Josué Vergara, gana el Óscar de la música

Josué Vergara, ganador de los Hollywood Music in Media Awards
Superhéroes, de Abdelatif Hwidar y Natxo Alapont
Miércoles 11 de noviembre en el Fonda Theatre de Los Ángeles

El compositor valenciano Josué Vergara ha ganado  el premio a la Mejor Banda Sonora Original de Cortometraje en el  Hollywood Music In Media Awards con la música que compuso para el corto  Superhéroes (2015) de Abdelatif Hwidar y Natxo Alapont. Considerados como los Oscars de la música de cine,  la sexta edición de los premios Hollywood Music In Media Awards se han celebrado en el Fonda Teather de Los Ángeles el pasado  miércoles 11 de noviembre.  Josué Vergara presentó su nominación a estos premios en la Filmoteca de CulturArts IVAC antes de viajar a Los Angeles para partcipar en la ceremonia de entrega. A continuación adjuntamos la noticia publicada en MAKMA, tras esa presentación.

James Horner murió el pasado mes de junio al estrellarse su avioneta en California. Pocos sabían que se trataba del autor de la música de Titanic. Es, salvo casos notorios como los de Ennio Morricone o John Williams, lo habitual tratándose de un compositor de música para cine. “No tiene la difusión del rock o del pop y, sin embargo, la música en el cine es un personaje más”, subraya Josué Vergara. Música por la que opta, por segundo año consecutivo, a lograr el más alto galardón que concede la academia de Hollywood a los compositores de cine. En su caso, por la banda sonora del cortometraje Superhéroes, de Abdelatif Hwidar y Natxo Alapont.

Josué Vergara. Imagen cortesía de CulturArts Ivac-La Filmoteca.

Josué Vergara. Imagen cortesía de CulturArts IVAC-La Filmoteca.

El año pasado ya estuvo a punto de lograr el considerado Óscar de la música, al que optó con sus tres nominaciones. Entonces tuvo 19 oponentes y, en esta ocasión, compite con otros cinco, lo cual le otorga más posibilidades. Aún así, se muestra cauto y feliz. Cauto: “Me gusta tener la cabeza en las nubes, pero los pies en la tierra”. Y feliz: “Ganarlo te da prestigio, pero ya lo tienes con sólo haberte nominado”. De hecho, considera un “síntoma” las cuatro nominaciones en dos años.

Josué Vergara se presenta en la categoría de Banda Sonora Original de Cortometrajes, de los (literalmente) “Hollywood Music in Media Awards”. Superhéroes, la película por la que aspira al premio que se otorgará el próximo 11 de noviembre en el Fonda Theatre de Los Ángeles, ha tenido “una inmensa difusión para ser un corto de siete minutos”, destaca Vergara. Y añade: “Que viaje a través del Atlántico hasta la cuna del cine ya es muy difícil”. Como difícil será alzarse con el galardón dado el “altísimo nivel” de sus adversarios. “Sólo con ver reflejado tu nombre en un premio de esta categoría es como si ya me lo hubieran otorgado”.

Cuenta que su afición por el cine le debe venir de su abuelo, que tenía una sala en Albacete. Aunque recuerda haber compuesto música “de forma prematura”. Música que reconoce vivir, tal y como destaca en su web, como si fuera una religión. “Me considero un siervo entre el silencio y la música”. Y en esto se muestra fiel a Georges Braque, citado igualmente en su web: “El jarrón da forma al vacío y la música al silencio”. Aguarda con menos reverencia el dictado del premio, porque se considera ya recompensado con los “proyectos de calado” surgidos a raíz de sus nominaciones en 2014.

Josué Vergara, nominado a los Hollywood Music in Media Awards por el cortometraje Superhéroes.

Josué Vergara, nominado a los Hollywood Music in Media Awards por el cortometraje Superhéroes.

