Pequeños suspiros para pájaros enjaulados

Cosas de la cuarentena
Actividades
Regalos, generosidad, creativos
Valencia, abril 2020

Calles vacías; silencios interrumpidos por ambulancias, por camiones de recogida de desechos o animales que se adueñan de zonas que antes eran frecuentadas por personas ¿dónde estamos? A las 8 de la tarde se nos escucha en los balcones aplaudiendo a los sanitarios, reivindicando por aquello que creemos justo o cantando canciones como “Resistiré” del Dúo dinámico. Pero luego, ¿qué es de nosotros?

Plaza de la Virgen, 16 de Marzo.
Foto de Irene Marsilla

Estamos entre cuatro paredes, sintiéndonos como pájaros enjaulados, sin llegar a imaginar la magnitud de esta pandemia y el impacto que va a suponer. No obstante, lo que podría haberse convertido en un confinamiento de infierno, algunos han logrado decorarlo de la mejor manera posible: juegos de mesa, libros, películas, videollamadas, deporte, gastronomía, visitas a museos a través de las redes sociales… ¡No podemos parar! Aunque hemos conseguido pausar el mundo, nuestra mente es una máquina continuamente en movimiento.

Foto de RTVE. «Yo me quedo en casa»

Y para que esta máquina se sienta bien, necesitamos liberar endorfinas. Así es como nuestros artistas musicales se adelantaron y crearon festivales a través de redes sociales, logrando desterrar el aburrimiento por un tiempo.

Muchos de estos artistas tuvieron que cancelar sus conciertos, pero su amor por la música y el público no cesó, demostrándolo con la creación Yo Me Quedo en Casa Festival, Cuarentena Fest, Mantita Fest, Inner Sessions, Canción a domicilio, Festival Vuela… Fueron festivales que otorgaron un pequeño respiro con conciertos nunca antes vistos: el público colocaba en sus mesas portátiles y móviles, cogía una cerveza de la nevera, quedaba con sus amigos y escribía a los artistas sentados en sus casas, que reían, cantaban, tocaban y contestaban a los comentarios.

Después de dos semanas, la cuarentena aun no ha terminado, y queda mucho para poder volver a la normalidad. Mientras tanto, ¿seguirán los artistas ofreciéndonos pequeños brotes de felicidad?

No son historias “sobre mujeres para mujeres”


‘La revolución de la mujer en el cine egipcio’
34 Mostra de València-Cinema del Mediterrani
Fundació Bancaixa
Plaza de Tetuán 23, València
Sábado 26 de octubre de 2019

La Mostra de València-Cinema del Mediterrani celebró su 34ª edición realizando un repaso del nuevo cine europeo en su Sección Oficial y Sección Informativa. Además, lo hizo con actividades paralelas tales como la mesa redonda ‘La revolución de la mujer en el cine egipcio’, donde se pretendió potenciar la visión de la creación cinematográfica egipcia hecha por mujeres, así como la diversidad de puntos de vista que la generan, con el objetivo de acercar al público a las diferentes realidades políticas, culturales y de género en Egipto.

Directoras y guionistas egipcias durante la mesa redonda. Fotografía: Irene Valdés.

Esta mesa contó con la presencia de las directoras Hala Khalil, Amal Ramsis, Kamla Abu Zekry, Nadine Khan y Mariam Abou Ouf, de la mano de la moderadora Awatef Ketiti, profesora de la Universitat de València especializada en políticas de género.

Asimismo, para dejar patente esta visión tan innovadora del cine, La Mostra proyectó doce películas de diversas directoras egipcias, como ‘Kas wa lask (‘Cut and Paste’, 2006), de Hala Khalil; ‘Bebo Wa Bashir’ (2011), de Mariam Abou Ouf; ‘Harag W’ Marag (‘Chaos, Disorder’, 2012), de Nadine Khan; y ‘Villa 69’ (2013), de Ayten Amin.

Así pues, debemos introducir el encuentro, dividido en dos partes bien diferenciadas, diciendo que todas son herederas de una generación de mujeres pioneras del cine árabe y, muchas de ellas, hijas de grandes intelectuales. Por otro lado, hay que decir que llevan siendo partícipes de la industria cinematográfica desde el movimiento feminista que apareció en el siglo XIX. 

La mesa redonda se dividió en dos apartados, como se ha expuesto anteriormente: la revolución de las mujeres en el cine egipcio y la revolución vista y tratada por estas mujeres.

La moderadora comenzó el debate dejando patente que el público español tiene escasa información acerca del cine egipcio, y que es posible que, simplemente, se conozca esa historia donde las mujeres han sido muy importantes desde principios del siglo XX. Awatef Ketiti tiene entendido que ha habido altibajos desde los años ochenta que han frenado la participación de la mujer en la historia cinematográfica, a pesar de que se haya regularizado después de las revoluciones árabes, en lo que una de ellas no estuvo de acuerdo. 

Así pues, Amal Ramsis refutó: “nuestra generación no tiene que ver con la revolución en Egipto, ya que casi todas nosotras ya habíamos empezado a hacer cine antes de la revolución, es decir, todas formamos parte de ese movimiento político que hubo y sigue habiendo actualmente con los problemas y consecuencias que eso conlleva, pero hemos luchado y seguimos luchando para poder darnos voz en el mundo audiovisual’’.

Collage de las cinco mujeres egipcias que formaron parte de la mesa redonda. Fotografía: Irene Valdés.

Nadine Khan comentó que el gran problema del cine egipcio después de la revolución realmente no existía o, mejor dicho: “sería lo de menos”. “El hecho de enfrentarnos a la revolución lo hacemos porque existe un gran control de nuestras producciones, hay mucha censura que nos prohíbe dar pasos hacia delante, ya que el cine egipcio está pasando por una crisis’’. En el amanecer de este tipo de cine hay muchas caras conocidas, y es por ello por lo que la revolución significará un salto hacia delante, importante para el cine en general. 

¿Cuál es vuestra visión general del cine?

Todas ellas estuvieron de acuerdo en no saber cómo explicar lo que tuvieron que pasar y sufrir durante esa revolución; no podían hablar de ella como algo general porque cada una tiene su historia. Sin embargo, hay algo común sobresaliente en todas ellas: han estado viendo escenas horribles, sucesos inesperados e, incluso, algunos actos que no quieren recordar, por eso hay ciertos hechos que no pueden contar, que no pueden sacar a la luz en sus películas.

Sin embargo, Hala Khalil expuso que no solo había problemas en el cine femenino, sino que todos los cineastas se toparon con consecuencias y dificultades durante la revolución, y es por ello por lo que no pudieron hablar de ella, de la guerra real, de la experiencia que han vivido desde el 25 de enero.

De hecho, Kamla Abu Zekry también dejó patente que hay muchas opiniones, que se ha hablado mucho después de la revolución, y que ella ha podido hacer y producir varias películas después de la revolución, pero no grabarlas o producirlas durante la misma o antes de ella.

¿Cuál es vuestra visión o evaluación del rol de la mujer en la creación de cine árabe?

Mariam Abou Ouf contó que la revolución ha pasado por varias etapas, no solo una en concreto. Expuso que, por ejemplo, en 2011 y 2012 había productoras de cine y muchas directoras cinematográficas, pero que esa fue una etapa que no podían controlar, aunque fuesen mujeres u hombres.

“Es decir, para mí hubo muchos cambios y por eso no podría expresar de forma libre qué nivel de producción cinematográfica se dio. Durante estos dos años la vida estaba un poco más avanzada, pero de todas formas yo no era consciente, no podía ver, me faltaba el aire, necesitaba más tiempo para recuperarme; hablar de la revolución antes de ese tiempo, para mí era imposible. A lo mejor he tardado dos años o así en volver a la vida, y a partir de 2013 y 2014 he podido contar esa experiencia que viví’’.

