Visitas a la carta en el Museo de Prehistoria

Visitas guiadas
Museu de Prehistòria
C / Corona, 36. Valencia
Sábado 25 y domingo 26 de noviembre de 2017

El Museu de Prehistòria de València celebra cada fin de semana una experiencia única e irrepetible. Cada grupo de visitantes que acude el sábado o el domingo a ver este museo, ubicado en La Beneficència, elige las piezas de la sala que quieren conocer preferentemente y el arqueólogo que dirige la visita guiada monta el recorrido en función de lo que el público asistente decide. Una buena forma de que el visitante pueda crear tantas visitas diferentes como desee, hecho que hace que muchos repitan para hacer diferentes recorridos por las exposiciones permanentes y temporales de Prehistòria.

El centro museístico perteneciente al Área de Cultura de la Diputación propone este fin de semana 25 y 26 de noviembre a los visitantes descifrar el enigma del ‘Vas dels Guerrers’, empezando a las 11.00 con una visita a la exposición y continuando a las 12.00 con un taller para público familiar titulado ‘Històries sobre el fang’.

Vista de la exposición 'L'enigma del vas'. Imagen cortesía del Museo de Prehistòria.

Vista de la exposición ‘L’enigma del vas’. Imagen cortesía del Museo de Prehistòria.

El taller está orientado a todas las edades, donde todos los asistentes, desde los más pequeños a los mayores, tienen un papel y aportan su visión a la actividad propuesta. En el caso del Vas podrán descifrar el friso que tiene pintado, y saber la utilidad que tenía el objeto en su origen ,así como el proceso transcurrido desde que se descubrió en el yacimiento del Tossal de Sant Miquel de Llíria hasta llegar a la vitrina de este museo.

Después, cada asistente al taller elegirá un personaje del ‘Vas dels Guerrers’, o de otros vasos de la colección del museo, para copiarlo con una plantilla y aportarlo a la creación de un original friso diseñado por todas aquellas personas que han participado en esta actividad a lo largo del mes. En breve, las talleristas darán por finalizado el friso obra de los visitantes al museo.

Los domingos manda el público

El Área de Cultura de la Diputación anima a que el público participe activamente en una programación abierta y gratuita. El domingo, día 26 de noviembre, el Museu de Prehistòria ha programado el taller titulado ‘Històries sobre fang’ con motivo de la exposición del Vas a las 11.00 horas y, a las 12.00 horas da comienzo “la visita a la carta”, que este fin de semana acerca al público a la Cultura Ibérica.

La peculiaridad de esta cita es que ni el museo ni el guía de la visita son quienes marcan el recorrido. Es el público el que elige las piezas que prefiere conocer más a fondo de la sala ofertada esa semana, de entre un mazo de 12 cartas donde se presentan las piezas más representativas del periodo, y en función de esto el guía construirá una visita a demanda de los visitantes.

Museo de Prehistoria

Vista de la exposición l’enigma del vas. Imagen cortesía del Museo de Prehistoria

El grado de satisfacción de estas visitas es tan positivo que los visitantes repiten su presencia en otras visitas a la carta para ir completando las partes del museo que son especialmente interesantes para los visitantes. El Mundo Romano, la Historia del Dinero y las Sociedades Prehistóricas son las otras salas permanentes del museo que también se podrán conocer, con este tipo de visitas, durante los próximos domingos.
Además, la entrada al museo es gratuita tanto los sábados como los domingos, así que la propuesta para un día cultural, de ocio y en familia no tiene coste alguno.

Y, si son aficionados a la lectura pueden completar su mañana en el centro llevando a los niños a la Biblioteca Infantil del Museo que ofrece animaciones lectoras diferentes cada fin de semana y abre todos los domingos de 10.00 a 14.00 horas. Una buena propuesta para este último fin de semana de noviembre porque pueden decidir asistir a visitar el museo y participar en sus actividades hasta media hora antes de la establecida para las visitas o talleres, que es cuando los guías y talleristas toman nota de las personas interesadas en participar.

Lujuria romana

El sexo en la época romana
Museo de Prehistoria
C / Corona, 5. Valencia
Hasta el 30 de abril de 2017

Un gran vaso ritual con forma de pene erecto, varios amuletos fálicos de bronce, hueso y plomo para colgar del cuello, cuencos y lamparillas decorados con escenas eróticas muy explícitas. Estos objetos no se exhiben en un artístico sex shop, ni forman parte de la colección de un erotómano acaudalado. Son algunas de las 80 piezas arqueológicas seleccionadas de los fondos de once museos catalanes que integran la muestra ‘El sexo en la época romana’ que se puede visitar en el Museo de Prehistoria de Valencia hasta el 30 de abril.

