There is life in Limbo. Rocio Villalonga

There is life in Limbo. Rocío Villalonga. Festival Internacional de la Imagen de Amman
Galería Darat Al Landa.
Amman, Jordania
Hasta 15 de Mayo 2018

Nos encontramos ante la sólida obra fotográfica de la artista española Rocío Villalonga (1966). En esta ocasión ha sido seleccionada para participar en el Festival Internacional de la Imagen de Amman 2018. La obra que presenta, en uno de los más prestigiosos centros de arte de la capital jordana, Darat Al-anda, es una serie fotográfica con título There is Life in Limbo. Se trata de un work in progress que comenzó con la serie El extraño Flujo de la Monarca (2015), expuesta en Valencia en la galería Alba Cabrera y comisariada por José Luís Pérez Pont. En palabras de la artista:

Eran, y lamentablemente siguen siendo, tiempos convulsos, en los que la inacción de Europa para acoger y dar solución a los cientos de miles de vidas de personas, que se agolpaban en nuestras fronteras pidiendo refugio, y la violación constante a los artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, desató la necesidad de entrar en contacto con los protagonistas.”

Imagen: Cortesía de Rocio Villalonga. Extracto de '' In Limbo there is control''.

Imagen: Cortesía de Rocio Villalonga. Extracto de ” In Limbo there is control”.

 En aquella ocasión, la artista ya entró en contacto con ACNUR y con diferentes asociaciones de migrantes, además de con Cruz Roja, y a través de imágenes de los protagonistas y vídeos testimoniales dio cuerpo a esa extraordinaria exposición inscrita entre la instalación y el foto-documental El extraño Flujo de la Monarca (2015). El rechazo que suscitó en la artista el comportamiento de Europa ante la mal denominada “crisis de los refugiados”, le llevó a presentar el proyecto a la Jordan National Gallery of Fine Arts que le otorgó una residencia artística en el año 2016. Aquí entró a trabajar de lleno con los refugiados del segundo campo más grande del mundo Za’tari. Desde aquí y en la actualidad coordina un taller de producción y edición de vídeo con móvil, actual laboratorio desde el que prepara un comisariado para dar voz a los que no la tienen. Fue durante esa misma época, cuando participa en un simposio de arte público con una obra de Land Art con título Borders, en Áqaba, al sur de Jordania, en a que deja de manifiesto la presión tan profunda que ejercen las fronteras en este territorio. Y es durante esos trayectos en coche de Norte a Sur y de Este a Oeste por estas tierras de Oriente Medio, como de un modo natural y sin pretenderlo (tal y como la artista manifiesta) comienza las dos series fotográficas: In Limbo there is control (2016-17) y There is Life in Limbo (2017-18).

Jordania es el país de las historias y las civilizaciones, del tránsito humano cruzando el país de sur a Norte de Este a Oeste y viceversa, país de huellas, de civilizaciones en sus pasos de Mesopotamia a Egipto, del Sur de Arabia al Norte. La Jordania bíblica, la nabatea y la bizantina, la omeya, la islámica. Por algo se bautizó como Transjordania, así se llamaba antes de ser el actual Reino Jordano Hachemita. País de alta carga antropológica, refugio de vidas truncadas, esperanza del desarraigo, patria del sin patria, huella histórica y presente de vidas y realidades. Los que llegan, los que se quedan a mitad del camino, los que se establecen y regresan, sedimento de memorias que sumergidas en el mar. Estas tierras de nadie y de todos hoy con fronteras, vividas y comprendidas en profundidad por Rocío Villalonga que lo refleja en su trabajo. Dos series: In Limbo there is control y There is Life in Limbo, ambas complementarias aunque abordando aspectos diferentes y tranzando una cartografía sensitiva de una Jordania que no sale en las guías turísticas. In Limbo there is control (2016-17) nos alerta de las fronteras y torres de vigilancia, como chivatos de una amenaza latente derivada de los conflictos bélicos de los países vecinos. La serie da título al espacio-frontera como “Limbo” y su visibilidad a través de las instantáneas fotográficas realizadas por la artista, de puestos de vigilancia y vallado, en los lindes de Jordania con Irak, Israel, Cisjordania, Arabia Saudita y Siria para controlar, por un lado al terrorismo y por otro, los flujos de migraciones forzosas provocadas por los conflictos en los países vecinos.

