‘Milagro’ en Carme Teatre

Milagro, de Tranvía Teatro y Teatro del Astillero
Carme Teatre
C / Gregori Gea, 6. Valencia
Martes 15 y miércoles 16 de noviembre de 2016

Carme Teatre será, el 15 y 16 de noviembre, el escenario de un ‘Milagro’, el que da título a la nueva obra de Tranvía Teatro y Teatro del Astillero. Ambas compañías traen a suelo valenciano su nuevo proyecto, estrenado con gran éxito en el Teatro de la Estación de Zaragoza. Se trata de una delicada comedia sobre el amor, sobre la piedad, sobre la identidad y sobre la memoria, que cuenta con un equipo artístico de lujo.

Cristina Yáñez, directora de escena con más de una veintena de montajes en su experiencia profesional, dirige un reparto en el que está presente una conocida figura de la escena valenciana. Maribel Bravo, reconocida como la mejor actriz de la Comunidad en 2006, comparte escenario con Chema Ruiz, ganador del Premio de la Unión de Actores y Actrices en 2015 y el veterano intérprete Javier Anós. Este reconocido artista, fundador del Teatro de la Ribera en 1974, siempre ha estado vinculado a las artes escénicas  como profesor, gestor cultural e iluminador, pero no se subía a las tablas desde 2003. Ahora ha vuelto a ponerse bajo los focos para formar parte de este sutil y cuidadísimo espectáculo.

Milagro, de Tranvía Teatro y Teatro del Astillero. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Milagro, de Tranvía Teatro y Teatro del Astillero. Imagen cortesía de Carme Teatre.

La trama de la obra arranca el día del cumpleaños y aniversario de boda de Emma, que muere de repente sin que nada haga sospechar que esto pudiera ocurrir. Andrés, su marido, no quiere hacerse a la idea de la desaparición de su esposa y de la pérdida de alguien tan joven y querido, por lo que intenta que su amigo, el Doctor, la cure, pero la muerte es un hecho. Desesperado, Andrés implora el regreso de Emma que, inesperadamente,  resucita. Pero algo ha cambiado: ha perdido todos los recuerdos que la anclaban al amor…

El dramaturgo Luis Miguel González Cruz firma el texto de este espectáculo, que cuenta con el diseño de espacio escénico y vestuario de Silvia de Marta, la iluminación de Miguel Ángel Camacho, la composición musical de Miguel Ángel Remiro y la caracterización de Ana Bruned. Se trata de un proyecto llevado a cabo por dos formaciones teatrales de larga experiencia: Tranvía Teatro y Teatro del Astillero.

Tranvía Teatro, compañía aragonesa residente en el Teatro de la Estación, cumple en 2017 su trigésimo aniversario. Ha estrenado más de cincuenta espectáculos y realizado más de 3.000 representaciones en la escena española e internacional. Tres son sus líneas de producción: Espectáculos del repertorio dramático universal, espectáculos de creación contemporánea y espectáculos dirigidos a público juvenil, en los que tiene una amplia y reconocida experiencia.

Teatro del Astillero es la única compañía española compuesta únicamente por dramaturgos, lo que supone un espacio para el ensayo y la búsqueda de nuevos recursos para la textualidad dramática. Creada en 1993 como grupo de investigación y laboratorio teatral, trabaja con  textos propios y ajenos, y analiza y experimenta con nuevas escrituras dramáticas.

Milagro. Carme Teatre.

Milagro, de Tranvía Teatro y Teatro del Astillero. Imagen cortesía de Carme Teatre.

Esta coproducción se enmarca en un proyecto cultural denominado El Colectivo del Texto, del que el Teatro de la Estación es impulsor y sede. Se trata de un laboratorio de creación de textos dramatúrgicos en el que participan 17 autores de renombre como Eva Hibernia, Albert Tola, Raúl Hernández Garrido, Ruth Vilar, Miguel Ángel Mañas, Inmaculada Alvear o Luis Miguel González Cruz.