También dice que en España “se hace muy poco cine”. De manera que los compositores “tenemos poco trabajo”. Lo cual significa que hay que “moverse o emigrar a Estados Unidos”. Y de emigrar Josué Vergara sabe algo, ya que vivió en Ginebra durante 16 años, regresando a su Valencia natal con idea de abrirse camino en el pop, para enseguida centrarse en la música de cine. “Idolatro a innumerables compositores, aunque escucho absolutamente de todo: jazz, rock, sinfónica, música electrónica, étnica, percusión”. En sus trabajos hay una mezcla de todo ello. Como en Superhéroes, donde hasta incluye la voz melodiosa de su hija.

Y donde coge impulso es cuando se le menciona el duduk, instrumento armenio por el que siente verdadera pasión. “Llevaba años escuchándolo sin saber lo que era. Y cuando lo supe no paré hasta poder comprar uno en Los Ángeles, porque ni en Valencia ni en España lo conocen”. Dice que el duduk es Patrimonio de la Humanidad y que los fabrica “uno a uno” un artesano en Armenia. “Es algo mágico tocar este instrumento”. Como le parece mágico lo que le está sucediendo, gane o no el premio. “Ojalá, aunque lo veo complicado”. Menos, sin duda, que seguir apostando por una música de la que habla como lo que es: su religión.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Fotograma de Superhéroes, cortometraje para el que ha compuesto la banda sonora Josué Vergara.

Fotograma de Superhéroes, cortometraje para el que ha compuesto la banda sonora Josué Vergara.

Salva Torres

Lo que la igualdad (solo) no resuelve

IX edición 2015 del Certamen internacional de cortos por la igualdad
Presentación del DVD y proyección de los cortometrajes premiados
Mesa redonda con los directores
Sala Berlanga del IVAC-La Filmoteca
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Miércoles 14 de octubre, a las 20.00h

La IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad ha premiado cinco piezas audiovisuales de ficción de las 164 que se han presentado. Silencios (dirección y guión de Jesús Méndez), Diana en la red (dirección de Manuel Serrano y guión de Cristina Linares) y La petite fille (dirección y guión de Guillermo Alcalá-Santaella Lloréns) han sido las tres ganadoras. Superhéroes (dirección y guión de Natxo Alapont y Abdelatif Hwidar) ha obtenido una mención especial del jurado y Maeve (dirección y guión de Iván Albacete) ha sido reconocida por CulturArts IVAC por su especial interés cinematográfico.

Fotograma de La petit fille. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Fotograma de La petit fille, de Guillermo Alcalá-Santaella Lloréns. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Una edición cuya temática dominante ha girado en torno a “la violencia machista entre adolescentes y en el seno del hogar”, tal y como ha declarado Paqui Méndez, directora del certamen Cortos por la Igualdad.

Unas historias de violencia que reflejan la agresión sufrida por las mujeres reales en los países occidentales democráticos y modernos, en los cuales la paridad entre hombres y mujeres es una realidad en muchos ámbitos y la igualdad conseguida es bastante satisfactoria. Y en estas sociedades la violencia hacia las mujeres, y no cualquier violencia, sino la más brutal y dañina, aquella que conlleva el asesinato de la mujer en manos de su pareja sentimental, si no ha aumentado, no ha desaparecido; y ello a pesar de las medidas políticas, jurídicas y policiales adoptadas para erradicarla, para provocar la sensibilización social y para el apoyo a las víctimas.

Fotograma de Superhéroes. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Fotograma de Superhéroes, de Natxo Alapont y Abdelatif Hwidar. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

“El número de chicas víctimas de violencia de género sigue creciendo. La edad de las víctimas sigue bajando”, con estas palabras impresas termina el corto Diana en la red.

Conmoción ante unos datos objetivos que traslucen trágicas historias de violencia sufridas por mujeres reales. Violencia hacia las mujeres que no cesa ante la perplejidad generalizada de la sociedad, la cual estaba convencida que una educación e instauración de la igualdad entre hombres y mujeres iba a erradicar la violencia sexual. Pero no ha sido así. Sólo hay que recordar los datos de asesinatos de mujeres en manos de sus parejas en los países nórdicos, en donde la igualdad entre los sexos ha llegado tan lejos y cuya gravedad es mayor que en España (8,55 mujeres asesinadas por cada millón, con respecto al 2,55 en España, según el I informe Internacional de violencia contra las mujeres, elaborado por el Centro Reina Sofía).

