Tercera Setmana arranca entre bramidos

El bramido de Düsseldorf
Festival Tercera Setmana
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Viernes 7 de junio de 2019, a las 20.30h

El festival Tercera Setmana arranca su cuarta edición en València con ‘El bramido de Düsseldorf’, una reflexión profunda sobre el amor y la muerte, expresadas con un lenguaje dramático muy particular. Será el 7 de junio en el Teatro Principal. La obra también se representará en el Principal de Castelló el 9 del mismo mes a las 19.30h.

Tercera Setmana apuesta por las compañías nacionales y locales pero también refuerza su compromiso internacional con esta obra uruguaya que juega continuamente con la verdad real y la ficcionada. Escrita en 2016, ‘El bramido de Düsseldorf’, sigue la línea de autoficción en la cual el dramaturgo franco-uruguayo Sergio Blanco está incursionando desde hace ya algunos años. Sobre esta línea, además, Blanco impartirá un seminario en el marco de Tercera Setmana bajo el título: ‘La autofición: decirse en escena’ en SGAE los días 6,7 y 8 de junio.

El bramido de Düsseldorf. Imagen cortesía del festival Tercera Setmana.

En ‘El bramido de Düsseldorf’ relata la agonía y la muerte del padre de un autor teatral en una clínica de Düsseldorf, ciudad a la cual este dramaturgo ha viajado para llevar adelante un proyecto que nunca sabremos con certeza y exactitud cuál es. A medida que la pieza avanza, se van entrecruzando en un vertiginoso juego teatral, las tres posibles hipótesis por las cuales el dramaturgo se encuentra en Düsseldorf. Paralelamente al tema de la muerte del padre (que es el central), el texto aborda el tema de los límites del arte, el asunto de la representación de la sexualidad y la cuestión de la búsqueda de Dios.

Tras la representación, la inauguración de Tercera Setmana se trasladará al Centre del Carme Cultura Contemporània para disfrutar del concierto de Yamila Ríos, poniendo el broche de oro a una noche que supondrá el pistoletazo de salida de la semana grande de las artes escénicas en la Comunidad Valenciana. 

El Festival, en su esfuerzo continuo por acercar la cultura al mayor número de colectivos posible, se ha centrado en potenciar las actividades sociales, así como en establecer una política de precios ajustada. En esa línea, Tercera Setmana ha sacado, entre otras promociones, un abono VIP de 45 euros para las cinco representaciones que se realizarán en el Teatro Principal y que se podrá adquirir hasta el 31 de mayo.

El bramido de Düsseldorf. Imagen cortesía del festival Tercera Setmana.

El Festival Tercera Setmana, muy ocupado

Festival Internacional de Artes Escénicas Tercera Setmana
Diferentes espacios de Castellón, Alicante y Valencia
Del 31 de mayo al 17 de junio de 2018

El Festival Internacional de Artes Escénicas Tercera Setmana, iniciativa de AVETID y celebrado entre el 31 de mayo y el 17 de junio en València, Alicante y Castellón, ha cerrado su tercera edición con un balance positivo, tanto a nivel artístico como de respuesta de público, con un 71% de ocupación total en los espacios en los que se programó. El número de espectadores en las tres ciudades ha sido de 23.000 personas, siendo 6.000 de ellas en salas y teatros y 17.000 en los espectáculos realizados en espacios urbanos.

Festival Tercera Setmana. Imagen cortesía de la organización.

Festival Tercera Setmana. Imagen cortesía de la organización.

La más internacional de todas las ediciones de Tercera Setmana celebradas hasta la fecha ha contado con el respaldo de la ciudadanía, que ha sabido valorar el esfuerzo que ha realizado el festival para programar espectáculos de México, Francia o Uruguay. Como indica Tomás Ibáñez, director artístico del certamen junto a Paco Macià, “se han presentado espectáculos de texto, teatro físico, musicales, danza, calle, interdisciplinares. Una selección de lo más novedoso y de actualidad. Hemos querido que las diferentes especialidades y visiones estéticas y temáticas de las artes escénicas fuesen vistas en las tres ciudades sedes del festival. El balance no puede ser más alentador después de oír los comentarios del público y de la crítica especializada que ha destacado la diversidad, calidad y riesgo de las propuestas”.

