MAKMA apuesta por Circles o Loving

Sección Oficial de Largometrajes

Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

Del 21 al 28 de junio

La semana del Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove toca a su fin. Los diez largometrajes a concurso ya han sido proyectados en la Sala Berlanga del IVAC-La Filmoteca y el jurado compuesto por Fernando Méndez-Leite, Viktor Oszkár Nagy y Jan Schomburg hará pública mañana viernes su decisión. Optan al Premio Luna de Valencia las siguiente películas: La bicicleta verde, de Haifaa Al-Mansour (Arabia Saudí), La paz, de Santiago Loza (Argentina), My dog killer, de Mira Fornay (Eslovaquia), Pieces of me, de Nolwenn Lemesle (Francia), The daughter, de Thanos Anastopoulos (Grecia), The Deflowering of Eva van End, de Michiel van Horn (Holanda), Into the dark, de Thomas Wangsmo (Noruega), Loving, de Slawomir Fabicki (Polonia), Matei child miner, de Alexandra Gulea (Rumania) y Circles, de Srdan Golubovic (Serbia).

Imagen de Loving, de Slawomir Fabicki. Cinema Jove

Imagen de Loving, de Slawomir Fabicki. Cinema Jove

MAKMA siguió muy de cerca la sección oficial de largometrajes y apuesta por una de estas dos películas: Circles o Loving. Otras dos a tener en cuenta son The Deflowering of Eva van End, con reminiscencias al Teorema pasoliniano, y La bicicleta verde, un amable canto de apertura de la sociedad árabe. Circles toma como punto de partida un trágico suceso acaecido durante la guerra de Bosnia, para mostrarnos con una mezcla de áspera crudeza y belleza poética los encuentros y desencuentros de una serie de personajes implicados en aquel pasado, que todos quieren olvidar y nadie lo consigue. Una historia magníficamente contada y mejor resuelta, porque hila con maestría las acciones nobles e innobles para que el espectador perciba las sutilezas y complejidades que terminan envolviendo a unas y otras.

Loving se halla en esa misma línea, ya que nos cuenta igualmente las consecuencias de un hecho traumático en la vida de una pareja. También aquí, la sutileza de su director para mostrarnos la amargura, sin caer en falsos sentimentalismos ni desgarrados golpes de pecho, es sobresaliente. Como sobresaliente es la forma de contarnos tanta desdicha, que en el fondo es la esencia del arte en tanto espacio de dolorosa interrogación, enmarcada en un relato que dota finalmente de sentido a lo que parecía despeñarse.

Circles y Loving se merecen el Premio Luna de Valencia porque sus magníficos filmes indagan en las entrañas del ser humano, sin caer en esa tendencia tan posmoderna de optar por el escepticismo como única salida. Son películas clásicas, rotundas, contundentes, que bien merecen ese premio en tiempos de crisis y angustia existencial. Tendrá que ser una de las dos, lo cual sería una buena noticia para el cine y los que aman la vida por encima de la inapelable muerte.

Fotograma de Circles, de Srdan Golubovic. Cinema Jove

Fotograma de Circles, de Srdan Golubovic. Cinema Jove

Salva Torres

La primavera árabe llega a Valencia

Programación oficial de largometrajes y cortos. Cinema Jove

Salas Berlanga y Rialto. Valencia 

Inauguración: 21 de junio. La bicicleta verde, de Haifaa Al-Mansour

Es el primer país exportador de petróleo. He ahí su principal fuente de riqueza. Bañado en oro, Arabia Saudí es sin embargo pobre en muchas cosas: no existen partidos políticos, la homosexualidad está condenada con la pena de muerte y la mujer no puede conducir vehículos ni utilizar el transporte público sin autorización de su marido. Hace tres años, como si fuera una de las tantas tormentas de arena que asolan sus regiones desérticas, la juventud de los países árabes alzó la voz. Y corrió como la pólvora. A ese alzamiento progresivo se le denominó primavera árabe. Si debajo de los adoquines de París estaba la playa, quizás bajo la arena del desierto esté el manantial de libertad que esos jóvenes insumisos árabes demandan.

