La industria musical clama contra la Generalitat

Industria musical valenciana
Comunicado en defensa del sector destinado a la Generalitat Valenciana
Lunes 14 de septiembre de 2020

Ante las numerosas cancelaciones de conciertos y eventos musicales que se están produciendo en la Comunitat, las principales asociaciones profesionales de la industria musical valenciana (MusicaProCV, VAM!, En Viu!, Promfest) vuelven a insistir en que todas las actividades musicales que están siendo organizadas por las empresas cumplen escrupulosamente con las medidas de seguridad.

Además, reclaman al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que inste a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, a que revise la normativa fijada en el decreto del 17 de agosto de 2020 y conceda el permiso para realizar eventos musicales con capacidad superior a 400 personas, al igual que ha hecho con los recintos y salas de licencia ordinaria.

Promotores, mánagers, artistas y el resto de los agentes de la industria musical valenciana consideran discriminatorio que no se autoricen eventos musicales en recintos de capacidad superior a 400 personas de aforo que necesiten una licencia extraordinaria, pues se trata de lugares que cumplen exactamente con las mismas medidas de seguridad que otros espacios.

Industria musical
Concierto de La Fumiga. Fotografía de Claudia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

En las últimas semanas se han cancelado gran cantidad de conciertos y eventos musicales sin una razón objetiva, a pesar de que las empresas vinculadas a la música en directo han trabajado intensamente durante los meses de inactividad para poder desarrollar conciertos y eventos seguros durante la etapa de nueva normalidad.

Son protocolos exigentes que cumplen con los mismos requerimientos de teatros y auditorios respecto a la distancia interpersonal, el uso de mascarillas, las medidas de higiene, la formación de personal profesional y que han demostrado sobradamente su eficiencia. De hecho, todavía no se ha conocido ningún registro de contagio por COVID-19 en un concierto.

Si se levanta esta medida restrictiva que ha supuesto la cancelación de decenas de conciertos en la Comunitat en las últimas semanas, se contribuirá a salir de la situación de crisis extrema que ha puesto en jaque a un sector productivo que genera más del 3% del PIB y sostiene miles de puestos de trabajo en nuestro país.

Concierto de Joan Dausa. Fotografía de Claudia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

El parón absoluto de la actividad musical (más de 10.000 conciertos en la Comunitat han sido cancelados en la temporada estival) ha durado medio año y ha supuesto pérdidas directas superiores a los 50 millones de euros, haciendo peligrar gravemente la estabilidad de cientos de puestos de trabajo en la Comunitat, según desvela el estudio económico publicado recientemente. Por estos motivos, se pide al presidente del Gobierno Valenciano que revise esa normativa y conceda permisos para que la actividad musical pueda seguir celebrándose en nuestro territorio de forma segura.

Asimismo, la industria valenciana vinculada a la música en directo vuelve a incidir en la importancia de crear un verdadero plan de rescate para la música en la Comunitat Valenciana ante la parálisis del sector y la inviabilidad para desarrollar conciertos en condiciones competitivas. Las decisiones adoptadas hasta ahora por Cultura son insuficientes y carecen de perspectiva a medio plazo.

Desde el inicio de la crisis, el sector reclama medidas de choque para proteger las estructuras profesionales, la declaración de la cultura como un bien de primera necesidad, así como iniciativas más ambiciosas y estratégicas que permitan recuperar la actividad del sector y la confianza del público en el consumo cultural en los próximos meses.

Concierto de ‘Embolo’. Fotografía de Caludia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

También se plantea la constitución de una mesa sectorial de negociación público-privada que integre a las diferentes consejerías implicadas (Sanidad, Cultura, Turismo, Presidencia) y a las asociaciones profesionales para afrontar el futuro próximo y la recuperación del ramo. 

Por último, las empresas musicales valencianas piden a los políticos valencianos un ejercicio de responsabilidad política y ciudadana para que no hagan declaraciones sin fundamento que señalan a la cultura y la actividad musical como eventos inseguros desde el punto de vista sanitario. Ante las declaraciones de determinado partido político, el sector afirma rotundamente que todas las actividades musicales profesionales de la Comunitat organizadas en este tiempo cuentan con el máximo rigor y con las garantías para poder celebrarse con total seguridad.

Asimismo, la industria musical valenciana se une a las manifestaciones del 17 de septiembre que exigen soluciones para garantizar el futuro de los trabajadores y las empresas, al ser uno de los sectores más afectados por la actual crisis.

Concierto de Prozak Soup. Fotografía de Claudia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

MAKMA

Álvaro P-FF: humor gore de viernes noche

Do The Mutilation (and other funny things to do on a friday night), de Álvaro P-FF
La Fiambrera Art Gallery
C / Pez, 7. Madrid
Inauguración: viernes 30 de octubre, a las 19.00h
Hasta el 5 de diciembre de 2015

Álvaro P-FF (Madrid, 1973) es uno de los diseñadores más respetados dentro de la industria musical española. Desde que comenzó a dibujar para la escena underground de Madrid a mediados de los años noventa sus portadas y carteles han puesto imagen a la música que nos ha acompañado durante dos décadas.

Divine for president, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Divine for president, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Con su peculiar estilo mezcla la estética de las marcas de skate de finales de los ochenta y la cartelería americana de los noventa de artistas como Kozik, Coop, Almera, JellyBean… con otros muchos ingredientes: la imaginería mejicana (con sus vírgenes, sus calaveras, y sus luchadores), el humor negro, el cine gore, la crítica social, los tatuajes, el rock y el punk, el cartel político-propagandístico de los regímenes totalitarios, y un sinfín de iconos de la cultura pop puestos del revés.

Soul man, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Soul man, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Álvaro P-FF ha creado un mundo al que se han rendido artistas nacionales como Bunbury, Calamaro, Amaral, Sidonie, Cápsula, Los Coronas, L.A., Sex Museum, Depedro… e internacionales, como The Jayhawks, Redd Kross, Fountains of Wayne, Lucinda Williams, Nancy Sinatra, Soundtrack Of Our Lives, o Long Ryders. Junto a su hermano, el fotógrafo Juan Pérez-Fajardo, comanda el estudio de diseño y fotografía The Fly Factory.

Después de varias exposiciones individuales, donde se recopilaban piezas realizadas para grupos, conciertos, festivales y discográficas, Álvaro P-FF da un paso adelante con Do The Mutilation (and other funny things to do on a friday night), su primera exposición creada ex profeso. En ella Álvaro nos muestra, como si fuese una serie trastornada de «caprichos de Goya», el universo personal que le rodea y le inspira.

No guts no glory, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

No guts no glory, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Do The Mutilation (toma el nombre de la exposición de una canción del grupo nuevaolero escocés The Revillos) se compone de 22 obras realizadas en serigrafía, con los colores rojo y negro como protagonistas. En ellas, sobre las paredes de La Fiambrera, encontrarás a H.G.Wells y su guerra de los mundos trasladada a Madrid, a los soldados imperiales de George Lucas haciendo proselitismo del Lado Oscuro, a John Waters nominando a Divine para presidenta del país, a Nick Lowe en las barricada con Nelson Mandela, a los personajes de Walt Disney cumpliendo condena por pandilleros… siempre acompañados de referencias musicales importantes para el artista (Hard-Ons, Henry Rollins, MC5, Ron Asheton, Mega City Four, Misfits, Ramones, Motörhead…). Como novedad, además de su obra sobre papel, el artista se lanza a la experimentación de técnicas interviniendo sorpresivamente sobre una de las salas de la galería.

Try to do that shit again, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Try to do that shit again, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.