Curso de Animación en ESAT

Master de Animación
Creado por Keytoon Animation Studio
Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT)
C / Viciana, 5. Valencia
A partir de octubre. Curso 2016 / 2017

La Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) de Valencia ofrece un curso creado por Keytoon Animation Studio, que comenzará el mes de octubre. En este posgrado se unen un estudio con 12 años de experiencia en el sector de la animación profesional y una entidad educativa con más de 20 años de experiencia en la enseñanza de nuevas tecnologías, por lo que los alumnos aprenderán de profesionales de primer nivel de ambos sectores.

Máster de Animación. Imagen cortesía de ESAT.

Máster de Animación Keytoon ESAT. Imagen cortesía de ESAT.

El curso está dirigido a toda persona que tenga inquietudes por el mundo de la Animación 3D y  orientado tanto a personas que ya tengan experiencia en el sector y quieran mejorar, como a todos aquellos que empiezan esta nueva aventura desde cero.

El Máster tiene una duración de dos años. En el primer año el alumno aprenderá todo lo necesario para empezar a convertirse en un profesional de la animación y, durante el segundo, se realizará por parte del alumnado un cortometraje de animación siguiendo los mismos estándares y estructura de trabajo que en grandes productoras de cine tales como Disney, Pixar, Dreamworks, etc. Terminará su formación siendo un profesional completo y de pleno derecho con un proyecto que lo respalda.

Master de Animación de Keytoon Studio / ESAT.

Master de Animación de Keytoon Animation Studio / ESAT.

El principiante Segrelles

Los dibujos académicos de Segrelles
Sala de Exposiciones de IberCaja
C / Barón de Cárcer, 17. Valencia
Inauguración: jueves 30 de abril
Hasta el 30 de mayo, 2015

Antes de alcanzar el éxito internacional, de ilustrar las portadas de publicaciones como The New York Times o la traducción de ‘Las 1.001 noches’ firmada por Vicente Blasco Ibáñez, mucho antes de convertirse en el artista que acabaría inspirando a cineastas como Guillermo del Toro, José Segrelles fue un niño de 8 años que demostraba un talento innato para dibujar en la escuela de su Albaida natal.

Un modesto centro de enseñanza primaria que un día visitó el Rector del Distrito Universitario de Valencia por aquel entonces, Francisco Moliner Nicolás, quien se quedó impresionado por el retrato que le hizo uno de los niños hasta el punto de insistir a su familia para que lo llevaran a la Escuela de Bellas Artes.

Fue así, por casualidad, como Segrelles llegó a la Academia de San Carlos en Valencia, donde de  1898 a 1903 tallaron a ese diamante en bruto con una formación cuyos frutos recoge la muestra ‘Los dibujos académicos de Segrelles’. Una exposición que se inaugura el 30 de abril y que puede visitarse hasta el 30 de mayo en la Sala de Exposiciones de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

La colaboración de coleccionistas privados ha permitido reunir un total de 34 piezas, la mayoría inéditas. Un extenso conjunto para trazar un recorrido por el aprendizaje del joven Segrelles en aulas que compartían talentos como Pinazo, Benlliure o Fillol, casi una escuela de genios en uno de los periodos más fértiles del arte valenciano.

“Esta selección de obra permite asomarse a una de las etapas más desconocidas y curiosas de un artista, su formación, cuando empiezan a despuntar las claves de su estilo” comenta Vicent Vila, comisario de la muestra y director del Escalante Centre Teatral, que ya acogió esta temporada una exposición sobre el pintor.

Sandro Carbó, miembro de la Asociación Española de Críticos de Arte y coautor del catálogo de esta exhibición, destaca el retrato que se realiza a través de sus obras tempranas de un periodo fundamental del artista cuando adquirió los sólidos fundamentos técnicos que le acompañarían el resto de su trayectoria, convirtiéndole en un ilustrador a la altura de maestros como Doré o Rackman. Pero antes tuvo que pasar por las aulas y someterse a las directrices de profesores como Antonio Muñoz Degrain o Sorolla, que llevaba a los alumnos a la playa para dibujar en movimiento.

