fin prioritario es lucrarse- con el editor creativo, cuya voluntad es hacer y dejar un legado en sus libros, comunicar sus inquietudes, generar debate, compartir proyectos de edición con otros artistas, y sobrevivir casi heroicamente en una sociedad que no valora ni tiene legislación adecuada en cultura y educación para aprovechar el talento que surge de ella. En estos paisajes, un ejemplo de virtud sazonado con buena dosis de vocación y conocimiento técnico, lo representa, Marta Pina (Murcia, 1981), fundadora de la editorial Pusilánime. Afincada en Valencia desde su etapa de formación en la Facultad de BBAA San Carlos. Pina, a la hora de concebir un ejemplar, invita a un artista para que realice su propuesta con total libertad de contenido y técnica dentro de unos parámetros de formato más o menos reducidos.

Salt de pàgina. Imagen parcial Sansón Carrasco.

Salt de pàgina. El libro de artista en la colección UPV. Sala del Rectorado. Imagen Sansón Carrasco.

El proyecto Pusilánime, es bien conocido por el comisario de la muestra, Antonio Alcaraz, que también fue profesor de Pina en la citada Facultad de BBAA San Carlos, y es que Salt de pàgina, llibres d’Artista en la Col.lecció de la Universitat Politècnica de València, arranca de un paisaje imaginario cuyo origen se remonta a los libros de los años 60 y llega hasta nuestros días. Con ello, la exposición ofrece la posibilidad de ver algunas propuestas extraordinariamente singulares, como es el caso de Chess Case, un conjunto de piezas editadas por la Galería Ronny Van de Velde (Berchem, Amberes, Bélgica, 1991), con motivo de la exposición de Marcel Duchamp en la citada galería. Dicho conjunto de piezas, representa una recreación de los museos portátiles de Duchamp que adoptan la forma de su conocida caja de ajedrez, con reproducciones de textos de André Bretón y otros objetos, entre los que se encuentran también una cinta de audio, fotografías, y cartas de Duchamp. Curiosamente, Chess Case, procede de la colección de Coen Merhoff, (Eindhoven), y fue sugerida para la colección UPV y proveída en 2010 por quién suscribe, hasta donde llegó en el asiento delantero de mi propio automovil.

Chess Case(Ronny Van de velde) by Marcel Duchamp. Imagen Sansón Carrasco.

Salt de pàgina. El libro de artista en la colección UPV. Sala del Rectorado. Chess Case(Ronny Van de velde) de Marcel Duchamp. Imagen Sansón Carrasco.

¿De qué se trata? ¿Es un catálogo, una publicación, una edición de lujo con tirada numerada y limitada, un libro objeto, libro creativo, una pieza para coleccionistas, o un libro de editor?

¿Dónde están los lindes para considerar qué es un libro de artista o no?

Guy Schraenen, se refiere así, en un proemio de la exposición D´une oeuvre à l´autre:19.  “Un libro de artista es un libro. Está hecho por un artista o es una publicación de un grupo de artistas. El artista es el responsable del contenido y del continente. El libro de artista no es un catálogo o un libro acerca del arte. No es una reproducción pero sí un trabajo original. Tiene que ser algo nuevo”.

Esther Riva Castleman, en su Century of Artists Books (New York: The Museum of Modern Art, 1994),  “…Los libros de artista son la obra del artista cuyo imaginario, más que estar sometido al texto, lo supera por traducirlo en un lenguaje que tiene más significados que las propias palabras puedan expresar solas”

Para Anne Moeglin-Delcroix, en su Esthétique du livre d´artiste 1960-1980 (Paris: Jean Michel Place/Bibliothèque National de France, 1997). “…El libro es, tanto históricamente como por su propia naturaleza, un medio concebido para dispensar prioridad al mensaje. Esa es una de las  razones fundamentales que avalan su aparición en el mundo del arte en la década de los 60: El rechazo al formalismo artístico (en aquel momento dominante en la práctica creativa y crítica) a favor de un arte cuyo fin era significar (para modificar hábitos de pensamiento) o intervenir en el mundo y en la vida real (para transformarlo). En resumen, el libro, por su verdadera naturaleza, me parece ser el medio idealista (visible) por excelencia. El soporte material no tiene que ser tenido en cuenta, excepto en la medida en que contribuye al contenido”

Salt de pàgina. El libro de artista en la colección UPV. Imagen Sansón Carrasco.

Salt de pàgina. El libro de artista en la colección UPV. Imagen Sansón Carrasco.

