Pim, PAM!, fuego…

PAM!15
Mostra de Produccions Artístiques i Multimèdia
Facultad de Bellas Artes de Valencia
Del 21 al 24 de abril, 2015

Organizada por el Master Universitario en Gestión Cultural (UPV-UV) y por el Master Universitario en Producción Artística (UPV), PAM! es un proyecto multidisciplinar en el que están implicadas un centenar de personas, entre artistas, estudiantes, profesorado y profesionales del sector de la cultura.

PAM! se está consolidando como una muestra de referencia en la ciudad de Valencia, ya que, además de la exposición de obras de artistas noveles, también incluye un completo programa de actividades con conciertos, conferencias, mesas redondas, talleres y performances. En todas se cuenta con profesionales y expertos del ámbito cultural valenciano y nacional.

Imagen del video promocional del festival PAM!15. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Imagen del video promocional del festival PAM!15. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

PAM! no es únicamente un festival de arte y multimedia para el goce y el disfrute de todos los asistentes, sino que es un festival didáctico en el que, para su organización y montaje, alumnos de varios másters se unen para poner en práctica todo lo aprendido, para tener un enfrentamiento directo con la realidad de sus especialidades. Es por eso que este festival apuesta por la cooperación, la eficacia y la profesionalidad.

Ante todo, PAM es un festival abierto a las nuevas e innovadoras formas de expresión, un festival desprovisto de elitismo. Esta plataforma queda habilitada para que alumnos de varias carreras expongan sus ideas, sus trabajos y su esfuerzo.

Imagen del video promocional del festival PAM!15. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Imagen del video promocional del festival PAM!15. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Como apuntan sus organizadores, los valores de PAM son: la pasión por la creación y gestión artística contemporánea; la escucha activa de las inquietudes y propuestas de los artistas emergentes y su entorno, y la convicción de la acción transformadora social del arte y la necesidad de generar proximidad entre los jóvenes, la universidad y la sociedad.

PROGRAMA PAM!2015:

JUEVES 16

12:00 imagPAM!]aparte[. Presentación y pase de video-arte, Filmoteca Valenciana.

LUNES 20

12:00 PAM!]aparte[. Talleres del IVAM. Rogelio López Cuenca, no/w/here: Valencia. Aula A.3.7. Colaboración IVAM

Imagen del festival PAM! de su video promocional. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Imagen del festival PAM! de su video promocional. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

MARTES 21:

11:00 Presentación de PAM!15, Auditori Alfons Roig

11:00 MiniPAM, en colaboración con la Facultad de Magisterio

12:00 OHM DJ. Escenario exterior de BBAA

12:30 Performance “Horas Perdidas”, Odette Fajardo. Terraza cafetería BBAA

13:00 Danza. Salida del Auditori Alfons Roig, BBAA. Colaboración con CSDV

17:30 José Miguel G. Cortés, Auditori Alfons Roig

19:00 Danza. Espacios interiores de BBAA a cargo de Cristina M. Gómez

19:30 Thee Vertigos. Escenario exterior de BBAA

ShootPAM! Se realizará durante toda la jornada.

Cartel anunciador de PAM!15. Cortesía de los organizadores.

Cartel anunciador de PAM!15. Cortesía de los organizadores.

MIÉRCOLES 22:

11:00 miniPAM!, ROBOTIX, Sala Azul.

11:00 SoundCool, Aula B.0.1. Colaboración Máster de Música

11:30 Mesa Redonda “Espacios Culturales”. T4

12:00 Visita guiada master restauración. Aula B4-16

12:30 Danza. Espacios interiores de BBAA. Colaboración con CSDV

13:00 Música. Julio Sosa. Terraza cafetería

16:00 Taller DIWO Circuit Bending. Aula B.0.3.

19:00 Visita guiada. Universidad Sénior, UPV

19:00 Mesa redonda “Publicaciones culturales”. Sala Azul.

