Carlos Maciá, premio mardel de artes visuales

Markers, de Carlos Maciá
Premio mardel de artes visuales 2018
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 4 de noviembre de 2018

El artista gallego Carlos Maciá (Lugo, 1977) obtiene el premio mardel de artes visuales 2018 con una instalación pictórica de su serie ‘Markers’. Su obra se exhibe en el Centre del Carme Cultura Contemporània junto al resto de piezas seleccionadas en una muestra que se podrá ver hasta el próximo 4 de noviembre.

En su sexta edición, el premio mardel de artes visuales sigue creciendo y ha logrado reunir más de 350 obras presentadas, procedentes de distintos puntos de la geografía española, convirtiéndose en una de las convocatorias de esta índole con más participación. El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, acompañado por los fundadores del proyecto mardel, Amparo Martínez y Juan Manuel del Pino, presentaron la exposición de las obras seleccionas compuesta por un total de 26 piezas. A la presentación asistieron asimismo Bea Espejo, crítica de arte, Iñaki Martínez Antelo, comisario independiente, miembros del jurado de mardel.

Vista de la exposición del Premio mardel. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Vista de la exposición del Premio mardel. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Pérez Pont ha destacó la evolución de este premio que “en seis años ha pasado de ser un premio de pintura a constituirse en un reconocimiento que abarque a todas las artes visuales y sin límite de edad de forma que cualquier creador nacido o residente en el Estado español pueda participar”. También subrayó la importancia de “respaldar estos proyectos de mecenazgo que surgen de la iniciativa privada para impulsar la creación actual y en este sentido exponer en el Centre del Carme ha sido también, en los últimos tres años, un aliciente que ha animado a los artistas a presentar sus propuestas”.

Mardel es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es promocionar el arte contemporáneo como signo de compromiso desde la iniciativa privada. Conscientes de las dificultades que actualmente se presentan para trazar nuevas trayectorias artísticas, con este premio se pretende brindar apoyo y oportunidades a creadores actuales. Mardel concede un premio dotado con 6.000 euros y tres accésits. Los accésits de este año han recaído en las obras de Irma Álvarez-Laviada, Itziar Barrio y Ernesto Casero.

Obras de la exposición del Premio mardel. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Obras de la exposición del Premio mardel. Imagen cortesía del Centre del Carme.

El jurado compuesto por Bea Espejo, Iñaki Martínez Antelo y José Luis Pérez Pont destacó el alto nivel de las propuestas presentadas, obra de artistas con una trayectoria ya formada y con proyectos que han sido reconocidos tanto dentro como fuera del país, así como la diversidad de lenguajes empleados: instalación, pintura, escultura, videoarte, dibujo… etc. Precisamente entre las obras premiadas hay una instalación pictórica, un libro/objeto, un proyecto multimedia y un trabajo sobre papel.

El resto de piezas seleccionadas y que se pueden visitar en la exposición son obra de Marla Jacarilla, Antònia del Rio, Llorenç Ugas, Gabriela Bettini, Rosendo Cid, Almalé y Bondía, Diana Larrea, Saskia Rodríguez, Marta Pujades, Rosell Meseguer, Pablo Barreiro, Begoña Zubero, Carlos Rodríguez-Méndez, Ana H. del Amo, Mercedes Mangrané, Nicolas Combarro, Enric Fort, Aurelio Ayela, Christian García, David Trujillo, Fernando Romero y Jorge Yeregui.

Obra de la serie 'Markers', de Carlos Maciá. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Obra de la serie ‘Markers’, de Carlos Maciá. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Premio mardel 2018

Carlos Maciá (Lugo, 1977). ‘Sin título’ (n.114) Serie ‘Markers’Sus últimas exposiciones individuales, A necesidade da cor. Fundación Luis Seoane. A Coruña (2017), Brea Flúor. Galería Luis Adelantado. Valencia (2016), muestras que tienen su eco en la obra presentada para mardel, de la misma serie ‘Markers’. El trabajo de Carlos Maciá se mueve entre la pintura, la fotografía y la instalación como soportes usados para indagar en el campo de la experiencia.

