Cristina Garrido y Pep Vidal en Louis 21

The capitalist function of the ragpicker de Cristina Garrido
Beyond de Pep Vidal
Louis 21 “The Gallery”
C/ Fourquet, 1. Madrid
Inauguración: el 1 de febrero a las 12h
Hasta el 29 de marzo 2014

The capitalist function of the ragpicker de Cristina Garrido

El título de este proyecto (La función capitalista del trapero) alude a una frase que Theodor Adorno escribió en una carta dirigida a Walter Benjamin. Éste último encarna la idea del trapero de la memoria y, en París, capital del siglo XIX, apunta: “No voy a hurtar nada valioso ni me apropiaré de formulaciones ingeniosas. Pero los andrajos, el desecho: esos no los voy a inventariar sino justipreciarlos del único modo posible: usándolos”. Esta parece ser también la metodología de trabajo de Cristina Garrido, quien nos presenta hojas de sala de exposiciones pasadas, pósteres, bolsas de tiendas de museos y una carta de recomendación que no llegó a usarse. Todos ellos, elementos escogidos por su función y cualidad retórica, además de práctica. Herramientas para la promoción que contribuyen a crear el valor de una obra dentro del sistema del arte actual.

A la artista le interesa “la metamorfosis de valor –tanto comercial como utilitario– de ciertos objetos y espacios. Me detengo para observar los distintos factores que provocan las transformaciones perceptivas dentro y fuera del mundo del arte. En mi práctica, trabajo con aquello que tengo a mi alcance. Comienzo con el análisis del objeto que encuentro, tomo prestado o adquiero; a partir de este momento, busco la manera de subvertir y poner de manifiesto estos cambios de estatus, utilizando procesos como la intervención, la re-interpretación o la colección de los documentos escogidos”.

En este proyecto, encontramos obras recientes que desde diversos puntos de vista cuestionan el proceso de construcción del valor de una obra. Galerías e instituciones, entre otros, concurren al valorar las obras de un artista. En la exposición encontramos algunas hojas de salas convertidas ahora en dibujos. Se trata de textos acompañados del membrete empresarial del lugar donde se se han exhibido y cuyo prestigio acaba inevitablemente “enmarcando” lo que ahí se presenta. La información contenida en las hojas de sala suele tener un recorrido muy breve, se imprimen para leer y tirar, son explicaciones introductoras que casi nunca ofrecen un análisis crítico de lo que describen. El gesto de Cristina Garrido implica así un continuo desplazamiento del sentido del material que ha ido recogiendo en diversas galerías londinenses.

Asimismo, el poster adquirido en la página web de la galería Gagosian aparece ahora despojado de su función icónica, ya que la célebre Fuente de Duchamp se torna invisible, convertida en una pintura que iguala el fondo al primer plano. La pintura misma se apropia también de bolsas de plástico que contenían mercancía adquirida en Photographer´s Gallery o Koening Books, librerías vinculadas a instituciones artísticas como la Serpentine Gallery o Whitechapel. En este proceso de deconstrucción de estas herramientas de difusión y autopromoción, la artista no desvincula su práctica, sino que se incluye en este mismo proceso, presentando una carta de recomendación de una experiencia laboral no vinculada a su oficio artístico, aunque necesaria para su subsistencia económica. De esta manera, nos introduce también en la precariedad del sistema artístico, en un momento histórico donde el apoyo a la investigación se ve drásticamente reducido. Y reflexiona en concreto, por decirlo a la manera de Andrea Fraser, sobre el hecho de que también “nosotros somos la institución” y participamos -más o menos conscientes- de ella.

Entonces, el primer paso consiste justamente en cuestionar la propia metodología, antes de efectuar cualquier crítica. La artista reflexiona en todo momento sobre su práctica y el valor que adquiere en un determinado contexto. Como el trapero, Garrido procede coleccionando objetos efímeros que transforma en minuciosos ejercicios de pintura y dibujo, dando paso a los múltiples relatos que el espectador es invitado a componer, como última pero fundamental pieza del sistema del arte en el que se ve ahora catapultado al visitar la exposición The Capitalist Function of the Ragpicker.