JUEVES 23:

11:30 Taller arteterapia/ AVAPACE. Sala Azul

13:00 Danza. Espacios interiores de BBAA. Colaboración con CSDV

16:00 Taller DIWO tintas conductivas y papeles interactivos. Aula B.0.3

17:30 Música. Berklee College of Music. Escenario exterior

19:00 Música. Marc Moreno. Escenario exterior de BBAA

21:30 PAM!]aparte[. Presentación catálogo PAM!14. Mercado Tapinería

22:00 PAM!]aparte[. Concierto The Obleans. Mercado Tapinería

Imagen del video promocional del festival PAM!15. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Imagen del video promocional del festival PAM!15. Facultad de Bellas Artes de Valencia.

VIERNES 24:

11:30 Taller. Colaboración arteterapia-AVAPACE. Sala Azul

12:00 visita guiada master restauración. Aula B4-16

13:00 Danza. Rellano frente Decanato en BBAA. Colaboración con CSDV

16:30 Mesa redonda. “Derechos laborales y producción artística”. Aula B.0.6

17:00 Visita guiada. AVALEM/Postgrado Educación Artística y Gestión de Museos, UV

19:00 Concierto MEVIC, Auditori Alfons Roig. Colaboración Máster de Música

PAM!]aparte[:

23, 23, 24 de abril de 10:00 a 14:00, Taller de Rogelio López Cuenca. Colaboración IVAM

21-24 de abril. Transport]ART[e. Intervenciones artísticas en autobuses y paradas. Colaboración con EMT Valencia.

22 de abril, Performance “Horas Perdidas”, Odette Fajardo. Facultad de Ciencias Sociales.

Exposición PAM!PAM!, Centre del Carme. Inauguración 6 de mayo. Hasta el 21 de junio. Colaboración Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana.

+info en: http://muestrapam.org/

Performance de Odette en PAM!15.

Performance de Odette Fajardo en PAM!15. Imagen cortesía de los organizadores.

Nauman, un caso digno de estudio en el IVAM

Cuerpo, Espacio y Tiempo en Bruce Nauman
IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 28 de junio, 2015

Ludwig Wittgenstein, una de las influencias de Bruce Nauman, afirmó que “de lo que no se puede hablar mejor es callarse”. Se refería a todo aquello que escapa a los límites del lenguaje. Que es, precisamente, de lo que se hace cargo el artista norteamericano, al que el IVAM le dedica su Caso de Estudio. Un caso sin duda digno estudio, por cuanto recoge en su trabajo las huellas de lo que Luis Racionero llamó filosofías del underground. Filosofías que exploraron a principios de la segunda mitad del siglo XX alternativas a la mente racional, para que aflorara libre de ataduras la parte más inconsciente del sujeto.

Obras de Bruce Nauman. Imagen cortesía del IVAM.

Obras de Bruce Nauman. Imagen cortesía del IVAM.

‘Cuerpo, Espacio y Tiempo en Bruce Nauman’ reúne 14 obras del artista de Indiana, diez de la Colección del IVAM y cuatro de Electronic Arts Intermix, junto a otras de Man Ray, Marcel Duchamp, Merce Cunningham, Georges Hugnet, Richard Serra, Steve Reich, John Cage y Samuel Beckett, la de este último abriendo la exposición con sus películas ‘Film’ y ‘Quadratt’. Y ya sean las propias de Nauman o las de quienes “ayudan a contextualizar su obra”, según explicó la comisaria María Jesús Folch, lo cierto es que toda ella diríase atravesada por el afloramiento de ese inconsciente rayano a la locura.

Obra de Nauman en 'Cuerpo, Espacio y Tiempo en Bruce Nauman'. Imagen cortesía del IVAM.

Obra de Nauman en ‘Cuerpo, Espacio y Tiempo en Bruce Nauman’. Imagen cortesía del IVAM.

A Nauman le interesa tanto explorar los límites del lenguaje, del cuerpo, de la identidad, que en la mayoría de casos termina emergiendo una conciencia tan lúcida como alucinógena. Ya sea ‘Deformando la boca’, mediante un insistente ‘Pellizco en el cuello’ o simplemente ‘Rebotando en la esquina’,  sus videos parecen ilustrar cierto brote psicótico. Brote manifiesto en la película de Beckett, ‘Film’, a modo de prólogo del resto de la exposición.

