Concurso ‘Arte en la Casa Bardín’

Convocante: Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert
Dotación: 1000 € brutos para cada artista y comisario/crítico seleccionado
Modo de presentación: online
Plazo de admisión: hasta el 28 de febrero de 2016

El Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, a través de su Departamento de Arte y
Comunicación Visual ‘Eusebio Sempere’ tiene el propósito de poner en marcha el concurso ‘ARTE EN LA CASA BARDIN’, un espacio que canalizará la presentación de proyectos expositivos de artistas y comisarios o críticos de arte de la provincia de Alicante, con el objetivo de acercar y divulgar las prácticas artísticas dentro de la programación de exposiciones de la Casa Bardín durante el período de 2016 y 2017. El concurso se regirá por las siguientes BASES:

PRIMERA

Podrán participar en este concurso, las personas físicas, artistas y comisarios o críticos
de arte nacidos o residentes en la provincia de Alicante.

SEGUNDA

Los interesados deberán presentar una única propuesta, suscrita por un artista y un crítico o comisario, junto con la documentación que figura en la cláusula siguiente, que deberán enviar a la dirección de correo electrónico iaccursos@diputacionalicante.es, desde la
publicación de las presentes bases, hasta el 28 de febrero de 2016.

TERCERA

La documentación se presentará en un único documento digital en formato pdf de un máximo de 9 megas, constará de:

1 – Solicitud de participación firmada por el artista y el crítico o comisario.
2 – Copia del D.N.I. de ambos.
3 – Curriculum vitae del autor y crítico o comisario, resumido en una página tamaño A4, como extensión máxima, a letra times new roman de 12.
4 – Memoria explicativa de la propuesta, con un máximo de 300 palabras.
5 – Fotografías de las obras: Un máximo de 10 Imágenes relacionadas con la propuesta artística.

CUARTA

La selección de los proyectos se realizará por una comisión de expertos en arte, que se designará en su momento. Las propuestas serán valoradas por la comisiónde expertos en función de los siguientes criterios:

El valor artístico y cultural de la propuesta.
Dimensión conceptual, formal y técnico-procedimental.
Producción plástica e investigación artística.
Adecuación al espacio expositivo.
Originalidad e impacto del proyecto.

La comisión de expertos seleccionara ocho exposiciones anuales como máximo.

Una vez resuelto el concurso y de acuerdo con sus normas de aprobación, el IAC Juan Gil Albert elaborará un presupuesto de gastos por la organización de cada una de las exposiciones seleccionadas. Dentro del citado presupuesto, se asignará una retribución al artista y al comisario por la creación artística realizada, por el tiempo dedicado y el trabajo desarrollado en la organización y montaje de la exposición, los textos críticos del catálogo, así como de cualquier otro acto que se pueda organizar en su difusión didáctica o jornada crítica. El importe de esta retribución será de 1.000€ brutos a cada uno de ellos. La Junta Rectora del Organismo aprobará la realización de cada una de las exposiciones y autorizará el gasto imputable a cada una de ellas.

QUINTA

El Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, organizará como máximo 8 exposiciones individuales anuales con la participación de un artista y un comisario o crítico de arte, en la sala de exposiciones del edificio de la Casa Bardín, sede del IAC Juan Gil-Albert, c/ San Fernando, 44 de Alicante.

Las obras a exponer deberán estar en buenas condiciones para su exhibición pública. En
caso necesario de enmarcados, restauración, así como materiales que puedan intervenir en su montaje, los gastos irán a cargo del artista.

El número de obras a exponer será el que determinen el autor y comisario, de acuerdo con el organizador, considerando que las piezas a exhibir deberán estar disponibles en el momento que sean solicitadas por el Instituto y durante su exposición.

Las obras deberán estar aseguradas, cuya póliza deberá cubrir el tiempo de exposición en el espacio de la Casa Bardin, corriendo con los gastos el organizador.

El artista se ocupará del embalaje y transporte de las obras.

SEXTA

Los seleccionados aportarán las fotografías y material que les sea requerido por el organizador para el catálogo de la exposición o para otros fines promocionales. (folletos, prensa, proyectos educativos, etc.), así como el texto crítico publicación.

El Instituto publicará un catálogo de la exposición de acuerdo con su línea editorial, y se ocupará de las gestiones con la imprenta que se determine, así como de cualquier otro medio de información.