Obra de la exposición

The Capitalist Function of the Ragpicker. Cristina Garrido. Cortesía de la galería Louis 21

Beyond de Pep Vidal

Pep Vidal trabaja con conceptos relativos a los cambios infinitesimales, aquellos pequeños cambios que se producen constantemente por todas partes. La cadena de modificaciones imperceptibles que continuamente acontecen es infinita y extremadamente caótica. Un cambio deja de ser infinitesimal justamente cuando se convierte en algo visible, cuando ya se ha verificado una variación sustancial. En ese instante, el sistema se modifica radicalmente o incluso llega a desaparecer.

Para el espacio THE WINDOW de la galería Louis 21, el artista propone Beyond, una instalación que consiste en un sistema parcialmente aislado; desde la calle el espectador observa, a primera vista, una ventana tapada con un vinilo negro y luego, al irse acercando, una pequeña luz que emerge desde un agujero no muy grande. Al asomarse descubre un microcosmos marino, un lugar desconocido y parcialmente oculto.

Parece que detrás de la ventana se abre un mundo de agua donde conviven elementos extraños. Independientemente de la reacciones del espectador, este sistema permanece ajeno a casi toda influencia externa.

Desde el agujero observamos lo que ocurre dentro de la ventana, un sistema compuesto por varios elementos, biológicos y artificiales, que interactúan entre ellos. La visión del espectador se descubre incierta; por la distancia que se crea y la densidad del agua, todo acaba confundiéndose.

Pep Vidal incorpora elementos que aunque se escapen a la mirada, influyen de manera sustancial a las condiciones del ambiente que se irá modificando continuamente a lo largo de toda la exposición. Como en el caso de los cambios infinitesimales, no sólo lo que es visible produce una variación. Dentro de este sistema marino se encuentran, entre otros elementos extraños, unas artemias que se mueven en una escenografía próxima a la ciencia ficción. Estos animales prehistóricos prácticamente no han evolucionado desde su aparición; mal se adaptan a nuevos medios y por este motivo viven en sistemas casi cerrados donde no hay posibilidad de interacción de individuos entre uno y otro sistema, y acaban sufriendo endemismo.

Beyond nos acerca a algo que descubrimos hallarse a una distancia diversa de lo que creíamos, donde el nado armónico de seres primitivos diseña siluetas aleatorias entre elementos desconcertantes, difíciles de reconocer. Finalmente, esta instalación de Pep Vidal nos desvela un universo donde los cambios no dejan de sucederse. Pequeños deslices que poco a poco nos conducen hacia un estadio de ensoñación despierta.

Beyond de Pep Vidal. Imagen cortesía de la galería Louis 21

Obra de la exposición Beyond de Pep Vidal. Imagen cortesía de la galería Louis 21

 

Cristina Garrido y Nacho Martín en Louis 21

For immediate release de Cristina Garrido

Synthesis: 1 + 1 = 1 de Nacho Martín Silva

Louis 21 “The Gallery”
C/ San Martí 1, Palma de Mallorca

For immediate release de Cristina Garrido
Inauguración: el 9 de enero 2014
Hasta el 11 de febrero 2014

Para esta exposición, Garrido ha producido una nueva obra que cuestiona la posición del arte en el mundo contemporáneo, su recepción, distribución y valor. Esta muestra busca explorar el significado alternativo otorgado a los objetos a través de su colocación en el espacio de la galería y hace uso de una imagen de paredes blancas y cartelas, notas de prensa y asistentes de galería, una infraestructura que es un tanto sinónimo de la crítica institucional. Garrido utiliza los materiales de forma que eleva detalles típicamente pasados por alto en la vida cotidiana. Su acumulación obsesiva de objetos corrientes ´encontrados´ y ready-mades que convierte en materiales para su arte adopta un rigor formal y estético en la forma en que colecciona, ordena y ensambla, evidente en esta exposición.

Los objetos encontrados o ´readymade´ renuncian a su significado previo y asumen una identidad cambiante cuando son recontextualizados; dejan de ser una cosa para convertirse en otra. Con una aproximación casi arqueológica hacia el medio y la materia, la artista investiga cómo la tecnología ha alterado la producción artística y explora cuestiones de autoría y propiedad.