En todo caso, Nauman pretende confrontarnos al hecho del cuerpo, el espacio y el tiempo en los cuales se inscribe ese cuerpo que da título al ‘caso de estudio’, en tanto manifestación de algo singular. Frente al cuerpo disciplinado, ya sea para el trabajo o el consumismo alienantes, el artista procede a mostrarnos un cuerpo liberado de ciertas convenciones sociales, de manera que sea él mismo. Y lo consigue a base de forzarlo a repetir sin descanso una serie de gestos o movimientos que terminan confluyendo en su polo opuesto: del orden al desquiciamiento.

Obra de Bruce Nauman en el IVAM.

Obra de Bruce Nauman en el IVAM.

Lo mismo sucede cuando explora los límites de la percepción, manipulando ciertas acciones o sonidos de forma que la mirada y la escucha se vean forzadas a ver y oír de otras maneras. De nuevo Wittgenstein cuando dice: “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo”. Nauman pretende que el sujeto amplíe esos límites, para que así aflore ese otro mundo diferente al que no tiene acceso por hallarse encerrado entre las cuatro paredes de su propio y estrecho lenguaje.

En ‘Good boy, bad boy’ y en ‘Flesh to White to black to flesh’ fuerza la confrontación de sonidos y la idea de máscara, haciendo que converjan a un tiempo la crítica social, desvelando ciertos engaños y ocultamientos, con la emergencia de una identidad confusa e igualmente alienada. El cuerpo, inscrito en un espacio y un tiempo al servicio de ese desvelamiento manipulador, comparece en la obra de Bruce Nauman como un cuerpo extrañado. Un cuerpo forzado a la repetición de ciertos gestos y acciones. Un cuerpo amenazado por aquello que vendría a liberarlo. Nauman es, sin duda, un caso digno de estudio.

Una de las imágenes de Nauman en la exposición 'Cuerpo, Espacio y Tiempo en Bruce Nauman'. Cortesía del IVAM.

Una de las imágenes de Nauman en la exposición ‘Cuerpo, Espacio y Tiempo en Bruce Nauman’. Cortesía del IVAM.

Salva Torres

El IVAM, por fin, con las Buenas Prácticas

En las primeras semanas de José Miguel G. Cortés al frente de la dirección del IVAM, las asociaciones de artistas visuales (AVVAC) y críticos de arte (AVCA) de la Comunitat Valenciana mantuvieron una primera reunión, que acabó en desencuentro ante la negativa del nuevo director de hacer público su proyecto de gestión y asumir el Código de Buenas Prácticas para el funcionamiento integral de la institución. Tras un primer comunicado al respecto, en el que artistas y críticos de arte defendían la independencia en la gestión del centro, Cortés hizo público su proyecto para el IVAM a través de la página web del Institut.
Una semana después, el sector del arte contemporáneo del Estado español en pleno, representado por dieciocho asociaciones profesionales, realizaba un pronunciamiento inequívoco solicitando al IVAM que transite en este nueva etapa a través del cauce marcado por las buenas prácticas, a la vez que se reclamaba la despolitización del Consejo Rector y la divulgación del resultado de una auditoría externa de las cuentas de la institución.
Ante una escena profesional que lo demandaba sin fisuras, el director del IVAM ha lanzado una comunicación en la que manifiesta su compromiso con la aplicación de los procedimientos de transparencia que caracterizan el Código de Buenas Prácticas. Las asociaciones profesionales prosiguen ahora sus gestiones a través de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, persiguiendo la despolitización del Consejo Rector del IVAM.
Este es el escrito divulgado desde el gabinete de prensa del IVAM:
El director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), José Miguel G. Cortés, ha suscrito el Documento de Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte Contemporáneos. Este Documento fue acordado el 31 de enero de 2007 por el Ministerio de Cultura y todos los sectores de profesionales del arte contemporáneo, entre los que se encuentran la Asociación de Directores de Museos y Centros de Arte Contemporáneo, el Consorcio y la Unión de Asociaciones de Galerías, el Consejo de Críticos de Artes Visuales, la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales y el Instituto de Arte Contemporáneo. El Documento traza un marco de referencia para el sector, aboga por una gestión cultural transparente, democrática y participativa, al tiempo que pretende ser una herramienta para mejorar las relaciones profesionales entre todos los agentes que intervienen en el mundo del arte contemporáneo.  El texto abarca importantes aspectos que van desde el papel social de los museos y centros de arte, las estructuras de gestión de los mismos y el mantenimiento de una relación con los artistas y comisarios colaboradores basada en las buenas prácticas profesionales, esto es, honorarios por el trabajo o los servicios prestados, respeto a los derechos de autor y formalización de los acuerdos mediante los contratos por escrito. Otro punto destacado del Código de Buenas Prácticas es el método de elección de los directores de museos mediante un concurso público y de carácter internacional con el fin de garantizar el desarrollo de su programa expositivo, tal y como ya se viene realizando en importantes instituciones museísticas, entre ellas, el IVAM. 