Con solo 13 años, Segrelles recibió la Medalla de San Carlos por sus excelentes calificaciones, “aunque en sus trabajos de clase encontramos a un artista que intenta cumplir con las normas académicas al tiempo que va conformando su propio estilo” señala Joan Josep Soler Navarro, Miembro de ICOM-Unesco y otro de los autores del catálogo.

Una personalidad artística que, a medida que crece, va sintiéndose asfixiada por el ambiente académico. Sin embargo, su formación se verá truncada por la muerte de su hermano, que le obliga a regresar a su Albaida natal. Pero éste no es más que el cierre del primer episodio de una apasionante historia en la que Segrelles desarrolló una rica y fructífera carrera.

Una trayectoria a la que, paralelamente, se rinde homenaje en la muestra ‘J. Segrelles. El laberinto de la fantasía’, programada  hasta finales de mayo en el MuVIM. Una propuesta que se complementa perfectamente con este acercamiento al despertar del artista valenciano que realizan los 34 dibujos alojados en la Sala de Exposiciones de IberCaja, cercana al Mercado Central.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Dibujo de José Segrelles. Cortesía de IberCaja.

Contra la reducción del Grado en Bellas Artes

Conferencia de Decanos de las Facultades de Bellas Artes
Celebrada en Bilbao, el 6 de marzo, 2015

La semana pasada tuvo lugar en Bilbao una reunión de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Bellas Artes en la que se decidió un posicionamiento de todas las Facultades frente al Decreto 3+2 (Real Decreto 43/2015, de 2 de febrero) al respecto de los títulos de Grado en Bellas Artes, Diseño y Conservación y Restauración de Bienes Culturales. En dicha reunión, se manifestó que dichos estudios de Grado deberán mantenerse en los 240 créditos ECTS actuales, si se quería garantizar unos mínimos de calidad en la formación.

El comunicado emitido tras la reunión del 6 de marzo señala exactamente que “ante la publicación del Real Decreto 43/2015, de 2 de febrero, y en relación a la posibilidad de reducir la duración de los actuales títulos de Grado en Bellas Artes, en Diseño y en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, la Conferencia acuerda de forma unánime la solicitud de mantener esos 240 créditos ECTS”.

Vista general del campus de la Universitat Politècnica de València.

Vista general del campus de la Universitat Politècnica de València.

Tal y como se manifiesta, “dichos estudios de Grado deberán mantenerse en los 240 créditos ECTS actuales, teniendo en cuenta que, dado su carácter experimental y teórico-práctico, unido a la amplitud y heterogeneidad de sus materias fundamentales, no se podría garantizar la calidad de la formación con un desarrollo temporal más reducido”.

Participaron en la reunión representantes de las Facultades de Bellas Artes de: Altea (Universidad Miguel Hernández), Barcelona (Universidad de Barcelona), País Vasco (UPV-EHU), Cuenca (UCLM), Granada (UDR), Madrid (Universidad Complutense), Salamanca (USAL), Sevilla (US), Málaga (UMA), Murcia (UM), La Laguna (ULl), Pontevedra (UVigo), Valencia (Universitat Politècnica de València-UPV) y Teruel (UniZar).

Detalle de la fachada de la Universitat Politècnica de València.

Detalle de la fachada de la Universitat Politècnica de València.

 

ESAT, LaChapelle y otros asuntos primerizos

Exposición colectiva: alumnos de ESAT
Nou Sabors (C/Cádiz), A rajatabla, ¡Madre mía!, Moss (C/Vivons)
Barrio de Ruzafa. Valencia
Inauguración simultánea: jueves 5 de marzo, a las 19.30h

Se nota, qué duda cabe, la mano de Alberto Adsuara, el fotógrafo, el maestro. Y el fotógrafo, ahora maestro en la Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT) de Valencia, ha decidido que sus alumnos de primero de la asignatura ‘Fotografía de Estudio’ se inspiren en David LaChapelle. Inspiración que se verá en uno de los cuatro locales de Ruzafa que acogerán tan primerizos trabajos. En el resto, habrá imágenes relacionadas con el objeto de la asignatura, a rebufo de la inspiración del propio aliento creativo de Adsuara.