Estos datos comparativos no están citados a modo de consuelo, sería necio por nuestra parte, sino como referencia de la gravedad de esta violencia que está asentada como una lacra a nivel europeo y mundial.

Marisa Paredes en un fotograma de Silencios, de Jesús Méndez. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Marisa Paredes en un fotograma de Silencios, de Jesús Méndez. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

La verdad de la ficción

La IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad, a través de la ficción, nos permite reflexionar y tomar conciencia sobre estas historias de violencia.

Silencios y Diana en la red son dos de los tres cortometrajes ganadores en esta edición. El primero narra la agresión verbal de un marido hacia su mujer; el segundo, el dominio agresivo de un adolescente hacia su novia.

En Silencios la violencia es un acto de maltrato verbal escuchado con un silencio doloroso por la madre del maltratador (papel interpretado maravillosamente por Marisa Paredes). Un silencio doloroso, el de esta madre, por impotente al no poder pronunciar palabra alguna para acallar la agresión humillante e injusta de su hijo hacia su mujer.

La narración de Silencios deja en evidencia de una manera muy sutil el saber de esta madre: que la violencia de su hijo proviene de esa fuerte ligazón amorosa entre madre e hijo arraigado a la infancia. Una ligazón que no se rompió a través de una palabra que pusiese cierto límite a todas las demandas pulsionales del hijo. Y, ahora, ya es demasiado tarde para que sea pronunciada y acalle los gritos injuriosos de su hijo.

Fotograma de 'Diana en la red'. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Fotograma de ‘Diana en la red’, de Manuel Serrano. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

En Diana en red la historia de amor adolescente fluye para los protagonistas y para el espectador a través de los mensajes escritos y las fotografías colgadas en facebook. Una historia donde el protagonista masculino va imponiendo una relación marcada por la posesión, los celos y el dominio, al no aceptar la diferencia del personaje femenino.

Unos cortos estos, como los otros que forman parte de esta novena edición,  que dejan en evidencia cierta paradoja de nuestro pensamiento cognitivo posmoderno: que la igualdad entre hombres y mujeres no ha tenido como consecuencia la supresión de la violencia entre los sexos. El discurso psicoanalítico lleva años proclamándolo: “Cuanto más intentamos obviar o suprimir la diferencia sexual, las relaciones humanas se vuelven menos carnales -encuentros a través de la red- y más descarnadas -aumento de la violencia”.

Si queremos establecer relaciones menos descarnadas y más humanas entre los sexos, igual debemos pensar en conciliar la igualdad a nivel político, social, laboral y cultural, con la diferencia en el plano más íntimo y personal. Igualdad, sin duda, de derecho, pero recuperando aquellos relatos míticos-simbólicos que, en tanto vías de la experiencia pulsional del ser humano, permitan articular la diferencia entre lo masculino y lo femenino.

Fotograma de Maeve. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Fotograma de Maeve, de Iván Albacete. IX edición del Certamen Internacional de Cortos por la Igualdad.

Begoña Siles

Iguales pero menos

IX Edición de Cortos por la Igualdad
Sala Rialto
Filmoteca de CulturArts IVAC
Plaza del Ayuntamiento, 17. Valencia
Miércoles 14 de octubre de 2015, a las 20.00h

En la lucha por la igualdad de géneros en Occidente se han obtenido bastantes victorias, pero quedan todavía muchos combates por librar. Erradicar por completo la violencia sexista, la discriminación salarial que padece la mujer y su dificultad para acceder a puestos de poder y responsabilidad. También liberarle del peso de las tareas domésticas y familiares que suele recaer sobre sus hombros.

Visibilizar ese tipo de situaciones  es el objetivo de Cortos por la Igualdad, un certamen de cortometrajes organizado por la Asociación por la Coeducación con apoyo de CulturArts y la Universitat de València.  Un DVD colectivo que reúne los cinco títulos ganadores se presenta el 14 de octubre, a las 20 horas, en el Rialto. La falta de apoyo a los directores noveles se pone de manifiesto en la gran cantidad de obras presentadas, casi 300 entre las que se seleccionaron 164 títulos.

