Elogio del amor

Cold War, de Pawel Pawlikowski
Palma de Oro en el Festival de Cannes
Polonia. 2018

‘Cold War’, el sexto largometraje del director polaco Pawel Pawlikowski, es un doble elogio del amor. Un elogio, por una parte, de la pasión amorosa, hasta la muerte, entre un hombre y una mujer y, por otra, de la mirada cinematográfica.

La letra de la canción ‘Cuatro ojos y dos corazones’ simboliza la doble llama de amor, como diría Octavio Paz. La protagonista canta los versos “cuatro ojos y dos corazones que  lloran día y noche”, de manera sensual y a ritmo de folk o de jazz, como metáfora del amor apasionado que une a los dos amantes protagonistas. Un amor que el director transfiere en blanco y negro y con amplias elipsis, con una mirada cinematográfica contenida y austera, sin aspavientos de  cámara, pero a la vez sostenida con una silenciosa  pasión. ‘Cold War’ no es simplemente una historia de amor, es una historia de amor atravesada por la realidad socio-política.

Fotograma de 'Cold War', de Pawel Pawlikowski.

Fotograma de ‘Cold War’, de Pawel Pawlikowski.

Los variables y cambiantes acontecimientos históricos que ocurren entre 1949 y 1964 en  Europa están de fondo en la tortuosa relación entre Zula (Joanna Kulig) – cantante y bailariana de un grupo de folk tradicional polaco- y Wiktor (Tomasz Kot) -director y compositor musical-.  Una relación de quince años  vivida con atormentados encuentros y desencuentros en el tiempo y en el espacio, de Polonia a París, de París a Polonia. Encuentros y desencuentros apasionados que el espectador no puede evitar relacionar con la novela de Mario Vargas Llosa, Travesuras de la niña mala.

Fotograma de 'Cold War', de Pawel Pawlikowski.

Fotograma de ‘Cold War’, de Pawel Pawlikowski.

La pasión destructora de los amantes se entrelaza, a modo de metáfora, con la fría posguerra de Polonia, con la siniestra sombra del regimen dictatorial comunista y con la incomunicación de la guerra fría, de ahí el título de la película.

El director Pawel Pawlikowski retrata con una apasionante mirada cinematográfica, un amor convulso en un periodo histórico igual de convulso. La historia de ‘Cold War’ rezuma una cierta verdad: cuando los relatos éticos son destruidos, las convulsiones de las pasiones amorosas, al igual que las convulsiones ideológicas históricas, van encarriladas a la tragedia.

Fotograma de 'Cold War', de Pawel Pawlikowski.

Fotograma de ‘Cold War’, de Pawel Pawlikowski.

Begoña Siles

Historia de amor en clave obrera

Mundo obrero, de Alberto San Juan
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Días 7, 8 y 9 de diciembre de 2018

La Diputació de Valencia ha programado ‘Mundo Obrero’, de Alberto San Juan, para los días 7, 8 y 9 de diciembre en el Teatro Principal de Valencia. ‘Mundo Obrero’ es una historia de amor. El relato cuenta con Pilar y Luis (Pilar Gómez y Luis Bermejo, respectivamente), dos personas enamoradas que lucharán por su amor pese a la dificultad del momento social en el que viven, y que recorrerán juntas diversos episodios de la historia de España. Se trata de un montaje producido por el Teatro Español y el Teatro del Barrio que pretende lanzar una mirada a nuestro pasado más reciente.

“Seguimos apostando por una línea de cogestión de las artes escénicas junto a l’Institut Valencià de Cultura. Con estas actuaciones cerramos el programa de colaboración durante 2018, que incluyó la coproducción de ‘Els Nostres’ y la participación en el Festival Sagunt a Escena”, apuntó la diputada de Teatros Rosa Pérez Garijo.

De izda a dcha, Luis Bermejo, Alberto San Juan y Rosa Péres Garijo. Imagen cortesía de la Diputación de Valencia.

De izda a dcha, Luis Bermejo, Alberto San Juan y Rosa Péres Garijo. Imagen cortesía de la Diputación de Valencia.

La narración de esta historia empieza en la avenida del Paralelo de Barcelona durante los años 20 y avanza hasta nuestros días. La lucha de la clase trabajadora, del campo y la ciudad, el exterminio de la guerra, el fin de la dictadura nacional y la permanente y perseguida movilización social en la Transición o el fin del movimiento obrero toman protagonismo en escena a lo largo de los 85 minutos en los que Pilar y Luis permanecen juntos frente a todo.

El actor y director de ‘Mundo Obrero’, Alberto San Juan, muestra su permanente compromiso social con la actualidad española. “Esta vez he procurado avanzar en el concepto de espectáculo y ser más austero con los datos históricos. Me fijo menos en personajes reales y me detengo más en personas corrientes», señala San Juan. Cansado de que «eso que llaman la Historia oficial parezca el fruto de acuerdos institucionales tomados entre unos cuantos hombres importantes, cuando si el mundo avanza es por la gente común que peleó en los movimientos sociales».

