La memoria melanítica de la XXX Semana Negra de Gijón

XXX Semana Negra de Gijón
Antiguo astillero de naval de Gijón
Del 7 al 16 de julio de 2017

Con cronológica regularidad estival, el antiguo astillero naval de Gijón acoge la trigésima edición de la Semana Negra, vertebrando un cronograma de diez jornadas que transitan desde el inmediato viernes 7 al domingo 16 de julio de 2017, a través de las que conmemorar implícitamente tres décadas erigidas en referencia del mapa noir peninsular y transoceánico, a partir de cuyos mimbres el festival literario se ha ido nutriendo de territorios y extremidades consanguíneos al género negro y consolidando una morfología excepcional que responde a todas las acepciones del término.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes institucionales junto al cartel de su trigésima edición, obra de Carme Solé Vendrell, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes institucionales junto al cartel de su trigésima edición, obra de Carme Solé Vendrell, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

En un encuentro con los medios en la ‘Carpa del Encuentro’, aún con los paños menores propios de las ultimaciones del montaje, José Luis Paraja -director del comité organizador- y Ángel de la Calle -director de contenidos del festival- han rubricado los definitivos acentos que conformarán la presente edición, en compañía institucional de Jesús Martínez Salvador -concejal de Turismo del Ayuntamiento de Gijón- y de José Ramón Tuero -Director General de Deporte en el Gobierno del Principado de Asturias-, amén de la presencia de Monserrat López -concejala de Cultura- y diversos representantes políticos de la ciudad, como Mario del Fueyo -XSP-, Aurelio Martín -IU-, Lara Martínez y José María Pérez -PSOE- y Joaquín Merediz -Ciudadanos-.

Provisto con el lirismo propio que reporta la efeméride del presente julio, José Luis Paraja ha apelado a los vestigios, al pulso de la memoria asentada bajo el curso de veintinueve ediciones, recordando que el noir “era un género sin consolidar y en busca de espacio”, allá por 1988, año en el que se incoaba un encuentro que ha contemplado una “diáspora de festivales” ulteriores, ramificados como “hijos de la Semana Negra”.

Quizás por ello (e igualmente fruto de las incertidumbres y vicisitudes económicas que han singularizado los últimos meses), la programación prevista pretende “emular aquel espíritu”, invitando a referentes del género que entonces principiaban, como Juan Madrid o Lorenzo Silva, quienes se aventuraban por el territorio en compañía de un ignoto Leonardo Padura, convertido en la actualidad en paradigma indubitable que “aquí encontró su camino”.

Imagen del poeta asturiano Ángel González, fallecido en 2008, a quien la Semana Negra rinde homenaje, Fotografía cortesía del festival.

Imagen del poeta asturiano Ángel González, fallecido en 2008, a quien la Semana Negra rinde homenaje. Fotografía cortesía del festival.

Uniformada con la melanítica ilustración de Carme Solé Vendrell -quien firma el cartel del presente año- y los tejados de la incertidumbre sobre los que toca el violín el emblemático Rufo -gestado por el diseñador Kike Herrero-, la XXX Semana Negra de Gijón traza un horizonte de un centenar de actividades con el sello de más de ciento treinta autores nacionales e internacionales -mayoritariamente de habla hispana-, con los que procurar una aproximación a diversos órdenes temáticos, tales como la justicia en la novelística negra -con Carlos Quílez y Graciella Moreno Graupera-, la ecología, el medioambiente y el cambio climático -con Euginio Fuentes y María Inés Krimer, entre otros-, la ciencia ficción y la fantasía -entre los que destacan con emergencia Miguel Aguerralde y Alberto Caliani-, así como la novela histórica -en compañía de Javier Azpeitia o Luis García Jambrina- y la fonética internacional de Sophie Hénaff o Cecilia Ekbäck.

