Poética 2.0: poesía visual en la era digital

Poética 2.0. Proyecto audiovisual de poesía
Sala Berlanga
Filmoteca de Valencia
Martes 16 de junio, 2015

La Sala Berlanga acoge la presentación de Poética 2.0, proyecto audiovisual que une las letras, la interpretación y la tecnología para llevar la literatura española ante la audiencia global de la era digital. Nace como un proyecto innovador que reúne por primera vez a intérpretes destacados para realizar un registro de la mejor poesía escrita en valenciano y castellano. Poética 2.0 pone la imagen donde hasta ahora sólo estaba la voz.

En Poética 2.0 / De Ausiàs March a Vicent Andrés Estellés actores del cine, el teatro y la televisión interpretan los poemas en grabaciones exclusivas realizadas en lugares emblemáticos. Constituye un legado audiovisual de valor incalculable y la mejor forma de descubrir la literatura a una generación acostumbrada a leer y ver vídeos en tabletas y teléfonos inteligentes.

Imagen del making off del video grabado en el Museo Benlliure para 'Poética 2.0'. Cortesía de la organización.

Imagen del making off del video grabado en el Museo Benlliure para ‘Poética 2.0’. Cortesía de la organización.

Esta entrega de Poética 2.0 consiste en una antología de los autores más importantes desde la Edad Media hasta el siglo XX. La selección abarca desde autores del llamado ‘Siglo de Oro’ como Ausiàs March, Jordi de Sant Jordi o Joan Roís de Corella hasta poetas de la Renaixença como Teodor Llorente o Constantí Llombart o nombres más recientes como Carles Salvador, Juan Gil Albert, Vicent Andrés Estellés, Joan Fuster, Carmelina Sánchez-Cutillas o María Beneyto.

La primera parte de Poética 2.0 / Poesía Valenciana se rodó en septiembre de 2013 en la Sala de la Muralla del Colegio Mayor Rector Peset de Valencia. Entre los actores participantes se encuentran Sergio Caballero, Verónica Andrés, Josep Manel Casany, Amparo Valle, Ana Conca, Pep Ricart y María Albiñana.

Y se trabaja en la segunda parte de esta aplicación, con el asesoramiento en la selección de los textos de Ferran Carbó, catedrático de Filología Catalana en la Universitat de València y experto en poesía valenciana. Esta app recibió en diciembre de 2013 una ayuda a proyecto realizado de la Conselleria de Cultura de la Comunidad Valenciana. Se halla en posproducción y estará disponible en la primera mitad de 2015.

La actriz María Galiana en el making off de 'Poética 2.0'. Cortesía de la organización.

La actriz María Galiana en el making off de ‘Poética 2.0’. Cortesía de la organización.

FUNCIONAMIENTO

El menú de la app se despliega en la parte inferior de la pantalla con tres apartados: Los actores, Los poetas y En contexto. En los dos primeros apartados se accede a listados de intérpretes y de poetas, con fotos, ficha biográfica y un índice de poemas organizados, respectivamente, por autores o por los actores que los recitan.

Una vez seleccionado un poema, la aplicación nos ofrece la posibilidad de ver al actor o actriz mientras recita y seguir el texto línea a línea, ya que los versos se van resaltando en sincronía con el vídeo. También existe la opción de ver la interpretación con la grabación a pantalla completa o de escuchar el poema visualizando sólo el texto. La app se complementará con información adicional sobre los autores de los poemas y su contexto histórico a cargo de expertos en literatura.

Juan Echanove en el making off de la grabación en el Museo Benlliure de 'Poética 2.0'. Cortesía de la organización.

Juan Echanove en el making off de la grabación en el Museo Benlliure de ‘Poética 2.0’. Cortesía de la organización.

ACERCA DE POÉTICA 2.0

Poética 2.0 nace con la intención de difundir las letras españolas en todo el mundo y llevar la poesía a las nuevas pantallas digitales con una experiencia multimedia rica y compleja. Es una iniciativa de la empresa Poética 2.0 SCP, creada en marzo de 2013 gracias a la inquietud de un equipo de siete personas con más de 20 años de experiencia en la comunicación y la tecnología.