‘Milagro’ se representa en el Carme Teatre el martes 15 y miércoles 16 de noviembre a las 20.30 horas. Valencia es la segunda parada de una amplia gira que le llevará a destinos como Sevilla, Cáceres, Sádaba o Madrid y que incluirá destinos internacionales cuyas fechas se están cerrando actualmente.

El milagro de Incubarte

Incubarte 7
Festival Internacional de Arte de Valencia
Diversos espacios de la ciudad de Valencia
Del 18 al 21 de junio de 2015

“Alcanzar la séptima edición en Valencia es todo un logro, una odisea”. Y Francisco Molina, director del MuVIM, terminó catalogando tamaña proeza de “milagro”. Hablaba de Incubarte, el Festival Internacional de Arte, que se celebra del 18 al 21 de junio en diversos espacios de Valencia. Hasta un total de 15, entre ellos el propio MuVIM, donde se presentó, el Jardín Botánico, Instituto Francés, Teatro Escalante, Sala Tossal, La Llotgeta, Galería 9 o Ibercaja. Todos ellos acogiendo alrededor de 200 obras, de las 2.700 propuestas enviadas, de 150 artistas de todo el mundo.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

De izquierda a derecha, Alberto Maestre, Javier Marisco y Francisco Molina, en la presentación de Incubarte en el MuVIM. Imagen cortesía de la organización.

¿Se trata de un milagro por producirse en Valencia, tierra yerma de noticias culturales alentadoras? “Yo no sé si los milagros son territoriales, pero en el ámbito mediterráneo la creatividad es abundante, pero de continuidad escasa”. Y añadió: “Cuando algo se mantiene y crece, aunando la iniciativa privada y la pública, si no es milagro es, sin duda, algo excepcional”. Javier Marisco, director de Incubarte, zanjó la cuestión: “Sí, es un milagro”.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Obra de Olga Guseva. Cortesía de Incubarte.

Un milagro consistente en ofrecer “un plan de oportunidad a los artistas”, que de esta forma pueden exhibir sus obras sin necesidad de currículum, mezclándose “artistas ya consagrados con otros noveles”, subrayó Marisco. Parte de la “culpa” de ese salto cuantitativo (de las 800 de 2013 y las 1.880 de 2014 a las 2.700 actuales) y cualitativo se debe al “trabajo del 2.0 y del Call For Artist” y a la presencia este año de Fermax, un patrocinador singular.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Obra de Fernanda Ramos. Cortesía de Incubarte.

Alberto Maestre, director corporativo de la empresa de porteros electrónicos, explicó su apuesta por el Street Art, en relación directa con su producto. “Nosotros fabricamos placas de la calle (telefonillos) y en este sentido hacemos arte urbano”. De hecho, acaban de pintar su nueva fábrica, en lugar de con el blanco tradicional con un sorprendente mural. “Predicamos con el ejemplo”, aseguró, tanto por su apuesta mural como por el mecenazgo que, a su juicio, sirve “para potenciar el arte”.

Y el arte que durante tres días inundará Valencia con “muchas obras en pocos espacios” (Marisco), con carácter público, gratuito y festivo, abarca diversas disciplinas: pintura, escultura, instalación, fotografía, videoarte, performance, danza, pintura mural, arte urbano o mapping. Proyectos y creaciones interdisciplinares seleccionados de acuerdo al espíritu o criterio que anima Incubarte: visión original, innovadora y creativa en todas sus manifestaciones artísticas.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Eduardo Cure. Imagen cortesía de Incubarte.

Aunque el festival dura cuatro días, las obras seleccionadas permanecerán expuestas durante un mes. Entre los actos destacados, mencionar la inauguración en el Instituto Francés (jueves 18) de la Selección de la Biennale Internationale de Casablanca, que llega por primera vez a Valencia, acompañada para la ocasión de una performance poética de Pascal Uccelli. Una improvisación electroacústica de Antonio Jesús Sánchez, el mapping del colectivo Vitaminarte, Cassius Tonen Dj Set y ‘Fotocall Manta’, performance de Isabel Messeguer, serán quienes conformen el evento inaugural en la Plaza Correo Viejo.