España reclama buenas prácticas al IVAM

El sector del arte español ha realizado un movimiento conjunto de posicionamiento acerca del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), lanzando un comunicado en el que se reivindica la necesidad de que el nuevo director aplique el Manual de Buenas Prácticas al funcionamiento integral de la institución, a la vez que se defiende su independencia, se reclama la despolitización del Consejo Rector y la auditoría externa de las cuentas de la etapa de Consuelo Ciscar.

Este es el contenido íntegro del comunicado, suscrito por diecisiete de las principales asociaciones estatales y autonómicas de las artes visuales en España, que representa a la práctica totalidad del sector:

“Ya son muchos los años que los profesionales de las artes visuales en la Comunidad Valenciana y del Estado español, tanto desde las asociaciones como fuera de ellas, vienen advirtiendo sobre la deriva del IVAM, que pese a haber comenzado su andadura como un  centro museístico de referencia a nivel nacional e internacional, con una cuidada atención a sus políticas expositivas y líneas de investigación, pasó a ser el ejemplo que todos conocemos de incoherencia museológica, nepotismo administrativo y opacidad contable.

La situación en la que nos encontramos en este momento merece una especial atención, puesto que se percibe una cierta voluntad de regeneración institucional que parece estar introduciendo aires de cambio en el IVAM. Sin embargo, para que toda esta serie de movimientos no quede únicamente en una puesta en escena sin trascendencia efectiva, las asociaciones representativas del sector que suscriben este comunicado entendemos que hay tres puntos básicos que en este momento deben ser atendidos, para que podamos hablar de una verdadera voluntad de cambio.

En primer lugar, como ya se ha hecho mención en anteriores ocasiones, la composición del Consejo Rector está lejos de ser la deseable en una Institución museística que pretenda actuar con rigor teórico-práctico, articulando un proyecto de una cierta continuidad temporal, ya que la gran mayoría de sus integrantes son políticos profesionales, miembros del actual partido en el poder. Esto supone una clara merma no sólo de las potencialidades museológicas y museográficas del IVAM (al no tratarse de expertos en la materia), sino también del carácter democrático de un museo que es público (al no existir representantes de la sociedad civil), sufragado con el dinero de todos, y que debe permanecer ajeno a los intereses de cualquier partido. El documento 0 del sector de las artes sobre Buenas Prácticas en Museos y Centros de Arte estipula que la composición del patronato de un museo debe ser de entre un 20% y un 33% de representantes de la administración titular, entre un 20% y un 33% de representantes de la sociedad civil (asociaciones, colectivos, etc.) y entre un 33% y un 50% de científicos y expertos en arte. A día de hoy este balance de porcentajes se incumple de manera desproporcionada.

Este proceso de despolitización tiene que ser inminente, y puede realizarse sin otro mecanismo que la pura voluntad política, puesto que el año pasado vimos cómo el Consejo Rector era transformado de plano para asumir la forma actual, sin que ello haya generado ningún impedimento administrativo. Entendemos, por tanto, que con la misma celeridad que se llevó a cabo ese proceso, puede ser revertido, por lo que los representantes del sector exigimos una inmediata reformulación del Consejo Rector, para que los miembros no pertenezcan en su mayoría a la Administración titular, sino que esta mayoría la constituyan los expertos en Arte o en gestión de museos de reconocida trayectoria, y haya una igual proporción de los representantes de la Administración titular y de los de la sociedad civil.