Este año, en Tercera Setmana, han participado un total de 33 compañías, llevándose a cabo 52 representaciones en 14 salas y 12 espacios abiertos en 3 ciudades. El certamen programó hasta cinco estrenos absolutos, doblando casi la cantidad del año anterior. Cuatro de ellos, además, producciones valencianas, reforzando el apoyo que desde el festival siempre se ha tenido hacia los profesionales locales.

Festival Tercera Setmana. Imagen cortesía de la organización.

Festival Tercera Setmana. Imagen cortesía de la organización.

Desde Tercera Setmana siempre se ha confiado en la responsabilidad y compromiso social de las artes escénicas. En las dos primeras ediciones, este aspecto se visualizó a través de determinadas obras programadas como Nafrat, el viatge de la vergonya o Dona no reeducable. En 2018 se ha ido más lejos y algunos de los espectáculos han contado con la presencia de jóvenes tutelados, con una estupenda acogida por parte de ellos. Una vía social que desde el festival no solo se pretende mantener, sino potenciar, en próximas ediciones.

Por segundo año consecutivo, y en el marco del certamen, se celebraron los encuentros interprofesionales Connexions, en colaboración con el IVACE, la Fundación SGAE y la Universitat de València, con participantes del resto de España y de países como Argentina o Chile. Para Tomás Ibáñez, “se trata de un espacio de reflexión destacado dentro de Tercera Setmana. Nos permite hablar y enriquecernos de los diferentes puntos de vista y lo que es todavía más importante, crear espacios para posibles colaboraciones entre festivales y las compañías que participan en la programación”.

Trío Petrakis en el Festival Tercera Setmana. Imagen cortesía de la organización.

Trío Petrakis en el Festival Tercera Setmana. Imagen cortesía de la organización.

40 Mil Kms, de Chile a Valencia

40 Mil Kms, de Carlos Aedo y María Luisa Vergara
Sala Russafa
C / Dénia, 55. València
Sábado 9 y domingo 10 de junio de 2018, a las 18.00h

’40 mil kms’ toma su título del diámetro de la Tierra, una cifra simbólica sobre la distancia que nos separa o el espacio que compartimos. Sala Russafa acoge el estreno europeo de esta pieza creada por Teatro Club Social, una compañía chilena que esta semana llega a Valencia, dentro de la programación del festival Tercera Setmana.

Tomás Ibáñez, uno de sus directores, descubrió la obra el pasado verano en Santiago Off, muestra de teatro alternativo de Chile. Se trata del tercer montaje de este colectivo artístico, que investiga el género del Biodrama, una vanguardia dentro de la escena latinoamericana. “Consiste en trabajar con personas que no necesariamente han de tener una trayectoria actoral previa, pero sí están relacionadas con el tema que se quiere tratar en el espectáculo, y utilizar sus vivencias personales para transformarlas en material dramático”, explica la codirectora del espectáculo, María Luisa Vergara.

Escena de 40 Mil Kms

Escena de 40 Mil Kms. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Para ’40 mil kms’ hicieron un casting en el que localizaron a un músico y profesor haitiano, Ralph Jean Baptiste; a una actriz española, Aída Escuredo; y a una cantante boliviana, Mayra Padilla. A todos ellos se sumó una de las fundadoras del colectivo, Eliana Furman, que da vida a una argentina judía en la obra. “Queríamos mostrar la diversidad de los inmigrantes que se instalan en Chile. El país ha vivido una relativa estabilidad en los últimos años y ha pasado de ser fuente de emigrantes a recibir a personas de perfiles muy variados”, comenta Vergara, preocupada porque, como en Europa, empiezan a cuestionarse las reglas que deben de regir la acogida. “Hemos  querido ir a las historias individuales, conocer las motivaciones y caras de un fenómeno que suele tratarse de manera impersonal, deshumanizada”, señala la actriz y directora.