Hala Khalil manifestó: “yo hice una película sobre la revolución después de la misma y era como un receso donde se pudo hablar de temas tabú, pero luego ya no podíamos hacerlo libremente. Si ahora quisiera proyectar la película que hice después de la revolución, estoy segura de que no podría. El cine depende de cada etapa por la que vamos pasando’’.

La mujer representada en el cine egipcio. Fotografía cortesía de La Mostra.

Kamla Abu Zekry: “Yo quería añadir que, por otro lado, Francia ha tenido mucha importancia en la industria del cine en Egipto y ha ayudado a que tenga valor. El gobierno empezó en 1972 una crisis, luego emigraron a otros países y, posteriormente, en 1980 hubo otra crisis. En los 90 el cine también pasó por muchos problemas y etapas. En resumen, cada etapa quedó afectada por crisis o revoluciones. De hecho, actualmente estamos pasando por una revolución tecnológica’’.

No obstante, ahora los jóvenes pueden hacer sus películas incluso con el móvil; ahora todo es más fácil, hay muchos jóvenes que han entrado en este dominio. Además, al hablar de mujeres o productoras egipcias, a nivel de conciencia tienen mucho que ver las personas intelectuales. “Yo, por ejemplo, he hecho tres películas y las protagonistas han sido mujeres, pero hemos tenido muchos problemas para su producción. Yo sí que pude estrenarlas al pasar un tiempo, pero conozco a productores y productoras que tuvieron que crear una personal para poder sacar a la luz sus películas’’.

Fotograma de la película ‘Cut and Paste’, de Hala Khalil. Fotografía cortesía de La Mostra.

Nadine Khan: “Intentamos luchar entre todas, pero no estamos dentro del núcleo del cine porque, al fin y al cabo, es un negocio y, a veces, es muy complicado seguir ahí; siempre tienes que buscar solución’’.

Amal Ramsis: “Creo que antes lo ha comentado Kamla, cuando hablamos del cine egipcio no hay mucha producción cinematográfica, pero tenemos un escaso lugar en el que nos apoyamos, por ejemplo, en otras empresas europeas de fuera o del oriente. En Marruecos hay ayudas del gobierno, pero en Egipto no. Después de la revolución sí que era algo moderno, había muchos documentales, pero han pasado varios años y podemos decir que, en este momento, las ayudas de los ministerios no existen. Ahora seguimos igual y yo produzco mis propias películas. Por ejemplo, después de la revolución se estrenó mi película, pero poco después ya no se podía proyectar, a la gente no le interesaba estar en estas salas de cine viéndola, porque la producción no es solo sacar adelante una película, es también conseguir proyectarla y explotarla en las salas de cine y eso sí que está limitado. De hecho, en Egipto hay unas salas donde pueden proyectar una vez o dos a la semana, e, incluso, había veces que se podía exhibir solo una vez al año. Pensamos que el cine egipcio es raro».

Mariam Abou Ouf: “Pienso que somos pocas las mujeres en el cine y la única protectora, pero no podemos hablar de que hay rol en la mujer en este punto sin hablar del Festival Internacional de Cine de El Cairo, que se celebra durante 10 días en el mes de noviembre de cada año desde su fundación, en 1976, con la excepción de las ediciones de 2011 y 2013, que fueron canceladas debido a la inestabilidad política que estábamos pasando. También me veo en la obligación de nombrar a Nadine Labaki, cineasta libanesa nominada al Oscar por ‘Cafarnaúm‘, que es una de las autoras más personales y críticas del panorama cinematográfico actual.

Produce, escribe, dirige y protagoniza sus proyectos porque todavía no ha encontrado a nadie mejor que ella para plasmar las ideas y la miseria que ella pretende mostrar al mundo sobre la sociedad en la que se crió. Con esto me refiero a que, como decía al principio, es verdad que somos pocas, pero tenemos un rol muy importante en la producción cinematográfica, es verdad que la cantidad es escasa, pero todos y todas, directores y productoras, somos importantes’’.

¿Tenéis una definición del cine? ¿Tenéis fe en la existencia del cine? ¿La visión del cine en la mujer es distinta del cine del hombre? ¿La productora tiene problemas respecto al productor hombre?

Nadine Khan: “Yo, por ejemplo, estuve en el festival de cine de la mujer en Egipto, y la directora del certamen planteó que no siempre se tiene por qué tratar temas de la mujer, que el cine también nos da una visión a la hora de presentarlo al mundo. Por ejemplo, hace dos años se presentó una película de los trabajadores en Asturias, concretamente la manifestación de los mineros intentando abrir y cerrar las minas. La productora de la película habló sobre ella, contando las penurias que los mineros que estaban en ellas sufrían. Es decir, no es obligatorio tratar el tema de la mujer.

Hala Khalil  comentó que varias de sus películas, como ‘Nowara’,  ‘Día para mujeres’ y, sobre todo, ‘Kas wa lask’ (‘Cut and Paste’, 2006), premiada como mejor película en el Arab Film Festival, muestran la visión de la mujer, pero dejó patente que cuando empezó a hacer películas le molestaba un poco “el cine de mujer”, porque ella quería hablar de todo en general y no de la mujer en particular.

Sin embargo, al pasar el tiempo, casi sin darse cuenta descubrió y sintió que la protagonista de una película siempre debía ser una mujer, o que la historia hablase de esta. Esto no quita su pensamiento de que hay hombres que tratan el tema de la mujer incluso mejor que ellas, porque la apoyan y saben sobre el tema. “Creo que, aunque me proponga hablar sobre otros temas, me sale solo hablar de las mujeres porque la siento dentro de mí; aunque intente buscar escenarios y personajes hombres, siempre acabo acudiendo a los brazos de la mujer’’.

Una de las directoras egipcias en acción. Fotografía cortesía de La Mostra.

Kamla Abu Zekry: “Es verdad que yo veo mujeres cineastas. De hecho, yo lo soy, yo soy productora, pero ¿cuántas mujeres pueden serlo? Una vez hice un cortometraje que contaba la historia de una niña que se va haciendo mayor y va pasando por diferentes etapas durante su vida, enseñando cambios hormonales como la menstruación y cómo le afectaba, sus estudios… Es un corto que se me ocurrió cuando fui a París. Estaba sentada en una cafetería cerca de Notre Damme y escuché un ruido –“tac tac tac’’–, unos golpes en el suelo».

«Al principio pensaba que eran gotas de lluvia, pero no. Salí a ver y observé muchas mujeres parisinas que iban corriendo con tacones al trabajo, y ahí me acordé de la hermosa mujer egipcia yendo al trabajo por la mañana. Me pregunté lo siguiente: ¿por qué la mujer egipcia cuando va al trabajo va siempre encogida, con miedo por si le acosan por la calle? Y ¿por qué la mujer europea es tan orgullosa y refleja tanta confianza en sí misma? ¿Por qué?’’.

“Entonces empecé a pensar que yo era una persona muy conservadora y sin nada de relación con la industria cinematográfica. Una vez empecé en el mundo del cine me convertí en una persona muy revolucionaria, muy dinámica, no me gusta la sumisión. Una vez crecí y cumplí mi mayoría de edad, hubo un cambio a nivel personal. Mi familia siempre me ha dicho que no fuese sola a ningún lugar, que no fuese de esa manera vestida…; ahí creció en mí un miedo a ser mujer, a ser inferior al hombre, dándome cuenta de cómo educaban los conservadores a sus hijas, haciendo una mujer sumisa, sin excepciones, porque ellos educan a las niñas árabes para ser madres, hijas y esposas. Entonces, la directora tiene que ser una revolucionaria que rechaza la realidad egipcia, porque la productora tiene que ser ella. Yo cuando estudié en la universidad participé en teatro y no fui vergonzosa, pude no ser sumisa’’.

Amal Ramsis: “Yo hablaba un día con un grupo de chicas y pensaba que eran de generación antigua, con educación sumisa y conservadora, pero por suerte se está formando una generación después de la revolución que está rompiendo con esas cadenas, ha habido un cambio en el que nacerán muchas directoras’’.

