Juan Fuster y Sergio Ros, frente al consumo insostenible

Clausura de El paisaje en casa, de Juan Fuster
Galería PazyComedias
Valencia.

Lo de Juan Fuster, es evitar que ciertas piezas y materiales “inservibles” acaben como material de desecho. Desde chips de placas electrónicas hasta vasos y platos de usar y tirar. Para él, recuperarlos y crear es sin duda una práctica y un ejercicio. “En casa, junto al fregadero, siempre tengo bandejas de plástico y materiales de todo tipo para limpiar y crear con ellos”, dice el artista, “Mi familia ya ha pasado la fase de quejarse y se resigna”, “Me nutro de esos materiales que cotidianamente se tiran en las casas y me los llevo al estudio”.

Una vez allí, en el estudio, Fuster investiga, compone y crea con dichos materiales lo que serán sus piezas singulares. Paisajes. Detrás de ellos hay reflexión. El proceso creativo, -para él- es una liturgia que también representa un refugio frente a la apisonadora del sistema productivo en el que -como muchos- se siente atrapado.

Y sobre la limitación de recursos naturales, consumo y creatividad, reflexiona también Sergio Ros en la conferencia titulada EL NUEVO CONSUMIDOR DEL s. XXI, que sirvió de acto de clausura de la exposición de Fuster.

José Vicente Santaemilia, Sergio Ros y Juan Fuster durante la conferencia. Foto Sansón Carrasco.

José Vicente Santaemilia, Sergio Ros y Juan Fuster durante la conferencia en la galería PazyComedias. Foto, Sansón Carrasco.

Ros, preside la Fundación Pascual Ros Aguilar, y es director de marketing de MTNG Experience entre otras ocupaciones.

Ambos, invitados por la galería PazyComedias y presentados por José Vicente Santaemilia se manifestaron sobre las inquietudes que les ocupan y vinculan.

“El arte es el último refugio de lo auténtico” afirmó Ros respecto a la sala que les acoge, “Tengo esa sensación aquí y ahora, y también cuando paso por Mustang Gallery, que está en un lugar por el que todo el que entra en la sede de la empresa ha de atravesar sí o sí. “No hay escapatoria, para entrar en la empresa hay que pasar por la galería” -y añade-, “Es la mejor manera de avalar lo que para mí representa el arte”.

Dice esto, refiriéndose al espacio que gestiona la citada Fundación y que él mismo preside, espacio que está ubicado en un punto estratégico de la empresa por el que todo visitante pasará.

Ros se sincera con la audiencia, “La sociedad de consumo según el modelo actual no es sostenible”, “Como responsable de marketing, estoy diciendo cosas que no debería”, “Es evidente que la tierra tiene unos recursos finitos”

Cuando se plantea por dónde empezar a cambiar el modelo productivo, cita los países nórdicos y la educación, pero es pesimista y crítico respecto al comportamiento humano. “El consumidor se decanta por lo más cómodo”, y “Además mira el precio”, -y continúa diciendo verdades-  “Ya nadie se acuerda de las decenas de fallecidos de la fábrica textil en Pakistán”. “Por lo tanto, es cuestión de educación y mentalización desde la base “, de lo contrario, “únicamente puede cambiar el sistema algún desastre natural, una catástrofe mundial que no dé otra salida”, -sentenció Ros, consciente -de todo ello- por la experiencia que le ha brindado su trayectoria profesional y humana.

Paisaje en Casa, de Juan Fuster. Foto Sansón Carrasco.

Paisaje en Casa, de Juan Fuster. Foto, Sansón Carrasco.

La conferencia la cierra Juan Fuster, que además de artista, es el responsable de programación de Mustang Art Gallery, con ubicación en el mencionado espacio de Elche. “El concepto artista parece que reduce nuestro deseo de mostrar otras formas de crear”, y añade, “Por ello prefiero hablar de creadores en lugar de artistas”, “Es un concepto más amplio, nos interesa la poesía, el diseño y otras manifestaciones artísticas que demanden y necesiten atención.