Lola Botello, Pilar Gómez y Luis Bermejo, actores con una amplia experiencia en cine, televisión y teatro, acompañan al propio San Juan en esta obra durante los tres días que permanecerá en el Teatro Principal de Valencia.

El relato coloca a la música al mismo nivel que el resto de los elementos participantes, y es que Santiago Auserón, músico y compositor de dilatada trayectoria en el panorama nacional, ha participado en la composición artística y musical de ‘Mundo Obrero’. “Un compositor que conoce el patrimonio musical, algo importante para una obra como ésta, que transcurre en distintas épocas. Y, además de ser un gran compositor, es un extraordinario narrador. Por la suma de estos elementos, era el autor idóneo para las canciones de ‘Mundo Obrero’», anticipó San Juan, ilusionado por la colaboración con el músico.

Escena de 'Mundo obrero', de Alberto San Juan. Imagen cortesía de la Diputación de Valencia

Escena de ‘Mundo obrero’, de Alberto San Juan. Imagen cortesía de la Diputación de Valencia

The Hole 2. Un agujero rosa picante

‘The Hole 2’, producido por Let’s Go Company
Textos de Alex O’Dogherty y dirección de Víctor Conde
Teatro Olympia
C / San Vicente Mártir, 2. Valencia
Hasta el 29 de marzo

‘The Hole 2’ llega al Teatro Olympia de Valencia, donde estará hasta el 29 de marzo, con el mismo espíritu que su antecesor y para volver a hacer reír al público con esa mezcla de circo, humor y burlesque. Como apuntó Alex O’Dogherty cuando presentó el espectáculo en el Olympia, «la gente tiene necesidad de divertirse» y puede hacerlo disfrutando de un montaje «fresco y provocador».

Detalle del cartel de The Hole 2. Teatro Olympia.

Detalle del cartel de The Hole 2. Teatro Olympia.

El género burlesque con el que regresa a Valencia aúna cabaret, teatro y circo, aunque en esta ocasión se fusiona con la Revista de los años 70-80 para plantear una reflexión sobre el amor con música en directo, crítica social de noticias de la actualidad diaria y nuevas acrobacias.

‘The Hole 2’ empieza dos años después de donde nos dejó el primero. La vida ha cambiado para la antigua Maestra de Ceremonias, ahora inmersa en una época donde la cultura, la música y la diversión están en crisis. Tras una horrorosa depresión post-party, la anfitriona decidió salir del Agujero, sentar la cabeza y casarse con un abogado de bien, dejando de lado el desenfreno y la diversión para llevar una vida ‘normal’. Lo que no contaba es que en su despedida de soltera la fueran a llevar de vuelta al Agujero donde se reencuentra con su pasado.

El actor Álex O’Dogherty, que ya en la gala de los Goya dejó muestras de su versatilidad como músico, es el maestro de ceremonias -en alternancia con Edu Soto y Víctor Massán- y autor del texto, junto al productor, Iñaki Fernández. De hecho, O’Dogherty tocará con su banda ‘La Bizarrería’ en Valencia, alternando su actuación en ‘The Hole 2’.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

O’Dogherty confesó en su momento que se emocionó cuando le plantearon la posibilidad de hacer ‘The Hole 2’, después de varios años conduciendo su primera parte, un show que ha funcionado tan bien que ha creado ‘marca’. Como autor de los textos de este segundo ‘show’ le preocupaba «estar a la altura del primero sin copiar» y para ello ha abandonado la época de los años 20 para adentrarse en el ambiente de la Revista de los 70.

En esta ocasión, se añade además música en directo y la historia que se relata es «más coherente» de principio a fin. Se puede entender sin necesidad de haber visto ‘The Hole’, aunque aquellos que vieran el origen de la peculiar historia de amor con una rata observarán ahora que «el tiempo ha pasado» y que se cuestiona ahora «si el amor es para siempre».

Álex O'Dogherty en una imagen promocional de The Hole 2. Teatro Olympia de Valencia.

Álex O’Dogherty en una imagen promocional de The Hole 2. Teatro Olympia de Valencia.

Si en el ‘agujero’ anterior se basaba en «pasarlo bien y divertirse», éste reflexiona sobre el amor y se «plantea la viabilidad de una pareja hoy en día», tal y como señaló el autor del texto. El espectáculo tiene dosis de erotismo, es «provocativo, provocador y algo faltón, pero para nada ofensivo». «Siempre ha insinuado más que enseñado, a veces me parece de Walt Disney», bromeó el actor.

Entre las novedades, habrá también «crítica social» y se comentarán noticias de la actualidad diaria. En este sentido, el espectáculo se mantiene «vivo» y podrá incluir comentarios sobre informaciones del mismo día de la función. Además, el público participará activamente, destacando momentos como el sorteo de un jamón, algo que ha ido adquiriendo entidad propia según ha ido avanzando la gira de ‘The Hole 2’.

