Trazos de temporalidad

‘Jueves y sábado’, de Joan Sebastián Granells
Galería Rosa Santos
Carrer de la Bosseria, 21 Valencia.
Hasta el 20 de mayo de 2016

Dos días de la semana: jueves y sábado. Dos coartadas que parecen no tener sentido: una versa sobre el ‘Ulises’ de James Joyce y la otra, simplemente, sobre sudokus. A la entrada en la galería Rosa Santos quizá el espectador se sienta algo desconcertado. Dicho desconcierto no supone un handicap pues al pasear por la muestra, por todos esos dibujos hiperrealistas de Joan Sebastián, solo hace falta prestar algo de atención para contrarrestar el efecto de desasosiego.

“He querido representar mi propia aventura de cada sábado”, nos explica el artista. Efectivamente, no hay mejor manera de explicarlo. Una prudente equiparación entre las casi 19 horas que dura en la novela la aventura de sus protagonistas, Leopold Bloom y Stephen Dedalus, y las continúas huellas que se quedan reflejadas en cada periódico semanal que el artista utiliza para dar comienzo al fin de semana. A modo de ritual, al igual  que su propia técnica, la minuciosidad y el detallismo han sido llevados al extremo, lo que nos induce a reflexionar sobre el tiempo: los momentos de pensamiento previo a la obra, la extensa duración de sacar adelante cualquier proyecto, las horas, minutos y segundos que suponen un trabajo de dedicación artística…

En palabras de Nacho París, autor del texto que acompaña la exposición, “El ‘Ulises’ es sin duda tanto en el proceso de creación de la novela, en los avatares de su publicación y sobre todo en su estructura y estilo narrativo (…), un ejemplo singular de subjetivación de la experiencia temporal”. Este efecto es que el Joan Sebastián ha querido trasladar a su cotidaneidad.

Sudokus. Imagen cortesía de la galería.

Sudokus. Imagen cortesía de la galería.

A través del uso de la técnica del dibujo, y solo dibujo, Joan Sebastián va situando la mirada del espectador. En las piezas donde aparecen los sudokus, cada elemento de la obra y aún más, la texturización del grafito, ya indican claros indicios del paso del tiempo. Lo mismo ocurre con las representaciones del libro ‘Ulises’ extraído de la biblioteca, las dobleces, rasgaduras y con los casi imperceptibles surcos consecuentes de los usos continuados. Con grises y negros, y las degradaciones consecuentes del roce de la mina sobre el papel, crea representaciones, captaciones realistas de un momento pero de las que no podemos llegar a asegurar que han tenido lugar.

Esa representación del no-suceso, o esa sensación de estar esperando por algo que no llega a ocurrir, es un aspecto continuado en la obra de Joan Sebastián. Ya en ‘Sala de espera’ (2009), exposición también llevada a cabo en la misma galería, donde reflexiona sobre el paso del tiempo o mejor, sobre un espacio temporalidad donde no ocurre nada. Desde luego, esta mezcla imposible que el artista propone en esta ocasión para los muros de la galería Rosa Santos funciona para transportar al observador a una especie de sala del no-tiempo, donde todo se detiene, donde no se puede dejar de admirar la delicadeza de la técnica y donde sobre todo, apetece sacar de la biblioteca el ‘Ulises’ de James Joyce.

Ulises 1. Imagen cortesía de la galería.

Ulises 1. Imagen cortesía de la galería.

María Ramis

GALAVERA, DOS Y DOS

GALAVERA – «Dos y dos» (2014)

Después de que en algunas ocasiones haya podido verles encima de un escenario tenía antojo de saber cómo se lo podían montar en estudio. Ese sonido tan peculiar, sumados arreglos, sumada producción, con más detalles de lo que puede ser la desnudez de un directo, me hacían presagiar que el resultado podría ser muy interesante.

Y no andaba muy equivocado, ya puedo dar fe de ello. “Dos y dos” es el debut discográfico de GALAVERA, el dúo formado por Raúl Tamarit (más conocido por ser compositor, cantante y guitarra de Los Radiadores) y su mujer Vanessa Juan. Solamente por el nombre del dúo (inspirado a partir del de las dos hijas de ambos –Gala y Vera-) y por el título del disco la cosa ya pintaba de unas profundidades intimistas muy sugerentes.

Vanesa Juan y Raúl Tamarít

Vanesa Juan y Raúl Tamarít

Pero lo que más me congratula de este proyecto es que ni suena al típico folk acústico cansino y aburrido que está al orden del día en muchas novedades musicales ni a esos parámetros indies que acaparan macrofestivales pero que aportan más bien poco para el día de mañana. Galavera suenan modernos pero con un poso rockero acústico rústico, algo así como si cruzáramos mi siempre amada “Chelsea girl” de Nico (no sé si me va la olla al pensar en la especial influencia de “I’ll keep it with mine” a conciencia o por azar durante algunos pasajes del disco) con alguna banda de folk-rock americana en su vertiente más melódica, cual si fuera una especie de folk underground fresco y luminoso realizado en algún suburbio, en alguna boca de metro, donde se exploran ángulos excitantes diferentes, poco frecuentes.

En “Dos por dos” hay una carga emocional atípica basada en contrastes. La voz tosca, áspera, inquietante y enigmática de Raúl se vuelve más cautivadora con el acompañamiento al violonchelo de Vanessa. Son buenas muestras de ello “Jueves, milagro”, “Sal y limón” o ese toque más country de “A la sopa boba” y, por supuesto un “No quiero volver a tu lado” que contiene las claves del disco, en la que destaca esa recta final donde coge protagonismo tanto el acompañamiento percusivo por Sergio Devece como la trompeta de Sebas Martí.

Portada del disco, Dos y dos.

Portada del disco, Dos y dos.

Mención especial para “Te inventaré”, mi preferida de este trabajo, de esas canciones ingeniosas con cierto poso de pop psicodélico que permiten transportar la imaginación del oyente. Asimismo supone una sorpresa grata “Semana Santa” con Vanessa en la voz principal. Se trata de una versión de una vieja maqueta inédita de Edu Fort, antiguo guitarrista de Una Sonrisa Terrible que falleció hace siete años, un tema que por sus connotaciones resulta inevitable asociar de algún modo a interesantes y ya legendarias bandas donostiarras como Family o La Buena Vida.

Nos hacen falta cosas como “Dos y dos”, imaginativas, para poder reivindicar nuevos proyectos con calidad y verdaderamente alternativos de la música nacional. Ché, que no sea siempre todo tanto o más de lo mismo.

* Se puede escuchar o comprar «Dos y dos» pinchando en el siguiente enlace: http://galavera.bandcamp.com/album/dos-y-dos

Juanjo Mestre

http://woody-jagger.blogspot.com/