El punto de partida es la tipografía, utilizando la forma original como guía. Los dibujos progresan sin la exposición. La artista evoca los procesos de impresión mecánica, reproduciendo eficazmente cartas obsoletas de exposiciones readymade. Interesada en la relación entre el hacer marcas pintadas a mano o de forma digital, el proceso es visible y la mano se puede detectar en la fotocopia manufacturada que sería, de otro modo, desechada como detritus. Impresa sobre cada página, una frase que denota el paso del tiempo; una lucha contra el medio de producción en masa. Descontextualizando estas imágenes de sus presentaciones convencionales, la artista desarrolla nuevas relaciones para producir lecturas desconocidas.

Las obras parecen ser idénticas en su lenguaje visual minimalista y parecen contener una colección arbitraria. La artista insiste en la repetición obstinada en la que se ha convertido en el método curatorial. Trata de investigar la originalidad de las cosas y de preguntar ¿qué es original? ¿qué es repetición? ¿Por qué todavía necesitamos el arte, y qué esperamos del arte hoy? ¿Cuál es su promesa y qué prometemos a cambio? Sin embargo, las obras son fundamentalmente una exploración de la belleza.

Cristina Garrido. For Immediate Release.

Cristina Garrido. Fragmento de For Immediate Release. Cortesía de la galería

Synthesis: 1 + 1 = 1 de Nacho Martín Silva
Inauguración: el 9 de enero 2014
Hasta el 25 de marzo 2014

En el campo de la Química se define “síntesis” al proceso de obtención de un compuesto complejo a partir de sustancias más sencillas. El proyecto Synthesis de Nacho Martín Silva (Madrid, 1977) pretende seguir esta definición de manera literal, aunque irónica, para realizar una pintura a través del dibujo.

La vídeo-instalación que Nacho Martín Silva ha concebido para el espacio The Envelope de la galería Louis21 está formada por un vídeo y un lienzo pintado con ceniza en el que aparece representado el último frame del vídeo que lo acompaña. El vídeo muestra una sucesión de dibujos y anotaciones pertenecientes al cuaderno de notas del artista.

Observamos las hojas quemándose y cómo sus cenizas se acumulan paulatinamente en un plato. Los restos grises de estas páginas serán posteriormente molidos y utilizados como pigmento para pintar el cuadro. La ceniza funciona entonces como la huella del ser que ha concebido aquellos elementos heterogéneos (frases, croquis y apuntes presurosos) que el artista ha ido luego anotando en su libreta a la espera de hacer algo con ellos. Más allá de la imagen que el pequeño lienzo representa, la instalación contiene toda la historia que lo concibió, siendo el cuadro únicamente el desenlace de un relato que incluye un determinado periodo de aprendizaje y de búsqueda del pintor madrileño. La instalación hace referencia al aprendizaje incesante del artista y al largo procedimiento que se gesta entre la idea de una obra y su realización. Si la obra contiene siempre todo el proceso que la ha generado, el proceso no contiene una sola obra, la que se enseña, sino muchas otras posibles.

El proceso puede llegar hasta la culminación de la pieza o simplemente quedarse en el estadio de proyecto para el futuro. Nacho Martín Silva rescata este momento previo a la realización, un aprendizaje convulso y un recorrido a tientas entre lo posible y lo real. Desplaza hacia el primer plano las huellas del proceso, devuelve a las cenizas el calor del fuego y ofrece de este modo al espectador la multiplicidad no reducible del gesto artístico.

Nacho Martín Silva

Nacho Martín Silva. Synthesis: 1 + 1 = 1. Cortesía de la galería

Hay desinterés, no saturación del mercado

Antonio González (Alicante, 1974), ha expuesto sus obras en diferentes galerías y ferias del mundo. En exposiciones como “Crash” y la reciente “Bengalas”, nos muestra una secuencia de distintos colores y formas que evolucionan en el artista como el propio lenguaje hace con las personas. Cada obra se puede entender como un todo aislado del resto y, sin embargo, manteniendo una relación entre sí inseparable.