Fotograma de Superhéroes. Imagen cortesía de Cortos por la Igualdad.

Fotograma de Superhéroes, de Natxo Alapont y Abdelatif Hwidar. Imagen cortesía de Cortos por la Igualdad.

Los tres cortometrajes ganadores de esta  IX edición de Cortos por la Igualdad son: Silencios, de Jesús Méndez; Diana en la red de Fundación Tus Ojos, con guión de  Cristina Linares; y La Petite fille, de Guillermo Alcalá-Santaella Lloréns. El jurado concedió una mención especial a Superhéroes, de Natxo Alapont y Abdelatif Hwidar y a Maeve, de Iván Albacete, un corto de animación premiado también por CulturArts por su interés cinematográfico.

La veterana actriz Marisa Paredes es la protagonista de Silencios que aborda el espinoso tema del maltrato y el silencio cómplice en torno a la víctima. “No puedo concebir el arte como algo neutro”, dice su director Jesús Méndez. “Mi manera de entender el cine es el compromiso social. Escribo sobre aquello que me incomoda o me molesta y había llegado el momento de indagar sobre la violencia de género, y el mundo que rodea a la víctima y al verdugo. Sobre el silencio que cohabita con el miedo y con el dolor. Había visto varios proyectos relacionado con la violencia de género, pero ninguno abordaba el entorno más próximo. Me interesaba mostrar las razones que llevan a un testigo a mirar hacia otro lado cuando presencia un acto violento. Para ello, dimos el punto de vista de la madre del agresor, puesto que entendíamos que el conflicto sería mucho más rico. Ya que los medios técnicos y económicos eran muy limitados, hicimos un ejercicio de estilo. Todo sucede en una única estancia, con tan solo una actriz”.

Implicar a Paredes fue sencillo. “Nos pusimos en contacto con su representante y le gustó el proyecto”, cuenta Méndez. “Ha sido un lujo trabajar con ella, tanto a nivel artístico como humano. Marisa ha sido todo generosidad y profesionalidad, hemos aprendido muchísimo de ella e hizo que todo el rodaje fluyera de una manera mágica”.

Fotograma de Maeve. Imagen cortesía de Cortos por la Igualdad.

Fotograma de Maeve, de Iván Albacete. Imagen cortesía de Cortos por la Igualdad.

Diana en la red plantea el tema de la violencia machista que sufren las adolescentes a través de las nuevas tecnologías y La Petite fille muestra la relación entre una abuela y su nieta que sueña con ser aviadora. Superhéroes es una original reflexión sobre la conciliación familiar y el valor que merece el trabajo femenino, y Maeve, con imágenes muy sugestivas, ahonda en cómo el machismo se transmite e implanta también en la mente de algunas mujeres.

Mujer y audiovisual

La selección de 2015  evidencia varias paradojas muy significativas, señalan los organizadores. “Por ejemplo, que el título de uno de los cortos, Superhéroes, cuando habla de una mujer use el masculino plural nos recuerda lo lejos que estamos de un lenguaje no sexista”, dice Paqui Méndez, directora del certamen.

“También es muy revelador que la mayoría de cortos están dirigidos por hombres, reflejo  de la falta de medidas de acción positivas que ayuden a paliar la enorme discriminación que padecen las mujeres del sector audiovisual. Los directores están mejor situados en la industria y por tanto más capacitados para ofrecer más productos y de mejor factura”.

Aunque cada vez son más las mujeres que se ponen detrás de la cámara, siguen siendo mayoritarios los hombres en las producciones audiovisuales, situación repetidamente denunciada por Cima (Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales). Cima lucha por la igualdad de oportunidades en acceso a puestos de dirección y decisión, por una imagen no sesgada y más real de la mujer en los medios y por promover la presencia paritaria en las áreas públicas del sector.

Marisa Paredes en un fotograma de Silencios. Cortesía de Cortos por la Igualdad.

Marisa Paredes en un fotograma de Silencios, de Jesús Méndez. Cortesía de Cortos por la Igualdad.

Bel Carrasco