Ilustres del fotoperiodismo en PhotOn Festival

PhotOn Festival
Centre Cultural La Nau, Colegio Mayor Rector Peset, Palau de Cerveró, Museu Valencià d’Etnologia, Sala Lametro y Centre Octubre de Cultura Contemporània
Del 3 al 7 de mayo de 2016

Entre los días 3 y 7 de mayo, los grandes nombres del fotoperiodismo nacional e internacional tienen una cita en el Centre Cultural La Nau, sede por sexto año consecutivo del festival internacional PhotOn Festival, que en esta edición tendrá lugar también en otros dos centros de la Universitat de València: el Colegio Mayor Rector Peset y el Palau de Cerveró. El Museu Valencià d’Etnologia forma parte del circuito que integra junto con la Sala Lametro o el Centre Octubre de Cultura Contemporània, desde este año Espacio Amigo PhotOn.

La programación detallada de todos los espacios (http://www.photonfestival.com/) la han presentado este martes, día 3 de mayo, en La Nau, el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño; representando a Olleros Abogados, Ignacio Aparicio; el presidente de la Fundación Cañada Blanch, Juan López Trigo; el cofundador del PhotOn Festival, Xaume Olleros; y la cofundadora y directora del festival, Tania Castro.

Un instante de la rueda de prensa de PhotOn Festival. Fotografía cortesía del festival.

Un instante de la rueda de prensa de PhotOn Festival en el claustro de La Nau. Fotografía cortesía del festival.

Durante la semana de actividades del festival, La Nau concentrará el grueso de la programación, que comprende exposiciones, talleres, conferencias, un ciclo de cine y proyecciones nocturnas, todo con el objetivo de reflexionar sobre fotoperiodismo como forma de comunicación y herramienta vital para el cambio social.

En ‘Refugiados’, que se mostrará en el Claustro de La Nau entre el 3 de mayo y el 5 de junio, los fotoreporteros macedonios Georgi Licovski y Marko Risovic retratan la situación de los refugiados que migran por la ruta de los Balcanes, una dolorosa realidad que ambos conocen de cerca. Las imágenes muestran la enorme dureza del recorrido, con niños consolando a sus padres, trenes en los que viajan hacinadas cientos de personas o la impasibilidad de las redes mafiosas de tráfico de seres humanos. La exposición incluye, además, un vídeo cedido por la organización Human Rights Watch, primera colaboración de esta organización con el festival. La exposición se complementará con una conferencia a cargo de Licovski el sábado 7 de mayo en el Aula Magna.

Otra de las sedes de la Universitat, el Palau de Cerveró, acogerá entre el 3 de mayo y el 17 de julio la muestra del ‘Premio Internacional Luis Valtueña de fotografía humanitaria’, convocado por Médicos del Mundo. La cooperación internacional, la exclusión social, la vulneración de los derechos humanos, los conflictos armados, los desastres naturales, las poblaciones refugiadas, inmigrantes o los colectivos excluidos son siempre los protagonistas de las imágenes premiadas. En su XIX edición reconoce el trabajo de Olmo Calvo, con una serie de imágenes sobre el éxodo de personas sirias, iraquíes y afganas a Europa en la que las fronteras de Serbia, Macedonia, Grecia y el campo de Roszke de Hungría sirven de escenario.

Instantánea perteneciente a la exposición 'El costo humano', de Pablo Ernesto Piovano. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea perteneciente a la exposición ‘El costo humano’, de Pablo Ernesto Piovano. Fotografía cortesía del festival.

‘El costo humano’, del argentino Pablo Ernesto Piovano, expuesto en el Colegio Mayor Rector Peset entre el 3 de mayo y el 24 de junio, arroja luz sobre la catástrofe de los agroquímicos utilizados en los cultivos de soja argentinos, que multiplican el promedio nacional de las tasas de cáncer y otras enfermedades graves en trabajadores agrarios y pobladores, que sufren malformaciones o afecciones respiratorias y en la piel. El argentino Pablo Ernesto Piovano se adentra en los territorios agrícolas víctimas de un sistema de uso masivo de estas sustancias altamente tóxicas que están dejando gravísimas secuelas en la población. Malformaciones, enfermedades degenerativas, trastornos hormonales… Las fotos de Pablo Ernesto Piovano enfrentan ahora al espectador a otro horror cercano, con un respeto absoluto a la vez que una sinceridad conmovedora.