“Esto son indicadores de que la ciudad está cambiando, en El Cairo se pueden hacer más cambios comparado con lo rural, está mejorando la situación, vemos a más chicas fuera de muchas clases sociales, que pueden vestirse de forma más liberal ahora, y eso es muy positivo’’.

¿Hay límites a la hora de producir? ¿Es muy complicado tener un suministro de financiación al ser mujer? Al ser directoras, ¿habéis tenido problemas con vuestros compañeros hombres en cine?

Mariam Abou Ouf: “Yo empecé a trabajar en este ámbito a los 16 años, pero nunca he sufrido discriminación por parte de hombres, nunca me he sentido inferior a pesar de haber trabajado como ayudante, siempre me he sentido bien con ellos. Me sentía la única mujer detrás de la cámara, por lo que sí que es verdad que sentía cierta inseguridad por los actores y productores, ya que al principio no sabía cómo iban a reaccionar. Como era muy joven tenía miedo sobre todo al volver a casa, pero nunca sentí una discriminación por parte de mis compañeros. Sonará raro, pero es ahora cuando estoy notando esa discriminación porque no puedo hacer películas comerciales, de acción o comedia y es verdad que un hombre que tiene la misma visión que yo tiene el mismo problema de financiación, por lo que no es un problema solo para las mujeres en el cine, también lo es para el hombre’’.

“No obstante, no podemos decir que las mujeres producen igual que los hombres, porque hay películas que no se pueden hacer; tenemos hombres productores, pero no podían producir ciertas obras cinematográficas porque existe la prohibición y censura no solo en Egipto. De hecho, las directoras árabes tienen que hacer películas diferentes ya que para hacer películas con temas como el terrorismo, el velo o la ablación tienes que ser un hombre’’. 

Nadine Khan: “Yo, a veces, cuando escribo pienso que si fuese un hombre podría haber añadido más cosas, más detalles o haberlo contado mejor; las películas que hago siempre salen de la motivación o experiencia personal, porque suelo escribir películas de historias o vivencias, y a veces pienso en mi madre, mis amigos, mi hija, etc.’’.

“El cine es un reflejo de la realidad de la sociedad, el cine es un público grande y fuerte con sus clases, pero no podemos hacer muchas cosas; tenemos que volver a la fase de reeducar a la sociedad. Pero es que yo no quiero reeducar a nadie, cada uno que viva su vida, eso existe y está impuesto para la mujer, para el hombre y para la sociedad en general. Siento que no puedo discutir un tema tan importante porque, al final, soy como el hombre ingeniero que trabaja en la construcción o el electricista que arregla los productos rotos, y estamos en la misma situación’’.

Fotograma de una de las películas proyectadas durante el festival. Fotografía cortesía de La Mostra.

Hala Khalil: “Antes de escribir un guion has de enviarlo a edificios de censura para que los despachos digan sí o no, siempre controlan lo que se puede poner o no, grabar o no, proyectar o no. Realmente no hay ninguna norma o criterio en los edificios de censura, no hay guías, pero cuando estás escribiendo, tú como egipcia sabes lo que puedes dejar o no, lo que debes quitar, lo que dejas y te pueden eliminar… Por ejemplo, no podrías hablar ni de relaciones sexuales, ni de religión, ni de política, ni de riqueza… Solo hablamos de nosotros, de nuestro pueblo, es como mostrar una telenovela. Si quieres decir algo debes leer entre líneas y depender de la estupidez de la censura y, sobre todo, que cuando quieras transmitir un mensaje, que no se malinterprete y se entienda perfectamente lo que quieres comunicar’’.

Amal Ramsis: “Ellos lo llaman cine limpio. Un ejemplo de cine limpio fue una anécdota que me gustaría contar. Yo estaba haciendo una película de amor, con una pareja. En una escena había una escena de beso, de los dos enamorados, pero tanto el actor como el productor se negaron a grabarlo. Yo insistí en que el actor debía besar a la chica porque no entendía por qué era un tema tabú, era solo un beso. De hecho, la actriz estaba ahí quieta y esperando. La excusa del actor para no dar el beso era que mucha gente iba a estar mirando, tanto a la hora de rodar como a la hora de ver la película en la sala de cine. El productor insistió en que la quitase, hasta que al final llegamos a un acuerdo, porque él se negaba a sacar esa escena en pantalla y yo quería que se diesen un beso en la película. Al final decidimos que el actor diese un beso a la chica únicamente rozando sus labios, sin llegar a tocarse y, cuando pareciese que iban a besarse, pasar a la siguiente escena, cortar de raíz. Cuando el público vio la película y, en concreto, esa escena, había mucha gente contenta de saber que la película iba a acabar con la escena de un beso, y, de repente… ¡pum!, ¡se cortó!’’.

Un instante de la mesa redonda. Fotografía: Irene Valdés.

Al acabar la mesa redonda, protagonizada por estas mujeres tan revolucionarias y dispuestas a cambiar el mundo, se realizó una ronda de preguntas por parte del público donde las directoras continuaron respondiendo y contando anécdotas con gran ilusión y sin tapujos. 

El acto finalizó con la frase que una de ellas pronunció mientras respondía a una de las preguntas: “Ojalá volviéramos a la mujer faraónica, porque fue ella quien tuvo el poder y gobernó el mundo’’.

Irene Valdés

LABdeseries o la ficción televisiva como síntoma

Festival LABdeseries
Filmoteca de Valencia y Palacio de la Exposición
Plaza del Ayuntamiento, 17 y Calle Galicia, 3, respectivamente. Valencia
Del 11 al 14 de abril de 2019

La primera edición de LABdeseries, un laboratorio y festival de series televisivas que se celebra del 11 al 14 de abril en la Filmoteca de València y en el Palacio de la Exposición, prestará gran atención a las ficciones más influyentes de este siglo, conocido como la tercera edad de oro de las series. De este modo se analizará la importancia de títulos como ‘Black Mirror’, ‘Los Soprano’ y ‘Juego de Tronos’ y se tratará de determinar las claves de su influencia en la sociedad.

Teniendo en cuenta que la celebración del LABdeseries coincidirá con la campaña electoral, el festival ha reservado un espacio para observar la manera en que la política ha sido tratada en las series. El guionista británico Roger Drew, que ha participado en ‘The Thick of It’ y ‘Veep’, explicará cómo es la relación en Gran Bretaña entre la televisión y el poder.

Vota Juan. Festival LABdeseries del IVC.

‘Vota Juan’. Festival LABdeseries del IVC.

Sobre la sátira política, el humor y las comedias que ironizan en torno a los secretos del estado charlará Drew en Valencia con el también guionista Diego San José, que ha estrenado recientemente en TNT ‘Vota Juan’. Coloquios sobre el humor en las series, la representación de los jóvenes o la fascinación por el mal en la ficción serán otras de los temas que se abordarán en el festival.

En la presentación del nuevo festival del Institut Valencià de Cultura (IVC), José Luis Moreno, director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía, señaló que «somos conscientes de la importancia actual de las series televisivas, no solo en la vida cotidiana de millones de personas como parte de sus hábitos culturales, sino también dentro de la ficción audiovisual y del propio lenguaje cinematográfico».

Los Soprano. LABdeseries del IVC.

Los Soprano. LABdeseries del IVC.

«Por este motivo, el IVC crea un festival que sirva para reflexionar sobre la historia y la actualidad de las series. También se abren las puertas de la Filmoteca a los formatos modernos de la narrativa televisiva en la que está muy presente la influencia del cine y en la que grandes directores y guionistas demuestran su talento», subrayó.

La profesora e historiadora Áurea Ortiz, promotora del proyecto junto al gestor cultural David Brieva y el periodista y crítico de televisión Mikel Labastida, también destacó la relevancia actual de este fenómeno televisivo: «No se trata solo del tiempo que les dedicamos y de la enorme importancia que han adquirido en nuestro ocio; pensar las series supone pensar el mundo y nuestra relación con él».