“Sin hacerlo de una manera agresiva”, advirtió Rafael Maluenda, director de Cineme Jove, se presenta en el festival La bicicleta verde (Wadjda), de Haifaa Al-Mansour, primera directora saudí de la primera película íntegramente rodada en Arabia Saudí. Y lo que no hace de forma agresiva Al-Mansour es denunciar esa falta de libertad de la mujer, aunque lo haga contándolo “sutilmente”. En el fondo, es la marca Cinema Jove, presentar películas en su sección oficial que “sin pretensión de levantar acta, hablan de problemas generales”. Como subraya Maluenda: “El detalle nos da el conjunto”.

La directora saudí Haifaa Al-Mansour. Imagen cortesía de Cinema Jove

La directora saudí Haifaa Al-Mansour. Imagen cortesía de Cinema Jove

Y así, de manera “independiente, inconformista”, Haifaa Al-Mansour se une al puñado de directores que, “cada cual con su estilo”, ha ido más o menos saliendo de la cantera de Cinema Jove: Thomas Vinterberg, Cristian Mungiu, Matteo Garrone, Andrew Dominik, en el largometraje, y los Álex de la Iglesia, Icíar Bollaín, o Juan Antonio Bayona, en el cortometraje. Todos ellos dando fe del trabajo realizado en los últimos años en el seno de un festival que tiene “vocación de corredor de fondo”, apostilló Maluenda, durante la presentación en el Hotel Astoria del programa oficial del 28 Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove.

La bicicleta verde narra la historia de la joven Wadjda, ansiosa por conseguir la bicicleta que da título a la película de Al-Mansour. En un país donde los cines están prohibidos, aunque la primavera árabe esté empujando hacia su apertura, llega este film revelador, aunque sea por lo bajini, de la libertad amordazada en Arabia Saudí. Será la película que inaugure Cinema Jove el viernes 21 en el Teatro Principal de Valencia. A ella, le seguirán otros nueve largos en la sección a concurso. Largometrajes de Francia, país envidiado por su política en defensa del cine, Rumanía, Polonia, República Checa, Argentina, Holanda, Grecia, Noruega y Serbia, todos ellos de riguroso estreno en España. Películas y directores desconocidos, pero que merced a esa carrera de fondo que viene realizando Cinema Jove serán pronto conocidos.

Imagen de Des morceaux de moi, de Nolwenn Lemsele. Cinema Jove

Imagen de Des morceaux de moi, de Nolwenn Lemsele. Cinema Jove

Tomen nota: Santiago Loza, con La Paz; Mira Fornay, con My Dog Killer; Nolwenn Lemsele, con Des morceaux de moi; Thanos Anastopoulos, con The Daughter; Michiel van Horn, con The Deflowering of Eva van End;  Thomas Wangsmo, con Into the dark; Slawomir Fabicki, con Loving; Gulea Alexandra, con Matei Child Miner; Srdan Golubovic, con Circles, y la propia Haifaa Al-Mansour, con La bicicleta verde. Diez películas protagonizadas por niños, jóvenes o familias en contextos difíciles, que desde sus situaciones particulares dibujan el mapa más general de la sociedad contemporánea.

Otro tanto cabe decir de la sección de cortometrajes, “año tras año dando una rica cosecha de cineastas”, destacó Maluenda. Muchos de ellos provienen este año de escuelas de cine y, en el caso de España, sin coproducciones, algo que el director de Cinema Jove señaló como digno de estudio. Un total de 55 cortometrajes, de 25 nacionalidades, que el festival de cine proyectará en las salas Berlanga y Rialto en ocho programas. La novedad es que por primera vez se han admitido cortos en formato digital. Destacan los nombres de Regina Pessoa, Vladimir Leschiov, Michaela Pavlátová o Chema García Ibarra. Se presentará fuera de concurso, Democracia, de Borja Cobeaga. Llama igualmente la atención el corto de David Planell, Primerísimo primer plano genital ¿? Para entonces ya casi será verano en Valencia, a rebufo de la primavera árabe con la que arranca el festival.

La bicicleta verde (Wadjda), de Haifaa Al-Mansour. Imagen cortesía de Cinema Jove

La bicicleta verde (Wadjda), de Haifaa Al-Mansour. Imagen cortesía de Cinema Jove

 

Salva Torres