Arrepentimientos, de Irma Álvarez-Laviada. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Arrepentimientos, de Irma Álvarez-Laviada. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Accésit
Irma Álvarez-Laviada (Gijón, 1978). Arrepentimientos (libro/objeto)

La pieza que se presenta forma parte de su proyecto ‘Reversibilidad y Utopía’. La publicación consiste en un inventario de todas las obras pictóricas de la historia del arte que ha ido encontrando en las que consta algún tipo de «arrepentimiento». Dado que sus autores han decidido dejar tapada, mediante sucesivas capas de pintura, dicha enmienda en la composición, la propuesta juega conscientemente a ocultar, a no mostrar ni el arrepentimiento ni la obra en su estado final.

There is nothing to be scared of, de Itziar Barrio. Imagen cortesía del Centre del Carme.

There is nothing to be scared of, de Itziar Barrio. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Accésit
Itziar Barrio (Bilbao, 1976). ‘There is Nothing to Be Scared of. They are Crazy about Each Other’. Vídeo de 3 canales Este vídeo de tres canales forma parte del proyecto The Perils of Obedience, una exploración en curso sobre la mecánica del poder.

Un equipo actoral interpreta y trabaja una escena de ‘Un tranvía llamado Deseo’ (Tenesse Williams, 1947) bajo la dirección de Charlotte Brathwaite. Esta escena icónica en la que Stanley grita ´Stella´ como fórmula para que ella vuelva después de una disputa, se entremezcla con otras de películas así como las descripciones históricas del Astor Place Riot, revuelta que ocurrió en NYC en 1849. En este transcurso de textos y gestos se van haciendo visibles las dinámicas envueltas en el proceso laboral a la vez que van mostrando narrativas personales de las actrices y actores.

Obra de Ernesto Casero. Imagen cortesía de Centre del Carme.

The posthuman protests, de Ernesto Casero. Imagen cortesía de Centre del Carme.

Accésit
Ernesto Casero (València, 1976). The posthuman protests (conjunto de dibujos)

La pieza se enmarca dentro del proyecto ‘The posthuman protests’, que gira en torno al concepto de posthumanismo, que considera que el paradigma del Humanismo conlleva implícitos ciertos valores eurocentristas, colonialistas y especistas, de modo que lo que se propone es un desplazamiento del ser humano desde el centro de la naturaleza a una posición de verdadera igualdad con el resto de seres vivos. Para hacer referencia a estas ideas se propone una serie de piezas basadas en protestas fake, mediante dibujos, stencils o pancartas, apropiándose de la estética de la protesta y generando así una ficción especulativa desde la que reflexionar sobre la posición del ser humano en un momento de crisis ecológica sin precedentes, aunque sin renunciar al humor.

Nacho Martín Silva, Premio Mardel 2015

III Premio de Pintura Mardel
Las Cigarreras Cultura Contemporánea
C/ San Carlos, 78. Alicante

El jurado del Premio de Pintura Mardel 2015, compuesto por Javier Díaz Guardiola, Begoña Martínez Deltell, José Luis Pérez Pont y Sergio Rubira, ha resuelto conceder el premio a Nacho Martín Silva, por su obra «Degradé after S.T.W», y destacar a cuatro artistas con un accésit: Gil Gijón Bastante por «Primera comunión»; José Luis Cremades por la obra «Todos los colores»; Rubén M. Riera por «De-venir»; Ángel Masip por «Meteorismo II».

Mardel logo

 

Premio de Pintura Mardel 2015: Nacho Martín Silva
Degradé after S.T.W, retoma el primer frame de la conocida obra de la artista británica Sam Taylor-Wood, Still life (2001), para reflexionar en torno a la relación entre las disciplinas artísticas a través de los tiempos, la relación entre los modelos y su representación y los conceptos de creación y destrucción.

Nacho Martín Silva. Degradé after S.T.W. Óleo y decapante sobre lino, 31x61 c/u. Cortesía Mardel.

Nacho Martín Silva. Degradé after S.T.W. Óleo y decapante sobre lino, 31×61 c/u. Cortesía Mardel.