Poética 2.0 cuenta con un equipo técnico y de rodaje experimentado, encabezado por José Luis Alcaine, uno de los directores de fotografía más importantes del cine español. Ha trabajado en más de un centenar de películas desde clásicos como El viaje a ninguna parte de Fernando Fernán Gómez a Belle Epoque de Fernando Trueba y casi todos los films de Pedro Almodóvar. Cuenta con cinco Goyas y 17 nominaciones, además de la Medalla de Oro de la Academia de Cine.

Poética 2.0, proyecto audiovisual de poesía. Imagen cortesía de los promotores.

Poética 2.0, proyecto audiovisual de poesía. Imagen cortesía de los promotores.

Los niños ‘viejos’ de Collado

Los niños de Collado. Joaquín Collado
Fotolibrería Railowsky
C / Grabador Esteve, 34. Valencia
Hasta el 30 de junio

Los niños son ángeles sin alas en esta sociedad  impregnada de puritanismo calvinista y buenismo sensiblero. Entidades puras incapaces de romper un plato, aunque más de uno ejerza de auténtico tirano (Síndrome del Emperador) o de rey del consumismo. Pero la infancia también tiene su lado oscuro como supo reflejar de forma magistral Narciso Ibáñez Serrador, en 1976, en su inquietante filme, Quién puede matar a un niño, fotografiado por cierto por el gran Alcaine. La crueldad y la malicia se pueden manifestar en estadios precoces, sobre todo en ambientes hostiles, y si bien para unos la niñez recordada es el territorio de la felicidad absoluta, para otros es una iniciación traumática  a una realidad a la que no es fácil adaptarse.

Fotografía de Joaquín Collado. Fotolibrería Railowsky

Fotografía de Joaquín Collado. Fotolibrería Railowsky

La infancia es una página en blanco, sí, pero el diseño del libro ya está trazado y en la mirada de cada niño, en la expresión de su rostro, en la actitud de su cuerpo, un ojo atento puede  intuir el adulto que alumbrará en un futuro. Es lo que hizo la cámara de  Joaquín Collado en los años cincuenta y sesenta en un recorrido por los paisajes de la infancia, cuyo  resultado puede contemplarse en la galería y librería Railowsky hasta el 30 de junio.

Niños solitarios o en grupos bulliciosos. Niños retadores y desafiantes o candorosos y solemnes. Collado no fotografía sólo a estos pequeños personajes anónimos, sino que se recrea en atmósferas y ambientes. Tras ellos se perciben paisajes reconocibles de una Valencia que ya parece muy antigua: la fachada de los grandes almacenes Ademar Oeste en la avenida del mismo nombre, callejuelas destartaladas del barrio del Carmen, la feria de Julio de la Alameda, puestos de churros, de chamarileros. Escenarios impregnados de melancolía clamando que el pasado no siempre fue mejor.

Fotografía de Joaquín Collado. Railowsky

Fotografía de Joaquín Collado. Railowsky

Joaquín Collado, que pronto cumplirá  83 años,  compró su primera cámara, en 1959, como hacen muchos padres, para fotografiar a su primer hijo, Joaquín y se enganchó. “Siempre me gustó hacer colecciones temáticas y tengo muchas”, dice. “De romerías, del barrio chino y de personas relacionadas con el mundo festivo, que me interesan mucho’.

Fiel a Nikon, Collado todavía ejerce por puro placer su vocación de fotógrafo urbano y ambulante. “Me paseo por el Rastro o la Plaza Redonda, convivo un rato con la gente y luego le pido a alguien permiso para fotografiarlo y le regalo la foto”.

Una especie de intercambio instantáneo de almas  y de  imágenes que puede tener efecto a largo plazo. Quizá algún viejo niño de Collado, hoy anciano venerable, descubra con asombro este mes en Railowsky un mínimo fragmento de su pasado.

Fotografía de Joaquín Collado. Railowsky

Fotografía de Joaquín Collado. Railowsky

Bel Carrasco