Ella misma tuvo la oportunidad de experimentar este tema en primera persona, ya que durante unos años desarrolló su carrera escénica en Londres. A su vuelta, se integró en Teatro Club Social, atraída por su vertiente de trabajo social. “Trabajaban con presos, con colectivos en riesgo de exclusión social, como los ancianos, protagonistas de su primer espectáculo. Pero no descuidaban la parte estética y artística en la puesta en escena. Para nosotros se ha convertido en una regla de oro, cuidar el fondo, pero también la forma”, apunta la codirectora del espectáculo.

Va a ser la primera vez que ’40 mil kms’ (https://www.youtube.com/watch?v=ZB2HJUzwKIA) se vea en Europa y que la compañía actúe en España. “Estamos ansiosos por ver la respuesta. En la obra se ve también la experiencia de una emigrante española y no sabemos cómo se va a entender su historia. Pero siempre es fascinante llevar una obra a otro país, ver cómo se transforman ciertos códigos, cómo surgen nuevos significados”, comenta Vergara. Tras su estreno en Sala Russafa, el 9 y 10 de junio, el espectáculo pasará por Alicante y Castellón, también dentro de la programación de Tercera Setmana. Ya en septiembre, viajará a Brasil, y arrancará una gira en Chile en la nueva temporada.

40 Mil Kms. Imagen cortesía de Sala Russafa

40 Mil Kms. Imagen cortesía de Sala Russafa

Yinsen Studio hace el cartel de Tercera Setmana

Festival Internacional d’Arts Escèniques Tercera Setmana
Diversos espacios de Valencia
Del 8 al 18 de junio de 2017

El Festival Internacional d’Arts Escèniques Tercera Setmana, que se celebrará entre el 8 y el 18 de junio, presenta el cartel de su segunda edición. La imagen ha sido creada por Yinsen Studio, de Vila-real. Una elección nada casual porque a pesar de tratarse de una empresa relativamente joven, ya acumulan un notable palmarés de premios y distinciones. Además, muchos de los trabajos que han desarrollado están vinculados a las artes escénicas, con diseño e identidad gráfica para festivales escénicos, compañías y certámenes.

Yinsen Studio, formado por María Pradera y Lorena Sayavera, se han decantado por el color rosa “después de barajar varias opciones, debido a que fue uno de los colores corporativos utilizados en la primera edición del Festival, y lo hemos usado en esta segunda edición como color protagonista en todas las aplicaciones a modo de seña de identidad. También hemos respetado la tipografía corporativa para los titulares en toda la comunicación siguiendo con la marca de Tercera Setmana. Todo en su conjunto crea una imagen fresca, sugerente y contemporánea que esperamos atraiga la atención del público para interesarse por el Festival”, explican las diseñadoras.

Cartel de Tercera Setmana.

Cartel de Tercera Setmana realizado por Yinsen Studio. Imagen cortesía del festival.

Dos bombines son los protagonistas visuales del cartel, planteado, según las palabras de sus creadoras, como “un juego de poesía visual donde se combinan elementos para crear una suma de significados. Hemos utilizado el bombín como un objeto fácil de asociar con las artes escénicas por la gran mayoría de personas. La composición simétrica de dos bombines se completa con las efes de un violín, dando valor a la música como un factor fundamental en cualquier espectáculo. La suma de estos elementos, música y teatro, crea una forma abstracta que representa una mariposa como símbolo central, creando una imagen magnética y visualmente potente que invita a la imaginación”.

Las diseñadoras han tenido muy en cuenta que Tercera Setmana “tiene un programa muy heterogéneo para llegar a públicos muy diversos por lo que el tema común debía girar en torno a las artes escénicas intentando llegar a un gran número de personas. Para representar artes escénicas en un sentido tan amplio de una forma original recurrimos a la pregunta ¿qué tienen en común las artes escénicas? La respuesta es que los actores se transforman en otros para dar vida a sus personajes, sufren una metamorfosis en cada actuación, y así llegamos al concepto de mariposa como elemento universal de transformación”.

Salva Bolta. Fotografía de Vicente A. Jiménez por cortesía de Tercera Setmana.

Salva Bolta. Fotografía de Vicente A. Jiménez por cortesía de Tercera Setmana.