 

Accésit: Gil Gijón Bastante
Sus mas recientes trabajos consisten en reproducciones de antiguas fotografías rescatadas de álbumes familiares, utilizando únicamente el polvo y la pelusa del entorno privado de las personas representadas como materia prima para realizarlos. La razón de emplear el polvo doméstico reside en su composición. Cada partícula que lo forma procede tanto de restos orgánicos, como piel y cabello de las personas que viven ahí; como de restos inorgánicos de los objetos que tenemos en nuestras viviendas: fibras de alfombras, ropas y otros textiles, suciedad arrastrada de la calle bajo nuestros zapatos, polución del ambiente, etc. Con ello el artista pretende recuperar de alguna manera esa estratigrafía efímera del inexorable transcurrir del tiempo que representa el polvo y modelarla en busca de una autentica re-presentación, a la vez presentación y representación, con el uso del retrato y las fotografías (para traer al presente tanto a las personas como los recuerdos de estas) y hacer presente a dichas personas, a través de los restos que quedan de ellas en el polvo. El polvo queda convertido de esta manera en una metáfora esencial de la destrucción, del paso del tiempo y de la ruina. Un resto que ya no puede ser fragmentado más y que es empleado para volver a re-crear a la persona cual ave Fénix a partir de su propia materia. El desencadenante para hacer ver al espectador que está viviendo y respirando la memoria; que sus huellas se mezclan con tantas otras ya pretéritas, en un eco eterno.

Gil Gijón Bastante. Primera comunión. Polvo sobre PET, 150x105 cm. Cortesía de Mardel.

Gil Gijón Bastante. Primera comunión. Polvo sobre PET, 150×105 cm. Cortesía Mardel.

 

Accésit: José Luis Cremades
Cremades aborda la pintura desde la abstracción, pues considera que, como decía Carl Theodor Dreyer, la abstracción es esencial para el artista, porque le permite franquear las barreras que el naturalismo le impone y además hace que su obra deja de ser solamente visual, sino también espiritual. Rechazando los regímenes del mimetismo artístico y buscando los modos de abordar las cuestiones escatológicas a través de medio de la pintura opto por un estudio de las soluciones y estrategias pictóricamente abstractas y deliberadoras, alterando sus propios mecanismos y estructuras. Pero siempre partiendo de la experiencia y evolución técnica, ya que su obra artística no trata de reflejar la realidad sino las sensaciones y sentimientos de una persona que se enfrenta a ella. Con su obra trata de introducir en la conciencia del espectador las imágenes que apelan de modo directo a sus emociones y afectos para trascenderle a este campo del pictórico aislamiento abstracto, sin que el artista pretenda preestablecer significados. Es donde el público de modo absolutamente libre y autónomo crea su propia narración para las obras que, parafraseando a Nietzsche, son un puente y no una meta.

José Luis Cremades. Todos los colores. Acrílico sobre lienzo, 81x61 cm. (x12). Cortesía Mardel.

José Luis Cremades. Todos los colores. Acrílico sobre lienzo, 81×61 cm. c/u. Cortesía Mardel.

 

Accésit: Rubén M. Riera
Entre lo visible y lo cegador, como dualidad propia de la luz, Riera articula este proyecto en el que busca ampliar los límites de lo pictórico. Investiga en la búsqueda de modelos alternativos de configuración de lo visible y de cómo los márgenes de la representación se diluyen en el diálogo con el espacio. Con esta obra hace una reinterpretación de las posibilidades visuales que hay en los elementos primarios que configuran lo que entendemos por lenguaje pictórico. Existe una vuelta a los orígenes de la que se sirve para desdoblar la representación y cuestionar la realidad. El artista afirma que «Pintura es también, lo único que realmente somos incapaces de ver».

Rubén M. Riera. De-Venir, 2015. Spray y acrílico sobre polietileno transparente y bastidor de madera, 195x163 cm. Cortesía Mardel.

Rubén M. Riera. De-venir, 2015. Spray y acrílico sobre polietileno transparente y bastidor de madera, 195×163 cm. Cortesía Mardel.