El Instituto podrá organizar una jornada para propiciar un Encuentro entre el artista y el crítico de arte además de visitas guiadas, con la idea de complementar su difusión.

SÉPTIMA

Los participantes que resulten seleccionados presentarán al Departamento de Arte el dossier del proyecto de exposición, ficha técnica de las obras y valoración de las mismas.

El artista y comisario, prestarán su colaboración en el Departamento de Arte, para el montaje de la exposición, su diseño expositivo, distribución de las obras, etc.

El Instituto aportará personal para las tareas de montaje y desmontaje de la muestra.

OCTAVA

Una vez resuelta la selección de las propuestas presentadas, se realizará la correspondiente publicación en la página web del IAC Juan Gil-Albert y mediante comunicado en los medios de comunicación.

NOVENA

Los participantes que resulten seleccionados, ceden los derechos de explotación de las obras a exponer, así como los derechos de imagen, en su caso, que los podrá reproducir, distribuir y comunicar públicamente con motivo de la exposición que se celebre.

DÉCIMA

Los participantes autorizan expresamente al IAC Juan Gil-Albert a utilizar sus datos a fin de remitirles información sobre actos culturales promovidos por éste, pudiendo solicitar su rectificación o cancelación dirigiéndose al IAC Juan Gil-Albert mediante correo electrónico.

DECIMOPRIMERA

Los seleccionados ceden al IAC Juan Gil Albert todos los derechos de exposición y difusión del proyecto seleccionado desde su presentación hasta diciembre de 2017.

DECIMOSEGUNDA

La participación en la presente convocatoria implica la aceptación plena de los concursantes en las presentes bases. En lo no previsto expresamente, el IAC Juan Gil-Albert resolverá las dudas que se presenten.

Bases completas

 

El juguete en Alicante: un siglo de historia

Presentación de la revista Canelobre: Joguets. La historia del juguete en Alicante
Exposición de juguetes antiguos
Casa Bardín. Calle San Fernando, 44. (Alicante)
Inauguración: 17 de diciembre de 2013 a las 19,45 horas
Hasta el 23 de febrero de 2014

El departamento de Revistas del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, organismo de la Diputación de Alicante, presenta un nuevo número del monográfico Canelobre dedicado al juguete en la provincia de Alicante. Se trata de un extenso recorrido por su historia de la mano de José Ramón Valero Escandell, doctor en Geografía e Historia y autor de numerosos libros dedicados a esta industria, y Alfonso Payá, perteneciente a una de las sagas jugueteras más importantes de la provincia. Este Canelobre contará con interesantes aportaciones de estudiosos sobre esta materia que nos introducirán en este particular mundo y nos llevarán a cada uno de los museos alicantinos especializados en el juguete: Ibi y el juguete de lata, Dénia y la madera, y la muñeca en Onil. Además, estudia el proceso histórico, el progreso industrial y analiza el mundo del juguete desde los más diversos aspectos: la memoria, la innovación tecnológica, la función de la publicidad, el valor educativo o el testimonio de antiguos protagonistas. Por último, tres coleccionistas contarán su experiencia atesorando piezas y juguetes de gran valor sentimental.

Uno de los juguetes de la exposición. Imagen cortesía de la Casa Bardín

Uno de los juguetes de la exposición. Imagen cortesía de la Casa Bardín

En el Consejo de Revistas del IAC surgió la idea de acompañar la presentación de este número 62 de Canelobre de una exposición del juguete antiguo formada por fondos de la familia Payá, entre ellos una espectacular maqueta de tren de 1930 que ocupa 18 metros cuadrados, y aportaciones del Museo Valenciano del Juguete de Ibi, Museo de las Muñecas de Onil y el Museo del Juguete de Dénia; en total más de doscientas piezas que abarcan el período desde finales del siglo XIX hasta los años ochenta. Además, contaremos con la cesión de la casa de muñecas propiedad de la familia Bono Guardiola, réplica de la Casa Bardín de principios del siglo XX. La muestra se prolongará durante dos meses en las instalaciones de la Casa Bardín, coincidiendo además con el periodo navideño durante el cual, tiene previsto abrir sus puertas también los fines de semana.