De izda a dcha, Mikel Labastida, José Luis Moreno, Áurea Ortiz y David Brieva. Imagen cortesía del IVC.

De izda a dcha, Mikel Labastida, José Luis Moreno, Áurea Ortiz y David Brieva. Imagen cortesía del IVC.

«Hemos tratado de sondear los principales debates de los seriéfilos y los títulos que más conversación generan para componer una programación que sirva de carta de presentación y atraiga a todo tipo de públicos», afirmó Labastida. «LABdeseries es el festival en el cual aficionados, analistas y creadores querrán ‘maratonear’, una cita imprescindible y nuevo punto de encuentro para los seriéfilos», concluyó Brieva.

Por Valencia pasarán guionistas, profesionales de la dirección, la divulgación científica, periodistas, escritores y sociólogos. Entre las personas invitadas de esta primera edición figuran David Trueba, Borja Cobeaga, Belén Gopegui, Antonio Martínez Ron, Pepón Montero, Juan Maidagán, Marta Peirano, Darío Adanti, Manuel Ríos San Martín, Begoña Álvarez y Darío Madrona, entre otros.

LABdeseries es un festival del IVC que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia, el Institut Valencià de la Joventut (IVAJ), el EDAV (Escritores del Audiovisual Valenciano) y la Fundación SGAE.

Black Mirror. LABdeseries del IVC.

Black Mirror. LABdeseries del IVC.

La libertad de Cabanyal Íntim, según Elías Taño

Festival Cabanyal Íntim
Presentación del cartel realizado por Elías Taño
Centre del Carme
Jueves 7 de febrero de 2019

El Claustro Gótico del Centre del Carme Cultura Contemporània acogió el pasado jueves 7 de febrero la presentación del cartel de la novena edición del Festival Cabanyal Íntim. El ilustrador y diseñador Elías Taño, inspirándose en el lema de este año -La Libertad-, ha creado la imagen que acompañará a los diez días de programación escénica, del 9 al 19 de mayo de 2019: una mujer rompiendo los barrotes de una jaula, sonriendo victoriosa, con los puños en alto. A sus pies, las casas del Cabanyal. En la paleta de colores vivos destacan el verde lima, el magenta y el amarillo en contraste con el blanco y el negro.

Miembros del equipo de Cabanyal Íntim durante la presentación del cartel de la novena edición del festival, obra de Elías Taño. Imagen cortesía de la organización.

Miembros del equipo de Cabanyal Íntim durante la presentación del cartel de la novena edición del festival, obra de Elías Taño. Fotografía de José Marín Rodríguez (mementoNET) por cortesía de la organización.

En palabras del propio artista: «El Festival Cabanyal Íntim, como tantas otras iniciativas socioculturales, nace de las ruinas de un barrio que lleva muchos años luchando por su libertad. Este propósito solo es real cuando se demanda en colectividad, dejando de lado los intereses individuales».

Isabel Caballero, directora artística, añadió que «la libertad será el eje vertebrador de todo el festival. Un lema que se verá acotado por los diferentes puntos de vista que los artistas nos ofrecerán con sus creaciones».

Cabanyal Íntim. Fotografía de José Marín Rodríguez por cortesía de la organización.

El trío Salami Púrpura durante la fiesta de presentación del cartel de Cabanyal Íntim. Fotografía de José Marín Rodríguez por cortesía de la organización.

Las casi treinta propuestas seleccionadas para la presente edición -de diversas disciplinas como el teatro de texto y el físico, la danza, la performance, las marionetas, el cabaret o la música-, apuntarán hacia la reflexión en torno a la libertad. Un concepto amplio y universal que, en clave de comedia, drama social o poesía, abarcará cuestiones tan importantes como la violencia de género, el maltrato animal, el capitalismo, la libertad sexual, las convenciones sociales, la diversidad, las fronteras, la prostitución, los valores heredados o la autoafirmación, entre otras.

Para cerrar la fiesta de presentación, el trío de «microzarzuela contemporánea» Salami Púrpura -formado por Mónica Sarrión, Clara Camarena y Mono Sapiens- ofrecieron un concierto donde música en directo y teatro-cabaret se fusionaron de manera natural, al más puro estilo del festival Cabanyal Íntim.

Cartel de Elías Taño de la novena edición de Cabanyal Íntim, por cortesía del festival.

Cartel de Elías Taño de la novena edición de Cabanyal Íntim, por cortesía del festival.

Mediterránea Festival, nuevo referente

Mediterránea Festival
Playa de Tavernes de Valldigna (Valencia)
Del 23 al 25 de agosto de 2018

“El final del verano llegó y tú partirás…”, cantaban los ínclitos El Dúo Dinámico, y a mi me ha venido a la cabeza esta canción cuando salía por la puerta del Mediterránea Festival. Caminando hacia el coche se levantó un poco de fresquito, algunos asistentes se pusieron una camiseta de manga larga, y me di cuenta que el verano, con las alegrías que nos da, se estaba terminando y que este festival era uno de sus últimos estertores. Fueron tres jornadas de buena música indie, y de buen rollo, algo necesario para cualquier evento de estas características.

Yo me acerqué por allí el último día, el que traía consigo el plato más apetitoso de cuantos se sirvieron en el menú: Izal. Nada que comentar a que su actuación estaba tan llena de gente que apenas me pude aproximar a tararear ‘La mujer de verde’ o ‘Pequeña gran revolución’. Mi llegada estuvo marcada por los sevillanos Beret, un fenómeno salido de Youtube e impulsado por su propia música, un artista que descubrieron antes el público que las grandes discográficas, hasta que vieron el potencial, concretamente Warner.

Ambiente en uno de los conciertos. Imagen cortesía de Mediterránea Festival

Ambiente en uno de los conciertos. Imagen cortesía de Mediterránea Festival

Beret ofreció un espectáculo muy entretenido, el público se lo pasó en grande con desparpajo. Al ABC les confesó su amor por la composición: “A mí lo que más me gusta de este trabajo es componer, el resto ya no tanto. Los conciertos los disfruto, pero no me lo paso tan bien como experimentando en un estudio de grabación”.

Un poco de espera amenizada por un carpa donde pinchaban Djs, por cierto, geniales, y teníamos al segundo grupo, los madrileños Sexy Zebras, que llegaban con mucha fuerza a un festival, que a priori, parecía no ser su festival. Rock garajero y sin concesiones fueron lo que demostraron, sacando temas de su nuevo plástico, ‘La Polla’. Algún pogo, muchos saltos y temas como ‘Quiero follar contigo’ o ‘Hijo de puta’.

Ambiente en uno de los conciertos. Imagen cortesía de Mediterránea Festival

Ambiente en uno de los conciertos. Imagen cortesía de Mediterránea Festival

Acerca de sus letras, y de los títulos de las mismas, comentaban en mondosonoro: “Estamos en esta mierda de corrección política que nos tiene machacados a todos, y es como ‘Que le den por culo a todo, yo digo lo que pienso y lo plasmo’”.

Luego de otro descanso, nos encontramos, ya con escasos rayos del astro rey, a Sidonie, con muchas luces a sus espaldas, lo que simulaba una gran discoteca de los años setenta. El recinto estaba en ese momento en ebullición, sobresaltados con las canciones y coreando hasta el último suspiro. Sidonie habían llegado para ganar y lo lograron, el público acabó exhausto y con ganas de más, estaban al punto, muy cerca de ese gran momento vivido y creado por Izal.

Un joven toma una fotografía durante los días de festival. Imagen cortesía de Mediterránea Festival.

Un joven toma una fotografía durante los días de festival. Imagen cortesía de Mediterránea Festival.

Los madrileños presentaban un nuevo disco, ‘Autoterapia’ y pese a su éxito seguían sin estar en una de las grandes discográfica, algo que se agradece, por algo hacen indie… El concierto, abarrotado, masivo, divertido, lleno de entrega, estuvo marcado por los clásicos, por temas nuevos, por momentos de verdadera pasión.

