Espejo del teatro

Primer acto. Cuadernos de investigación teatral
Celebración por su número 350
Fundada en 1957 por Pepe Monleón y José Ángel Ezcurra

“¿Una revista cultural especializada en teatro que llega a cumplir 59 años de vida y a editar 350 números?” El interlocutor alza las cejas con expresión de incredulidad. “No, en este país eso es una hazaña imposible, impensable”. Desafiando las lógicas previsiones, los vaivenes y cambios políticos, Primer acto. Cuadernos de investigación teatral, fundada por Pepe Monleón y José Ángel Ezcurra, en 1957,  ha realizado esa proeza.  Para celebrar el feliz acontecimiento  presentó el día 6 de junio su último número en la sede valenciana de la SGAE. El acto tuvo una dimensión de evocación emotiva debido al premio ex aequo concedido por la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (CLAVE) a José Monleón Bennácer y al recientemente fallecido Josep Lluís Sirera Turó por su labor en la crítica, investigación y creación teatrales.

Ejemplares de la revista Primer acto. Imagen cortesía de sus autores.

Ejemplares de la revista Primer acto. 

Excepto un breve paréntesis tras la muerte de Franco, la publicación nunca dejó de salir a la calle hasta que en 2012, debido a los recortes del Gobierno de Aznar tuvo que reducir su periodicidad, y de cinco números anuales pasó a dos, aunque sin mermar por ello el número total de páginas. La clave de la extraordinaria supervivencia hay que buscarla en la apuesta personal de Pepe Monleón y en la fidelidad de los suscriptores que se han ido rejuveneciendo al tenor de los tiempos, al igual que los miembros del Consejo de redacción. El periodista valenciano Jaime Millás forma parte de él desde 1986 y en este número firma un artículo sobre el actual panorama escénico tras el cambio de gobierno en la Comunidad Valenciana.

Una característica de Primer acto es la publicación de textos inéditos —“hay magníficos dramaturgos hoy en España”, dice Ángela Monleón—, y tomar el pulso a la actividad escénica de todo el territorio nacional, así como de Latinoamérica. En la sección ‘Travesías: Diálogos pendientes’, una serie de autores reflexionan sobre temas de actualidad.

Embajador mediterráneo

Nacido en Tavernes de Valldigna, Monleón mantuvo siempre su vinculación con sus orígenes y de forma espontánea ejerció el papel de embajador por las costas del Mediterráneo con proyectos como los Encuentros de Valldigna, su ciudad natal, o el barco Odissea. “El lema de mi padre siempre ha sido pelear y viajar”, dice Ángela Monleón codirectora de la revista con su padre nonagenario. “Su consejo es que no hay que volverse loco para cambiar el mundo pero sí cuestionarlo todo y no dar las cosas por sabidas y explicadas”.

Jaime Millás y Ángela Monleón en la presentación del número 350 de la revista Primer Acto. Imagen cortesía del autor.

Jaime Millás y Ángela Monleón en la presentación del número 350 de la revista Primer Acto. Imagen cortesía de la revista. 

Millás y Monleón intervinieron en el acto de presentación de la veterana publicación junto a Nel Diago, crítico teatral y profesor universitario y Juan Vicente Martínez Luciano, profesor, editor y director de Sagunt a Escena. Teatro de la Resistencia realizó una lectura dramatizada de algunas escenas de los textos publicados en el número 350: La República Análoga, de Arístides Vargas; Nada que perder, de QY Bazo, Juanma Romero y Javier G. Yagüe, y Monstruos, de Carmen Losa.

Fundada en 1957 por José Monleón y José Ángel Ezcurra, Primer Acto ha significado desde entonces una permanente reflexión crítica sobre el curso del teatro internacional, con especial atención a los ámbitos latinoamericano y español. Las distintas etapas vividas por la historia política y la realidad cultural han sido reflejadas, a través del teatro, en una publicación que concilia el análisis estético con la atención a las realidades sociales donde se enmarcan las creaciones artísticas. Con 350 números publicados y un consejo de redacción renovado periódicamente, constituye un documento insustituible para el seguimiento de las grandes líneas de nuestro teatro contemporáneo (www.primeracto.com).