Para José Emilio Antón, El libro de artista es una obra de arte, concebida y realizada por un artista visual en su totalidad, una forma de expresión plástica surgida en la segunda mitad del siglo XX, más concretamente en 1963, cuando Edward Ruscha, realiza la primera edición de Twenty-six Gasoline Stations, y en 1966 Every building on the Sunset Strip. Ver https://www.makma.net/jose-emilio-anton/

En realidad, la referencia de la conocida caja de ajedrez de Duchamp en Salt de Pàgina, podría abrir debate de opinión sobre esta cuestión, pero además, refleja a la perfección el papel de un editor como el que ejerce la Galería Ronny Van de Velde, que en este caso, aglutina y sabe dar lectura a Duchamp asumiendo la responsabilidad de un editor nada convencional (aunque sin perder de vista la sostenibilidad de la propia Galería). Y precisamente, esa función de editor poco convencional es la que se echa de menos en instituciones culturales y museos públicos y privados a la hora de producir un catálogo. ¿Por qué no se cuenta con él? Un editor contemporáneo, al hilo de lo comentado anteriormente, no es un señor que busca ganar dinero a toda costa con sus publicaciones, eso es un industrial de la edición. Un editor comprometido es otra cosa, es un individuo capacitado para investigar, o para interiorizar un contenido artístico, experimental o literario y que se somete a un esfuerzo absoluto para con la obra a editar.

Así lo reconoció el propio Picasso cuando se le recordaba su paso como director artístico de la Revista quincenal Arte Joven (Madrid: 1901) y en su segunda época (Barcelona: 1909), en la que F. de Sorel escribió en su artículo de entrada sobre la dificultad de sacar adelante su proyecto de edición,

“Supliqué, casi mendigué la cooperación de amigos y desconocidos para llevar a cabo mi empresa al parecer tan difícil, pero los unos por miedo, otros por carecer de entusiasmo, juventud muerta que vive en perpetua noche, todos me negaban su concurso.”

Salt de pàgina. El libro de artista en la colección UPV. Sala del Rectorado. Imagen Sansón Carrasco.

Salt de pàgina. El libro de artista en la colección UPV. Sala del Rectorado. Imagen Sansón Carrasco.

En la mirada a otras piezas que van completando Sált de página, se hace necesario detenernos ante Every Building on the Susset Strip (1966), de Eduard Ruscha y anteriormente citada por Antón; Knock Out, Poemas visuales (1971), de Gregorio Berchenko; Le Cerveau (1973) de Guillermo Deisler; Documente-Documents-Documenti (1971), de Daniel Spoerri; Tal i Tant (1983) de Joan Brossa y Frederic Amat; la colección Lubok, fruto del encuentro del artista Christoph Ruckhäberle y el diseñador gráfico Thomas Siemon; y Edoi (1985), del doblemente citado José Emilio Antón.

Si no se me pasa por alto, Salt de página no cuenta con ningún libro de artista de los llamados libros no editados, reflexión que me trae a la memoria a Emilio Sdun en una entrevista que se puede ver en  https://www.makma.net/entrevista-a-emilio-sdun/, y para quien una gran parte de los libros de artista que se realizan en España son piezas únicas, frente a la idea germana de ediciones numeradas de pequeña tirada que él mismo producía en su Prensa Cicuta.

Salt de pàgina representa una parte determinada de la colección UPV, (hay que decir que el fondo de dicha colección en su totalidad asciende a cerca de 900 ejemplares, de los cuales, algunos más pueden verse de forma digital a través de un proyector en la exposición), y arranca en la referida década de los 60, en la que con la aparición del movimiento Fluxs, el libro se convierte en soporte y herramienta como forma de expresión y también en un método de documentar performances, propuestas plásticas y encuentros. No es fácil elegir entre el fondo los diferentes modelos representativos para configurar la exposición, acertar en prototipos de formatos de libro que van desde la poesía visual o experimental a los fotolibros o proyectos editoriales, y tal vez por ello, están acompañados por dispositivos táctiles que ayudan al visitante a su comprensión. En cualquier caso, las seleccionadas son piezas que dan muestra de la paulatina fuerza de lenguajes vinculados a las artes plásticas en el libro.

Para Alain de Botton, en La arquitectura de la Felicidad, (Barcelona: Lumen, 2008)  “La arquitectura y el diseño son algo intensamente personal. Los edificios tienen carácter, vicios y virtudes, miran al mundo con una cara casi humana”.