La prosodia que nutre el género negro latinoamericano se encontrará representada por imprescindibles e ínclitos como Paco Ignacio Taibo II -creador y director in arsentia de la Semana Negra-, Tatiana Goransky, Fernando López -responsable del festival argentino Córdoba Mata-, Vladimir Fernández o Jorge F. Hernández, quienes procurarán compañía literaria a representantes de la literatura oriunda de Asturias -como Alejandro M. Gallo, Miguel Barrero, Pilar Sáncehz Vicente o Julio Rodríguez- y del consagrado orbe peninsular -como Rosa Montero, Ramón Pernas, Marta Robles o los mencionados Juan Madrid y Lorenzo Silva-.

El pulitzer asturiano Javier Bauluz refrenda un nuevo ‘Encuentro de Fotoperiodismo’, mientras que cuarenta originales producidos en Francia, Argentina, Gran Bretaña y España -gestados por Marika Vila, Susanna Martín o Iñaki Echeverría- posibilitan la exposición ‘Visualizando el maltrato: la violencia de género en el cómic’. Por su parte, los poetas Carlos Salem y Escandar Algeet, acompañados de Olaia Palacios, María Nieto y Andrés Treceño, procuran la lírica sabatina y nocturna habitual a una Semana Negra que, memoria mediante, rinde homenaje a la figura y vestigios del vate asturiano Ángel González, quien durante las venturosas ediciones de mediados de los noventa posibilitó la injerencia de su voz poética, tan radiográfica como los meandros dipsómanos y prosaicos del género.

De este modo, la XXX Semana Negra de Gijón, uniformada con el mixto overol de la cultura popular se asienta durante diez jornadas “en un erial convertido en una celebración cultural” que “nunca ha perdido de referencia el contexto social ni el compromiso” y determina su propedéutica con la “tentación de mirar atrás” para refrendar la idiosincrasia de su presente.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes institucionales frente a la figura de Rufo, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes políticos e institucionales frente a la figura de Rufo, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

Jose Ramón Alarcón

 

Avance de la XXIX Semana Negra de Gijón

XXIX Semana Negra de Gijón
Avance de programación
Antiguo astillero de Naval Gijón
Del 8 al 17 de julio de 2016

La vigésimo novena edición de la Semana Negra tendrá lugar entre los días 8 al 17 de julio del 2016 en los terrenos del antiguo astillero Naval Gijón, el mismo lugar donde se han realizado sus cuatro anteriores ediciones.

Cada año, el espíritu de sorpresa y novedad logra que el festival literario, cultural, reivindicativo, festivo y popular más longevo de España vuelva a reinventarse. Ese espíritu llevará a que iniciemos nuevas propuestas para el debate, pero también a que retomemos argumentos que vuelven a estar en las mesas de discusión. Como siempre, rodearemos todo ello con los mejores ropajes de la fiesta, el entretenimiento, la música y los diferentes lenguajes de los que se sirve la narración para explicarse y explicarnos, y lo haremos, frente al mar, con muchos de los mejores creadores y artistas del mundo, entre y con la gente. De nuevo la fiesta de la cultura, y en la sombra, la promoción de la lectura como objetivo.

En este primer avance de actividades anunciaremos los nombres de algunos de los escritores y artistas que participarán en la Semana Negra, así como los primeros temas y debates de la larga serie que se van a tratar en esta edición. Al final serán más de cien autores los que participarán con sus propuestas y obras en la vigésimo novena edición del festival, y de los que aquí apenas adelantamos un tercio.

Este avance también es para que los lectores más acérrimos, los participantes de clubes de lectura, los incondicionales de las bibliotecas y los muchos habituales que se preparan para abastecerse en la feria del libro de la Semana Negra puedan empezar a hacer sus listas y lecturas.

Ángel de la Calle y Jose Luis Paraja, directores de la Semana Negra de Gijón, durante un instante de la rueda de prensa. Fotografía cortesía de los organizadores.

Ángel de la Calle y Jose Luis Paraja, directores de la Semana Negra de Gijón, durante un instante de la rueda de prensa. Fotografía cortesía de los organizadores.