Otra propuesta destacada es la proyección de videoarte en el MuVIM (viernes 19), selección de Bang Festival Internacional de Video Arte de Barcelona, del Under the Subway Video Art Night y de la mencionada Biennale Internationale de Casablanca. Así hasta el total de 200 obras en representación de más de 50 países. Milagro o no, Incubarte ha puesto el listón muy alto de cara a las próximas ediciones de un festival a rebufo de esas otras iniciativas artísticas populares que buscan la “simbiosis con la ciudad”, concluyó Marisco.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Obra de Ewa Doroszenko. Imagen cortesía de Incubarte.

Salva Torres

GALAVERA, DOS Y DOS

GALAVERA – «Dos y dos» (2014)

Después de que en algunas ocasiones haya podido verles encima de un escenario tenía antojo de saber cómo se lo podían montar en estudio. Ese sonido tan peculiar, sumados arreglos, sumada producción, con más detalles de lo que puede ser la desnudez de un directo, me hacían presagiar que el resultado podría ser muy interesante.

Y no andaba muy equivocado, ya puedo dar fe de ello. “Dos y dos” es el debut discográfico de GALAVERA, el dúo formado por Raúl Tamarit (más conocido por ser compositor, cantante y guitarra de Los Radiadores) y su mujer Vanessa Juan. Solamente por el nombre del dúo (inspirado a partir del de las dos hijas de ambos –Gala y Vera-) y por el título del disco la cosa ya pintaba de unas profundidades intimistas muy sugerentes.

Vanesa Juan y Raúl Tamarít

Vanesa Juan y Raúl Tamarít

Pero lo que más me congratula de este proyecto es que ni suena al típico folk acústico cansino y aburrido que está al orden del día en muchas novedades musicales ni a esos parámetros indies que acaparan macrofestivales pero que aportan más bien poco para el día de mañana. Galavera suenan modernos pero con un poso rockero acústico rústico, algo así como si cruzáramos mi siempre amada “Chelsea girl” de Nico (no sé si me va la olla al pensar en la especial influencia de “I’ll keep it with mine” a conciencia o por azar durante algunos pasajes del disco) con alguna banda de folk-rock americana en su vertiente más melódica, cual si fuera una especie de folk underground fresco y luminoso realizado en algún suburbio, en alguna boca de metro, donde se exploran ángulos excitantes diferentes, poco frecuentes.

En “Dos por dos” hay una carga emocional atípica basada en contrastes. La voz tosca, áspera, inquietante y enigmática de Raúl se vuelve más cautivadora con el acompañamiento al violonchelo de Vanessa. Son buenas muestras de ello “Jueves, milagro”, “Sal y limón” o ese toque más country de “A la sopa boba” y, por supuesto un “No quiero volver a tu lado” que contiene las claves del disco, en la que destaca esa recta final donde coge protagonismo tanto el acompañamiento percusivo por Sergio Devece como la trompeta de Sebas Martí.

Portada del disco, Dos y dos.

Portada del disco, Dos y dos.

Mención especial para “Te inventaré”, mi preferida de este trabajo, de esas canciones ingeniosas con cierto poso de pop psicodélico que permiten transportar la imaginación del oyente. Asimismo supone una sorpresa grata “Semana Santa” con Vanessa en la voz principal. Se trata de una versión de una vieja maqueta inédita de Edu Fort, antiguo guitarrista de Una Sonrisa Terrible que falleció hace siete años, un tema que por sus connotaciones resulta inevitable asociar de algún modo a interesantes y ya legendarias bandas donostiarras como Family o La Buena Vida.

Nos hacen falta cosas como “Dos y dos”, imaginativas, para poder reivindicar nuevos proyectos con calidad y verdaderamente alternativos de la música nacional. Ché, que no sea siempre todo tanto o más de lo mismo.

* Se puede escuchar o comprar «Dos y dos» pinchando en el siguiente enlace: http://galavera.bandcamp.com/album/dos-y-dos

Juanjo Mestre

http://woody-jagger.blogspot.com/