Y así son también las formas de los libros de artista, arquitecturas tan diferentes como los responsables de sus creaciones, sean editores, escritores, artistas, y especialmente, si lo son todo a la vez.

Cartela que abre la exposición Salt de pàgina. Imagen de Sansón Carrasco.

Cartela que abre la exposición Salt de pàgina. Imagen Sansón Carrasco.

Salt de pàgina, es pues, una selección variada muy representativa de libros de artista (sin lindes), una aproximación inexcusable para todo aquel que quiera indagar en lo que fue llegando después de aquellos ejemplares ilustrados de finales del siglo XIX y principio del XX, y que reclamaron el protagonismo de artistas como Picasso, Manet, Braque o Chagall, y en cuya historia, hay constantes que se repiten, por un lado, la democratización del arte a través de la publicación, y por otro, la idea de dar valor a las publicaciones y llegar a coleccionistas a través del libro como objeto y también como soporte sujeto a la creación.

 

Vicente Chambó.

Adiós a Emilio Sdun

Makma quiere rendir homenaje a Emilio Sdun. El artista alemán, afincado desde hace 20 años en España (pedanía cuevana de Los Guiraos) donde instaló su editorial “Prensa Cicuta” y desde donde ha ilustrado numerosos libros y se ha mantenido fiel a su gran pasión por la tipografía falleció victima de una enfermedad detectada hace unos meses.

Una manera de rendir tributo a la persona, al artista y al tipógrafo, la encontramos rescatando la entrevista en exclusiva realizada por makma (12 de diciembre de 2013), en el marco de la primera edición de la Feria del libro de artista de Alicante, FALA, que en la primera edición de la feria le concedió el premio a su trayectoria como editor.

Emilio Sdun (Leubnitz, Sajonia­-1944) empezó su futuro como impresor en la escuela de Artes y Oficios de Berlín en 1963. Pasaron algo más de dos décadas desde el inicio de su formación hasta que fundó su propia editorial. En el año 1984 creó Prensa Cicuta en un taller en Dreieichenhain, cerca de Frankfurt al Main,  en cuyo lugar desarrolló sus trabajos. El nombre de la editorial lo toma de una planta tóxica que crecía en la parte exterior del edificio donde se ubicaba la imprenta (Cicuta), lugar en el que se mantuvo hasta 1996, año en el que Sdun se trasladó a Almería (España) lugar en que reside y trabaja actualmente manteniendo el citado nombre. En la primera etapa de su carrera los libros que salían de su taller estaban impresos en Alemán, pero cuando se traslada a España,  pasa a imprimirlos en castellano. Recientemente (algo más de un año) ha creado la revista Sísifo, en la que como en la mayor parte de su obra predomina el texto en armonía con el espacio. El concepto Sdun pasa por el conocimiento del proceso de trabajo desde el inicio. Muchas de las letras para imprimir las elabora él mismo. Las talla si es necesario antes de montarlas en un molde para componer el texto y estampar, al igual que las ilustraciones que acompañan el texto que también realiza con diversas técnicas, litografía, serigrafia o grabado, por ejemplo. Hablamos siempre de pequeñas tiradas que por sus características se resuelven en libros con textos no muy extensos y con tiradas que van desde ejemplares únicos hasta cien. Su vida gira alrededor de los libros y de los instrumentos para hacerlos, para construirlos letra a letra.

 

L1070890

 

-¿Por qué se decidió a vivir de los libros?

Soy un amante de la poesía y de los libros en general. Tenía una biblioteca en Alemania procedente de la familia con la que conviví desde temprana edad, la recuerdo desde que tengo uso de razón, o antes, tal vez desde los dos o tres años. En ella había títulos de Goethe, Schiler, Eichendorff… parte de ésta biblioteca me la traje de Alemania progresivamente. Conforme iba reformando la casa en España y ganando espacio me iba trayendo la biblioteca y el propio material de imprenta.

 

L1070891

 

-¿Por qué España?

Mi sueño era Inglaterra, Irlanda, sur de Francia y España. En mis últimos años de residencia en Alemania trabajé con Fernando Arrabal en un libro de poemas, y después con la obra de Lorca. Finalmente me cautivó España y concretamente Andalucía. Aunque para ello siempre influyen las vivencias y la casualidad. Concretamente un viaje a Granada, el color de los montes, la Alhambra, la luz y la temperatura. En 1990 encontré en una aldea de Cuevas de Almanzora una pequeña finca con una casa abandonada en la Aldea los Guiraos donde me quedé hasta ahora.