Álex O’Dogherty recordó que lo que le llevó a escribir ‘The Hole 2’ fue la decisión del Gobierno de implantar el IVA cultural de 21% y que se calificara la cultura como entretenimiento. Entonces él escribió en un tweet ‘¿Quién necesita divertirse?’ y recibió una respuesta tan abrumadora que le motivó para escribir esta historia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Imagen extraída del video promocional de The Hole 2. Cortesía de Teatro Olympia.

Manuel Portillo, maestro del ‘Fashion Film’

Manuel Portillo, premio en el Festival de Berlín
‘Fashion Film’
Para la marca alicantina Hispanitas

Equidistante entre el mundo de la ficción cinematográfica y la publicidad ha surgido un nuevo género: el fashion film. Se trata de contar una historia en la que la marca que produce la obra tiene una presencia en el argumento. Una forma sutil de promoción que da vía libre a la creatividad del director.

El joven valenciano Manuel Portillo se ha revelado como un maestro en este nuevo género fílmico. Su trilogía realizada para la marca alicantina Hispanitas, que fabrica calzado y bolsos, se ha alzado con numerosos premios internacionales. El último, el del prestigioso Festival de Berlín, fallado el 10 de julio. En total más de 30 nominaciones y tres premios en festivales de referencia como el International Fashion Film Awards de California y el Mercedes Benz Bokeh South African FFF. También ha sido seleccionado para los de Miami y Hollywood, este último considerado a la altura de los Oscar.

Una de las películas 'Fashion Film' del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Una de las películas ‘Fashion Film’ del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Las grandes marcas como Armani, Prada o H&M realizan los fashion film con el objetivo de distribuirlos por internet, festivales diversos o proyectarlos en sus propias tiendas. En suma, con una doble faceta publicitaria y artística. En el caso de Portillo ha sido la marca alicantina Hispanitas que fabrica calzado y bolsos la que hizo la apuesta.

La trilogía dirigida por Portillo en torno a la marca la conforman tres películas: El artesano, Pasos de Sirena y Un largo camino. Narran la historia de distintos personajes en diferentes  épocas con algo en común: la búsqueda de un imposible en la España de los siglos XVIII al XX. “El éxito que hemos obtenido se debe a que contamos una historia en lugar de limitarnos a hacer un videoarte o un ejercicio visual de estilo sin contenido”, dice Portillo.  “Lo hacemos con un estilo particular, dándole un toque muy personal, profundo y revisando nuestras raíces. Por otra parte, concebimos cada trabajo como si fuera un cortometraje de siete minutos de duración y mimamos hasta el último detalle”.

Fotograma de una de las películas 'Fashion Film' de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Fotograma de una de las películas ‘Fashion Film’ de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

La obsesión de una joven por encontrar el tacto perfecto, la historia de amor entre dos almas que nunca llegaron a encontrarse o la soledad y el sacrificio en el camino de un oficio olvidado son los temas que trazan las distintas obras  de la trilogía.

La pujanza del nuevo género se refleja en la aparición de nuevos Festivales de Fashion Films (FFF), cuyo máximo referente es el International Fashion Film Awards de Hollywood.  Portillo obtuvo el Premio a Mejor Fotografía en la pasada edición de 2013 y en esta edición de 2014, que se celebra del 24 al 26 de julio, obtuvo cinco nominaciones por Un largo camino: Mejor Director, Mejor Película, Mejor Fotografía, Mejor Música y Mejor Actor.

“Al principio éramos los únicos españoles, pero ahora ya tenemos algunos colegas”, cuenta Portillo. “La ventaja de este formato es que te da libertad creativa y al mismo tiempo tienes al productor detrás”, concluye.

Fotograma de una de las películas 'Fashion Film' de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Fotograma de una de las películas ‘Fashion Film’ de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Manuel Portillo tiene dos licenciaturas, en Comunicación Audiovisual y Publicidad y Relaciones Públicas. Empezó muy joven en el mundo del cortometraje, con sólo 20 años, por lo que abandonó Valencia en busca de oportunidades. “Soy un obseso de las sensaciones que pretendo evocar con cada historia y de su construcción bella y cuidadosamente imperfecta”, confiesa. “Intento llevar mi visión cinematográfica y mi pasión por la ficción al mundo del videoclip, el fashion film y la publicidad”.

Actualmente lleva a cabo diversos proyectos para marcas de primera línea, como Warner Music, Red Bull, Heineken, Revlon, Sony, Windows y Samsung entre otras. “Confío en que esto sirva para que otras marcas entiendan de una vez por todas, que tenemos que emocionar con nuestro trabajo, y que eso sólo es posible si nosotros mismos nos emocionamos haciéndolo”, concluye.

www.manuelportillo.tv

Fotograma de una de las películas 'Fashion Film' del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Fotograma de una de las películas ‘Fashion Film’ del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco