Escif revive la trasera del IVAM

Mural de Escif
Pared trasera del IVAm
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Desde el 8 de septiembre de 2017

Escif dice haber hecho “acupuntura con los pinceles” para “dejar que las paredes hablen, que nos cuenten aquello que merezca la pena ser oído”. Y lo que la pared trasera del IVAM manifiesta, una vez intervenida plásticamente por el artista valenciano, en lo que José Miguel Cortés, director del museo valenciano, calificó como el mayor grafiti realizado en España, es su voluntad de revelar el pasado, presente y futuro del barrio. “Un grafiti espectacular”, señaló Cortés, yendo más lejos en su calificación: “Me atrevería a decir que este muro de la vergüenza es ahora una muro de acogida”.

El inmenso grafiti, sobre el que Escif ha aplicado lo que él llama “reflexología mural”, tiene precisamente como objetivo servir de acto reflejo de cuanto lo constituye como pared que limita el interior del IVAM, con el barrio que lo acoge y al que durante años se le ha dado la espalda. “Es el primer paso en la renovación de este solar lleno de yerbajos”, apuntó Cortés. Un solar en el que está previsto instalar una serie de esculturas de la colección del propio IVAM y sobre cuya fecha de inicio se manifestó dubitativo su director.

Mural de Escif en la pared trasera del IVAM. Imagen cortesía del IVAM.

Mural de Escif en la pared trasera del IVAM. Imagen cortesía del IVAM.

“No me atrevo a decir una fecha porque no depende de mí; nos gustaría que todo fuera más rápido, pero avanza muy lentamente”. Luego fue aclarando las nubes: “Confío que sea este año. Me atrevería a decir que seguro”. De lo que estaba muy seguro era de que el mural tenía ya sentido al margen del futuro patio de esculturas y de la magnitud de la obra de Escif: “Es el más importante que ha hecho y además lo ha hecho en su ciudad, Valencia”. Tiene previsto realizar otro similar en el Palais de Tokyo en París, aunque Cortés precisó que al parecer tenía problemas burocráticos y que, en cualquiera de los casos, sería temporal.

La fachada de un edificio, según explica el artista acerca de su trabajo, es un reflejo de lo que articula a su alrededor. De manera que su labor ha consistido en poner en relación todo ello. Cortés lo fue explicando refiriéndose a ese pasado, presente y futuro que contenía la plástica del muro. “Nos habla del pasado del barrio, de quienes fueron expulsados de sus casas y de las protestas de aquellos años; del horno o del bar que había”. También de la actualidad, “al haber escogido frases de multitud de grafiteros que ha incorporado a su trabajo”.

El director del IVAM José Miguel Cortés durante la presentación del mural de Escif. Imagen cortesía del IVAM.

El director del IVAM José Miguel Cortés durante la presentación del mural de Escif. Imagen cortesía del IVAM.

Y del futuro reflejado en el instituto de enfrente. Un instituto de enseñanza artística donde la música tiene vital importancia. “Está hecho a modo de partitura, trayendo el instituto al mural y llevando el mural al instituto”, puesto que, como dijo Cortés, hay grafitis en el mural provenientes de los aseos, escaleras o diversos rincones del centro, que tendrá su correspondencia con el que el propio Escif pintará en la pared del instituto. “Es un lienzo lleno de guiños a multitud de cuestiones”, subrayó el director.

Hay esculturas clásicas, cabezas grecorromanas, hallazgos arqueológicos de la zona (ruinas romanas descubiertas en los subsuelos del barrio del Carmen), elementos arquitectónicos como la escalera y colores referentes a las fachadas del barrio. También frases como estas: “Busco poema que celebre mi grieta”, directamente contrarios al propio IVAM (“Por la demolición del IVAM, por la inmolación del antro”) o la más paradójica: “Si estás leyendo esto, es demasiado tarde”.

Detalle del mural de Escif en la pared trasera del IVAM.