En segundo lugar, la independencia del director del IVAM es una cuestión que se ha puesto de relieve en los últimos días, con las polémicas levantadas a tenor de las injerencias del Consejo Rector en las decisiones del nuevo director del IVAM, José Miguel García Cortés. La independencia del director, “que se plasma en la programación de exposiciones y actividades culturales, atendiendo a criterios estrictos de profesionalidad” según una carta que el pasado día 27 de noviembre enviaron los propios trabajadores del IVAM a la Consejera de Cultura, es una demanda conjunta del sector de las artes visuales, que debe ser respetada para garantizar la coherencia en la propuesta museística de la dirección del IVAM. El Consejo Rector debe ser un órgano con el cual la dirección del IVAM trabaje conjuntamente, en un proceso de mutuo entendimiento, en base a ofertar una programación que cumpla no sólo con unos elevados estándares de calidad sino también con la función pública de incidir en la calidad de vida de los ciudadanos, a través de las capacidades expresivas de la práctica o consumo cultural y de la vertebración simbólica del territorio en el que se inserta el museo.

Recordamos aquí que es finalidad primera del IVAM “desarrollar la política cultural de la Generalitat en cuanto concierne al conocimiento, tutela, fomento y difusión del arte moderno”. Ello implica la generación de instrumentos y el desarrollo de programas que incentiven estos fines en todos los niveles de la estructura social. El IVAM es un Instituto, no un museo, y la dirección del mismo debe de ser permeable a la participación, diálogo y comunicación con la ciudadanía y los profesionales. Es necesario que la dirección del IVAM asuma los postulados de las buenas prácticas profesionales que en su día acordó el sector junto al Ministerio de Cultura como garantía de buen funcionamiento del mismo.

En tercer lugar, debido a los antecedentes de la anterior directora del IVAM, que salió de la dirección de Consorcio de Museos dejando un déficit de aproximadamente 14 millones de euros, y debido a que los informes aportados por el IVAM son insuficientes, se impone con urgencia una auditoría externa de las cuentas del IVAM cuyo resultado se haga público sin maquillajes, para saber en qué estado se encuentran actualmente y, si procede, que la justicia actúe como corresponda. Es de crucial importancia someter las cuentas del IVAM a una auditoría externa para que la actual dirección no se vea entorpecida por las consecuencias de una mala gestión anterior. La opacidad del IVAM en estas cuestiones llama la atención cuando se compara con regiones como el País Vasco, donde ya en 2003 se aprobó una Ley de Museos en la que se obliga a informar anualmente del precio de las obras adquiridas con dinero público.

Debido a lo anteriormente expuesto, entendemos que estas tres demandas deben ser atendidas, no sólo por constituir una reclamación conjunta del grueso de la sociedad civil, representada por diversas asociaciones y colectivos profesionales, sino por la necesidad de entender lo público únicamente desde la perspectiva de transparencia, participación y responsabilidad política que caracteriza a la auténtica democracia. La sociedad reclama un IVAM en el que el cambio no se limite a una serie de declaraciones bienintencionadas, sino que cumpla con rigor las funciones públicas para las que fue creado.”

SUSCRIBEN:

Arte Madrid. Asociación de Galerías de Arte Madrileñas

Art Barcelona. Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de Barcelona

Associació d’Artistes Visuals de Catalunya (AAVC)

Associació d’Artistes Visuals de les Illes Balears (AAVIB)

Associació Catalana de Crítics d’Art (ACCA)

Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE)

Asociación Nacional de Investigadores en Artes Visuales (ANIAV)

Artistas Visuales Asociados de Madrid (AVAM)

Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA)

Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC)

Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales (CCCAV)

Consorcio de Galerías Españolas de Arte Contemporáneo (CGEAC)

Instituto de Arte Contemporáneo (IAC)

Mujeres en las Artes Visuales (MAV)

Sociedad Española de Estética y Teoría de las Artes (SEyTA)

Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV)

Unión de Artistas Visuales de Andalucía (uavA)

 

Cortés llega al IVAM con formas del pasado

El diario alemán Costa Blanca Nachrichten se ha interesado por la opinión de AVVAC sobre el reciente nombramiento del nuevo director del IVAM. Ignacio París, presidente de AVVAC de 2009 a 2012, responde:

La elección de un nuevo director implica también una nueva etapa para el IVAM. ¿Cuáles son los retos más importantes con los que tiene que enfrentarse el sucesor de Consuelo Císcar?