Imagen: Cortesía de Rocio Villalonga. Detalle de la exposición 'There is life in Limbo'

Imagen: Cortesía de Rocio Villalonga. Detalle de la exposición ‘There is life in Limbo’

La artista lo relata así en un comunicado con motivo del congreso celebrado en 2017 en el IVAM Imaginar en Mediterráneo:

… es pues, en esos trayectos, cuando se me hacen visibles en la ruta, las torres de vigilancia y las vallas fronterizas. Las primeras torres de vigilancia que en un inicio surgían como algo anecdótico en el camino, se configuraron en algo reiterativo en el paisaje, marcando el comienzo de esta serie fotográfica que habla de las fronteras (el Limbo), los puestos de vigilancia y las torres vigías (el control). Y es así como Jordania, en una explotación casi racional de la frontera, surge como frontera entre estados vecinos y enemigos, frontera de lucha, pero frontera que respeta un cierto equilibrio entre fuerzas que no quieren destruirse mutuamente.Y es que la situación geográfica del Reino Hachemita provoca que la vigilancia sea omnipresente, como receptora humanitaria de palestinos expulsados de su territorio ocupado por Israel, los iraquíes huidos de su territorio por los ataques del Estado Islámico y los Sirios huyendo de una guerra desoladora saliendo de estampida hacia otras tierras en paz. A ello hay que sumar los egipcios que entran en el país como trabajadores temporales y los sudaneses. Todo ello convierte a Jordania, en la esperanza terrestre hacia una nueva vida sin cruzar el Mediterráneo.”

Ya en 2017-18 Rocío Villalonga se detiene a observar y mostrar esa otra parte humana, actuando en los sedimentos de la memoria a través de arquitecturas abandonadas, de donde nace la serie fotográfica There is Life in Limbo que se expone actualmente hasta mayo en la galería Darat Al Anda, con motivo del Festival Internacional de Fotografía, de Amman.

La artista así nos relata:

El término Limbo ya desaparecido en la doctrina católica, era el mundo entre los vivos y los muertos, el que no iba ni al cielo y el infierno iba al Limbo. Lo que implica la semejanza con el viaje migratorio en relación al abandono, errancia y destinación desconocida. There is Life in Limbo, que da nombre a este trabajo fotográfico de casas abandonadas en territorios deshabitados, es a su vez una experiencia; experiencia compleja en la que el sujeto, vive un intenso trance fantasmagórico con el espacio, ya sea el que abandona, el que recorre, el que ansía o al que llega. El viaje migratorio es una mutación que condiciona la experiencia, no reduciéndose a un simple cambio de espacio por cuestiones materiales. Es también una fractura y un abandono, voluntario u obligado, doloroso, incluso el tránsito de un estado a otro del individuo. La definición de Limbo en este caso se emplea para definir el espacio en el que como artefactos se diseminan las construcciones abandonadas, muestra del viaje realizado por todos aquellos que por algún motivo abandonan su hogar o su negocio. A su vez, desde el campo de la informática Limbo es la zona en una memoria, volumen o espacio de almacenamiento, a donde se envían los archivos borrados. Similitud con la identidad borrada de los moradores de esas casas en su tránsito migratorio. Las series buscan reflejar la experiencia profunda que resulta de la migración. El vacío, el Limbo, es la frontera que muestra su capacidad de crear grietas que interrumpen las estructuras del tiempo y espacio, desterrando a sus moradores al infierno del espacio infinito.”

Al atlal era el nombre que recibían los lugares abandonados en la poesía clásica preislámica. A través de las ruinas y las casas abandonadas el poeta recordaba a su amada, este concepto en árabe se llama “ante las ruinas”. Así el poeta solía comenzar diciendo que estaba en las ruinas y, como hace Rocío con la serie fotográfica There is Life in Limbo, nos invita a visitar esos espacios abandonados y de un modo aparentemente accidental sumergirnos en un vértigo semejante al que Hitchcock consagró en su película. En esta ocasión la artista a través de su cámara nos empuja a situarnos en unas vidas ajenas y sentirlas propias. Recrear y asimilar la diáspora del tránsito, es parte de la experiencia que se vive cuando vemos las fotografías de la serie, donde el paso del tiempo, el abandono, la errancia, el silencio en una atmósfera desoladora es una constante. Pero que como bien advierte la autora, la vida se asoma de nuevo cuando en estas ruinas aparecen los graffitis anunciadores de negocios, mensajes políticos y profesionales en sus abandonados muros. Como diría el gran poeta árabe Mahmoud Danwis: “Sobre esta tierra hay algo que merece la pena vivir”.

Portada. Detalle de la exposición ''There is life in Limbo'': Cedida por Rocio Villalonga

Portada. Detalle de la exposición ”There is life in Limbo”: Cedida por Rocio Villalonga

Khalid Khreis, curator. 2018, Apr, 07

Director Jordan National Gallery of Fine Arts.