La interpretación de los sueños de Grete Stern

Caso de Estudio. Grete Stern
Institut Valencià d’Art Modern. IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 3 de abril de 2016

El IVAM dedica a Grete Stern su nuevo ‘Caso de Estudio’. Y es que la artista alemana nacionalizada argentina es, sin duda, todo un caso. Para explicarlo, María Jesús Folch, comisaria de la exposición, realizó un repaso por su obra. Fue al llegar a la altura de los sueños de Stern que coinciden con la publicación en 1949 del libro El segundo sexo, de Simone de Beuavoir, cuando emergió la síntesis de su trabajo: “Aquí se ven reflejados sus dos caminos, el de la mujer que se afirma como sujeto y el de aquella otra que acepta esa alianza con lo doméstico”.

Fotografía de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Fotografía de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Ese choque entre la mujer que sueña con emanciparse de las trabas sociales y esa otra que es objeto de sus pesadillas creativas, atraviesa el conjunto expositivo que hasta el 3 de abril muestra el IVAM. “Es la pequeña gran joya de nuestra colección”, subrayó José Miguel Cortés, director del instituto valenciano. Pequeña gran joya compuesta por 61 obras, entre fotografías, libros, proyecciones y un documental, entre las que destacan los 140 fotomontajes realizados para la revista ‘Idilio’ de 1948 a 1951. En dicha revista fue donde ilustró los sueños de las numerosas lectoras que buscaban explicación a lo que su inconsciente maquinaba durante la noche.

Fotomontaje de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Fotomontaje de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

“El concepto de otredad está en la obra de Stern”, explicó Folch. Otredad que tiene mucho que ver con ese riesgo del sujeto que se afirma al margen de las convenciones sociales, frente al que busca su más amable encaje. Grete Stern, al modo que hizo Freud, interpreta esos sueños de la mente femenina, utilizando la técnica del fotomontaje. De manera que así, a base de juntar pedazos supuestamente inconexos, la artista alemana que huyó del nazismo para establecer su residencia en Buenos Aires, fue construyendo una obra de gran originalidad, calidad artística y sin duda evocadora, todavía hoy, de los fantasmas femeninos.

Fotomontaje de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Fotomontaje de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

María Jesús Folch habló de algunos de ellos: “confinamiento en el hogar”, todo lo relativo a “la función biológica de la reproducción”, también “la incomunicación” y, como contrapartida, “la denuncia de los estereotipos femeninos”. Casada con Horacio Coppola, con el que trabajó al principio mano a mano y del que muy pronto se divorció, Stern no dejó de reivindicar para ella y la mujer de su tiempo, extrapolable al actual, la libertad que sin duda reflejaba en la interpretación de los sueños. Sueños de los que ya se hizo cargo el IVAM en una exposición de hace 20 años, germen de la donación de su obra por parte de su hija Silvia al museo valenciano. “Continúa siendo igual de actual y contemporánea”, señaló Cortés.

Fotografía de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Fotografía de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

La publicidad, la arquitectura, el retrato y la antropología, otorgando protagonismo a mujeres indígenas del Gran Chaco, también han sido disciplinas de su interés. Disciplinas que trabajó con el mismo anhelo de encontrar bajo la superficie de las cosas cierta verdad latente. Por eso sus fotografías están llenas de escaleras, peldaños o laderas que hay que subir o bajar, de ojos escrutadores, de jaulas, de naturalezas en calma o arrebatadas pero siempre inquietantes, de animales y, por supuesto, de mujeres que luchan contra ese fondo enigmático de seres y objetos a punto de doblegarla.

Fotomontaje de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Fotomontaje de Grete Stern en el Caso de Estudio del IVAM.