Fotografía de Lu de López para la serie LaChapelle en la exposición de ESAT en Ruzafa. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia.

Fotografía de Lu de López para la serie de LaChapelle en la exposición de ESAT en Ruzafa. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia.

Tras dos meses y medio de fotografía ‘full time’, a tiempo completo, cinco días a la semana, los alumnos de ESAT (“están como locos, emocionados”, dice Adsuara) expondrán las imágenes fruto de tan intensa enseñanza en cuatro espacios del barrio de Ruzafa: Nou Sabors (en Calle Cádiz), Moss, A rajatabla y ¡Madre mía! (los tres en calle Vivons). Una muestra múltiple que tendrá inauguración simultánea el día 5 de marzo, a las 19.30 horas.

Fotografía de Javier Cillero para la exposición de ESAT en Ruzafa. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Tecnología de Valencia.

Fotografía de Javier Cillero para la exposición de ESAT en Ruzafa. Imagen cortesía de la Escuela Superior de Tecnología de Valencia.

En un radio menor de 100 metros, con vistas a ser incrementado en próximas ediciones, jóvenes estudiantes de fotografía vivirán la experiencia de ver expuesta su obra recién horneada, con lo que ello supone de intensa formación y posterior riesgo expositivo. Y puestos a correr riesgos, nada mejor que tomar como modelo a LaChapelle, fotógrafo del glamour bizarro, irreverente y creador de atmósferas inquietantes. Algunas de ellas, recreadas por los alumnos de Adsuara, ya sea tomándole a él como palmaria referencia o siguiendo los consejos del maestro, también él fotógrafo de turbadoras escenografías.

Fotografía de Miguel Ángel Boto para la exposición de alumnos de ESAT en locales de Ruzafa. Imagen cortesía de ESAT.

Fotografía de Miguel Ángel Boto para la exposición de alumnos de ESAT en locales de Ruzafa. Imagen cortesía de ESAT.

La iniciativa de trabajar en grupo una fotografía, para una vez definida su puesta en escena intervenir cada cual por separado hasta conformar una serie tan homogénea como diferente, hace de la serie LaChapelle una experiencia única. Y del mismo modo que David LaChapelle transforma a iconos tan de sobra conocidos como Michael Jackson o Lady Gaga en misteriosas figuras mutadas por efecto del retoque religioso, también los alumnos de ESAT tienen la posibilidad de crear su particular escenografía,  ligeramente modificada por los diferentes retoques individuales.

Fotografía de Reveca Gómez para la exposición de alumnos de ESAT en cuatro locales de Ruzafa. Imagen cortesía de ESAT.

Fotografía de Reveca Gómez para la exposición de alumnos de ESAT en cuatro locales de Ruzafa. Imagen cortesía de ESAT.

La experiencia de mostrar estos primerizos trabajos en una exposición simultánea, puede tener un eco mayor de prosperar el proyecto pensado para los alumnos de tercero de fotografía. En este caso, sería el Museo de Bellas Artes San Pío V el beneficiado, al mostrar una obra más elaborada de jóvenes estudiantes que toman cuadros del museo valenciano como inspiración. Sería una bocanada de aire fresco para una pinacoteca que lo necesita. El comité científico del Consorcio de Museos tiene la última palabra. Hasta entonces, Ruzafa abre de nuevo sus puertas al arte, con esta exposición de alumnos de ESAT que viven “como locos” su tierno debut.

Fotografía de Lu de López en la exposición de alumnos de ESAT en Ruzafa. Imagen cortesía de Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia.

Fotografía de Lu de López en la exposición de alumnos de ESAT en Ruzafa. Imagen cortesía de Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia.

La Sala Off reabre con música y vientos

El cazador de vientos, de Toñi Forascepi
Sala Off
C / Turia, 47. Valencia
Días 9 y 11 de enero de 2015, a las 19.00h

Mestral, Ponent, Garbí o Llebeig, Llevant, Gregal o Tramuntana. Son algunos de los poéticos nombres de las brisas y vientos que acarician las tierras valencianas para alivio del calor cada vez más tórrido. Todos ellos protagonizan la pieza musical con la que la Sala Off se pone de nuevo en modo ‘on’ después de seis años de silencio y unas obras de aislamiento acústico para evitar quejas vecinales que provocaron su cierre. Una buena noticia para los amantes de las artes escénicas y el teatro independiente.

Actores y público al final de la función de 'El cazador de vientos' en Sala Off. Fotografía: Cecilia Cristolovean.

Actores y público al final de la función de ‘El cazador de vientos’ en Sala Off. Fotografía: Cecilia Cristolovean.

‘El cazador de vientos’ es una pieza de teatro musical para todos los públicos diferente y atrevida, dirigida por Toñi Forascepi y basada en un texto del premiado escritor y dramaturgo valenciano Vicente Marco. “Creé un texto dramático a partir de unas indicaciones de la escuela, en concreto de su director Pedro Jiménez Acosta”, dice Marco. “Deseaban que contuviera los elementos propios del género: amor, romanticismo, buenos, villanos y algo de humor. Compuse El cazador… a partir de una idea inicial que me facilitó la primera directora del proyecto Anaís Duperreim. A partir de ese momento mi trabajo concluyó y ellos se pusieron en marcha”.

La obra habla de los sueños, de la posibilidad de imaginar un mundo diferente, de la fuerza de las personas y de las verdades escondidas tras la realidad que nos rodea. Inspirada en las canciones favoritas de los valencianos, recrea la hipotética situación de Krog, un anciano que recoge los vientos en grandes maletas con la intención de que lo empujen muy lejos, y evitar que su familia lo ingrese en una residencia geriátrica. Con la ayuda de la música, las emociones y los recuerdos invaden el escenario. Se mezclan situaciones reales con ficticias, desdibujando así los límites que separan la realidad de la ficción.

Nueve actores que también son cantantes y bailarines muestran su potencial creativo en escena. Pertenecen a la Compañía Off, que en febrero de 2013 estrenó ‘Flechas del Ángel del Olvido’, de Jose Sanchis Sinisterra, dirigida por  José Zamit. En el actual montaje colaboran varios profesores de la Escuela Off, con una puesta en escena característica del género musical supervisada por Toñi B. Forascepi.

Una escena de 'El cazador de vientos', de Toñi Forascepi, en Sala Off. Fotografía: Cecilia Cristolovean.

Una escena de ‘El cazador de vientos’, de Toñi Forascepi, en Sala Off. Fotografía: Cecilia Cristolovean.

15 años en escena

Pedro Giménez y Rafael Cruz fundaron hace 15 años la Escuela Off. Desde entonces el centro contribuye a la formación, producción y exhibición de las artes escénicas valencianas. En estos años se han realizado una treintena de montajes propios, se han formado en artes escénicas a más de 5.000 alumnos y han impartido clases 50 profesores. ‘El cazador de vientos’ estará en cartel hasta el 11 de enero y se representa a las 19 horas.

Con esta pieza musical se abre una temporada en la que Off busca reencontrarse con su público y dar a conocer gran parte del trabajo que se hace en la escuela día a día. Tanto por parte del personal docente en activo, como por los más de 200 alumnos que pasan por sus aulas durante el año, que tendrán un espacio donde mostrar proyectos escénicos. En algunos casos, con puestas en escena de gran nivel profesional.

Festival europeo

La segunda semana de febrero la escuela y la sala Off acogerán el festival europeo Ministry for Favourite Songs, una de las últimas actividades de este proyecto internacional. La escuela y la sala se convertirán en espacio de acogida de diferentes creaciones que marcan tendencia por su calidad artística en los países participantes.

Durante estos días, artistas de toda Europa se darán cita en Off para intercambiar impresiones y experiencias, y clausurar este proyecto que durante dos años ha estado viajando por los países que participan en un interesante intercambio artístico, que ha tenido a la música como principal protagonista.

Una escena de 'El cazador de vientos' en Sala Off.

Una escena de ‘El cazador de vientos’, de Toñi Forascepi, en Sala Off. Fotografía: Cecilia Cristolovean.

Bel Carrasco

Escuela profesional para el audiovisual valenciano

Escuela de Creación y Comunicación Audiovisual (ECCAV)
Impulsada por César Martí

El sector audiovisual valenciano está herido de muerte por la reducción de las ayudas de la Generalitat y, sobre todo, el chapucero cierre de Ràdio Televisió Valenciana, que dejó a 1.800 trabajadores en la calle y a toda una industria sin su principal cliente. Pero a pesar de todo, algo se mueve.

César Martí, productor ejecutivo de varios de los éxitos de audiencia más notables en la historia de Canal 9 (series como Maniàtics, Autoindefinits o Socarrats*) o de alguno de sus programas más originales (S´Estila, un magazine sobre arquitectura e interiorismo), lanza una escuela para relanzar, o al menos contribuir a ello, el audiovisual valenciano.

César Martí, junto a Toni Benavent.

César Martí levanta un premio por la serie Socarrats en presencia de Toni Benavent, de Albena Teatre.

Se llama Escuela de Creación y Comunicación Audiovisual  (ECCAV) y ofrece cursos y jornadas de formación de “carácter práctico”, “totalmente enfocados a ser utilizados en la vida real”, dice Martí. El primero, “Branded Content: el futuro de la creación de contenidos”, tendrá lugar en octubre y noviembre  y contará con las lecciones de profesionales de la productora de El Hormiguero, del gigante de la publicidad Arena Media o de Shopciable, el centro comercial solidario on line.

“Es verdad que el audiovisual valenciano ha estado mejor, pero también lo es que hay cosas que hacer al margen de la televisión convencional. Queremos contribuir a relanzar la industria local ofreciendo una formación orientada a las necesidades de las empresas de la mano de profesionales de primer nivel”, dice Martí.

El productor regresa a Valencia tras ser alto ejecutivo en Madrid de Notro y Vértice 360. Martí encabezó en estas empresas el proyecto ganador para la privatización de parte de la programación de Canal 9, iniciativa frustrada por el abrupto cierre de la cadena.

¿Tendremos de nuevo televisión pública valenciana? “Sin duda, aunque seguramente seguirá un modelo diferente al anterior, más ágil y pegado a las necesidades y posibilidades del momento. Modestamente, en ECCAV aspiramos a mejorar la preparación de algunos de los profesionales de esa futura Televisió Valenciana”, dice Martí.

Voro Maroto

*El autor de la información trabajo con César Martí en la productora Conta Conta, autora de las series mencionadas.

Danzar en precario

Encima del escenario y en movimiento los bailarines parecen pertenecer a una raza superior, más grácil y ligera que el resto de los humanos, como si por sus venas corriera sangre de hadas o de elfos. Pero cuando ponen los pies en el suelo su realidad es mucho más prosaica. Prosaica, precaria y de gran inseguridad laboral. Posiblemente,  son los artistas más afectados por la crisis debido a sus particulares circunstancias, sumadas al hecho de que la danza es un espectáculo minoritario en este país. En contraste se trata de una de las disciplinas más duras que exigen un entrenamiento diario, una constante tensión cuerpo-mente y, como les ocurre a los atletas o futbolistas, su carrera tiene una fecha de caducidad muy ajustada.

El bailarín Miguel Tornero. Fotografía: María Tornero.

El bailarín Miguel Tornero. Fotografía: María Tornero.

La Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunidad Valenciana (APDCV), entidad que aúna a más de un centenar de bailarines, coreógrafos, docentes, junto a las asociaciones y sindicatos agrupados en la Confederación de Artistas-Trabajadores del Espectáculo (Conarte),  denuncian esta situación de precariedad y el hecho de que no se les abonen las horas extras a los miembros de las compañías públicas de carácter nacional.

“Queremos denunciar la precariedad y difícil situación que atraviesa el sector de la danza en estos momentos”, dice Miguel Tornero, presidente de APDCV. “Los sueldos de los bailarines de los distintos elencos artísticos públicos apenas superan los 900€ al mes. Una precariedad que vive el sector tras una larga y dura formación como profesionales de esta disciplina, cuya carrera en el escenario termina a los pocos años de cumplir los cuarenta, incluso antes”.

Condiciones laborales

La APDCV ha puesto en marcha el primer estudio sobre las condiciones laborales de los profesionales de la danza en la Comunidad Valenciana en colaboración con el Máster Oficial Interuniversitario en Gestión Cultural de la Universitat de València. Los resultados se harán públicos este año con el objetivo de elaborar un diagnóstico fidedigno de la situación actual.

“El estudio reflejará cuál es la actividad de los profesionales de la danza (intérpretes, docentes, coreógrafos, gestores, asesores de movimiento, repetidores, etcétera) y la realidad del conjunto del sector a través de entrevistas y encuestas”, explica Tornero.

La precariedad económica se suma a una difusa situación laboral, pues no existe un Convenio Colectivo para la danza a nivel nacional. “En numerosos casos se toma como referencia uno de la Comunidad de Madrid que marca mínimos muy mínimos”, comenta Tornero. Tampoco están incluidos en el Instituto Nacional de Cualificaciones que permite el reciclaje laboral o la transición profesional a otros oficios y profesiones. De hecho, ni siquiera sus estudios profesionales de danza tienen reconocimiento académico de ningún tipo y los estudios superiores siguen, en la práctica, en una situación difusa respecto a su equivalencia total a los estudios universitarios.

Imagen del Día Internacional de la Danza 2013 en el MuVIM. Fotografía: María Tornero.

Imagen del Día Internacional de la Danza 2013 en el MuVIM. Fotografía: María Tornero.

Artista Intermitente

En cuanto a las prestaciones del paro, debido a que sus contratos suelen ser de  corta duración resultan muy exiguas. “En el Régimen de Artistas un día cotiza más o menos por uno y medio”, indica Tornero. “Pero ese régimen, digamos privilegiado,  no siempre se aplica durante las producciones de espectáculos”. En Francia existe la figura del Artista Intermitente por la cual estos profesionales reciben una consideración y protección laboral acorde con su actividad.

El mundo de la danza es por naturaleza variado y caótico. Si bien hoy por hoy los sueldos de los bailarines son exiguos en general, siempre ha habido diferencias significativas en función del sector en el que se trabajara; televisión, musicales, etcétera. Por ejemplo, en el caso de las compañías privadas no es habitual que se contemple en el sueldo las horas extras. En el plano docente sucede lo mismo, y así encontramos que mientras los de conservatorios públicos disfrutan de un régimen similar al de los maestros de Educación Primaria o secundaria, los de las escuelas privadas se rigen por el mismo convenio que aúna a peluqueros y monitores de centros deportivos.

Imagen del Día Internacional de la Danza 2013 en el MuVIM. Fotografía: María Tornero.

Imagen del Día Internacional de la Danza 2013 en el MuVIM. Fotografía: María Tornero.

Sin cobrar las horas extras

Lo que se podría considerar la elite de la danza, los miembros de los entes públicos tampoco salen de miseria. En la Compañía Nacional de Danza (CND) y el Ballet Nacional de España (BNE) , reciben sueldos ínfimos, teniendo en cuenta su grado de preparación,  y a partir del pasado mes se les niega  el cobro de las horas extras.  Estos profesionales no percibirán las horas extras que les pertenecen si han superado las 60 anuales, lo que la mayoría ya ha hecho. Estas horas serán remuneradas con días de libranza, criterio establecido sin ningún tipo de diálogo previo.

“Consideramos que la medida impuesta y aparentemente “compensatoria” es injusta e inaceptable y supone un claro atropello y recorte a los derechos laborales de los profesionales de las compañías públicas que representan la cultura española por todo el mundo”, señala Tornero. “Además de interferir y no poder garantizar los compromisos y giras de los bailarines, no resulta factible en una profesión que, como la danza, requiere de entrenamiento y ensayos diarios para poder realizar las actuaciones, lo que supone horas complementarias de trabajo, por lo que la sustitución de horas extras a cambio de libranzas resulta inviable”, concluye.

Imagen del Día Internacional de la Danza 2013 en el MuVIM. Fotografía: María Tornero.

Imagen del Día Internacional de la Danza 2013 en el MuVIM. Fotografía: María Tornero.

Bel Carrasco