 

Accésit: Ángel Masip
En este trabajo se establece un juego a través de la propia semántica del término y la confusión que este pueda generar; tal y como habitualmente sucede con la experiencia artística y su análisis conceptual, bajo la exigencia de establecer una deconstrucción analítica de la práctica artística tradicional como reflejo de un pensamiento anacrónico. En la obra, la necesidad de esta renovación viene simbolizada bajo la figura de un meteorito informe, reforzado bajo la estructura dogmática que lo soporta. En este baile de símbolos se pone de manifiesto la contraposición conceptual sobre la idea de representación, así como el cuestionamiento de la percepción y de los modelos estéticos; a menudo la experiencia individual nos puede empujar a cuestionar los paradigmas mentales a través de los cuales se asientan estos conceptos. En este caso, la percepción queda confundida por exceso, rozando efectos casi fotográficos, tal vez truncada por las reminiscencias al graffiti urbano y el uso de los materiales periféricos de toscos acabados.

Ángel Masip. Meteorismo II. Capas sucesivas de tinta pigmentada y veladas con spray plata sobre papel. Cortesía Mardel.

Ángel Masip. Meteorismo II. Capas sucesivas de tinta pigmentada y veladas con spray plata sobre papel. Cortesía Mardel.

Pincha aquí para consultar la lista completa de artistas seleccionados en la III edición del Premio de Pintura Mardel.

Vista parcial de la exposición, con los trabajos seleccionados en la convocatoria del III Premio de Pintura Mardel, en Las Cigarreras.

Vista parcial de la exposición, con los trabajos seleccionados en la convocatoria del III Premio de Pintura Mardel, en Las Cigarreras (Alicante).

Juan Sánchez, Premio Mardel 2014

II Premio de pintura Mardel
Inauguración de exposición y resolución de premiados
Centro Municipal de las Artes de Alicante

El 4 de diciembre, Mardel presentó la exposición de los artistas galardonados del II Certamen de Pintura. La exposición recoge obra del primer premio, Juan Sánchez, así como de los autores galardonados con accésit: Javier Palacios, Keke Vilabelda, Ignacio Estudillo e Iker Lemos. La resolución premiada fue decidida por un jurado formado por Pilar Tébar, Ángel Masip, José Luis Martínez Meseguer, Luisa Pastor y José Luis Pérez Pont.

Cuadro plegable, de Juan Sánche (primer premio); Imagen cortesía de la organización.

Cuadro plegable, de Juan Sánche (primer premio); Imagen cortesía de Mardel.

Con este certamen, Mardel pretende dar la oportunidad a jóvenes intérpretes y creadores de mostrar su arte, y acceder a una ayuda económica a través de premios concedidos desde un jurado cualificado e independiente, ya sea en metálico, becas de formación o facilitando la difusión y conocimiento de su obra a través de exposiciones colectivas, audiciones musicales o lectura de poesía y narrativa corta.

Ente, de Javier Palacios (accésit); Imagen cortesía de la organización.

Ente, de Javier Palacios (accésit); Imagen cortesía de Mardel.

Panóptico acid house, de Keke Vilabelda (accésit); imagen cortesía de Mardel.

Panóptico acid house, de Keke Vilabelda (accésit); imagen cortesía de Mardel.

La música, la literatura y las artes plásticas, especialmente la pintura, están representadas en el proyecto mardel, que como fin último pretende hacer de la expresión artística una forma de comunicación y divertimento. Sería interesante asomarse a otras culturas, todas ellas con un estigma común: la capacidad humana de comprensión y respeto mutuo a través de los símbolos-lenguaje-formas-sonidos que conforman el conocimiento como medio de bienestar.

Construcción nómada, de Iker Lemos (accésit); Imagen cortesía de la organización.

Construcción nómada, de Iker Lemos (accésit); Imagen cortesía de Mardel.

Naturaleza: dos esculturas, de Ignacio Estudillo (accésit); Imagen cortesía de la organización.

Naturaleza: dos esculturas, de Ignacio Estudillo (accésit); Imagen cortesía de Mardel.

 

 

Bases II Convocatoria Mardel de pintura

II Convocatoria Mardel

Mardel es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es ayudar y promocionar a jóvenes artistas. Pretende dar la oportunidad a jóvenes intérpretes y creadores de mostrar su arte, y acceder a una ayuda económica a través de premios concedidos desde un jurado cualificado e independiente, ya sea en metálico, becas de formación o facilitando la difusión y conocimiento de su obra a través de exposiciones colectivas.