Grete Stern es todo un caso porque fue construyendo su obra a contracorriente: primero, en el Berlín ya prácticamente abducido por el nazismo, y después, en el Buenos Aires del peronismo. La columna ‘El psicoanálisis le ayudará’ de la revista ‘Idilio’, que Stern ilustró, no se sabe si ayudó a sus lectoras, pero a ella le ha servido para construir una obra “ejemplo de modernidad y compromiso”, concluyó Cortés.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Salva Torres

CASO DE ESTUDIO. GRETE STERN

Galeria 3. IVAM, Centre Julio González
C/ Guillem de Castro, 118. Valencia
Del 3 de diciembre al 3 de abril del 2016

Caso de estudio. Grete Stern  es una exposición que reúne 61 obras de la artista, incluyendo 10 fotografías, dos proyecciones, libros, un documental, una película de Ellen Auerbach, mucha documentación y las 46 piezas de la serie Sueños que el IVAM conserva en su Colección, y que se encargó de dar a conocer en inicio a esta artista en escenario español. Con ello, la muestra documenta por primera vez en España los 140 fotomontajes con los que la fotógrafa se dirigió, a finales de los años 40 y principios de la década de los 50, a un público femenino.

Grete Stern, es una artista alemana formada en la Escuela de Artes Aplicadas de Stuttgart, se adentró en el mundo de fotografía de la mano del profesor de la Bauhaus Walter Paterhans. Se vio inmersa en el mundo de la publicidad entre 1929 y 1932 y a principios de 1935, se trasladaría a Argentina, mismo año en que el que contrajo matrimonio con Horacio Coppola junto a quien trabajaría en diversos proyectos.

En Argentina, se desarrolló en el campo de la ilustración editorial en el que destacan sus colaboraciones con las revistas N u e v a A r q u i t e c t u r a e Idilio desde 1947; además de su actividad como conservadora de fotografía del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires desde 1956; y su incursión en el campo de la antropología mediante un estudio sobre los aborígenes del Gran Chaco que llevó a cabo entre 1957 y 1964.

Grete_Stern,_Self-portrait,_1943

Grete Stern. Autorretrato, 1943. Cortesía IVAM.

La exposición se inicia con la proyección del documental sobre el estudio publicitario Ringl+Pit , que fundaron Grete Stern (Ringl) y Ellen Auerbach (Pit) en el Berlín de 1929. En el cual se ve en forma de una entrevista, como Stern y Auerbach, reflexionan sobre su obra y lo que representaba ser una mujer con objetivos marcados y una profesión en aquel momento.

Vemos entonces, como nace la crítica hacia los estereotipos femeninos de una sociedad patriarcal que criticaba y que refleja en la serie Sueños. En esta misma línea va la película Gretchen Hat Ausgang (1935), dirigida por Ellen Auerbach, que nos ayuda a entender los tópicos de comportamiento femenino del momento.

05798

Grete Stern. Sueño nº45 Sin título, de la serie Sueños, fotomontajes (Buenos Aires), 1950. Cortesía IVAM.

La muestra continúa con la mencionada llegada de Grete Stern y Horacio Coppola a Buenos Aires en 1935, con la revista Sur y el papel de Victoria Ocampo; así como todo el contexto en que encontramos a intelectuales exiliados que huyen de la Segunda Guerra Mundial. Podremos disfrutar, en la sala de exposiciones la colaboración de Stern y trabajos individual de fotos de libros sobre la arquitectura de Buenos Aires.

En conjunto todo este material que se proyecta en la sala, además del recorrido que podemos hacer por la fotografía antropológica que Grete Stern -que consolida un documento gráfico sobre la forma de vida, costumbres, indumentaria, artesanía, creencias de los aborígenes del Chaco, y se aleja del registro etnográfico y clasificación habitual que se le da a este tipo trabajo- nos permite apreciar la confluencia de intereses por parte de la artista alemana, donde aparecen la publicidad, la arquitectura, la retratística, el psicoanálisis y la antropología, que en definitiva nos ayuda a analizar la obra de la artista alemana.

29PHOTO1-blog427

Grete Stern. Sueño nº43 Sin título, de la serie Sueños, fotomontajes (Buenos Aires), 1950. Cortesía IVAM.