El sonido estaba genial, no fallaba nada. La máquina estaba tan bien engrasada que la fiesta no quería acabarse. Se les notó cercanos, emocionados por ser los cabeza de cartel de un nuevo festival. En mondosonoro, Mikel habló de esa naturalidad que vimos en el escenario: “Nunca hemos dejado de ser nosotros mismos: ni cuando nos subimos a un escenario, ni cuando vamos a comprar el pan”.

El Mediterránea tiene muy buena pinta y unos mimbres de mucha calidad, seguro que desde ya podemos hablar de un festival que ha venido para quedarse y que irá mejorando su cartel edición tras edición. Eso sí, agradeceríamos un segundo escenario para disfrutar de más bandas.

Ambiente durante uno de los conciertos. Imagen cortesía de Mediterránea Festival.

Ambiente durante uno de los conciertos. Imagen cortesía de Mediterránea Festival.

Javier Caro

Récord de público en Atlàntida Film Fest

VIII Atlàntida Film Fest. ‘Otros censuran, nosotros estrenamos’
Festival de cine online de Filmin
Junio-Julio de 2018

Atlàntida Film Fest, el mayor festival de cine online de Europa, ha cerrado su octava edición con récord de público. 70.000 espectadores han seguido el certamen a través de sus distintas ventanas: las proyecciones en Palma, que tuvieron lugar del 25 de junio al 1 de julio de 2018; el pase televisivo de la película ‘Samantha Hudson’ en IB3, y el visionado online. La cifra supone un incremento del 40% respecto a los datos registrados en 2017.

Atlántida Film Fest. Makma

‘No intenso agora’, de Joao Moreira Salles, sobre la memoria de Mayo del 68, ha ganado el Premio de la Crítica de la Asociación de la Crítica y la Escritura Cinematográfica de Catalunya (ACCEC). El jurado, integrado por Ramón Alfonso, Laura Blanco y Javier Osuna ha justificado su fallo afirmando que la gran potencia del film «reside en que nace de la vivencia personal, del material fílmico y fotográfico casero, del imaginario ideológico y visual heredado, para construir una constelación de puntos importantes para la historia de los movimientos revolucionarios ligados a la izquierda y al comunismo en el siglo XX. La aproximación a estos momentos históricos se vuelve especialmente interesante en tanto que se hace mediante la resignificación de imágenes y material de hemeroteca. Huye de los lugares comunes y no le interesa contar la historia oficial, ni tampoco ir en contra de ella porque sí, sino acercarse a la imagen, intentando abstraerse de ideas preconfiguradas, y ver qué revelan».

Atlántida Film Fest. Makma

El Premio del Público, que se obtiene de la media de puntuaciones de los usuarios a todas las películas del festival, ha sido para ‘El Caso Kurt Waldheim’, de Ruth Beckermann, sobre la controvertida figura del ex secretario general de la ONU y ex presidente de Austria, vinculado en su juventud a crímenes de guerra nazis. Por su parte, ‘Samantha Hudson: Una historia de fe, sexo y electro-queer’, de Joan Porcel, ha sido la película más vista del festival. Aunque el festival ha concluido, las tres películas podrán verse en Filmin hasta el próximo domingo 29 de julio de 2018. Además, algunas películas de Atlàntida Film Fest, como ‘Holiday’ o ‘Out’, llegarán a las salas de cine en otoño.

Atlántida Film Fest. Makma

Precisamente Samantha Hudson ha puesto el cierre a la edición con la proyección de su película en el Hotel Casa Bonay de Barcelona, tras la que el artista, instagramer e icono de la comunidad LGTBI+, ha ofrecido una actuación en la que se han escuchado temas como ‘Maricón’ o ‘Burguesa arruinada’.

Tras el éxito de la octava edición, que ha ofrecido el estreno en España de 25 películas, el estreno mundial de otras 5 y experiencias tan innovadoras como la proyección multidispositivo de ‘Holiday’, Atlàntida Film Fest confirma que su novena edición se celebrará del 1 de julio al 1 de agosto de 2019.

Imagen de una de las escenas que integran 'No intenso agora', de Joao Moreira Salles, ganadora del Premio de la Crítica de la Asociación de la Crítica y la Escritura Cinematográfica de Catalunya (ACCEC) en el VII Atlàntida Film Fest. Fotografía cortesía del festival.

Imagen de una de las escenas que integran ‘No intenso agora’, de Joao Moreira Salles, ganadora del Premio de la Crítica de la Asociación de la Crítica y la Escritura Cinematográfica de Catalunya (ACCEC) en el VIII Atlàntida Film Fest. Fotografía cortesía del festival.

 

Music Port Fest da vida a los Altos Hornos

Music Port Fest
L’Espai La Nau de Port de Sagunt (Valencia)
Viernes 6 y sábado 7 de julio de 2018

La primera edición del Music Port Fest abrirá las puertas de L’Espai La Nau de Puerto de Sagunto el viernes, 6 de julio, a las 17.00 horas. Noventa minutos después, los castellonenses Dandy Wolf darán el pistoletazo de salida a dos jornadas de música con más de treinta artistas de estilos diversos: desde el pop-rock de Corizonas, Sexy Sadie o Gener, pasando por el rap de Kase.O, Mala Rodríguez o Sara Hebe; las cadencias mestizas y reggae de Muchachito, El Diluvi o Green Valley; hasta los ritmos negros de Freedonia, Arcana Has Soul o Frida.

El Music Port Fest nace con el objetivo de contribuir a la recuperación de un área de alto valor histórico, donde se localizaba la antigua siderurgia valenciana de Altos Hornos del Mediterráneo. De esta manera, se volverá a dar vida a un espacio de más de 30.000m2, una zona destinada a convertirse en punto de referencia cultural y de encuentro ciudadano gracias a la celebración de acontecimientos culturales como éste.

Corizonas. Imagen cortesía de Music Port Fest

Corizonas. Imagen cortesía de Music Port Fest

Viernes, 6 de julio

La primera jornada del Music Port Fest estará dominada por los sonidos del pop-rock independiente. Los platos fuertes serán las actuaciones de Corizonas, banda surgida en 2010 de la unión de Arizona Baby y Los Coronas, que hará un repaso a toda su discografía; y Sexy Sadie, formación que se disolvió oficialmente en 2006 que vuelve a los escenarios para festejar el 20º aniversario del disco It’s Beautiful, It’s Love, referencia indispensable del indie estatal.

Por otra parte, el cantautor Ángel Stanich pasará por Sagunto en el marco de la gira A y B Tour, donde presenta nuevas canciones como “Blue Safari”; El Kanka pondrá de largo el disco El arte de volar; y Freedonia hará bailar a los asistentes a golpe de soul y funk con la poderosa voz de Maika Sitte al frente. Asimismo, los escenarios del festival acogerán la canción folk introspectiva de Núria Graham y el pop danzarín de los almerienses Nixon.
Además, el público podrá disfrutar con el rock enérgico y melodioso de Smoking Souls, una de les bandas más importantes del panorama musical valenciano. El Music Port Fest también será testimonio de la calidad de La Plata y Gener. Otras dos bandas autóctonas, L’Home Brut y L’Emperador, y las percusiones de Green Gos Batukada completan el cartel del primer día.

Kase O. Fotografía de Gustaff Choos por cortesía de Music Port Fest.

Kase O. Fotografía de Gustaff Choos por cortesía de Music Port Fest.

El rap, los ritmos mestizos y las cadencias jamaicanas serán las protagonistas del segundo día del festival. Así, Kase.O ofrecerá uno de los últimos conciertos de la gira El círculo, un álbum que ha llevado al antiguo miembro de Violadores del Verso por escenarios de todo el Estado y América Latina. Mala Rodríguez también llegará a Puerto de Sagunto con ganas de entregar una buena dosis de rimas y beats. La gaditana recuperará temas de sus discos clásicos (Lujo ibérico; Alevosía) y temas nuevos como “Gitanas”. Además, la argentina Sara Hebe mezclará el hip hop con punk, rock y estilos latinoamericanos.