Dentro de las actividades del PhotOn, el Aula Magna de La Nau acogerá un ciclo de conferencias los días 5, 6 y 7 de mayo, de 17:30 a 21 horas por el que pasarán figuras de primera línea del periodismo. Entre ellas, destacan el galardonado con el tercer puesto en la pasada edición del World Press Photo, Gianfranco Tripodo, que abrirá el ciclo el día 5 (17:30 horas), o Gervasio Sánchez, que intervendrá a las 19:30 horas.

El afamado fotoperiodista, reconocido con numerosos premios como el Ortega y Gasset (2008) o el Premio Nacional de Fotografía (2011), regresa a La Nau tras el éxito de su exposición ‘Mujeres. Afganistán’, visitada por más de 11.000 personas en la Sala Acadèmia.

Instantánea de Georgi Licovski, perteneciente a la exposición 'Refugiados'. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea de Georgi Licovski, perteneciente a la exposición ‘Refugiados’. Fotografía cortesía del festival.

La segunda jornada de debates, el día 6 de mayo, contará con las intervenciones del también galardonado con el World Press Photo, fotoperiodista de referencia de la Associated Press desde 2009, Daniel Ochoa, y la recientemente galardonada con el premio Julia Margaret Cameron dirigido a mujeres fotógrafas, Judith Prat.

Por último, Ernesto Piovano y Georgi Licovski, cuyos trabajos se expondrán durante el festival, ofrecerán sus testimonios el día 7.

Las proyecciones audiovisuales de estos fotoperiodistas protagonizarán la última jornada de proyecciones del festival, programadas del 3 al 7 de mayo en el Claustro de La Nau a las 22 horas. Estas proyecciones se complementan con un ciclo de cine que se celebrará durante esta semana.

La parte formativa siempre ha tenido un peso importante en este festival. Por ello las distintas sedes ofrecen ‘workshops’, como el que este año impartirá el ganador de la pasada edición de la beca PhotOn, Javier Corso, destinado a ayudar a los fotógrafos en la gestión de sus proyectos.

El acceso a las exposiciones, conferencias y proyecciones es libre y gratuito hasta completar el aforo.

Instantánea de Marko Risovic, perteneciente a la exposición 'Refugiados'. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea de Marko Risovic, perteneciente a la exposición ‘Refugiados’. Fotografía cortesía del festival.

 

PhotOn Festival, en defensa propia

PhotOn Festival
La Nau, IVAM, Mercado Central, Railowsky, l’Espai d’Art Fotogràfic. Valencia
Del 5 al 9 de mayo de 2015

Hacía una mañana soleada, pero el Claustro de La Nau estaba lleno de paraguas. Paraguas en imágenes de la exposición ‘Umbrella Revolution’. Porque si en Hong Kong, al que aluden las fotografías de reporteros gráficos free lance y de agencias internacionales, la democracia está amenazada, en nuestro país lo que está amenazado es el periodismo y, por tanto, la democracia misma, como bien apuntó Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València.

Fotografía de Lam Yik Fei. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Lam Yik Fei. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Y de la misma forma que los hongkoneses se defienden de los gases pimienta policiales con frágiles paraguas, PhotOn Festival lo hace con los no menos frágiles fotoperiodistas, cuyas imágenes sirven para denunciar lo que sucede allí donde ciertos gobiernos pretenden imponer el silencio. De manera que el Claustro de La Nau acoge ‘La revolución de los paraguas’ como síntoma de la que está cayendo en Hong Kong y, por extensión, en el mundo de la prensa.

