Cuatro mujeres supervivientes

La sal que ens ha partit, de la compañía Fil d’Arena
Sala Ultramar
C / Alzira, 9. Valencia
Jueves 11, viernes 12 y sábado 13 de febrero, 2016, a las 20.00h

Diez paneles de policarbonato soportan a la vez que son soportados, transforman el espacio y generan imágenes evocadoras. Sobre ellos y debajo de ellos, cuatro mujeres pelean por sobrevivir. Un espectáculo potente con imágenes evocadoras que une teatro, danza y escenografía practicable.

Desde la sala recuerdan que este trabajo es otra forma de mostrar una creación que se asienta en la voz autorial. “Son muchas la compañías de danza que trabajan desde este prisma y en Ultramar queremos mostrar estos trabajos porque sabemos que el público va a salir encantado con lo que ha visto”.

La sal que ens ha partit. Fotografía de Brais Rouco por cortesía de Sala Ultramar.

La sal que ens ha partit. Fotografía de Brais Rouco por cortesía de Sala Ultramar.

La sal que ens ha partit, de la compañía Fil d’Arena, podrá verse en tres únicas funciones, los días 11, 12 y 13 de febrero a las 20 horas. Las entradas tienen un precio general de 10 euros y y pueden conseguirse a través de la página web de la sala, en el apartado reservas (www.salaultramar.com/reservas) y en los canales de venta de  www.atrapalo.com

Además, la sala mantiene para este fin de semana los descuentos habituales para alumnos de las escuelas de arte dramático y de la Universidad de Valencia. “También continuamos con la promoción de descuentos del 20% sobre el precio de las entradas para aquellos que acudan con una entrada del Teatre Micalet a taquilla, queremos hacer público y público del barrio”, comentan desde Ultramar. Todos los descuentos pueden consultarse en la web de la sala www.salaultramar.com o directamente en taquilla.

Fotografía de Brais Rouco por cortesía de Sala Ultramar.

La sal que ens ha partit. Fotografía de Brais Rouco por cortesía de Sala Ultramar.

 

El cuerpo punto a punto de Pilar Redón

Cuerpo y Línea sobre plano, de Pilar Redón
Aula de Cultura La Llotgeta
Plaza del Mercado, 4. Valencia
Hasta el 26 de marzo

“La línea (geométrica) es un ente invisible. Es la traza que deja el punto al moverse y es por lo tanto su producto. Surge del movimiento al destruirse el re-poso (total del punto)” Vasily Kandinsky

Haciendo desde el título un guiño agradecido al maestro Kandinsky, se presenta la obra de Pilar Redón. Nos vamos a encontrar con más de un centenar de imágenes evocadoras, realizadas punto por punto, con lápiz, sobre papel. Los cuerpos que han construido esos puntos, que Pilar ha ido ordenando en la superficie material llamada a re-cibir el contenido de la obra, el plano básico del que nos habla Kandinsky, son dibujos, sí, pero no son solo dibujos.

Obra de Pilar Redón en el Aula de Cultura La Llotgeta.

Obra de Pilar Redón en el Aula de Cultura La Llotgeta, (Valencia).

Son espacios de evocación que contienen historias maravillosas, de búsquedas y recorridos, de encuentros y descubrimientos, de inquietudes, de asombro y miedo a lo desconocido. Contienen la historia de un viaje, del viaje que esos puntos han hecho acompañando la mirada analítica y el pensamiento de Pilar, guiados por sus manos educadas en la proporción y el equilibrio, en la armonía y la composición.

Un viaje que ha ido fraguandose en distintos territorios, en espacios públicos y privados, en su estudio, en el Círculo de Bellas Artes, tras sesiones y sesiones de observación y reflexión, de práctica artística, desde la disciplina y la exigencia personal. Como si nos acercáramos a un libro de viajes, ilustrado por un explorador del S. XIX, descubriremos al entrar en el espacio de la exposición, cómo se han ido registrando minuciosamente los datos de ese viaje.

Obra de Pilar Redón en 'Cuerpo y Línea sobre plano'. Aula de Cultura La Llotgeta.

Obra de Pilar Redón en ‘Cuerpo y Línea sobre plano’. Aula de Cultura La Llotgeta, (Valencia).

Un observador atento será capaz de reconstruir, casi paso a paso, cada etapa del recorrido, cada luz y cada sombra. Las formas, las proporciones, los cuerpos imperfectos, tranquilos y orgullosos, que se saben el centro y quieren compartirlo. Y de esos cuerpos, sus rostros, sus miradas cómplices, su invitación a contemplarlos y la promesa de algo que trasciende la superficie de la forma.

Da la sensación que, al dejar de mirarlos, cambiarán la pose o desaparecerán difuminados. Una advertencia: no saldremos ilesos, nos van a afectar las sensaciones y el despliegue de la experiencia estética y, a partir de ahora, nuestra mirada sera más experta. Disfrutemos.

Obra de Pilar Redón. La Llotgeta.

Obra de Pilar Redón en la exposición ‘Cuerpo y Línea sobre plano’. Aula de Cultura La Llotgeta, (Valencia).

Amparo Carbonell Tatay