El sábado también ofrecerá la oportunidad de moverse con el rumboxing (mezcla de rumba, swing, funk y electrónica) de Muchachito. Asimismo, retumbarán los mensajes comprometidos de Green Valley, una de les bandas más importantes de reggae del Estado, y la ironía mestiza de El Niño de la Hipoteca.

La aportación valenciana a la jornada estará encabezada por el grupo El Diluvi, que fusiona el folk mediterráneo con trazas de cumbia, rumba o reggae. Precisamente, la música jamaicana es la bandera de Candela Roots, mientras que los locales Arcana Has Soul interpretarán las composiciones del disco Set me Free. Ñeku desplegará su propuesta de pop con vocación bailable y toques electrónicos. Por último, se debe destacar la presencia de dos nuevos valores de la escena valenciana: Frida, unos de los ganadores de la última edición del certamen Sona La Dipu; y T-Dom, vencedor del Morvedre Rap.

Mala Rodríguez. Imagen cortesía de Music Port Fest.

Mala Rodríguez. Imagen cortesía de Music Port Fest.

Club Music Port y Matinée

Una vez terminen los conciertos, a partir de las 4 de la madrugada, la música seguirá hasta la salida del sol gracias a la música seleccionada por varios pinchadiscos. Durante la primera jornada, por la cabina del Club Music Port pasarán Eva A & Xavi B (Eva Amaral y Xavi Blanco) y Ley Dj. El sábado será el turno de Ale Acosta Dj (Fuel Fandango) y Dj Vadim & Lasai, con una actuación que es fruto de la colaboración del festival con el Rototom Sunsplash.

Por otra parte, el Pantalán Beach Club, situado en el Paseo Marítimo de Port de Sagunt, acogerá una matinée el sábado, 7 de julio, a partir de las 13:00 horas. Dj Román y Dj Richy animarán una fiesta de entrada gratuita que contará con precios especiales para los asistentes al Music Port Fest.

Vic Pereiró. Fotografía de Eduardo Mazana por cortesía de Music Port Fest.

Vic Pereiró. Fotografía de Eduardo Mazana por cortesía de Music Port Fest.

Propuestas escénicas de vanguardia

La intención de los organizadores del Music Port Fest es ofrecer a los asistentes una experiencia vital singular. Por ese motivo, la oferta musical se completará con dos propuestas escénicas y de vanguardia.

En primer lugar, la compañía Xarxa Teatre representará el montaje Papers!, construido a partir de las experiencias de un grupo de inmigrantes que saca a la luz las ilusiones y frustraciones de los recién llegados. Así, el espectáculo reflexiona sobre los conflictos que los poderes y el dinero generan en la sociedad actual y, también, alrededor de las normas y los roles establecidos.

Además, el artista multimedia Vic Pereiró, nacido en Port de Sagunt, presentará la intervención artística RE-. Se trata de un proyecto exclusivo que tiene como punto de partida la reconversión industrial de la zona y versa sobre la capacidad de reinvención de las personas y la memoria de los lugares. Las intervenciones incluyen piezas audiovisuales que ya circulan por las redes; murales de gran formato elaborados a partir de fotografías de los habitantes de Port de Sagunt; un gran collage de 25 metros de longitud construido con imágenes de los asistentes al festival; y su participación en la Escuela de Verano Sagunt 2018.

El grupo La Plata. Fotografía  de Adriana Chávez por cortesía de Music Port Fest.

El grupo La Plata. Fotografía de Adriana Chávez por cortesía de Music Port Fest.

El Music Port Fest

La primera edición del Music Port Fest tendrá lugar gracias a la colaboración de las promotoras El Caimán Producciones, Metrònom, Dvnas y Sagarmanta con el Ayuntamiento de Sagunto, la Agencia Valenciana de Turismo y el departamento Turismo València de la Diputación de València. Además, el acontecimiento coincidirá con la Capitalidad Cultural Valenciana de Sagunto durante el período 2018-2019.

El espacio radiofónico Territori Sonor de À Punt Mèdia emitirá una edición especial desde el recinto del festival el viernes, 6 de julio, a partir de las 18:05 de la tarde. Todo el equipo del programa, capitaneado por la locutora Amàlia Garrigós, se desplazará a Puerto de Sagunto para dar a conocer todos los detalles del festival.

También se debe destacar que el Music Port Fest contará con un punto violeta donde voluntarias de la Coordinadora Feminista del Camp de Morvedre tendrán un espacio de apoyo e información para denunciar los comportamientos y actitudes sexistas. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Sagunto y la Agencia Valenciana de Turismo a través de la marca Mediterranew Fest.

Ángel Stanich. Fotografía de Bitz Sanz por cortesía de Music Port Fest.

Ángel Stanich. Fotografía de Bitz Sanz por cortesía de Music Port Fest.

Entradas a la venta, transporte y servicios complementarios

Las localidades para el Music Port Fest se pueden adquirir en la página oficial del evento (https://musicportfest.com/). Actualmente, el precio del abono es de 58€ (abono completo con zona de acampada); 48€ (abono completo); y 43€ (abono completo para personas empadronadas en Sagunto). Las entradas de día están disponibles por 35€ (viernes, 6) y 38€ (sábado, 7). Además, las personas en posesión del Carnet Jove o de Carnet Universitario se pueden aprovechar de descuentos en las entradas de día.

Por otra parte, la organización ha puesto en marcha un servicio de transporte que hará la ruta València – Puerto de Sagunto – València. Los vehículos saldrán de la capital del Turia a las 18:00 y a las 20:00 horas de cada día del festival y volverán a las 4:00 y a las 6:00 de la madrugada. Las personas interesadas pueden adquirir el billete de autobús correspondiente por 10 euros al mismo tiempo que compran los abonos o las entradas de día. El sistema también está disponible para todos aquellos que ya tengan sus localidades. Asimismo, se pueden adquirir tiques de acceso a la zona chill out, donde se instalará una plataforma elevada con visión privilegiada de los escenarios, y packs de bebida.

Plano de la ubicación de Music Port Fest. Imagen cortesía de la organización.

Plano de la ubicación de Music Port Fest. Imagen cortesía de la organización.

La Mutant y «Pops Marítims».

La Mutant. POPS MARITIMS
Las Naves
Calle Juan Verdeguer
Valencia

Cuando ya ocupa los espacios de La Mutant el Festival Tenderete, todavía suenan los ecos de los pasados días 18 y 19 de mayo, en los que se llevó a cabo el festival de música Pops Marítims. Durante los días mencionados se desarrollaron varios conciertos de formaciones musicales muy variadas con unas propuestas que distan bastante del panorama comercial al que la cultura de masas nos tiene acostumbrados.

El festival se pudo entender como una especie de lugar de encuentro tanto para los artistas participantes y sus propuestas, como para los espectadores que van a la búsqueda alternativa de la música que suelen escuchar, la respaldada por grandes sellos discográficos, la que se escucha por todos lados y se cuela en nuestras vidas aunque no estemos demasiado interesados en ella. Lo que llegamos a encontrar en La Mutant, fueron oyentes habituales de música que dista de esta realidad sonora que, en cierta manera, la sociedad en la que nos encontramos nos impone.  El público que encontramos en La Mutant, tenía la intención de escuchar, indagar en otros tipos de música, de poder conocer las propuestas emergentes del panorama musical local y, en algún caso, internacional.

Se pudo ver la presencia tanto de artistas con una trayectoria ya consagrada como otros prácticamente nuevos. La mayoría, como hemos comentado, de ámbito nacional. Pudimos observar una gran presencia de grupos y artistas procedentes de la Comunitat Valenciana, así como de Catalunya. A su vez, en cuanto al resto de España se refiere, hubo bandas de Sevilla, Zaragoza, o País Vasco. Como apartado internacional, pudimos ver a Dorian Wood, de ascendencia portorriqueña y establecido en Los Ángeles.

"North State" en el escenario exterior  de La Mutant durante el festival "Pops Marítims" los días 18 y 19 de mayo. Fotografía por: Baltasar Camps.