Tania Castro, directora de PhotOn Festival, recordó que el pasado 3 de mayo fue el Día Mundial de la Libertad de Expresión, justo en el momento en que la precariedad laboral se ceba principalmente con los periodistas de la Comunidad Valenciana, cuya tasa de despidos asciende al 67%. Más que paraguas hacen falta para aguantar semejante chaparrón. Las exposiciones, conferencias y proyecciones que conforman la quinta edición de PhotOn vienen a ser los diques culturales contra esa avalancha de despropósitos.

Mandela en prisión, fotografía de Jürgen Schadeberg, en Railowsky. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Mandela en prisión, fotografía de Jürgen Schadeberg, en Railowsky. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La más espectacular, por levantarse sobre unos andamios metálicos de cuatro metros de altura, es ‘Umbrella Revolution’, en La Nau hasta el 7 de junio. La muestra reúne imágenes de las revueltas estudiantiles contra el anuncio del gobierno chino de paralizar las elecciones democráticas previstas para 2017. Xaume Olleros, autor de una de esas imágenes, que fue portada en la revista Time, será uno de los conferenciantes. También impartirán charla, José Palazón, premio Ortega y Gasset 2015, Jürgen Schadeberg, que expone en Railowsky, y Daniel Berehulak, reciente ganador del Pulitzer, en el IVAM. Tania Castro anunció la presencia igualmente de Javier Bauluz, primer español en recibir ese Pulitzer. ‘Historia y memoria. Familia Vidal’ estará en el Mercado Central, hasta el 30 de mayo, e Irving Villegas en Espai d’Art Fotogràfic, hasta el 11 de junio.

Fotografía de Álvaro Laiz y David Rengel. Planes de Futuro, en La Nau. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Álvaro Laiz y David Rengel. Planes de Futuro, en La Nau. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La Sala Oberta de La Nau acoge igualmente la exposición ‘Planes de futuro’, de Álvaro Laiz y David Rengel, que permanecerá hasta el 6 de septiembre. Un testimonio en vivo y en directo de los supervivientes del genocidio practicado por el ejército regular de Uganda, en un conflicto que dura ya más de 25 años. Por eso Castro subrayó que PhotOn no era sólo un festival, sino “un montón de fotoperiodistas” que a veces “con una sola imagen capta toda la fuerza de una experiencia”, según explicó Alfredo Argilés, de la Fundación Cañada Blanch, que junto a Olleros Abogados patrocinan el festival.

Tania Castro aludió a las historias que cuentan los fotoperiodistas con sus imágenes: “No son fotos sueltas”, advirtió. Historias que en esta quinta edición se hacen más internacionales que nunca, dado el salto que experimenta el certamen: “Nos han invitado a Rumanía”. PhotOn, destacó su directora, “es único en su género de fotoperiodismo” y, por consolidación, “nos acercamos bastante a PhotoEspaña”. A pesar de ello, “muchos de los fotoperiodistas españoles se han tenido que ir fuera en busca de trabajo”. “Se valora mal en España”, concluyó Castro. Cosas de la cultura en un país todavía por cultivar.

Fotografía de Xaume Olleros. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Xaume Olleros. The Umbrella Revolution, en La Nau de la Universitat de València. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Salva Torres

 

PhotOn Festival aumenta su beca

PhotOn Festival
Beca para talentos noveles del fotoperiodismo internacional

Photon Festival celebra su quinto aniversario con el lanzamiento de una de las mayores becas de España para talentos noveles del fotoperiodismo internacional. En esta edición el festival crece y aumenta su beca en una apuesta por el fotoperiodismo como forma de comunicación y como indispensable herramienta para el cambio social.

Desde sus inicios, PhotOn Festival ha realizado una gran apuesta por los autores de cualquier edad que, aun sin una trayectoria profesional consolidada, presentan sólidos e interesantes trabajos en el campo del documentalismo y el fotoperiodismo. Siempre pegado a la actualidad, PhotOn premia los trabajos iniciados en los dos últimos años aunque la investigación de los mismos continúe todavía abierta.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

La beca PhotOn 2015 se compone de dos premios. #Premioollerosphotonfestival: El ganador recibirá un premio económico de 2.000 euros entregado por Olleros Abogados en forma de cheque nominativo. Además, la organización del festival realizará la producción expositiva del trabajo del ganador y la mostrará dentro del circuito oficial de la sexta edición del festival en 2016. Esta producción expositiva está valorada en cerca de 2.000 euros.