Uno de los juguetes de la exposición. Imagen cortesía de

Uno de los juguetes de la exposición. Imagen cortesía de la Casa Bardín

Estos son los premiados en EAC 2013

Encuentros de Arte Contemporáneo. EAC 2013
Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert
Departamento de Arte «Eusebio Sempere»

El Jurado de este certamen, presidido por el Diputado de Cultura de Alicante, Juan Bautista Roselló Tent, y compuesto por Elena Aguilera, Juana María Balsalobre, Pepe Calvo, Susana Guerrero, Remedios Navarro, Luisa Pastor, José Luis Pérez Pont, José Piqueras y Emilio Roselló ha adjudicado la dotación de 12.000€ entre obras de fotografía, vídeo, pintura y dibujo, de los siguientes artistas:

ROSANA ANTOLÍ GISBERT
CAYETANO GARCÍA NAVARRO
OLALLA GÓMEZ JIMÉNEZ
DIEGO OPAZO COUSIÑO
SAÚL SELLÉS
MIRIMARI VÄYRYNEN

Rosana Antolí. Zorrismos en rojo, 2011. Imagen cortesía del MUA

Rosana Antolí. Zorrismos en rojo, 2011. Dibujo. Tinta sobre papel. 76,5 x 60,5 cm.  3.000 euros

Rosana Antolí (Alcoy, 1981) viene desarrollando a través del dibujo y el vídeo una definida línea de trabajo que recurre a los instintos, a la animalidad del ser humano, como resorte para conectar con nuestros orígenes y volver a un “yo” primitivo que la sociedad ha ido progresivamente constriñendo. “My animal dance” pone en contacto las formas de ser más instintivas, entre las que se encuentran la atracción física y el impulso sexual, en una búsqueda de nosotros mismos alejados de los hábitos civilizados y los buenos modales como síntoma de ruptura con lo establecido.

Cayetano García Navarro. Una inmensa alegría rebosa mi cuerpo. Imagen cortesía del MUA

Cayetano García Navarro. Una inmensa alegría rebosa mi cuerpo, 2012. Fotografía digital. 100 x 150 cm.  1.500 euros

Cayetano García Navarro (Alicante, 1973) parte de la premisa de no pretender realizar un análisis teórico del paisaje mediante su trabajo fotográfico, sino acercar al espectador a sus propias vivencias y experiencias a través de sus imágenes. “Walking around the nature” muestra espacios naturales idílicos en los que la imagen se ve sometida a una vibración que la desdibuja, a la vez que la acerca a una idea emocional del entorno, alzando ese instante a la categoría de recuerdo palpitante.

 

Olalla Gómez.Damnatio Memoriae, 2013. Imagen cortesía del MUA

Olalla Gómez. Damnatio Memoriae, 2013. Imagen cortesía del MUA

Olalla Gómez. Damnatio Memoriae, 2013. 20 fotografías 30 x 30 cm. c/u. 3.000 euros. Vídeo monocanal 4’47». 500 euros.

Cuando el Senado de la antigua Roma decretaba la Damnatio Memoriae se procedía a eliminar cualquier elemento o inscripción que recordara a él. Olalla Gómez (Madrid, 1982) se apropia de esta referencia y la trae al actual contexto sociopolítico, borrando simbólicamente las imágenes representadas en las monedas de uno y dos euros. En el centro de las mismas introduce frases y pronunciamientos ciudadanos con los que el cuerpo social reclama un lugar central en la economía con una presencia no mediada.

Diego Opazo Cousiño. Imagen cortesía del MUA

Diego Opazo Cousiño. s/t, 2010. Vídeo. 1’23» loop. 1.450 euros

Diego Opazo (Santiago de Chile, 1966) engloba bajo el título de “Movimiento natural de los hechos” una serie en desarrollo de vídeos, entre los que se encuentran “Tíber” y “7:59”. Son trabajos que ponen el acento en hechos cotidianos con los que convivimos y que, a fuerza de repetición, nos pasan inadvertidos. Para reforzar formalmente la idea de eterno retorno nos muestra planos fijos en los que el movimiento viene determinado por los agentes naturales y humanos o por la interacción de ambos.

Saúl Sellés. Imagen cortesía del MUA

Saúl Sellés. #Acción, ejercicio de suelo y distancia, 2012. Vídeo 6’58». 250 euros. Partitura 1 y Partitura 4, 2012. Dibujos vectoriales y cinta de raso.  200 x 90 c/u. 150 euros c/u.