Una pintura y un lenguaje estético ligado a antecedentes como Anthony Caro, Brassai, Joan Miró, Basquiat, Richard Tuttle,… que se desprende de su obra. Un trabajo que continúa desarrollando la técnica de la abstracción para la pintura contemporánea.

Nos encontramos con el artista alicantino para hablar de su reciente exposición en la galería Louis 21 de Madrid, donde presenta sus nuevas obras haciendo un recorrido por las diferentes facetas que ha experimentado durante su proceso de creación.  

¿Qué relación tienes con la galería Louis 21?

Dejé de pintar hace unos años. Bueno, no dejé de pintar, más bien me desvinculé de la industria que rodea al mundo del arte, galerías, ferias, exposiciones, etc… Comenzar a trabajar con Louis 21, ha significado volver a mostrar mi trabajo dentro de este contexto. “Bengalas” es una exposición dividida en 2 partes, donde muestro parte de mis últimos trabajos realizados en 2013. Una primera parte con pinturas sobre lienzo, de 160×160 cm y unas piezas en óleo sobre madera de 30×30 cm. En el segundo montaje se expusieron unos papeles de 100×70 cm realizados con esmalte sintético. No responde a dos facetas, simplemente decidí presentar el trabajo de esta manera.

¿Qué lugar ocupa para ti la pintura en el mundo del arte?

El lugar que ocupa la pintura en el mundo del arte lo desconozco. A nivel personal, la pintura, es para mi una experiencia vital. Es una herramienta de trabajo, un ejercicio y una practica necesaria para el desarrollo de muchos de mis pensamientos. Al igual que un matemático tiene sus reglas y operaciones yo uso la pintura, el color, la forma, etc… para entender y enfrentarme a los misterios

antonio gonzález 4

Vista de la exposición «Bengalas». Imagen cortesía de la Galería Louis 21

Tu pintura es muy geométrica, ¿que te impulsa a pintar de ese modo?

Sí, de alguna manera mi pintura podría definirse como geométrica, pero no es mi intención pintar geometrias. Es cierto que trabajo con elementos gráficos muy sencillos y simples pero mi intención es la de reducir la forma, el color, la composición. Pero no tiene una intención geométrica. Busco una pintura basada en elementos sencillos.

Con la situación actual, ¿qué te motiva o te ayuda a seguir pintando?

Ahora mismo en España la facilidad para ejercer cualquier actividad artística es muy complicada, no hay interés, no hay ayudas. No creo que esto responda a una saturación del mercado, sino un desinterés. Existen otras prioridades y el arte no parece estar entre ellas. Pero la cultura y el arte son importantes. Son el reflejo de la sociedad y eso fundamenta sus valores.

Personalmente, lo que me ayuda a continuar pintando es la propia pintura y las situaciones derivadas de ella. Nuevos pensamientos, nuevas preguntas, nuevos interrogantes.

En tu obra se refleja una simplicidad en los colores y en los procesos de síntesis que resulta bastante impactante…..

Trabajo con colores puros, primarios. Normalmente sin mezclar, directamente del bote. Me interesa el lugar que ocupa determinado color en determinado espacio o determinada forma con determinado color, su relación entre ellas. También trabajo mucho con el blanco y negro, ya que de alguna manera implica otro tipo de reducción. Mi intención no es que aniquilar la pintura, es la de comprimirla. Necesito llevar la pintura al lugar en el que las formas dejan de ser formas, para cobrar identidad. Para ello genero composiciones que permitan conservar estas particularidades.

¿Descartas la posibilidad de ampliar tu concepto estético a otras disciplinas?

Disciplinas como la escultura o la fotografía me interesan mucho, pero permanezco concentrado en la pintura, creo que merece la pena no difuminarse demasiado, hay que continuar insistiendo. En gran parte ahí encuentro todo lo que necesito.

Vista de la exposición "Bengalas". Imagen cortesía de la Galería Louis 21

Vista de la exposición «Bengalas». Imagen cortesía de la Galería Louis 21

Ángela Cortés