#Premiofujiphotonfestival: El ganador del premio obtendrá una cámara profesional Fujifilm X-T1 con un objetivo Fujinon XF18-135mm valorada en 1.600€.

El plazo de presentación de trabajos termina el 31 de marzo de 2015 y la deliberación de los premios se realizará, como cada año, durante la semana del festival. Además del equipo organizador PhotOn, el jurado de los premios estará compuesto por los profesionales del fotoperiodismo internacional cuyos trabajos se presentan durante la semana del festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotoperiodistas como Manu Bravo, premio Pulitzer 2013 por su cobertura de la guerra en Siria; Samuel Aranda, World Press Photo 2011 por su trabajo de las revueltas en Yemen; Gorka Lejarcegi, premio Ortega y Gasset 2001 o Pedro Armestre, premio Ortega y Gasset 2014, han sido miembros del jurado en las ediciones anteriores.

En 2015 está confirmada la participación como jurado de Daniel Berehulak, fotoperiodista que realizó una potente cobertura de la epidemia del Ébola y Xaume Olleros, fotógrafo valenciano portada de Time el pasado mes de octubre con su trabajo de las protestas en la Umbrella Revolution.

Las bases del concurso están publicadas en la web del festival (www.photonfestival.com) y en sus redes sociales en Twitter y Facebook.

PhotOn Festival está organizado por un equipo de cerca de una decena de profesionales del fotoperiodismo y la comunicación que de manera no remunerada luchan por el fomento del fotoperiodismo. El festival organiza charlas, proyecciones, visionados de portfolios y un circuito expositivo por los principales espacios culturales del centro de Valencia como el IVAM, el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, el Mercado Central o la sala La Metro de Metrovalencia.

La quinta edición del festival se lleva a cabo gracias al patrocinio de la Fundación Cañada Blanch, el Centro Cultural La Nau, Olleros Abogados, y Metrovalencia. Arquitectura Racional y Fujifilm España colaboran en esta quinta edición en la que la cerveza oficial es Cervezas Turia.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Fotografía de Irving Villegas. Imagen cortesía de PhotOn Festival.

Pep Bonet y su crudo universo transexual

All Imperfect Things, de Pep Bonet
Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM)
Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 25 de mayo

Una joven observa una de las fotografías de Pep Bonet en la exposición 'All Imperfect Things' del IVAM

Una joven observa una de las fotografías de Pep Bonet en la exposición ‘All Imperfect Things’ del IVAM. Fotografía: Consuelo Chambó.

Decía el sociólogo Jesús Ibáñez que el universo ya no es lo que era, que se ha fragmentado en un conjunto de islas. Lo que antes parecía unido, ahora está constituido por múltiples pedazos. Por eso en la izquierda se produjo un estallido de siglas y subdivisiones del núcleo central del comunismo, que también se expandió luego al terreno de la sexualidad. De forma que la hegemónica heterosexualidad fue dando paso a la irrupción de la homosexualidad (gays y lesbianas), bisexualidad, travestismo y transexualidad. Pasado el tiempo, Ibáñez sugería la necesidad de restablecer conexiones entre las islas, para que todo ese archipiélago inconexo diera sus frutos mayores en un nuevo y más fértil continente. “Quizá haya que volver a Penélope”, concluía.

Obra de Pep Bonet en la exposición 'All Imperfect Things' del IVAM.

Obra de Pep Bonet en la exposición ‘All Imperfect Things’ del IVAM.