El cartel anunciador de la XXIX Semana Negra, siguiendo la última tradición de que un año lo realice un artista extranjero y el siguiente uno español, será obra del ilustrador italiano afincado en Francia, Lorenzo Mattotti; sigue la estela de Peret, José Muñoz, Miguel Calatayud, Jacques Loustal y Miguelanxo Prado. Lorenzo Mattotti es una leyenda de la ilustración, el cómic y la cartelería mundial. Portadista de Vanity y The New Yorker, autor del cartel de festivales como Cannes o San Remo, realizador de películas de animación, colaborador de cineastas como Antonioni o Soderbergh y autor de cómics como Fuegos y novelas gráficas como La mujer en la ventana. Otro cartel que los coleccionistas de obra gráfica desearán poseer, y que haremos público en el mes de mayo.

Numerosos son los temas que compondrán las actividades y los debates del encuentro de escritores en esta vigesimonovena edición de la Semana Negra. Avanzaremos ahora que, por su importancia, volveremos a tener espacios y mesas dedicados a analizar la violencia sobre la mujer en la novelística negra, en especial la escrita en español. Contaremos con escritores y escritoras que abordan el tema en sus obras y publicaremos y debatiremos el manifiesto que hemos elaborado conjuntamente todos los festivales dedicados a la literatura de género negro en España.

Los niños, su maltrato, su desprotección. Su dura vida real, desde el punto de vista de novelistas tan diferentes como los escritores suecos o españoles. También es un tema duro, pero presente, y que dará pie a intervenciones artísticas como las desarrolladas en la Semana Negra durante los últimos años.

La aparición de últimas novelas y libros de autoras consagradas internacionalmente, como Alicia Giménez Bartlett, junto a nuevos pero seguros valores como Carmen Conde, Carmen Moreno, Graziella Moreno Graupera o Susana Hernández, es un buen motivo para preguntarnos si la narrativa del mejor género negro pasa por las escritoras.

Hablando de géneros, en un momento en el que brilla más que nunca, volveremos a tener con nosotros en Gijón a algunos de los mejores escritores de ciencia ficción escrita español. Avancemos los nombres de Rodolfo Martínez, Víctor Conde o José Carlos Somoza.

La novela histórica volverá a ser otro de los géneros bien representados en el festival. El mundo de entreguerras, la antigua Roma o el oscuro siglo XIX latinoamericano serán revisitados de la mano de autores como Carlos Fortea o León Arsenal.

Imagen aérea de la distribución morfológica de la Semana Negra de Gijón en el antiguo astillero naval. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen aérea de la distribución morfológica de la Semana Negra de Gijón en el antiguo astillero naval. Fotografía cortesía de los organizadores.

El más complejo o excitante género negro en español estará representado por autores que vuelven con obras nuevas bajo el brazo. Sus nombres no dejan indiferente a ningún lector: Juan Ramón Biedma, Juan Bolea, Toni Hill, Alejandro Gallo, Manuel Moyano, Juan Bas, Fernando Marías, Víctor del Árbol y un largo etcétera.

Francia va a estar representada este año, entre otros autores, por dos de los más importantes escritores de la novísima generación que estrenan obra para la Semana Negra, Ian Manook y Emmanuel Grand.

Si algo novedoso está sucediendo en la literatura negra en los últimos años está pasando en Latinoamérica. Por eso la Semana Negra, puente habitual de la literatura de este género entre la América de habla española y Europa, contará este año con la presencia de clásicos y nuevos autores que siguen revolucionando el género. Venezuela va a estar representada por Marcos Tarre Briceño; Chile, por Luis Sepúlveda y Dauno Tótoro; Cuba, por Leonardo Padura; Guatemala, por Dante Liano; Ecuador, por Alfredo Noriega, y Argentina, por Fernando López, Marcelo Luján, y Ernesto Mallo, entre otros. Y es solo el comienzo de la lista.

En esta ocasión la representación de la tierra asturiana será numerosa y de primer orden. Vuelve Ricardo Menéndez Salmón con nueva y premiada novela bajo el brazo. Los jóvenes valores Pablo Rivero, Miguel Barrero y Nacho Guirado presentarán sus últimos trabajos. Ignacio del Valle nos hará partícipes de la tercera entrega de su personaje Andrade. Como punta de lanza de la cantidad de talento literario que esta saliendo en la actualidad de esta tierra.