En cuanto a su obra como artista, Fuster reconoce tener cierta nostalgia de los años ochenta. Década en la que sin duda, el consumismo en España no era tan evidente. Por aquel entonces las cosas se reparaban y tenían una segunda oportunidad.

Ahora, con Fuster, -en una especie de asociación entre ingenio, criterio y esencia crítica- esos objetos cuyo destino habitual es la basura, se redimirán y tendrán otra vida. ¿No deberíamos pensar en ello?

Imagen de portada, Santaemilia, Ros y Fuster en la conferencia. Foto, Sansón Carrasco.

Vicente Chambó

Elena Martí: La naturaleza como pretexto

La naturaleza como pretexto, de Elena Martí
Imprevisual Galería
C / Doctor Sumsi, 35. Valencia
Inauguración: viernes 2 de octubre, a las 20.30h
Hasta el 14 de diciembre de 2015

El paso contínuo y obstinado del tiempo ha estado siempre presente en la obra de Elena Martí: el tiempo y su efecto en la materia…el tiempo y las ausencias… la fugacidad de nuestras vidas y la resistencia que oponemos para perdurar. La naturaleza no es el fin, es un medio. Elena Martí fue seleccionada en el año 2013 como ‘Artista per la Natura’ por el Institut Valencià d’Excursionisme i Natura por sus trabajos realizados sobre el paisaje en tinta y óxidos.

El proyecto que presentó en el Centro Excursionista fue más allá de sus obras de óxido ya conocidas. En la exposición se pudo ver una serie de trabajos realizados con materiales reciclados, papel hecho a mano con objetos encontrados, latas, óxidos. Con ello planteaba una reflexión sobre lo material, lo efímero de la naturaleza.

Obra de Elena Martí. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Obra de Elena Martí. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Desde entonces, ha seguido trabajando en este camino. En diferentes instalaciones presentadas en el ‘Certamen Open Natura’ (Cuenca) en el que ha participado en dos ocasiones, quería hacer reflexionar sobre la delicadeza del paisaje (ecosistema). En su obra Out of Place, realizada con fibra de las plantas acuáticas posidonia y en su obra Frágil, sobre el agua, seguía planteándonos una reflexión de cómo durante años, los paisajes y el ecosistema han sido tratados por el hombre como si fueran inagotables e  indestructibles.

En esta nueva exposición, La Naturaleza como pretexto, presenta un conjunto de obras de distintos formatos y técnicas con un elemento común, la fragilidad que nos transmiten los materiales con los que trabaja, utilizando las propiedades simbólicas que le pueden ofrecer. Los paisajes, que le gusta llamar interiores, son paisajes atemporales, que no describen un lugar ni un tiempo concreto.

Obra de Elena Martí. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Obra de Elena Martí. Imagen cortesía de Imprevisual Galería.

Alguno de ellos los presenta de forma desestructurada y vuelto a crear de forma ordenada, ordenando el caos. En las obras realizadas con papel reciclado, en las que inserta objetos que hablan del contraste entre lo efímero y lo duradero. Los objetos en sí, las latas, papeles viejos, materiales aparentemente desprovistos de belleza, tienen memoria, esconden una historia y una gran riqueza plástica.

Por último, las estructuras creadas con alambres de la construcción,  papeles y cartones reciclados, son obras que hacen referencia a la vulnerabilidad de la materia, del ser y de la brevedad de nuestra existencia. Como dice la propia Elena Martí, citando a Bourgeois, «el mensaje, la intención del creador, carece de importancia, cada uno podrá ver en cada obra cosas que no hemos puesto».

Vista de la exposición La Naturaleza como pretexto, de Elena Martí. Cortesía de Imprevisual Galería.

Vista de la exposición La Naturaleza como pretexto, de Elena Martí. Cortesía de Imprevisual Galería.