Un recorrido por la intimidad de las alcobas de la antigua Roma desde la República hasta los albores del cristianismo que se completa con un ciclo de conferencias que inició el pasado día 8 la comisaria de la muestra, Esther Gurri. El 22 de febrero el catedrático Joaquín Ruiz de Arbulo hablará del negocio del sexo en Pompeya y, el 26 de febrero, el catedrático Marc Mayer abordará la vida de los emperadores a través de los autores clásicos.

Imagen de la exposición. Cortesía del Museo de Prehistoria.

Imagen de la exposición. Cortesía del Museo de Prehistoria.

Reproducciones en gran formato  de las célebres pinturas murales de Pompeya y Herculano revisten la sala convertida por unos meses en uno de esos gabinetes secretos prohibidos a menores y mojigatos, que reúnen vestigios de las costumbres sexuales pretéritas. Joan Mayné y Esther Gurri del Museo de Badalona son los comisarios de la exposición producida por el Museo de Arqueología de Catalunya a través de Arqueoxarxa. Al conjunto se han sumado dos piezas de la Comunidad Valenciana: el torso de una Venus de mármol y un Cupido de bronce de la villa Cornellius en Enova.

“Una de las más valiosas del conjunto por su rareza es el Ryhton, especie de copa en forma de falo”, dice Gurri. “También por su singularidad las lucernas con escenas eróticas y por su belleza y por su trabajo escultórico las esculturas de las Venus y de Baco”.

¿Los antiguos romanos se escandalizarían de nuestras costumbres sexuales? “Creo que no se escandalizarían de nada. No obstante existía una moral, según la cual algunos placeres sexuales estaban mal vistos en ciertas épocas o clases sociales”.

Imagen de la exposición. Cortesía del Museo de Prehistoria.

Imagen de la exposición. Cortesía del Museo de Prehistoria.

Libres de las cortapisas impuestas posteriormente por la moral judeocristiana, los antiguos romanos vivían su sexualidad de una forma libre, pero eso no excluía sus propias normas y tabúes y también la doble moral. El culto al falo presidía una sociedad marcada por un androcentristo absoluto, la sumisión absoluta de la mujer y la rigidez de las clases sociales divididas en patricios, ciudadanos y esclavos. Los hábitos sexuales variaban según el rango social y cada época. De un periodo de libertinaje encarnado por la figura de Mesalina, esposa de Claudio que se prostituía públicamente, o depravados como Calígula y Tiberio, se pasó a una moral más recatada. También la situación de la mujer, que podía ser  asesinada impunemente por el pater familias en caso de adulterio, se suavizó ligeramente.

La muestra se divide en cuatro ámbitos. Sexo y matrimonio dedicada a las relaciones básicas entre hombres y mujeres, su evolución a lo largo del tiempo y la posición de corrientes filosóficas como el epicureísmo y el estoicismo. Sexo, seducción y belleza se centra en la pura atracción física y los recursos de seducción descritos por el poeta Ovidio.  Prácticas sexuales describe distintas formas de disfrutar del sexo como la homosexualidad masculina, tolerada siempre que se ejerciera el rol activo, mientras la femenina estaba muy mal vista. Sólo los esclavos o libertos podían ejercer la prostitución y la zoofilia también está documentada.

Los dioses romanos sucumben al deseo carnal. En la muestra están presentes: Júpiter, Venus, Cupido, Hermafrodito, Baco o Príapo, algunos de los que tuvieron un influjo más poderoso en la vida íntima de los romanos.

A lo largo de la exposición autores latinos como Ovidio, Séneca, Plauto o Suetonio aportan un contexto literario a estos objetos de tipo religiosos con finalidad ritual o simples elementos de la vida cotidiana que han sobrevivido a los siglos. El mensaje que transmiten es muy claro. En lo que al sexo se refiere, no es fácil inventar nada nuevo. Todo lo que se pueda imaginar ya ha sido practicado por nuestros predecesores.

Escenas romanas.

Imagen de la exposición. Cortesía del Museo de Prehistoria.

Bel Carrasco

Ruta del cómic

V Jornadas de Cómic, Valencia Línea Clara, Prehistoria y cómic
Mercado de Tapinería (24-26 junio), IVAM (hasta 2 de octubre), Museo de Prehistoria (hasta noviembre de 2016)

Cómic, tebeos, historietas…Da igual el nombre que les demos. Imágenes y textos hacen muy buenas migas. Viñetas y bocadillos entablan una productiva alianza, pues las primeras actúan de reclamo entrando por los ojos, y las palabras confirman y amplían lo que se está viendo. Los dos hemisferios cerebrales trabajan al unísono para interpretar una historia y gozar de ella. Tras el cuento ilustrado que te leen los padres y abuelos, el tebeo es la primera lectura. La primera que uno elige. Con el paso de los años algunos se pasan al libro, pero otros muchos permanecen fieles a la inmediatez del cómic que ya ha conquistado el título de octavo arte ingresando en un par de museos valencianos: el IVAM y el Museo de Prehistoria. Además, del 24 al 26 de junio el Mercado de Tapinería se convertirá en un gran quiosco ilustrado con las Jornadas del Cómic de Valencia. Es evidente que los héroes de la historieta han elegido la ciudad del Turia y el inicio del cálido verano para manifestarse.