El cómic continúa siendo otro de los lenguajes que nunca abandonamos. La exposición Enric Sió, la guerra del poeta recorrerá, en la carpa de Exposiciones de la Semana Negra y en cuarenta páginas originales, el trabajo que el impres-cindible autor catalán Enric Sió (1942-1998) desarrolló a lo largo de años tras-cendentales en la historia de este país. Autor de Lavinia 2016 o la guerra dels poetes, primer cómic abiertamente político publicado durante el franquismo, es el creador de, al menos, dos obras cumbre del cómic, Mis miedos y Mara. 

En este año significativo, 2016, cuando vivimos en el futuro que Sió y Emili Teixidor imaginaron en el lejano 1967, queremos dedicar la exposición y el catálogo que la recogerá y nos permitirá recordar su obra a este genio, reivindicativo y rebelde, que hizo soñar a una generación con que otro mundo era posible.

No será esta la única exposición. Junto a las del Encuentro de Fotoperiodismo que dirige Javier Bauluz, podrán verse la dedicada al tema de los niños en el mundo, en la carpa del Encuentro, y la mural de la calle de Palafox, ambas obra del fotógrafo Alejandro Zapico.

Imagen del logotipo de cabecera del periódico noir 'A Quemarropa' sobre un collage mural ubicado en el recinto del festival. Fotografía cortesía de los organizadores.

Imagen del logotipo de cabecera del periódico noir ‘A Quemarropa’ sobre un collage mural ubicado en el recinto del festival. Fotografía cortesía de los organizadores.

Como es tradición, la poesía será un arma cargada de presente en la Semana Negra. Para abrir boca, os anunciaremos ahora la velada que conducirá Carlos Salem junto a Escandar Algeet. Los que ya han asistido a las anteriores veladas dirigidas por estos poetas de lo cotidiano saben lo que es estar a las tres de la madrugada rodeados de cientos de seguidores participando en un acto tan literario y tan potente. En la carpa del Encuentro. Y no será la única.

Este año, el apartado social en la Semana Negra tendrá diversos ejes. Tendremos una serie de conferencias-debate que agruparemos bajo el nom-bre Aula Semana Negra. Profesores y catedráticos de las universidades de Lisboa —Raquel Varela—, Barcelona —Enrique Fernández o Adoración Guamán—, o Valencia, debatirán de física, historia o el tratado de libre comercio (TTIP) de forma accesible. Hablaremos del pensamiento libertario, su historia, su realidad y vigencia con Frank Mintz, Michel Suárez e Isabel Escudero. Seguiremos potenciando la novela juvenil con la presencia de autores que hacen lectores entre el público más joven. El humor contra la intolerancia no podía faltar, y los responsables de la re-vista Mongolia presentarán aquí su número de verano.

El “libro” que este año regalará la Semana Negra (sábado 18 de julio) va a ser una absoluta sorpresa. Tal vez ni siquiera se pueda decir que es un libro. Se leerá y será de papel, pero…

Nos falta hablar de los autores de lengua inglesa, y de los italianos, y de Petros Márkaris, que viene con su nueva novela. Y de los dos mejores escritores suecos de serie negra del momento, los autores de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman, Erik Axl Sund, un nombre para dos escritores…, pero eso será la próxima vez. Y los homenajes a Manu Leguineche y a Yulián Semiónov y…

Estos son los primeros apuntes de un programa que seguirá creciendo en nombres y temas para debatir y en el que muchas sorpresas están aún por llegar.

Y habrá diario A Quemarropa (decano de la prensa negra europea), claro. Y…, y esto es la Semana Negra, así que los visitantes se encontrarán mercadillo interétnico, feria del libro, atracciones para niños y jóvenes, debates, terrazas, música, exposiciones, bares, charlas, restaurantes, baile, tertulias, churros, colas para el pulpo, periodistas de medio mundo, bastante reflexión, muchas firmas de libros y el mar del puerto gijonés como horizonte. El mejor lugar del mundo para estar esos días de julio.

SEMANA NEGRA