Aunque el periodo Consuelo Ciscar ha sido nefasto, el declive del IVAM se inicia antes; bajo la dirección de Cosme de Barañano, y tiene como punto de inflexión el cierre de la segunda sede del IVAM –el Centre del Carme– un espacio singular que se había demostrado extraordinariamente fecundo y sugerente para los artistas y proyectos que allí se desarrollaron. Este cierre rompió la articulación del museo en dos espacios, uno dedicado fundamentalmente al arte moderno y el otro al contemporáneo, una estrategia que se había mostrado eficaz. Pero volviendo de manera más precisa a tu pregunta; en la recuperación del prestigio del IVAM los retos que debe afrontar se desarrollan en varios frentes: En el ámbito estricto de la gestión política y administrativa son necesarias la transparencia contable y la plena autonomía profesional desarrollándola al margen de la mercadotecnia de los partidos políticos. Por otra parte la recuperación del prestigio intelectual de este espacio debe estar basado tanto en el rigor y profundidad curatorial de los proyectos expositivos que se lleven a cabo como en el desarrollo de actividades culturales que piensen y debatan críticamente el arte, el sentido del museo y el hecho expositivo. Se trata de convertir el museo en un espacio de comunicación, pero también de investigación debate y pensamiento. Por último pero no menos importante es tanto repensar la formas de diálogo, participación e integración con la ciudad, el barrio y el sector profesional local como establecer una red de colaboraciones con otros espacios, nacionales y foráneos que posibilite el intercambio de producciones y proyectos y la optimización de recursos.

¿José Miguel García Cortés tiene la experiencia necesaria para afrontarse a estos retos?

Hay que dar un margen de tiempo y dejar trabajar al nuevo director. Pero en cualquier caso y viendo su trayectoria parece carecer de experiencia internacional y su perfil especialmente los últimos años es más es el de un docente y teórico, que puntualmente ha llevado a cabo algunos proyectos expositivos, que el de un comisario independiente o el director de un espacio expositivo.

¿Ha valido la pena elegir el nuevo director a través un concurso internacional? ¿O los resultados, para el sector del arte, son más bien una decepción?

Es innegable que la convocatoria de un concurso es importante y supone los reconocimientos primero de que es urgente avanzar en los usos democráticos en el ámbito de la gestión cultural y segundo que la gestión anterior era inadecuada en sus formas. Sin embargo, desde el punto de vista de AVVAC, el proceso ha estado plagado de irregularidades y no ha tenido ni la transparencia exigible ni funcionamiento deseable –algo que ya denunciamos en su momento criticando la composición del jurado– y que se ha agravado con la ausencia inexplicada de alguno de los que inicialmente fueron nombrados. Por otra parte sabemos que la convocatoria de un concurso no es por si misma una garantía de democracia si en la intención política está instrumentalizar y pervertir el proceso. Parece que solo había una intención de maquillaje democrático y no de regeneración. No era mucho mas que una operación de propaganda. Teniendo en cuenta que la reclamación sectorial de “buenas prácticas” se remonta a principios de 2007, haber conseguido que en 2014 se convoque por primera vez un concurso público para la dirección de un museo en la Comunidad Valenciana y que el proceso sea decepcionante, podría, con optimismo, calificarse de una victoria pírrica. Por otra parte tan necesario como el concurso es la constitución de un consejo rector o un patronato independientes, ya que estos organismos pueden condicionar la gestión del director convirtiendo el concurso en una mera formalidad.

Hay quién dice que García Cortés ha sido un protegido de Císcar. ¿Hubiese sido mejor un director que no haya tenido ninguna relación con el IVAM hasta ahora?

