Un «melodrama de madre» contemporáneo en el TEM

‘He nacido para verte sonreír’, de Santiago Loza, bajo la dirección de Pablo Messiez
Teatre El Musical
Plaza del Rosario 3, Valencia
Sábado 11 de noviembre de 2017 a las 20:30

El sábado 11 de noviembre a las 20.30h llega al Teatre El Musical ‘He nacido para verte sonreír’, una obra de teatro que indaga en el dolor de una madre que tiene que despedirse de su hijo, enfermo mental, al que van a internar en un centro psiquiátrico. El texto es obra de uno de los dramaturgos más representados en Argentina, Santiago Loza. Isabel Ordaz y Nacho Sánchez son los protagonistas de la historia, que dirige Pablo Messiez.

Una madre se despide de su hijo, mientras esperan al padre, que vendrá a buscarlos; enseguida partirán para un viaje largo, aunque, de alguna manera, el hijo ya se fue hace tiempo. El padre ha de llevarlo a un hospital y dejarlo internado para que se cure de su trastorno mental. La madre busca palabras para despedirse, sin recibir respuesta alguna de parte del joven. Los recuerdos le golpean, insistentes, evocando así ante él y ante el público la historia de una mujer desesperada, una mujer que ha nacido únicamente para ver sonreír a su hijo, quien no solo no lo hace jamás, sino que permanece ausente, ido, o tal vez habite un mundo que para los demás humanos es inaccesible.

Isabel Ordaz y Nacho Sánchez durante un instante de 'He nacido para verte sonreír'. Fotografía cortesía de TEM.

Isabel Ordaz y Nacho Sánchez durante un instante de ‘He nacido para verte sonreír’. Fotografía cortesía de TEM.

Para el director Pablo Messiez, premio Max a la mejor dirección de escena, la pieza “es una perlita a la vez delicada y feroz. Un ‘melodrama de madre’ contemporáneo. Un gran bolero. Un encuentro con la necesidad de estar cerca, de entender qué hay antes o después de las palabras”. “Desde la primera vez que vi en escena un texto de Santiago Loza, quedé cautivado por el modo de señalar el misterio que habita en cada intimidad. Amor y horror conviven en sus obras, encarnados generalmente en mujeres. Mujeres que no pueden dejar de hablar para intentar comprender de qué se tratan sus vidas”, comenta el director.

Encima del escenario se podrá ver a Nacho Sánchez, premio al Mejor Actor Revelación de la Unión de Actores, y a la televisiva Isabel Ordaz. La escenografía de ‘He nacido para verte sonreír’ corre a cargo de  Elisa Sanz, ganadora de cinco premios Max. La obra se representará en una única sesión el sábado 11 de noviembre a las 20.30h en el Teatre El Musical.

Nacho Sánchez e Isabel Ordaz durante un instante de 'He nacido para verte sonreír'. Fotografía cortesía de TEM.

Nacho Sánchez e Isabel Ordaz durante un instante de ‘He nacido para verte sonreír’. Fotografía cortesía de TEM.

 

La piedra oscura hace memoria en Las Naves

La piedra oscura, texto de Alberto Conejero, dirigida por Pablo Messiez
Espai Mutat de Las Naves
C / Joan Verdeguer, 16. Valencia
Sábado 24 y domingo 25 de octubre, 2015

La piedra oscura, la obra revelación de la temporada teatral, texto de Alberto Conejero, dirigida por Pablo Messiez e interpretada por Daniel Grao y Nacho Sánchez, llega al Espai Mutant de Las Naves el 24 y 25 de octubre. Una coproducción del Centro Dramático Nacional y La Zona.

La obra está inspirada en el personaje real de Rafael Rodríguez Rapún, «el más hondo amor de Lorca” que quedó fuera del «retrato de la historia», según expresión de Alberto Conejero (Jaén, 1978). El texto, un mosaico de ficción y realidad, narra el encuentro en una noche trágica entre Rafael, un teniente republicano, y Sebastián, un joven soldado inexperto del bando nacional. “Una obra teatral que está demostrando que al público sí le interesa la memoria histórica. La Piedra oscura pone este interés sobre el escenario de manera clara y emotiva”, apunta Guillermo Arazo, responsable de programación de Las Naves.

Escena de 'La piedra oscura'. Imagen cortesía de Las Naves.

Escena de ‘La piedra oscura’. Imagen cortesía de Las Naves.

“Yo creo en la memoria colectiva. Creo que tenemos que llegar a un mínimo acuerdo sobre nuestro pasado, y que con la memoria histórica se desmoronan los egos y compartimos culpas”, afirma Conejero, que consiguió el premio Ceres de Teatro al mejor autor. «Nunca lo hubiera conseguido sin Pablo Messiez, los actores, Daniel Grao y Nacho Sánchez, y el equipo”, subraya el autor.