El fotógrafo Pep Bonet se hace cargo de una de esas islas en su exposición All Imperfect Things. Y lo hace de forma abrupta, descarnada, incluso sucia. Su mirada, lejos de edulcorar la situación de la transexualidad en Brasil, pone en evidencia la desolación, el abandono y las nefastas condiciones vitales de un colectivo que se mueve un paso más allá de la propia marginalidad. “Las personas transgénero han tenido menos éxito que los hombres gay y las lesbianas en la obtención de alguna forma de aceptación pública y del reconocimiento legal de sus derechos”, cuenta Pep Bonet en el folleto de la exposición. Y “dado que en el marco de esos grupos  mixtos tienden a diferenciarse de los travestidos, se ha extendido el uso del término ‘GLBTT’: Gay, Lesbiana, Bisexual, Travestido y Transexual”.

'All Imperfect Things' de Pep Bonet en el IVAM. Fotografía: Consuelo Chambó.

‘All Imperfect Things’ de Pep Bonet en el IVAM. Fotografía: Consuelo Chambó.

Lo dicho: un conjunto de islas que, a fuerza de distinguirse unas de otras, terminan perdiendo potencia reivindicativa. De hecho, el activismo transgénero sólo empezó en el Brasil en los años 90, como consecuencia de la epidemia de sida, a diferencia (según se apunta en el folleto) de la movilización gay y lesbiana a favor de la igualdad, que databa ya de los años 70. Tania Castro, responsable de PhotOn Festival, subrayó que la transexualidad en España estaba más aceptada y extendida que en Brasil, tomando prestadas las explicaciones de Pep Bonet, ausente por motivos laborales en la presentación de All Imperfect Things en el IVAM.

Fotografía de Pep Bonet en la exposición 'All Imperfect Things' del IVAM.

Fotografía de Pep Bonet en la exposición ‘All Imperfect Things’ del IVAM.

Consuelo Císcar, directora del museo valenciano, se refirió a la secuencia de alrededor de 30 fotografías como la narración de una “historia oculta” acerca de una “profesión marginal relacionada con el narcotráfico, extorsión, proxenetismo, violencia, sadismo, drogadicción y la infección del sida”. Todos esos temas aparecen sugeridos en la muestra de Pep Bonet, que permanecerá en el IVAM hasta el 25 de mayo y que sirve de pistoletazo de salida a la cuarta edición de PhotOn.

Fotografía de Pep Bonet en la exposición 'All Imperfect Things' del IVAM.

Fotografía de Pep Bonet en la exposición ‘All Imperfect Things’ del IVAM.

Las crudas imágenes en blanco y negro de Bonet se complementan con tres cajas negras dispuestas en una sala superior que, a modo de cabinas de sex shop, permiten la contemplación voyeur de cierto espectáculo transexual. En una de las paredes, puede leerse la siguiente frase elegida por el artista, como si de una ráfaga explicativa se tratara: “Le saludé y le dije: ‘Un placer’. ‘El placer viene después’, respondió”. Pep Bonet, como destacó Tania Castro, “intenta no prejuzgar, para mostrar la problemática transexual lo más objetivamente posible”. Y del mismo modo que a Bonet, premio World Press Photo, le costó meses acceder a ese mundo marginal, ese mismo esfuerzo es el que solicitan las imágenes al espectador que ahora las contemple.

Patrocinada por la Fundación Cañada Blanch, Olleros Abogados, Centre Cultural La Nau, Metrovalencia, CccdProValencia, Fotopro y Arquitectura racional, la exposición All Imperfect Things es una radiografía descarnada del mundo transexual. Un mundo de “desamparados” (Tania Castro dixit) que en la mayoría de los casos tiene que recurrir a la prostitución para sobrevivir y costearse las operaciones de transformación corporal. Un mundo sórdido que Pep Bonet recoge en sus imágenes como reflejo de una discriminación cruda y feroz. Islas en medio del frágil archipiélago posmoderno.

Fotografía de Pep Bonet en la exposición 'All Imperfect Things' del IVAM.

Fotografía de Pep Bonet en la exposición ‘All Imperfect Things’ del IVAM.

Salva Torres