Detalle del mural de Escif en la pared trasera del IVAM.

El trabajo de campo realizado por Escif le ha llevado seis meses y su ejecución apenas dos semanas, a razón de siete horas diarias, con un presupuesto total de alrededor de 18.000 euros. Un “acto de psicomagia”, como lo ha denominado el artista, mediante el cual borrar la pared a base de pintarla: “La pintura permite invertir la soberbia con la que el hormigón se impone antes las masas; una pared pintada deja de ser un límite para convertirse en un canal transversal, arremetiendo contra su naturaleza”.

Cortés aseguró el compromiso del IVAM de no tocar el grafiti aunque, en tanto tal, esté sometido al riesgo de que pueda ser intervenido por otros grafiteros, incluido el propio Escif: “Va a tener días para darle vueltas a su propio trabajo”. También la climatología puede afectar al mismo. En todo caso, como apunta el artista, la pared no dejará de hablar por sí misma, convirtiendo al pintor “en un mediador al margen del discurso” y a la pintura “en un canal que permita la comunicación horizontal entre la gente”.

En su “Comentario del solar”, Escif alarga la deriva de su trabajo anteponiendo “el diálogo a la imposición, la mediación a la colonización, la calle a la institución, la vida al espectáculo”. Y concluye, no sin antes rizar el rizo en forma de “hacer una pintura mural que no sea una pintura mural”, estableciendo la siguiente cadena en el proceso productivo: “El artista puesto al servicio de la gente. El museo puesto al servicio de la ciudad. El arte puesto al servicio de la vida”.

Mural de Escif en la pared trasera del IVAM. Imagen cortesía del IVAM.

Mural de Escif en la pared trasera del IVAM. Imagen cortesía del IVAM.

Salva Torres

Un trampantojo visual muy humanista

Intervención pictórica de Ajubel y Eliane de Fortuny
Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) y Cruz Roja
Colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja Española de Valencia
C / Alboraya 4-6. Valencia

Los muros de las instalaciones del Colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja Española en Valencia lucen un nuevo trampantojo visual. Una intervención pictórica sobre un muro de 14×3 metros realizado a modo de colaboración por ESAT (Escuela Superior de Arte y Tecnología).

El proyecto, que ha contado con la colaboración del prestigioso ilustrador Ajubel y la idea original de la alumna Eliane de Fortuni, ha sido desarrollado por dos promociones de alumnos de arte y diseño, coordinado por Carlos Romero, director del Área de Arte y Diseño de ESAT en clara sintonía con los valores sociales y humanos de ambas instituciones.

Presentación del mural en el Colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja en Valencia. Imagen cortesía de ESAT.

Presentación del mural en el Colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja en Valencia. Imagen cortesía de ESAT.

Se trata de una colaboración que ESAT, escuela pionera en la formación de profesionales digitales y Cruz Roja española confían ampliar en el futuro. Así lo han afirmado en la presentación del mural, a la que han asistido el mencionado Carlos Romero, junto al presidente provincial de Cruz Roja Española en Valencia, Rafael Gandía.

Los dibujos decoran las instalaciones de ocio del Colegio de Parálisis Cerebral Infantil, al que asisten 53 alumnos y alumnas con estas patologías. Se trata de uno de los proyectos emblemáticos de Cruz Roja Española en Valencia, pionero en la atención a la diversidad funcional.

Intervención plástica en los muros del Colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Valencia.

Intervención plástica en los muros del Colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja en Valencia. Imagen cortesía de ESAT. 