Las “vídeo-acciones” de Saúl Sellés (Alcoy, 1986) surgen de la investigación alrededor de los estímulos que relacionan el deporte y la competición con los ideales estéticos y el culto al cuerpo, así como el papel entre narcisista y voyeur que cumple el espectador como parte de ese entramado. El propio artista, convertido en ejecutor, desarrolla lo que él denomina un espectáculo de seducción que se acompaña de “partituras de performance”, conformadas por dibujos vectoriales.

Mirimari Väyrynen. Imagen cortesía del MUA

Mirimari Väyrynen. Fragmentado, 2012. Óleo sobre lienzo y madera quemada. 146 x 220 cm. 2.000 euros

Mirimari Väyrynen (Helsinki, 1976) profundiza en los temas medioambientales para presentar al espectador una problemática global, con causas locales pero efectos que se desplazan sin atender límites ni fronteras. Pinta paisajes de bosque a base de capas que laboriosamente va superponiendo, hasta lograr unas imágenes vibrantes que interpreta como autorretratos. Para sus instalaciones emplea árboles naturales, madera quemada y ceniza, entre otros elementos para activar la conciencia del espectador.

(Extractos del texto de José Luis Pérez Pont, publicado en el catálogo de EAC 2013)

Más de 300 artistas han concurrido a este certamen y 24  fueron seleccionados para formar parte de la exposición que se muestra hasta el 23 de diciembre en la sala EL CUB del MUSEO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE, con obras de diversos lenguajes y prácticas artísticas actuales.

Javier Romero. Código compartido

Javier Romero. Código compartido
Comisario: Jordi Navas
Arte en la Casa Bardín
Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert
C/ San Fernando, 44, Alicante
Inauguración: 14 de mayo, 20h.
Hasta el 25 de junio de 2013

Javier Romero. S/t. Serie Still Lifes, 2012. Grafito sobre panel, 41 x 51 x 2 cm. Imagen cortesía del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert

Javier Romero. S/t. Serie Still Lifes, 2012. Grafito sobre panel, 41 x 51 x 2 cm. Imagen cortesía del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert

Javier Romero se expresa con una voz cadenciosa y trémula. Sus ideas se van desplegando en los oídos del interlocutor como hilos muy leves, puntadas en las que se entrecruzan la memoria personal, el conocimiento de los referentes artísticos, la búsqueda de la experiencia y una aguda conciencia reflexiva de su propia obra.

De este modo, con aparente indiferencia y sin alardes formales o conceptuales, este artista, capaz de prescindir de las cartelas y hasta del título en sus exposiciones, va tejiendo desde el lenguaje una malla tan sutil y heterogénea como los trazos de lápiz y alambre que se confunden en alguna de sus esculturas.

El juego consiste en envolver al espectador de la obra con sugerencias casi imperceptibles. La memoria familiar se congela a través de unos paisajes exteriores proyectados en las estancias del hogar a punto de ser demolido (Crepúsculo). Dibujos con una estética significante propia del grabado se difuminan mediante un borrado gestual, como si un golpe de mar arrastrara a su paso toda la carga histórica y sentimental de la tradición representativa del arte occidental.

Morandi paga un alto precio por la apropiación de sus silencios. Una capa de grafito vela la luz de sus cuadros y traiciona el misterio del color (Still lifes). La arquitectura se convierte en territorio explorado por el arte a través de los tejados (Collage Roofs) que el arquitecto alicantino Francisco Fajardo diseñó para su proyecto de viviendas en Ciudad Jardín.

De nuevo, la imagen coloniza una arquitectura. En esta ocasión las fotografías de jardines anónimos sirven de materia prima para formalizar geometrías ajenas y el fruto de esta meticulosa alquimia entre fotografía y arquitectura deviene en hallazgo pictórico.

Apropiación, deslizamiento de sentido, solapamiento de planos de significación. Recursos que renuncian a la comunicación explícita y abordan una pléyade de vías de revelación para que la mirada sólo atisbe. Nada de deslumbramientos innecesarios.