“Llegar al número 350 de Primer Acto no ha sido fácil. Pero aquí estamos”, se lee en el editorial. “Cargados de memoria, de presente y de preguntas sobre el futuro. Ese futuro que sentimos como un enorme laberinto y que preferimos recorrer acompañados. Vivimos entre muros y alambradas, buscando al que piensa como nosotros, a ése con el que compartir la posesión de la verdad, la frase tajante, tranquilizadora: Las cosas son así. ¿Qué cosas? ¿Así? ¿Por qué? Hablemos, escuchemos, miremos, cuestionemos, imaginemos, construyamos y, como los pájaros, como los niños, como los filósofos, volemos alto”.

Teatro de la Resistencia en el acto de presentación de Primer acto. Imagen cortesía de sus autores.

Teatro de la Resistencia en el acto de presentación de Primer acto. Imagen de su cortesía.

Bel Carrasco

Assaig, 25 años de teatro universitario

Assaig, Grup de Teatre de la Universitat de València
Celebración por sus 25 años

Arrancó en 1991 con Bloody Mary Show, de Rodolf Sirera, bajo la dirección de Pep Sanchis. Y desde entonces Assaig, el Grup de Teatre de la Universitat de València, ha montado 33 espectáculos con alumnos universitarios, principalmente de letras (mayoritariamente de las diversas Filologías) y muy raramente de ciencias. Ese carácter estable y la oficialidad que le otorga su dependencia de la Universitat, confiere a Assaig una peculiaridad y singularidad dentro de la escena universitaria española.

Assaig cumple 25 años. Imagen cortesía de La Nau.

Foto de grupo en la Sala Matilde Salvador por los 25 años de Assaig. Imagen cortesía del Grup de Teatre de la Universitat de València.

El vicerrector de Cultura Antonio Ariño destacó igualmente su contribución “a la normalización lingüística”, dado que todos los espectáculos se representan en valenciano, así como su carácter formativo para muchos estudiantes de la comunidad universitaria. Su extenso legado se recoge en un libro de 375 páginas, en el que han participado más de 70 personas y que fue presentado ayer en la Sala Matilde Salvador de La Nau, junto a una selecta representación de cuantos han contribuido a tamaña efemérides.

Per Sant Lluch.

Per Sant Lluch, de Josep Lluís Sirera. Imagen cortesía de Assaig.

Para celebrar el cuarto de siglo de Assaig, está prevista la reposición de algunos de los espectáculos más emblemáticos, empezando con Per Sant Lluc, de Josep Lluís Sirera, y más adelante con El dia que Bertolt Brecht va morir a Finlàndia, de Josep Lluís y Rodolf Sirera, Les dones de Sade, versión libre de Madame Sade de Mishima, y Parelles de fet, de fet parelles, de Carles Pons. Pep Sanchis, director el grupo teatral desde sus inicios, resaltó la importancia de tener una formación teatral estable para los alumnos universitarios en Valencia, subrayando la singularidad de que, a pesar de no ser una escuela, “salen muchos actores y muy bien preparados”.

Assaig ha representado textos de autores célebres del panorama nacional e internacional como William Shakespeare, Homero, Yukio Mishima o Tirso de Molina, junto a ilustres de la Comunidad Valencia y Cataluña como Joanot Martorell, Max Aub, Joan Brossa, Quim Monzó, Sergi Belbel o los ya mencionados Rodolf y Josep Lluís Sirera, a los que han dado vida actores y dramaturgos como Jorge Picó, Juanjo Prats, Juan Vicente Martínez Luciano, Antoni Tordera, Ana Conca o Maria Josep Peris.

Laura Monrós, nueva directora del Aula de Teatre de la Universitat de València, destacó dentro de esa programación de reposiciones las varias sesiones de Teatro Fórum que tendrán lugar con motivo de esos 25 años. “En ellas participarán  autores, directores, actores y traductores de las obras, moderadas por nombres relevantes de la escena valenciana”, explicó Monrós. El Centre de Documentació de Música i Arts Escèniques de CulturArts cederá la grabación de una de sus producciones para esos debates.

La Universidad Complutense de Madrid, como recordó una de las participantes en el acto de presentación del libro conmemorativo, no tiene grupo universitario oficial, a pesar del trabajo realizado igualmente durante años en esta área de formación teatral. Assaig ha obtenido además los premios Micalet de Teatres de la Generalitat Valenciana a la producción no profesional en 2000, y el primer premio en el XVII Concurso Villa de Mislata al mejor espectáculo en 1998 y 2007 por Les dones de Sade y Per Sant Lluc, dos de las obras ahora repuestas.

Assaig.

El dia que Bertolt Brecht va morir a Finlàndia, de Josep Lluís y Rodolf Sirera. Imagen cortesía de Assaig.

Salva Torres