Saber pero no querer creer

‘Aquello que no sabéis de mi’ de Rafael Tormo i Cuenca
Comisariada por Izaskun Etxebarria
Galería Rosa Santos
Calle Bolsería 21, Valencia
Hasta el 8 de julio de 2016

Atreviéndome a definir en breves esbozos el trabajo presentado para ‘Aquello que no sabéis de mi’, de Rafael Tormo i Cuenta, parece simplificarse en la premisa de que el arte, o por lo menos ese que el susodicho artista crea, actúa como agente amplificador de la acción social. Nada más y nada menos. Todo un reto que ha conseguido, como Etxebarria ya anuncia en la hoja de sala, “(…) rememorar aquello que quedó vacío. Un vacío social, emocional,vital.” Estos tres últimos adjetivos pudieran ser tomados a la ligera, pero realmente actúan como fundamentaciones sintéticas de todo un discurso que el artista viene encajando dentro del mundo profesional del arte desde los años 80.

Con Rafael Tormo i Cuenca ocurre, como no podría ser de otra forma, que esta concepción social del arte le ha llevado hacia otras disciplinas no tan ligadas a las artes plásticas y visuales como tal, y se ha convertido en un auténtico generador de proyectos multidisciplinares versados sobre educación, danza, poesía, crítica, etc. Es quizá por esa mirada periférica que su obra resulta complicada de describir.

‘Aquello que no sabéis de mi’ la componen tres conversaciones en forma de video entorno a tres piezas clave que tratan de rememorar partes de la microhistoria que nos ha rodeado en las últimas décadas. Estos vídeos son una conversación del autor con distintos pensadores, en concreto, Miguel Ángel Martínez, José Luis Clemente, y Mijo Miquel. En primer lugar nos encontramos con ‘Implosió Impugnada 23. Batallar, batallem’, creada en 2012 a raíz del singular acontecimiento acaecido en la celebración del primer aniversario desde la famosa ocupación de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Cuando, tras un año de convulsiones, dicha manifestación terminó en la Plaza del Ayuntamiento, los participantes se encontraron de pleno con que la plaza había sido “ocupada” en esta ocasión, por una mascletà. Ocurrió un 12 de mayo. Este hecho se narra de manera secuencial a través de la técnica fotográfica. Seis libros enganchados cual masclets, una mesa de madera como contenedor formal y una intervención sobre los registros del Ayuntamiento sobre el hecho. Algo simple pero efectivo. El video reflexivo que acompaña a esta pieza es una conversación con Mijo Miquel, donde Rafael Tormo y ella reflexionan entorno a la idea de como el gobierno de entonces utilizó, como si de un arma se tratara, la propia cultura popular en contra de los manifestantes… Miquel apunta tajantemente que “siempre se utilizó”.

Implosió Impugnada 23. Batallar, batallarem. Fotografía: María Ramis.

Implosió Impugnada 23. Batallar, batallarem. Fotografía: María Ramis.

En la siguiente planta de la galería de Rosa Santos, podemos ver ‘Implosió Impugnada 21. Èxode ultralocal’ una propuesta entorno a la ocupación del espacio público, diferenciándose de la ocupación de la que hablábamos anteriormente, más allá de lo político y a través la fiesta, de lo folclórico… La carroza, ese elemento que, extraído de su entorno, nos resulta extraño, es el hilo conductor de la conversación entre Rafael Tormo y José Luis Clemente donde reflexionan acerca de los cambios que ha sufrido en la reciente historia y la manera en que se ha establecido como un elemento de empoderamiento de ciertas partes de la sociedad. La carroza engloba, en su propia concepción, lo popular y la ocupación del espacio, lo que le sirve al artista para reflexionar y ampliar su discurso.

Por último, ‘Implosió Impugnada 16. Rescat d’un relat’ es una ilustración sobre la catástrofe del pantano de Tous cuando, en octubre de 1982, la gota fría se hizo eco en la localidad de la Ribera de tal manera que acabó por desbordar la presa asolando todo a su paso. Tormo crea una pieza en la que nos muestra la cara directa de las personas afectadas, a raíz de un mural donde pueden verse sus documentos identificativos, acompaña la instalación de sonidos de voces, ininteligibles, que quizá cuenten la historia de esas personas o quizá no. La pieza audiovisual, esta vez con Miguel Ángel Martínez, cavila sobre lo intrínseco de la narración y de lo que implica el hecho narrativo, casi el recordar sin querer y cómo eso mismo, ya se configura como el rescate de un relato.