-¿Cómo fue el proceso?

Adquirimos la casa y la fuimos reformando poco a poco hasta trasladarnos definitivamente. Era el año 1996. Desde entonces tengo la residencia y mi taller de trabajo allí.

-¿Cómo da a conocer su trabajo tan aislado de grandes ciudades?

Hubo un momento que considero es importante, en 1999 era el 250 aniversario del nacimiento de Goethe y fuimos invitados a participar en la feria Estampa de Madrid, donde acudimos con una obra realizada para tal fin, titulada “El libro de Zuleika-El diván de Oriente y Occidente”. Era un ejemplar único. Finalmente la obra no fue adquirida en aquel certamen y la conservo en mi casa. En ese mismo año los profesores de la Escuela de Arte de Oviedo me invitaron a realizar unas conferencias y cursos de tipografía y caligrafía con motivo de sus jornadas.  Desde entonces empezaron los contactos con otros institutos y especialmente con la Facultad de Bellas Artes San Carlos de Valencia con Antonio Alcaraz.

 

Mostrando su caja de música

Emilio Sdun mostrando su caja de música en Fala. Imagen Vicente Chambó

 

-¿Cómo ve el futuro del libro?

El taller de Prensa Cicuta es, –creo- uno de los últimos talleres de tipografía. Los jóvenes hoy en día trabajan con ordenadores, impresión digital y nuevas tecnologías. Con la irrupción de lo digital, creo que el libro de calidad y de creación manual tiene un valor añadido, por el hecho de ser realizado manualmente. Esto ayudará para que no se pierda. Lo más complicado lo veo en la creación de los propios tipos para imprimir, puesto que son de plomo, o de madera y se van erosionando o desgastando. La última fundición de tipos que conozco la realizó la fundición Bauer en Barcelona y cerró hace unos años.  Tras una conversación con el director de la compañía el Sr. Hartmann me dijo: sigue con tu trabajo que eres el único.

-Sr. Sdun, sin duda su trabajo ha contribuido a un pequeño renacimiento, a evitar la extinción de la impresión con tipos móviles, ¿Dónde más podemos encontrar continuidad?

Que yo conozca hay gente en Madrid, en Valencia, en Jaén, en Córdoba, en Málaga, en Santander, o en Granada, de los que yo tenga constancia, pero tengo entendido que hay más que continúan con la labor. Es una satisfacción para mí ser una pequeña onda expansiva.

-¿Qué le parecen las ferias de libro de artista que han surgido en los últimos años en España, Arts Libris, Masquelibros, y ahora Fala en Alicante?

Para mí ha sido una sorpresa porque existe una diferencia entre las ferias de Alemania y de España. En este tipo de ferias de Alemania se ven habitualmente ediciones de tiradas pequeñas y en España lo que se ve son muchos libros originales, libros de creación única en los que no se utiliza prácticamente nada la tipografía, con las excepciones de algunos editores como la Seiscuatro y otro que tengo frente a mí y usted conoce mejor que nadie en Valencia (Rie).

Emilio Sdun. Imagen Vicente Chambó

Emilio Sdun. Imagen Vicente Chambó

-¿Entre los alumnos y asistentes a clases y conferencias que usted ha impartido cree que hay la continuidad suficiente como para dedicar una vida profesional a ello?

No sé, (responde con aspecto serio) creo que mucha gente empieza con ilusión, hacen uno, dos libros, puede que alguno más, pero acaban dejándolo para trabajar de camarero por citar una forma de vida entre muchas. Cuando la edad me impida seguir con mi taller no sé qué ocurrirá con todo. En Uelzen (ciudad próxima a Hamburgo) desde hace ya 28 años, si no me equivoco, y con carácter anual, nos reunimos entre 12 y 15 artistas para  realizar una carpeta bajo un tema común en el que cada artista realiza una obra. Desde su origen es un trabajo colectivo relacionado con temas como el agua y los derechos humanos, principales asuntos que nos preocupaban. El espacio es una especie  de torre de agua de 40 metros de altura y cuatro pisos llenos de máquinas para imprimir y fundir letras en linotipia y monotipia. Esta torre: Hans–Hergot-Thurm Uelzen, se puede ver en www.menro.de. Los participantes somos impresores, encuadernadores, maquinistas, fundidores o creativos de mi generación. Pero como he dicho, ahora, las nuevas generaciones con las que he estado en contacto, suelen acabar en su mayoría renunciando al sueño de tener continuidad en una imprenta tipográfica.