«North State» en el escenario exterior de La Mutant durante el festival «Pops Marítims» los días 18 y 19 de mayo. Fotografía, Baltasar Camps.

El espacio, La Mutant, resulta acogedor. Presenta un escenario interior con un buen espacio central, al igual que un piso superior a modo de palco. También cuenta con un patio exterior en el que se representaron algunos de los conciertos.

La resolución del espacio en sí, la calidad, tanto de artistas como la buena organización del festival, contribuyó al contento del público, que generó un ambiente fascinante, en el cual la diferencia de música, respecto a lo que algunos de los asistentes -seguro- solían escuchar contribuye a consolidar un espacio que ha iniciado un cambio de rumbo interesante. Algo que en cierta manera dibuja en la memoria las quedadas de intelectuales típicas del mítico Cabaret Voltaire en Zúrich.

No es solo un festival que huya de la música convencional hacia lo alternativo. No es esto lo que nos encontramos en La Mutant. Más bien pudimos ver aquello que muchos clasifican de underground. Grupos como Júlia trabajan en el marco de la psicodelia. La música que realizan las chicas de Alcoi, no presenta mucha lírica, pero no les es necesario. Son los sonidos adulterados de los instrumentos, propios de un grupo de rock convencional, pero obviando la batería, los que nos transportan a una especie de mundo idílico en el que flotamos sobre las nubes. De una manera similar crea música El Petit de Cal Eril. Al grupo catalán se le nota mucho que ya llevan recorrido un buen trayecto artístico, puesto que su concierto fue de lo más animado del festival.

"Júlia" durante su concierto en el escenario interior de La Mutant durante el festival "Pops Marítims" los días 18 y 19 de mayo. Fotografía por: Baltasar Camps.

«Júlia» durante su concierto en el escenario interior de La Mutant durante el festival «Pops Marítims» los días 18 y 19 de mayo. Fotografía, Baltasar Camps.

Aun así, vimos música a la que, por lo general, estamos más acostumbrados si nos referimos a cantautores. Anari y Jordi Lanuza, que debuta en solitario, mostraron unas actuaciones muy íntimas y sentimentales. Además, Anari se encontraba con la falta de su guitarrista, por lo que uno de los integrantes del grupo tuvo que hacer doble tarea. Por si fuera poco, durante una de sus canciones, el equipo de sonido dejó de funcionar. Anari, eso sí, continuó cantando, lo que transformó lo que podría ser considerado una pifia, en un directo improvisado entrañable.

"Anari" en el escenario interior  de La Mutant durante el festival "Pops Marítims" los días 18 y 19 de mayo. Fotografía por: Baltasar Camps.

«Anari» en el escenario interior de La Mutant durante el festival «Pops Marítims» los días 18 y 19 de mayo. Fotografía, Baltasar Camps.

Sin duda los que más nos asombraron fueron Pony Bravo y Dorian Wood. Pony Bravo nos pareció algo magnífico, una sorpresa. Y es que pocas veces se mezcla de manera tan buena el humor negro junto con reflexiones populares a la vez que filosóficas. Muestran el mundo tal cual es, sin pelos en la lengua, con una mordaz crítica social. Y todo esto en un directo que no puede dejar indiferente a nadie.

"Pony Bravo" en el escenario interior  de La Mutant durante el festival "Pops Marítims" los días 18 y 19 de mayo. Fotografía por: Baltasar Camps.

«Pony Bravo» en el escenario interior de La Mutant durante el festival «Pops Marítims» los días 18 y 19 de mayo. Fotografía, Baltasar Camps.

Por otro lado, Dorian Wood, bajo nuestro criterio, es un artista de los pies a la cabeza. No solo es buen compositor, cantante y pianista, sino que puede llegar a ser un performer. Cualquier lector que conozca al artista podría pensar que basamos esta afirmación en lo que Dorian deja ver en sus vídeos musicales, pero no. En sus directos, a parte de su gran talento como músico, sus propias actuaciones son performances. La forma en la que viste, las cosas que hace en el escenario, la defensa de la libertad sexual y de género hacen que sea más que un simple artista.

"Dorian Wood" en el escenario interior  de La Mutant durante el festival "Pops Marítims" los días 18 y 19 de mayo. Fotografía por: Baltasar Camps.

«Dorian Wood» en el escenario interior de La Mutant durante el festival «Pops Marítims» los días 18 y 19 de mayo. Fotografía, Baltasar Camps.

Así pues, el trabajo realizado por la organización de La Mutant para acoger el festival sale con muy buena nota, y lo mismo podríamos afirmar de todas y cada una de las actuaciones, que en los casos menos reconocidos, han permitido abrir camino y mostrarse al público, y a los que llevaban más tiempo y por lo tanto, son reconocidos, a dar una oportunidad a congregar a sus seguidores. Por no hablar del reconocimiento que merece que exista música diferente, independiente, a la que las grandes discográficas nos ofrecen. Un evento y un escenario, en el que, tras tocar, los músicos y artistas, normalmente, bajan al patio exterior, donde el público ha compartido y conversado con ellos plácidamente.

"El Petit de Cal Eril" en el escenario exterior  de La Mutant durante el festival "Pops Marítims" los días 18 y 19 de mayo. Fotografía por: Baltasar Camps.

«El Petit de Cal Eril» en el escenario exterior de La Mutant durante el festival «Pops Marítims» los días 18 y 19 de mayo. Fotografía, Baltasar Camps.

Baltasar Camps Estellés.

Russafa se abre al arte

Festival Russafart
Barrio de Russafa. Diversos espacios culturales. Valencia
1, 2 y 3 de Junio de 2018

Con carácter de bienal, Russafart regresa. Un camino que cierra ahora, un ciclo de diez años. Edad de madurez para un evento cultural que tuvo la originalidad de abrir las puertas de los estudios de arte al público y que convocó una amplia participación y colaboración social del céntrico barrio de Russafa. Hoy somos un referente para nuevos espacios de arte, dentro y fuera de Valencia y nuestra convocatoria atrae a visitantes y creadores de todo el mundo.

Los días 1, 2 y 3 de junio de 2018 bajo el lema «Creando arte» abriremos de nuevo las puertas de los talleres y espacios artísticos. El reencuentro entre público y arte tiene lugar tras dos años de intenso trabajo, tiempo suficiente para evidenciar que el arte está en constante búsqueda creativa y renovación de sus lenguajes y formas de expresión. No exenta de dificultades, marcada por estos duros años de crisis, con amargas experiencias de censura y de recortes en la libertad de expresión a nivel nacional, esta fiesta del arte, permitirá constatar la obra de más de 200 artistas.

Detalle del estudio de Susana Do Santos. Imagen: Cortesía de Russafart

Detalle del estudio de Susana Do Santos. Imagen: Cortesía de Russafart

Un momento excepcional para descubrir qué se cuece al interior de los talleres, espacios donde se nos revela en toda su dimensión el día a día del arte en sus ámbitos más íntimos, donde la inspiración y los motivos toman una forma definitiva. Los testimonios de quienes han vivido esta experiencia retratan la singularidad de estos encuentros: cada estudio es un mundo, cada artista un misterio. Y es en esta cuando la complicidad del arte y la cultura llegan a su clímax sin dejar la creación de germinar.

Los pintores, escultores, fotógrafos, videoartistas, artistas urbanos y performers invitan al espectador a formar parte en este festival, distribuidos en 60 estudios artísticos y proyectos, además de 28 espacios expositivos. El conjunto de esta muestra descubre las maneras de hacer, crear y pensar del colectivo de productores de arte que habita en el barrio de Russafa.

Detalle del taller de Tinxi. Imagen: Cortesía de Russafart

Detalle del taller de Tinxi. Imagen: Cortesía de Russafart

En esta edición se reitera el concurso de pintura rápida y contaremos con la participación de cinco artistas de Lisboa, como parte de los intercambios culturales a nivel internacional que hemos venido realizando con eventos similares a Russafart.