De hecho es Císcar quien lo nombra director del Espai d’Art Contemporani de Castelló (EACC). Y desde luego hubiera sido necesario que se nombrara a alguien sin ninguna vinculación con Císcar o la última etapa del IVAM, y Cortés en su trayectoria profesional parece íntimamente vinculado a un pasado y a unas formas de actuar que exigen una regeneración. Ahora lo que debemos exigir es que quien esté al frente del museo afronte el inmediato, o progresivo, desmontaje del entramado de intereses económicos y personales que ha empobrecido intelectual y económicamente al IVAM durante la etapa Císcar

Con un presupuesto tan a la baja, ¿es posible recuperar el prestigio que el museo tenía antes?

Creemos que sí. Aunque sea complicado, no se trata tanto de disponer de mucho dinero como de una gestión eficaz e inteligente. Probablemente sea imposible realizar espectaculares exposiciones de arte moderno, pero la contemporaneidad si se puede explorar con un presupuesto menor. El gran problema es la inflación de una plantilla cuyos meritos en muchos casos es discutible y que hipoteca presupuestariamente el desarrollo de actividades, que es lo que da sentido a la institución. En cualquier caso creemos que si se aspira a tener un museo de calidad, la financiación pública no puede continuar recortándose y que si la institución vuelve a gestionarse profesionalmente y de modo transparente el apoyo público (estatal, regional y local) debería irse incrementando.

La colección del IVAM está considerada bastante fuerte. ¿Se podría aprovechar más estos recursos propios?

Una irreflexiva política de donaciones ha deteriorado en los últimos años considerablemente la colección, aumentándola excesivamente en volumen pero no en calidad y haciéndole perder sentido (con el problema presupuestario y dotacional que esto conlleva). Sin embargo es cierto que en épocas anteriores se construyó, además de manera económica, una colección interesante y plena de sentido que debe ser un recurso importante para el IVAM. Sin embargo desde AVVAC queremos advertir contra la idea de las relecturas constantes de las colecciones como mantenimiento de la actividad de los museos en tiempos de crisis por la renuncia que esto supone al impulso a la producción y creación contemporánea que en España tanto depende de las instituciones.

Comparado con museos como el Reina Sofía o el Macba, el sueldo del nuevo director del IVAM va a ser bastante más bajo. Con estas condiciones, el IVAM seguirá jugando un papel menor en el panorama museístico de España, ¿no?

Comparado con la precaria situación de los artistas en España, el sueldo de director del IVAM no es bajo. Uno de los problemas menos abordado en los debates sobre la gestión del arte en este país es la excesiva relevancia que tiende a atribuirse a los directores. Una verticalidad estructural que no favorece el diálogo y el trabajo en equipo. Un buen museo debe ser fruto también de la colaboración y la convivencia de voces y criterios del trabajo conjunto de los equipos que lo componen y de los profesionales que eventualmente intervienen. En cualquier caso el interés de un museo no es directamente proporcional al sueldo de su director. En el mismo IVAM se pudo comprobar con el desmedido sueldo de Barañano y la progresiva pérdida de interés del museo.

A Consuelo Císcar se le ha reprochado, entre otras cosas, que el IVAM haya estado ligado demasiado a la política. ¿Cómo se puede evitar tal situación, dado que el museo depende del dinero de la Generalitat?

En una sociedad realmente democrática es precisamente la financiación pública la que debe ser garantía de independencia, ya que es el dinero de todos y ese dinero debe de ser el que posibilite la diversidad de acción, pensamiento y crítica. Esto es algo que a veces no entiende el poder político, que tiende a excederse en sus atribuciones. Así que depende en primera instancia de la independencia y capacidad de negociación de los responsables del museo el poder mantener la independencia. En segundo lugar el sector profesional y la sociedad civil tendrán que reclamar la participación en los órganos de gobierno de los museos como garantía de diversidad y servicio público.

¿Qué haría falta cambiar para que el IVAM fuese un foro de intercambio y una referencia también para los artistas de la región?