Cristina Toledo. Bag-it. Primer premio de la Convocatoria de Pintura Mardel 2013. Imagen cortesía de la artista y la organización.

Cristina Toledo. Bag-it. Primer premio de la Convocatoria de Pintura Mardel 2013. Imagen cortesía de la artista y la organización.

PARTICIPANTES
Artistas plásticos españoles o residentes en España con edades comprendidas entre 18 y 35 años a 1 de enero de 2014.

MODALIDAD
Se establece una única modalidad: Pintura

CARACTERISTICAS
Cada participante podrá presentar una sola obra a concurso de la que sea autor y propietario, y que no haya sido premiada o seleccionada en otras convocatorias, así como un breve texto explicativo de la obra (máximo 200 palabras). Se establece una medida de 100cm en su dimensión menor.

DOTACION
Un primer premio de 3.000 euros . El premio conlleva la cesión de la obra a la entidad convocante. Se concederán además tres accésits.

INSCRIPCION-RECEPCION
Primera Fase:
De 15 de septiembre a 15 de octubre de 2014 se enviará una fotografía en formato digital de un máximo de 2 Mb y 300 p.p.p. de la obra a concursar, hechas sin cristal, para la preselección.

Las fotografías se enviarán en formato .jpg a través del Boletin de suscripción que aparece en la página de mardel, junto con un dosier fotográfico en formato PDF de otras obras (entre 3 y 5) de su propia producción.

Segunda Fase
En noviembre de 2014 se comunicará los artistas seleccionados, los cuales enviarán su obra del 17 al 27 de noviembre inclusive en las condiciones y al lugar que se indica. Se realizará una exposición en el Centro Municipal de las Artes de Alicante que será inaugurada el 4 de diciembre 2014.

Las obras se presentarán bajo los siguientes condicionantes:
1. La obra deberá entregarse debidamente embalada y protegida con material resistente, reutilizable para su devolución. En el embalaje deberán figurar además los datos del remitente.

2. En el dorso de la obra deberá figurar el título y año de realización así como el nombre y apellidos del artista y fotocopia del D.N.I.

3. Cada artista podrá concurrir con un máximo de una obra, corriendo a su cargo los gastos de envío y retorno de las mismas. Las obras estarán aseguradas durante el período de exposición.

Alejandro Casanova. Bata estampada, perra y terraza. Segundo accesit de la Convocatoria de Pintura Mardel 2013. Imagen cortesía del artista y la organización.

Alejandro Casanova. Bata estampada, perra y terraza. Segundo accesit de la Convocatoria de Pintura Mardel 2013. Imagen cortesía del artista y la organización.

DIRECCION DE ENVIO
La dirección de envío y recogida es:
Centro Municipal de las Artes.
Pza. Quijano, 2 (Centro Histórico), Alicante

Se recibirán obras entre el 17 y el 27 de noviembre de 2014 inclusive en horario de 10 a14h.
Posteriormente, las obras (excepto la ganadora) deberán retirarse entre el 12 y el 16 de enero de 2015. Las no retiradas dentro del plazo fijado quedarán en propiedad de la organización convocante.

JURADO
-José Luis Martínez Meseguer. Crítico de arte y comisario de exposiciones
-Angel Masip. Artista
-Luisa Pastor. Artista
-José Luis Pérez Pont. Crítico de arte. Presidente de la Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)
-Pilar Tébar: Crítica de arte. Vicepresidenta por Alicante de la Associació Valenciana de Crítics d’ Art (AVCA)

El fallo del jurado, inapelable, podrá ser declarado desierto y se dará a conocer en la apertura de la exposición.

El hecho de participar en el concurso conlleva la aceptación de todas y cada una de las bases.

Rubén Martínez. Desmemoria. Tercer accesit de la Convocatoria de Pintura Mardel 2013. Imagen cortesía del artista y la organización.

Rubén Martínez. Desmemoria. Tercer accesit de la Convocatoria de Pintura Mardel 2013. Imagen cortesía del artista y la organización.