Última obra de Emilio Sdun en torre Hans–Hergot-Thurm Uelzen, www.menro.de

Última obra de Emilio Sdun en torre Hans–Hergot-Thurm Uelzen, www.menro.de

-¿Es por lo tanto, el impresor-editor profesional con tipografía móvil una especie a extinguir?

Creo que sí.

 

Vicente Chambó

Fala. Feria alicantina de libro de artista

Fala. Primera edición.
Centro Cultural Las Cigarreras
San Carlos, 78. Alicante
Hasta Domingo 15 de diciembre, 14 h.

La primera edición de Fala, feria de libro de artista de Alicante ha reunido a más de 30 artistas y editores que muestran creaciones de lo más variadas. Entre los expositores se encuentran nombres de entidades y creadores como  Parking Gallery, Nanoediciones, Cangrejo Pistolero, Entre sueño y vigilia, Natividad Climent, Emcagüi, Eduardo Lastres, Manuel Balaguer, Carmen Muñoz, Güiti, Rosa María García Blazquez, Rosa Gómez Calcerrada, Cómics de Artista, Carolina Solar Arancibia, Antonio García Villarán, Mª Antonia Sánchez, Carmen Sansoto, María Jesús Soler, Mistos CC, Belén Alegre, Grupo Parapapel, Natalia Pérez, Mirta Huizzi, Grupo Tres, Antonio Navarro, Amparo Méndez, Gudrum Ewert, Prensa Cicuta, Marian López Oliva, Rocío Acosta, José María Garrés o El Caballero de la Blanca Luna.

L1070913

Diversidad de libros-objeto, principalmente ejemplares únicos que van más allá del formato libro tradicional, en la mayoría de los casos se trata de piezas delicadas que compiten con formas escultóricas cuyo vínculo común es la letra, la tipografía, o la pieza realizada como obra manuscrita con soportes diversos. Entre otras propuestas, destaca la reflexión y los guiños a la conservación de la imprenta tipográfica, la preocupación por el medio ambiente o el avance de lo digital frente a lo artístico. Frente a lo auténtico. Cabe destacar también el protagonismo de la poesía. La dirección del certamen ha buscado sumar con actividades de cierta capacidad de convocatoria para aproximar a gente de la más diversa índole al libro. Es evidente que una ciudad como Alicante no tiene la cantidad de público que podría tener una gran urbe, reflexión que los organizadores han tenido en cuenta para garantizar buen número de visitantes. Un recital de Luis Eduardo Aute con Antonio García Villarán, ul concierto de jazz, o el formato de conferencias realizadas entre las actividades paralelas es algo que no está en la agenda de otras ferias de éstas características celebradas en España, como ARTS LIBRIS (Barcelona) y MASQUELIBROS (Madrid). En cuanto a las conferencias, la apuesta ha consistido en dinamizar al público visitante para que se encuentre con los intervinientes en convivencia abierta con el espacio, la cual cosa da al evento un aire fresco y alejado de lo solemne. Se trata de una iniciativa para atraer el interés de un público que no frecuenta el contacto con el libro de artista aunque tiene la capacidad y sensibilidad suficiente. Esto último si lo vimos en la última edición de MASQUELIBROS (Madrid). Interesante citar como ejemplo la jornada de creación de libros que ha realizado la artista Marián López Oliva. Una jornada para niños con la idea de aproximar a los más pequeños al libro creativo, idea que sirve también a algunos padres y madres a disfrutar de la feria mientras sus pupilos se mantienen ocupados con la creación de un libro propio.

Feria alicantina de libro de Artista

Feria Alicantina de Libro de Artista. Las Cigarreras. Alicante.

Se percibe el esfuerzo de los organizadores, MISTOS y Antonio García Villarán, por hacer realidad esta primera edición y, por consolidar FALA, (Feria alicantina de libros de artista) que ya se planifica para la segunda edición que supondrá sin duda, la consolidación del evento en el próximo año: FALA’14

 

Vicente Chambó

 

Feria del libro de artista de Alicante

FALA Feria del libro de artista de Alicante
Centro de Cultura Contemporáneas Las Cigarreras
Calle San Carlos, 78
Alicante
Del 13 al 15 de diciembre de 2013

FALA nace como respuesta al creciente interés por el libro de artista. La intención de la feria es convertirse en un referente dentro de las Ferias que existen en España, que cada vez toman mayor protagonismo por el interés que suscita esta disciplina artística y por su nueva forma de entender el objeto “libro”.