Celebramos esta edición de Russafart bajo el signo de “Creando arte” que encuentra su riqueza en las prácticas dedicadas al reconocimiento de la cultura como forma de activar la comunicación mutua entre artistas y público. Una ocasión óptima para activar la vertiente cultural y creativa del barrio de Russafa.

Destacamos la valiosa aportación de los comercios del barrio de Russafa que colaboran con el evento, del mismo modo agradecer a todas las personas, entidades y patrocinadores que hacen posible el evento, creando sinergias recíprocas.

La asociación Russafart les invita a participar de esta edición, donde las experiencias creativas de los artistas del barrio de Russafa se fusionan en estos 10 años de incansable actividad artística con un programa de actividades y propuestas, fusionando el carácter lúdico, festivo y de acción creativa que nos identifica.

Les esperamos para disfrutar del arte y del barrio porque Russafart es Russafa y Russafa es Russafart.

Portada. Imagen cedida por Russafart. Artica

Portada. Imagen cedida por Russafart. Artica

Valencia Negra dispara sus contenidos

VI edición de VLC NEGRA
Diversas sedes
Del 4 al 13 de mayo de 2018

La sexta edición del festival cultural VLC NEGRA se celebrará entre el 4 y el 13 de mayo en Valencia. Un año más, esta cita con la literatura y otras expresiones artísticas que rodean al género negro crece en número de autores internacionales, actividades, sedes, clubes de lectura y municipios donde se celebrarán eventos. Además de Valencia, el festival visitará las localidades de Aldaia, Benetusser, Burjassot y La Font de la Figuera.

Se celebrarán encuentros con autores, firmas de libros, clubes de lectura, representaciones teatrales –’Un crimen perfecto’, de Noir Productions, en Sala Russafa–, proyecciones de películas, series y documentales –en la Filmoteca Valenciana–, cenas y eventos con menú noir –en El Mercat y Gastroestudio–, exposiciones –en el Museu Etnogràfic de València, de la mano de H Negra–,  28 conciertos, – en 16 toneladas, Wah wah, El Loco Club, La Edad de Oro y Black Note–, masterclass, talleres infantiles y juveniles, se entregarán premios literarios en diferentes categorías y se convocará el concurso de microrrelatos #280 tirs.

En esta edición desaparece el certamen de cortos 360 VLC NEGRA, pero el festival seguirá dirigiéndose a los jóvenes mediante actividades de fomento de la lectura en nueve centros educativos de ESO y Bachiller. En total, se han organizado 115 actividades, 13 más que en la anterior edición.

Un instante de la rueda de prensa de la VI edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía del festival.

Un instante de la rueda de prensa de la VI edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía del festival.

Una de las señas de identidad de VLC NEGRA es su vocación de extender la oferta cultural por toda la ciudad e incluso a otros municipios. Así, tendrá presencia en salas de teatro, cines, librerías, museos, centros culturales, fundaciones, centros educativos, bibliotecas, establecimientos gastronómicos, escuelas de adultos, bodegas o institutos oficiales. En total, serán 40 las sedes de VLC NEGRA en 2018 frente a las 28 de la pasada edición.

Como cabezas de cartel, Donna Leon y Benjamin Black participarán en la VI edición del festival VLC NEGRA. La escritora estadounidense, que actualmente vive a caballo entre Venecia y Zurich, tendrá un encuentro con los lectores el miércoles 9 de mayo, a las 20 horas, en el Teatre Talía. Donna Leon es una de las escritoras de novela negra más leídas en el mundo y ha sido traducida a 23 idiomas. De las 28 novelas que ha publicado desde 1992 —al ritmo de una por año— 27 están protagonizadas por el comisario veneciano Guido Brunetti. Leon compartirá protagonismo con el irlandés Benjamin Black, seudónimo bajo el que John Banville escribe novela negra. Su personaje principal, el patólogo irlandés Quirke, ha protagonizado siete de las 11 novelas que ha publicado Black. Como Banville ha escrito 20 más. Su encuentro con los lectores será el sábado 5 de mayo a las 20 horas en la Fundación Bancaixa.

El festival casi duplica el número de autores internacionales con respecto a la pasada edición. Francia estará representada con cuatro autores: dos de ellos, Bernard Minier y Frank Thillez, están considerados, actualmente, los dos mejores autores de thrillers del país vecino. Les secundarán Romain Puértolas y Marin Ledun. Italia aporta tres: Santo Piazzese, Ben Pastor y Marko Zilahy. También habrá un peruano, Jorge Eduardo Benavides. Leon y Black completan la nómina de extranjeros en VLC NEGRA 2018.

Igualmente, VLC NEGRA vuelve a contar con los dos autores más veteranos y reputados del panorama nacional, algo que ya hizo en su primera edición, en 2013: Juan Madrid y Andreu Martín. También asistirán dos ganadores del premio Mejor Novela VLC NEGRA: Carlos Zanón y Alexis Ravelo, además de Alicia Giménez Barlett (Premio González Ledesma), Víctor del Árbol, Fernando Marías, Espido Freire, José Carlos Somoza, Jerónimo Tristante o Vicente Garrido. Pasqual Alapont, Jordi Colonques i Joan Canela, Susana Hernández, Ariadna Herrero o Martí Dominguez son algunos de los autores valencianos y en lengua catalana que podrá escuchar y ver el público.

Bernardo Carrión, Llordi Llobregat y Santiago Álvarez durante la rueda de prensa de la VI edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía del festival.

Bernardo Carrión, Llordi Llobregat y Santiago Álvarez durante la rueda de prensa de la VI edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía del festival.

Nominados y promoción

Este año se ha puesto especial énfasis en la promoción de los 15 autores nominados en las tres categorías. Además de la iniciativa del cruce de libros en Metrovalencia, se han grabado videos de los finalistas a Mejor Novela y Millor Novel.la para dar visibilidad a sus autores a través de las redes sociales de VLC NEGRA, así como otra serie de acciones de promoción mediante redes sociales y en librerías. Recordamos los nominados en las tres categorías, que pueden votarse a través de las redes sociales y físicamente en la Fira del Libre de este año:

MEJOR NOVELA

‘Por encima de la lluvia’, de Víctor del Árbol, (Destino, 2017)
‘Morir no es lo que más duele’, de Inés Plana (Espasa, 2018)
‘Taxi’, de Carlos Zanón (Salamandra, 2017)
‘Cuídate de mí’, de María Freixa (Plaza y Janés, 2018)
‘El peor de los tiempos’, de Alexis Ravelo (Alrevés, 2017)

MILLOR NOVEL.LA

‘Males decisions’, de Susana Hernández (Crimscat, 2017)
‘L’assassí que estimava els llibres’, de Martí Domínguez (Proa, 2017)
‘Napalm’, de Joan Canela i Jordi Colonques (Bromera, 2017)
‘Seràs un dels nostres’, de Ariadna Herrero (Llibres del delicte, 2017)
‘El mal que m’habita’, de Pasqual Alapont (Bromera, 2017)

BEST NOVEL

‘La transparencia del tiempo’, de Leonardo Padura (Tusquets, 2018)
‘Años de sequía’, de Jane Harper (Salamandra, 2017)
‘Canción dulce’, de Leila Slimani (Cabaret Voltaire, 2017)
‘El lado oscuro del adiós’, de Michael Connelly (AdN, 2017)
‘Sirenas’, de Joseph Knox (Roja y negra, 2018)

El festival cuenta por segundo año con el patrocinio del Vino Icono, de Bodega la Viña de la Font de la Figuera, que a través de ANECOOP aporta casi la mitad del presupuesto del festival.

Bernardo Carrión, Llordi Llobregat y Santiago Álvarez durante la rueda de prensa de la VI edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía del festival.

Bernardo Carrión, Llordi Llobregat y Santiago Álvarez durante la rueda de prensa de la VI edición de VLC NEGRA. Fotografía cortesía del festival.