La obra transcurre en una habitación de un hospital militar cerca de Santander. Allí se produce el encuentro entre Rafael, que vive sus últimas horas antes de ser fusilado, y un joven soldado llamado Sebastián, que le custodia. Es, cuenta Coenejero, un encuentro ficticio, que le ha servido para recuperar la memoria de Rodríguez Rapún. «Habla sobre el encuentro con el otro y esa ‘otredad’ que va convirtiéndose en una intimidad. La obra habla de cómo dos seres humanos son capaces de encontrarse y entenderse, pese a la guerra”, destaca el dramaturgo.

Federico García Lorca es, de algún modo, el origen de La piedra oscura. «Tengo un gran amor por Lorca y soy en muchas maneras deudor suyo. Pero no he pretendido hablar de él, ni siquiera rendirle un homenaje. El texto habla de las ausencias, y la primera es la de Lorca. No hablo de él pero esta obra no podría existir sin él». La piedra oscura es, precisamente, el título de un proyecto de Lorca del que apenas existe el ‘Dramatis personae’. Alberto Conejero lo ha elegido como título por los significados, desde lápida a paredón, y porque oscuro es el amor que no puede decirse.

La piedra oscura no es revanchista sino que habla sobre la necesidad de encuentro, pero tiene un ruego: este país no puede estar ribeteado de muertos en sus cunetas y que los familiares tengan que financiarse ellos mismos las exhumaciones a través de asociaciones.

Escena de 'La piedra oscura'. Espai Mutant de Las Naves.

Escena de ‘La piedra oscura’. Espai Mutant de Las Naves.

The Hole, por la madriguera del Olympia

The Hole, de Yllana, Letsgo y Paco León
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 44. Valencia
Hasta el 18 de marzo

«Y ardiendo de curiosidad, se puso a correr en pos del conejo…para ver cómo se colaba raudo por una madriguera….Un momento después, Alicia también desaparecía por la madriguera, sin pararse a pensar cómo se las iba a arreglar para salir después». Como Alicia, la joven del famoso cuento de Lewis Carroll, los espectadores que acuden al espectáculo The Hole también entran en la madriguera que Yllana, Letsgo y Paco León les proponen, ardiendo de curiosidad. La mezcla de cabaret, circo, teatro, musical y erotismo ha encendido esa inquietud entre el público que acude dispuesto a dejarse llevar por cierto desenfreno para combatir ese otro desenfreno que provocó la crisis económica, cuyos enormes agujeros pretende The Hole paliar con más agujeros, esta vez producto de la diversión.

Un momento del espectáculo The Hole. Imagen obtenida de la web The Hole Show. Teatro Olympia de Valencia

Un momento del espectáculo The Hole. Imagen obtenida de la web The Hole Show. Teatro Olympia de Valencia

La Terremoto de Alcorcón, Álex O’Dogherty, Nacho Sánchez, Reyes Ortega o Álex Forriols, entre otros, abren las puertas de esa madriguera del conejo (con perdón) que la Terremoto de Alcorcón dispone para mostrar su amor. El trasfondo es ése: cierta historia de amor que pretende ser revelada a ojos de un público ardiente de curiosidad o simplemente ardiente de que le cuenten cosas con las que olvidar tan penosa crisis. De manera que, siguiendo los dictados de la homeopatía, los agujeros negros creados por el desbarate financiero se combaten en The Hole con más agujeros, esta vez generados por la provocación del espectáculo.

Un momento del espectáculo The Hole. Teatro Olympia de Valencia.

Un momento del espectáculo The Hole. Teatro Olympia de Valencia.

El Teatro Olympia se convierte así en la madriguera del conejo por la que van entrando diversos y variopintos personajes encargados de mostrar el caleidoscopio amoroso de la Terremoto de Alcorcón. Lo harán unas veces con números circenses, otras al más puro estilo cabaret, con su deslenguado y a la vez fino maestro de ceremonias, pero en cualquiera de los casos siempre con humor, ya sea mordaz, picante o provocador, con el fin de que los espectadores pierdan la noción del tiempo y el espacio. Se trata, como le ocurre a Alicia, de que el público tenga dificultades para salir después del agujero en el que se ha metido. Porque The Hole es eso: un atractivo agujero del que lamentas haber tenido que salir, una vez entrado a causa de la ardiente curiosidad.

Imagen del espectáculo The Hole. Teatro Oympia de Valencia.

Imagen del espectáculo The Hole. Teatro Oympia de Valencia.