El duelo visto con otros ojos

‘Ximpún’, de Marian Villaescusa
Sala Russafa
Denia 55, València
Del 15 al 18 de octubre
Jueves 15 de octubre de 2020

La actitud sobreprotectora de los padres de hoy día no es saludable ni conveniente. “Si se cría a los niños entre algodones y no ven el lado malo de las cosas, serán incapaces de apreciar el bueno”, sentencia Marian Villaescusa, autora y directora de ‘Ximpún‘, un espectáculo producido por Arden destinado a un público de todas las edades, a partir de los cinco años que se puede disfrutar este fin de semana en Sala Russafa.

Villaescusa afronta con valentía los temas de la pérdida, el duelo y la muerte con un tono entre humorístico y pedagógico. A través del humor, el desparpajo y las situaciones cotidianas. “El truco para conseguirlo es la naturalidad, no tener miedo a la verdad. Los niños son niños pero no tontos. Muchos padres aprenderán tanto como ellos con esta obra, porque la pérdida es algo de lo que, generalmente no se habla”.

duelo
Escena de ‘Ximpún’, de Marian Villaescusa. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Irina Bargues da vida a la espiritual Lira y Andrea Jara encarna a la revoltosa Marimba. A Bargues interpretar a su personaje le ha hecho reflexionar sobre los muchos duelos que atravesamos en la vida. “Cuando falta una mascota, cambiamos de lugar de estudio o trabajo, rompemos una relación, fallece un familiar. Son situaciones para las que demasiadas veces no estamos preparados”, comenta. Andrea Jara destaca el reto que ha sido conseguir llevar a escena en tono de comedia, divertida pero con un toque emocionante, un tema como la muerte.

A ellas se suma un tercer personaje en forma de títere, la señora Agustina y una mascota, el pajarito Pichirrín. En el montaje afloran elementos de distintas culturas como la mejicana, la hindú y la africana. “Quería mostrar que la visión de la cultura occidental sobre la muerte no es la única que existe en el mundo. La idea matriz es que no hay que ver el duelo como algo terriblemente dramático. Los niños también lo atraviesan y lo hacen de una manera natural, sin tanto miedos como vamos acumulando los adultos a lo largo de la vida”.

Escena de ‘Ximpún’, de Marian Villaescusa. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La directora y las dos actrices forman un ‘núcleo familiar’, como califica el Ministerio de Cultura a los equipos artísticos que participan en un espectáculo teatral para que puedan compartir el escenario sin mascarilla. Las tres han evolucionado para ser algo más que compañeras estrechando su relación creativa durante la puesta en marcha de este montaje. “Han sido meses de perfilar el tono, la interpretación, el texto.

Todo está medido al milímetro para que los niños y padres encuentren los golpes de humor, pero también para que se descubran distintas maneras de enfrentarse a la pérdida, relativizando el concepto de la cultura occidental contemporánea, donde hay palabras o situaciones que son verdaderos tabús, tanto para los niños como para los propios adultos”.

Con 32 años y siete de experiencia didáctica, dando clases de teatro a niños, Villaescusa superó un cáncer, experiencia que plasma en su primera obra como un canto a la vida, ‘Shhhh!’. El título ‘Ximpúm’, versión onomatopéyica de punto final, es para ella un bebé que no hubiera sido posible sin el apoyo de Garcés y Cardeña de la compañía Arden.

‘Ximpún’ se incluye dentro del programa de reactivación de la escena valenciana del Institut Valencià de Cultura ‘Oh! La Cultura – Tardor’. La nueva propuesta de la formación valenciana Arden es la sexta en su línea de producción familiar tras: ‘Un soldadet de plom’, ‘El ruiseñor del Emperador’, ‘Lazarillo’ y ‘El viatge d’Alicia’. ‘Ximpún’ permanecerá en cartel hasta el 18 de octubre, con funciones en Sala Russafa el jueves y viernes a las 19 horas, el sábado a las 17 y el domingo a las 1.30.

Escena de ‘Ximpún’, de Marian Villaescusa. Imagen cortesía de Sala Russafa.

MAKMA

Russafa Escènica concluye con récord de público

Balance de Russafa Escènica
IV Edición del Festival de Otoño de Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Ni la lluvia ha podido minar el ánimo de los 10.361 espectadores que se han acercado al barrio de Ruzafa durante los diez días que ha durado el que ya se ha consolidado como festival de otoño de las artes escénicas. En total han sido un millar más el número de pases repartidos en esta edición respecto a la anterior.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Unos números que se podían prever teniendo en cuenta el incremento en la oferta de propuestas que Russafa Escénica albergaba en esta cuarta edición bajo el lema de “Lo prohibido”, con 30 estrenos absolutos repartidos en 23 Viveros, que en total han atraído a casi 7000 espectadores; 6 Bosques por los que han pasado alrededor de 3000 personas y el Invernadero, un taller de creación teatral puesto en marcha por alumnos de último curso de artes escénicas bajo la dirección de Gabi Ochoa que ha acercado a la Sala Ruzafa a medio millar de personas.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, fue uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Las actividades paralelas propias del festival: visitas guiadas, diálogos entre música y pintura, representaciones en balcones, jornadas escénicas y charlas han conseguido colgar el cartel de completo en muchas ocasiones durante la semana y media que dura un festival que comenzó hace cuatro años con apenas siete propuestas y alrededor de 3000 espectadores.

Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, destaca la colaboración e implicación de todo el barrio, además de agradecer especialmente “la labor de la asociación vecinal Plataforma per Russafa, la participación de un nuevo sponsor que se suma este año a los que ya estaban, cerveza Turia, y el trabajo de la Junta municipal del barrio por facilitarnos los permisos para organizar conciertos en el marco del festival, algo histórico”.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las 300 que participaron este año para sacar adelante el festival, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores.

Todavía se desconocen los datos de la próxima edición de Russafa Escènica, la que sería la quinta, pero como afirma Cornelles, la clave para seguir trabajando es recordar que “los proyectos pueden ser más o menos viables y más o menos exitosos, pero segurísimo que como ser humano te darán una felicidad que ninguna otra cosa similar pueda aportarte”.

Escena de 'Peón blanco a E2', de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Escena de ‘Peón blanco a E2’, de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Video resumen del Russafa Escènica 2014 realizado por Miguel Serrano de EscaparateVisual:

 

 

Pomo – Final Russafa Escènica 2014 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.