Valencia Línea Clara. Imagen cortesía del IVAM.

Valencia Línea Clara. Imagen cortesía del IVAM.

Miguel Calatayud, Sento Llobell, Mique Beltrán, Manel Gimeno, Micharmut, Daniel Torres, Mariscal… ¿A quién lo le suenan estos nombres vinculados a la etapa dorada del cómic valenciano desde finales de los setenta a su máximo esplendor una década después? La exposición VLC. Valencia Línea Clara, inaugurada el 9 de junio en el IVAM, rinde homenaje a estos artistas que por fin reciben la consideración que se merecen al ver sus obras ocupar el contenedor más prestigioso de la ciudad. Bajo el influjo de Equipo Crónica y Equipo Realidad este puñado de excelentes dibujantes se cobijaron bajo el paraguas Nueva Escuela Valenciana, “una etiqueta comercial con la que no se identifican”, según Álvaro Pons, comisario de la muestra.

Incluye un total de 200 originales de estos autores y una selección de revistas y fanzines que, al igual que ellos, marcaron en su día un punto de inflexión y deriva hacia la modernidad: Víbora, Bésame Mucho, Cairo, El Gat Pelat.

Cartel de Prehistoria y cómic del Museo de Prehistoria de Valencia.

Cartel de Prehistoria y cómic del Museo de Prehistoria de Valencia.

Túnel del tiempo

La exposición del Museo de Prehistoria, comisariada también por Pons, viaja todavía más lejos hacia el pasado en un intrépido viaje a los albores de la humanidad. Prehistoria y cómic reúne más de un centenar de tebeos publicados entre principios del siglo XX y la actualidad e incluye conferencias, talleres y visitas concertadas que se irán sucediendo hasta finales de noviembre. El itinerario de la muestra se inicia con una reflexión sobre la representación gráfica prehistórica en torno a tres aspectos relacionados con el mundo de la narración gráfica. Las primeras ilustraciones que plasman el origen de la Humanidad, un guiño al arte rupestre levantino y la novela de ficción como fuente de inspiración de muchos autores de tebeos.

En un segundo ámbito se muestran distintos personajes que aparecen en los comics, tanto los de trazo infantil y caricaturesco como los realistas, incluidos héroes selváticos y los primitivos monstruosos. Purk el Hombre de piedra, el Pequeño Pantera Negra, Altamiro de la cueva, Hug el troglodita, junto a  iconos del cómic americano, como Alley Oop, Tor, Los Picapiedra o Turok, además de otros héroes prehistóricos del cómic francófono: Tounga, Rahan, o las nuevas heroínas Lucy o Vo’ hounâ. El tercer ámbito se estructura en cinco bloques: el útil, el fuego, el mundo de fieras, el arte paleolítico y el megalitismo.

Cartel de las V Jornadas de Cómic de Valencia en el Mercado de Tapinería.

Cartel de las V Jornadas de Cómic de Valencia en el Mercado de Tapinería.

Batallas de dibujantes

Hay superhéroes que no llevan máscaras, ni mallas o capa voladora pero realizan increíbles prodigios. Como los miembros de la Asociación Valenciana de Cómic (Asovalcom) que, con el mínimo apoyo institucional, llevan ya cinco años realizando encuentros anuales para difundir su afición, las Jornadas de Cómic de Valencia. El Mercado de Tapinería se convertirá del 24 al 26 de junio en punto de encuentro de unos 3.000 amantes de las historietas procedentes de toda España. Habrá charlas, talleres para niños, exposiciones, presentaciones, mercadillo profesional y batallas de dibujantes.

El magnífico y sugerente cartel de esta edición es obra de Pepe Moreno y entre los platos fuertes figuran la exposición de Carlos Azagra, las ilustraciones pop de El Quijote de Miguel Ángel Martín y una colectiva de una veintena de autoras desde Ana Oncina a Xùlia Vicente. También la presentación de El ala rota de Antonio Altarriba y Kim, secuela de El arte de volar en el que el autor recrea la vida de sus padres. Un pasacalle presidido por la efigie de Pumby pondrá broche final a la gran fiesta del cómic valenciano.

Bel Carrasco