Eso depende de la voluntad del actual director, de su concepto de museo, del interés en proyectar una mirada sobre el presente e insertarse en la realidad cultural mas cercana con la creación de un espacio dinámico de debate investigación y pensamiento, donde los criterios de excelencia se basen tanto en la colaboración con el exterior como en el impulso y fortalecimiento del tejido creativo local. O de si por el contrario el proyecto que ha presentado es el de un “museo espectáculo”.

El grupo parlamentario EUPV ha pedido una auditoría especial sobre la gestión del IVAM durante los tiempos de Císcar. ¿Cómo se podría mejorar la transparencia en cuanto a la gestión del museo?

Hoy por hoy depende de la conciencia democrática de políticos y gestores, pero como dijimos antes para profundizar en un proceso de gestión transparente es fundamental que en el organigrama de cualquier museo existan organismos independientes y de composición plural con capacidad para conocer cuentas y presupuestos, aprobar adquisiciones y donaciones, etc.

POR UN NUEVO IVAM

Tareas para el nuevo director del IVAM

El pasado 24 de abril se publicaba en eldiario.es/cv un artículo en el que se detallaban las cuatro tareas urgentes a llevar a cabo en el IVAM para su regeneración, antes del cambio de dirección. La Conselleria de Cultura no ha llevado a cabo esas tareas de limpieza, ¿las llevará a cabo el director electo, José Miguel García Cortés?

La trayectoria de García Cortés está ligada a la de Consuelo Ciscar, pues fue ésta quien lo nombró director de La Gallera y posteriomente del Espai d’Art Contemporani de Castelló (EACC). También fue llamado para estar al frente de un proyecto frustrado, que pretendía convertir el Centre del Carme de Valencia en un gran centro cultural al estilo del CCCB de Barcelona.

En el sector del arte crece el escepticismo ante la estrecha relación que ha vinculado al recién elegido director del IVAM con quien se considera que ha sido su peor directora, pues puede que la condición del nombramiento sea no remover el pasado.

Las tareas siguen sobre la mesa:

“Una auditoría para conocer las cuentas

El IVAM tiene un presupuesto cercano a los 6 millones de euros, la mitad que hace un lustro. Aunque la Generalitat asegura que sus cuentas están bajo control y supervisadas anualmente por la Sindicatura de Comptes, asociaciones como Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), Associació Valenciana de Crítics d’Art (AVCA) y Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunitat Valenciana (LaVac) han pedido una auditoría.

De hecho, la gestión de Císcar ha estado marcada por compras tan discutidas como las realizadas por tres millones de euros al artista al que promovía José María Aznar o las 61 fotografías adquiridas por casi medio millón a Gao Ping, el galerista chino ahora en prisión por liderar una trama dedicada al blanqueo de dinero.

Despolitizar el Consejo Rector

El Consejo Rector del museo, liderado por la consejera de Cultura, María José Catalá, y su equipo, e integrado, mayoritariamente, por profesionales afines al PP, debería hacerse el haraquiri. Debería, cree gran parte del sector, promover su renuncia para dejar paso a un “órgano al que deberían integrarse profesionales cualificados elegidos por concurso público, con un jurado integrado únicamente por profesionales del sector no vinculados al IVAM”, como ya ha pedido, por ejemplo, AVVAC.

Frenar las gestiones de Císcar

Con la destitución de Císcar, la mujer de Rafael Blasco, a la espera de condena por la supuesta apropiación de fondos públicos destinados a la cooperación, se deberían frenar todas sus gestiones a la espera del nombramiento del nuevo director. Según fuentes del sector, Císcar ha trabajado últimamente a destajo para acelerar compras, concretar la futura programación del museo e incluso pretendería asistir a la Bienal de Dakar en representación del IVAM.

Destitución del personal de confianza

Desde el sector se ha denunciado en varias ocasiones la necesidad de “ racionalizar el estado de la últimamente engordada plantilla” del IVAM.  Hay quién va más lejos y pide la destitución del equipo de confianza de Císcar –al menos los cinco subdirectores y dos administrativas- y la conformación de una nueva estructura en la que, además, se depuren las duplicidades generadas por la superposición de los profesionales nombrados por Císcar a aquellos heredados de su predecesor, Kosme de Barañano (…)”.

Voro Maroto