Nos encontramos al final del todo con sentimientos encontrados, prácticamente incómodos y, haciendo balance, nos damos cuenta de que el título de la exposición, ‘Aquello que no sabéis de mi’, no es una referencia autobiográfica a si mismo, sino más bien un guiño, un modo de sacar a la luz de manera reluciente aquello que como ciudadanos, por ende sociales, no sabíamos, o mejor, sí sabíamos pero no queríamos creer.

Implosió Impugnada 21. Èxode ultralocal. Fotografía: María Ramis.

Implosió Impugnada 21. Èxode ultralocal. Fotografía: María Ramis.

María Ramis

La cerámica en 17 visiones

17 visiones contemporáneas
Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí
C / Poeta Querol, 2. Valencia
Hasta el 12 de abril, 2015

El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí de Valencia acoge la exposición ‘17 visiones contemporáneas’, una selección de piezas de cerámica que representan a cada una de las 17 comunidades autónomas con la que se abre la primer edición de la Feria de Arte y Cultura Cerámica Contemporánea (FACC), que impulsa la Cátedra de Innovación Cerámica Ciutat de Vila-real. El alcalde, José Benlloch, el director de la Cátedra, Juan Carda, y el comisario de la exposición, Alberto Andrés, presentaron el pasado miércoles 11 de marzo la muestra, que podrá visitarse hasta el 12 de abril en la sala de exposiciones temporales del Museo Nacional de Cerámica. Tras su paso por Valencia, en plena época de Fallas, la exposición se trasladará a Vila-real en el mes de abril, coincidiendo con las primeras actividades de la FACC.

‘17 visiones contemporáneas’ plantea un recorrido geográfico por las 17 comunidades del Estado español a través de piezas que utilizan la cerámica como lenguaje artístico. Para ello, la exposición ha seleccionado trabajos de Ángel Garraza, Antonio González, Bibiana Martínez, Elena Colmeiro, Gregorio Peño, Jesús Castañón, Juan Gómez, Lorenzo Pérez Vinagre, Madola, María Ramis, Miguel Vázquez, Monona Álvarez, Nicolás de Maya, Rafa Pérez, Ricardo Bonnet, Sara Biassu y Txaro Marañón.

Pieza de la exposición '17 visiones contemporáneas' del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí. Cortesía del museo valenciano.

Pieza de la exposición ’17 visiones contemporáneas’ del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí. Cortesía del museo valenciano.

“La selección no pretende ofrecer una muestra de lo más representativo de cada comunidad autonómica, sino una visión amplia de los diferentes lenguajes de la cerámica contemporánea como forma de expresión artística, con propuestas conceptuales, escultóricas o pictóricas de destacados y reconocidos artistas de primera línea de la cerámica actual”, señaló el comisario de la exposición.

En esta misma línea, tanto el director de la Cátedra de Innovación Cerámica como el alcalde de Vila-real pusieron el acento en la importancia de poner en valor la cerámica y “hacerlo además en un espacio como el Museo Nacional de Cerámica y en la época en la que más visitantes llegan a la ciudad de Valencia.

“Para Vila-real es un orgullo poder estar en este espacio, como punto de partida de una primera Feria Internacional de Arte y Cultura Cerámica Contemporánea con la que seguimos potenciando el sector cerámico no sólo desde una perspectiva económica y de investigación, que también, sino desde el ámbito de la creación artística y la cultura”, señaló Benlloch, quien quiso agradecer el trabajo tanto del Museo Nacional de Cerámica como de Juan Carda y el equipo de la Cátedra para hacer posible una cita que “volverá a colocar a Vila-real en la vanguardia y referencia internacional de la cerámica”.