Las series que confluyen en esta exposición para el proyecto Arte en la Casa Bardín representan un apunte de los trabajos que Javier Romero viene desarrollando en The Elizabeth Foundation of Arts de Nueva York, donde el artista alicantino tiene su estudio. Esta institución desarrolla un programa pionero en Estados Unidos. Se trata de Open Studios, una iniciativa que permite el contacto directo de público y galeristas con el entorno de los creadores. Más de tres mil personas pasan al año por el estudio de Romero y del resto de artistas vinculados a la institución, lo que confiere a estas obras un ámbito de difusión internacional que llega ahora hasta Alicante.

La más antigua de las series, Crepúsculo, enlaza con la exposición realizada en 2007 en la galería Evelyn Botella y tiende un puente entre el discurso que Romero fue urdiendo durante su etapa anterior. Un periodo en el que el artista compaginó su labor creativa con el trabajo como técnico de la Fundación de la Universidad de Alicante. Por aquellos años, su investigación transitaba por los territorios de la memoria, con un constante ir y venir a través de lenguajes y recursos expresivos. La pérdida, la ausencia o el silencio constituían los ejes de un itinerario plástico con parada en las exposiciones que, a principios y mediados de la pasada década, protagonizó en las galerías Aural y Evelyn Botella y en el Centre Municipal d’Exposicions d’Elx.

El mito de Cipariso, convertido en ciprés tras matar por equivocación al ciervo favorito de Apolo, ocupaba por aquel entonces un lugar central en el relato artístico y las formas de aprehensión del motivo introducían un abanico de dispositivos formales, que iban de la fotografía manipulada (cipreses de la Toscana) hasta las proyecciones o la instalación objetual.

De esa etapa, sobreviven las obsesiones, la prolífica búsqueda expresiva, el dominio del lenguaje artístico y la persistente querencia exploratoria hacia la memoria, tan frágil y tan relevante a la vez. Por el camino se han ido quedando los argumentos narrativos que se imponían a la idea y forzaban una cohesión conceptual, a la que el artista ha decidido renunciar. Las series actuales son más abstractas y esquemáticas. La obra se ha ido desnudando para quedarse en meros perfiles insinuantes, que se ofrecen a modo de delgadas pasarelas para liberar al arte de la retórica comunicativa y al espectador del incómodo papel de destinatario. Gana el artista capacidad de experimentación, gana la obra autonomía, gana, en definitiva, el ojo atento.

El título de esta exposición, Código compartido, responde a esta búsqueda de un itinerario libre a disposición del viajero dispuesto a adentrarse en la ruta que se propone. La urdimbre expositiva puede desorientar o guiar por diferentes caminos. No hay certezas. Cada uno dispone de un equipaje que ojalá no se pierda en el camino. Solo resta disfrutar del vuelo.

Jordi Navas

Javier Romero. S/t. Serie Crepúsculo, 2006-07. Fotografía color Lambda, 80 x 120 cm. Imagen cortesía del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert

Javier Romero. S/t. Serie Crepúsculo, 2006-07. Fotografía color Lambda, 80 x 120 cm. Imagen cortesía del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert

Rafael Hernández. La pintura como investigación lingüística y terapéutica

Casa Bardín. Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert
Hasta el 22 de marzo de 2013
Alicante

ST_o_La_palabra_habitada

El programa expositivo ARTE EN LA CASA BARDIN, abrirá el 2013  con la exposición del artista RAFA HERNÁNDEZ, comisariada por la crítica Isabel Tejeda.  La muestra será la sexta del proyecto de exposiciones y actividades que se mantienen los martes en la Casa Bardin, sede del IAC Juan Gil-Albert. El programa pretende  activar, potenciar y dar una sustantiva visibilidad a los artistas e igualmente a nuestros críticos de arte y comisarios, centrando su interés en el arte de hoy. Y para conocer el arte es preciso mostrarlo: el artista se presenta con su obra y el comisario se sitúa frente a ella entablándose entre ambos un diálogo, un intercambio de pensamientos y palabras con nuestro “no cubo blanco”, puesto que la sede del Gil-Albert es un espacio polivalente, abierto a la cultura en su polisémica acepción. Esta institución parte de lo provincial, arranca de nuestro entorno natural pero aspira a interactuar en una órbita más amplia, en un ámbito cultural que tienda puentes más allá de nuestros límites, que haga visibles los proyectos soñados.

De igual modo por su vinculación directa a la actividad  Arte  en la Casa Bardin, se llevarán a cabo dos visitas guiadas y una jornada  en la que artista y comisaria conversarán sobre la obra y trayectoria del autor.