Fala es una feria comercial donde no sólo podremos encontrar libros como objetos de arte a la venta, también reunirá a artesanos del papel, librerías con material específico y a personas o entidades que trabajan en torno a la creación y la bibliofilia artística. Es un encuentro entre actores del sector que contribuirá a la dinamización del mercado y a la colaboración entre artistas plásticos, galerías de arte e instituciones.

Se celebrará del 13 al 15 de diciembre de 2013 en el Centro de Cultura Contemporáneas Las Cigarreras, situado en C/ San Carlos 78 (Alicante). Durante tres días los asistentes y coleccionistas disfrutarán además de un nutrido programa de actividades donde no faltarán conciertos, recitales, conferencias y talleres.

La Feria constará de 35 expositores procedentes de toda España. Esta nueva forma de entender el libro se está exponiendo y comercializando en Galerías de Arte desde hace tiempo, pero está llegando cada vez con más fuerza a formar parte de librerías especializadas, donde el amante del libro busca un producto exclusivo. Incluso están floreciendo las primeras Ferias dedicadas exclusivamente a este ámbito, como son MASQUELIBROS y la Feria Editorial Independiente Libros Mutantes en Madrid o ART LIBRIS y el FESTIVAL DEL LIBRO DE ARTISTA Y LA PEQUEÑA EDICIÓN en Barcelona o LAEE, Feria de Libros de Artista y Ediciones Extrañas de Sevilla donde este tipo de eventos en torno al libro como pieza de arte expande las relaciones entre autores, lectores y coleccionistas.

Entre los expositores podremos encontrar a editores creativos como Vicente Chambó con su editorial El Caballero de la Blanca Luna, Cangrejo Pistolero Ediciones, Cucherías de Arte o Prensa Cicuta, y artístas como Marian López Oliva, Rocío Acosta, Sergio Delicado, Natalia Pérez Chazarra, Mirtya Huizzi, Antonio Navarro, Mª Antonia Sánchez, Carmen Sanzsoto, Maria Jesús Soler, Belén Alegre, Rosa Mª García Blázquez y Gloria Gómez Calcerrada, galerías de arte como Parking Gallery y grupos como Tres x cuatro entre otros.

FALA ha querido premiar la labor de Emilio Sdun por su larga trayectoria dentro del mundo de los Libros de Artista y se le entregará un premio diseñado por Carton Lab el sábado día 14 de diciembre, formando parte de la programación del evento.

También se realizarán actividades que dinamizan esta feria como es el recital de Siracusa Bravo Guerrero, una de las jóvenes poetas españolas cuyo recorrido cuenta ya con dos poemarios “Indigesta” y “De cómo Peter Pan me quitó demasiado”, y recitales en Festivales y encuentros de toda España. Además, durante la feria contaremos con dos conciertos realizados por Carlos Izquierdo y Vanessa Fortis, dos estilos muy distintos en los que el piano será el protagonista.

Fala contará con una exposición efímera de Libros Comestibles el día de la inauguració (día 13 a las 18:00 h.)  y se mantendrá expuesta al público durante dos horas. Pasadas las cuales los participantes y público podrán degustar estos libros. Para esta exposición efímera se contará con diferentes hosteleros y pastelerías que ya han mostrado interés en participar.

El sábado 14 la feria ofrece un recital de Luis Eduardo Aute y Antonio García Villarán bajo el título POEMIGARIO.

Aute y Villarán son dos artistas renacentístamente surrealistas que viven trabajando en este tiempo que les ha tocado en una rifa. Aunque son de generaciones muy distintas, se conocen desde hace años, unidos por el gusto a las artes y sus rincones. Ambos son artistas plásticos y poetas. La poesía, el sentido del humor y alguna que otra charla de media noche les ha llevado a esta unión poética que no estará exenta de sorpresas.

Por último, el domingo, día 15 dedicaremos la mañana a los niños con un taller impartido por la artista plástica y profesora Marian López Oliva, donde explicará a los más pequeños qué es un libro de artista y realizarán trabajos para acercarlos más a esta nueva forma de entender el libro.

El plazo de selección para participar en la feria será hasta el 8 de diciembre.

WEB: http://falaferialibrosartistalicante.blogspot.com.es/

EMAIL: falaalicante@gmail.com