La FACC es un certamen promovido por la Cátedra vila-realense de la UJI y en el que participan también todos los museos de cerámica, las escuelas y entidades vinculadas a la cerámica de todo el territorio autonómico. La feria, que se desarrollará en localidades como Onda, l’Alcora, Manises o Castellón, tendrá su epicentro en abril en Vila-real, con actividades como exposiciones, talleres, cursos y mesas redondas.

También se han programado espectáculos como una ‘performance’ de Rakú, la realización de un mural y un concierto con instrumentos cerámicos, además de ferias de artesanía y arte cerámico. “Queremos que la feria sirva para potenciar la cultura cerámica en toda la Comunidad Valenciana y por eso será itinerante en todas las comarcas con fuerte tradición cerámica, además del fuerte impulso que puede dar la web oficial (www.ifacc.es), donde se publicará una agenda anual con toda la oferta oficial de actividades relacionadas con la cerámica artística en la Comunitat Valenciana”, concluyó Carda.

Pieza de la exposición '17 visiones contemporáneas' del Museo Nacional de Cerámica González Martí.

Pieza de la exposición ’17 visiones contemporáneas’ del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí. Cortesía del museo valenciano.

Tiepolo y sus retratos de fantasía

Giandomenico Tiepolo
Museo de Bellas Artes de Bilbao
Plaza del Museo, 2. Bilbao
Hasta el 20 de abril, 2015

¿Pueden convivir las obras de arte sean de la época que sean? ¿El mural más reciente de Banksy o la última ilustración de Pawel Kuczynski por ejemplo con un grabado de Goya? Las afinidades y divergencias entre las obras podrían tener que ver, más que con el tiempo, con la manera de ver el mundo de los artistas. Miró puede ser más afín a un artista pictográfico de hace doce mil años que a cualquier expresionista de su época.

Los que se interesan sólo por lo último de lo último, o los que consideran que arte es sólo lo que hicieron los clásicos, o sea, que murió antes del impresionismo, creen en la idea de la evolución (o involución) del arte. Pero puede ser que no tenga nada que ver con eso. Que las obras simplemente coexistan.

Retrato de Giandomenico Tiepolo. Imagen cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Retrato de Giandomenico Tiepolo. Imagen cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Al fin y al cabo, la evolución es una idea que afirma la existencia de un punto fijo desde el cual arranca todo el proceso. Pero el caso es que aquí no hay ningún punto fijo, ningún centro sobre el que gire nada. Por tanto, no hay proceso lineal. Parece más bien que en el arte el punto es móvil y se desplaza con cada obra que se crea. Como si no pudiera parar quieto. Los estilos se suceden recogiendo elementos de los otros estilos, modificándose y envolviéndose continuamente. Es como un ADN en el que todo está en todo.

Por esas afinidades y divergencias, el tiempo, en el arte, se esfuma, y en su lugar aparece la simple comunicación entre las obras, que parecen hacerse confidencias, como invitados en una fiesta con ganas de conocerse, o que discuten y, al hacerlo, se revelan sus tensiones íntimas, como en una cena de navidad −aquello que más les preocupa o que precisamente mejor (o más dolorosamente) las define.

Retrato de Giandomenico Tiepolo. Imagen cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Retrato de Giandomenico Tiepolo. Imagen cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Bingyi, por ejemplo, con su pandemonium de luces y sombras, tendría mucho de qué hablar con Turner, pero también, por contraste, con su actual coetánea He Zhihong. Los poéticos paisajes de esta, a su vez, convivirían perfectamente con los de Constable, Friedrich o incluso Cézanne, pero se destacarían sobre todo si se encontraran con los de Van Gogh. O en fin, si los retratos en lejía de Barceló tuvieran delante los de Giandomenico Tiepolo que el Museo de Bellas Artes de Bilbao acaba de presentar en su nueva exposición, en colaboración con BancaMarch y Consulnor.

Retrato de Giandomenico Tiepolo. Cortesía de Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Retrato de Giandomenico Tiepolo. Cortesía de Museo de Bellas Artes de Bilbao.

No son retratos de personas concretas, sino de fantasía, es decir, son inventados. Y lo que Tiepolo ha inventado son tipos genéricos –tres hombres maduros con toque oriental y ocho mujeres jóvenes pintados con un estilo que recuerda a Rembrandt-. Están fechados alrededor de 1768 cuando aprovechó su estancia en Madrid, a donde había ido con su padre y su hermano para pintar al fresco varios techos del Palacio Real.

Al no representar a nadie en concreto, este artista se decide por pintar tipos, como si dijéramos a la manera de Jung, es decir, arquetipos. Su preferencia son los filósofos de la antigüedad, en cuanto a los hombres, y su ideal de belleza femenina en el caso de las mujeres (inocencia, austeridad, personalidad, decisión, bondad). Temas estos que, por sí solos, abren un sin fin de interrogantes.

Completa la exposición doce aguafuertes cedidas por la Biblioteca Nacional de España.

Retrato de mujer de Giandomenico Tiepolo. Imagen cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Retrato de mujer de Giandomenico Tiepolo. Imagen cortesía del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Iñaki Torres

TEST: muestra de arte y creatividad

TEST: muestra de arte y creatividad
Convento Espacio de Arte de Vila-real
C/ Hospital, 5. Vila-real
Inauguración: 15 de marzo a las 11:00 h.
Hasta 15 de junio de 2014

En unas horas dará comienzo la segunda edición de la muestra de arte y creatividad TEST de Vila-real, en ella se desarrollará la exposición colectiva compuesta por ilustraciones de María Herreros con textos de Jorge Herrero, fotografías de Raúl Pérez y pinturas de Ana Sansano. En la que Sam3, artista urbano internacional, realizará un mural al aire libre.

María Herreros y Jorge Herrero, "Piscolabis" (ilustración y texto). Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

María Herreros y Jorge Herrero, “Piscolabis” (ilustración y texto). Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Ana Sansano, "Viari" (técnica mixta). Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Ana Sansano, “Viari” (técnica mixta). Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Tras la primera edición del pasado 2013, TEST pretende ayudar en el crecimiento de trabajos y carreras de artistas emergentes, con propuestas que aúnan riesgo y calidad, ofreciendo así un apoyo a los creadores actuales. Al mismo tiempo, se trata de una cita para los amantes del arte, al que se le suma un aspecto formativo para el desarrollo de la creatividad de los más pequeños en formato taller.

Esta edición de TEST está dirigida y comisariada por Pascual Arnal.

Sam3, fotografía de un mural del artista. Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Sam3, fotografía de un mural del artista. Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Raúl Pérez, imagen de la serie fotográfica ·"Días de él". Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Raúl Pérez, imagen de la serie fotográfica ·”Días de él”. Imagen cortesía del Convento Espacio de Arte de Vila-real.

Paisajes minimalistas

Rosalía Sender

Rosa Torres

Valencia

Esta exposición recoge las últimas obras pintadas por Rosa Torres (en 2011 y 2012). La mitad de los cuadros son estudios del bosque de Bantock Park en Wolverhampton (Birmingham) donde Rosa ha realizado un gran mural público que será inaugurado a finales de este año. Algunos cuadros son bocetos de este mural, de los que ya pudimos ver dos en la muestra “Boscos i muntanyes, la naturalesa de Rosa Torres”, La Nau. Universitat de València (juny / setembre de 2012). Las otras obras corresponden a bosques y árboles mediterráneos. Rosa Torres evidencia de nuevo su maestría en la composición y el uso del color, simplificando formas hasta llegar a los elementos esenciales del paisaje, logrando una estética personalísima en unos lienzos con gran atractivo.