El resultado final, como apunta Salva Bolta, director de Tercera Setmana, “surge de un encuentro creativo, un diálogo interesante en el que ellas, como creadoras han requerido la información precisa para recoger las necesidades del encargo y devolver una propuesta que reuniera forma y sentido”.

Yinsen Studio es un equipo creativo formado por María Pradera y Lorena Sayavera con reconocimientos nacionales e internacionales que avalan su manera de entender la comunicación gráfica. Entre sus trabajos destaca su vinculación con la cultura y en especial con las artes escénicas. Han diseñado durante las últimas cinco ediciones la imagen del FitCarrer, Festival Internacional de Teatre de Carrer de Vila-real, la imagen para la Gran Fira de València 2016, además de un gran número de proyectos relacionados con el teatro, el circo y la danza.

Presentada la imagen de Tercera Setmana, solo queda hacer pública su programación. Será el viernes 26 de mayo, a partir de las 11.30 h, en la Terraza del Hotel Cathedral Suites de Valencia.

Un reino de Liliput a lo grande

Lil.liput, de Roberto García. L’Horta Teatre
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Sábado 18 y domingo 19 de junio de 2016

Lil·liput es una isla, un pequeño mundo sospechosamente parecido al nuestro, que observan desde lo alto dos nubes, madre e hija. Éste es el punto de partida de un espectáculo de trama sencilla, pero con una innovadora puesta en escena y aura mágica, que L’Horta Teatre estrena en Valencia este fin de semana. El próximo 18 y 19 de junio Sala Russafa acoge dos pases (el primero en valenciano y el segundo en castellano), dentro de la programación del Festival Tercera Setmana.

La veterana compañía valenciana, con más de 40 años de trayectoria, continúa su línea de investigación de nuevos lenguajes escénicos en Lil·liput, una propuesta para público familiar que incluye un concierto participativo, un laboratorio sonoro y música electrónica en directo porque no todo va a ser nanas y canciones tradicionales cuando nos dirigimos a los niños.

Escena de Lil.liput, de Roberto García. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Escena de Lil.liput, de Roberto García. Imagen cortesía de Sala Russafa.

“Queríamos romper algunas convenciones respecto al teatro familiar. Nos apetecía jugar con la electrónica para ofrecer una música actual, divertida y llena de ritmo, que encaja perfectamente con los chavales. No siempre hemos de tirar por melodías dulces e instrumentos convencionales cuando trabajas con los niños porque, precisamente ellos, tienen la mente muy abierta”, afirma Roberto García creador, director y parte del equipo artístico de la pieza donde ha podido conjugar dos de sus pasiones: el teatro y la música.

Otro recelo que rompe este espectáculo es que los pequeños no pueden subir al escenario porque son incontrolables. Nada más arrancar la función, sus intérpretes, Pau Blanco y el propio García, completan el elenco escogiendo entre el público a 15 ó 20 personas que se sumarán a la puesta en escena. Ellos serán los encargados de conformar una improvisada orquesta que echará mano de instrumentos reciclados, como vasos de plástico o botellas de detergente. “Resulta curioso ver cómo los chavales se lo toman absolutamente en serio, son muy responsables con su papel, mientras que a los adultos se les pone cara de niños y disfrutan tanto o más que los pequeños”, comenta García.

Uno de los grandes atractivos de Lil·liput es que durante la representación se genera un divertido concierto participativo en el que la orquesta, formada por los propios espectadores, va aportando la percusión, mientras que los intérpretes Pau Blanco y Roberto García generan una base musical electrónica, recurriendo a la tecnología.

Cartel de Lil.liput, de l'Horta Teatre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cartel de Lil.liput, de l’Horta Teatre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Juntos componen (en directo y sobre la marcha) la banda sonora de este espectáculo que, inevitablemente, es distinta en cada representación. “Lil·liput tiene lo más genuino del teatro, el vértigo de salir a escena sabiendo que cada función va a ser completamente diferente”, afirma el director artístico de L’Horta Teatre, compañía caracterizada por incorporar innovaciones técnicas y tecnológicas en sus espectáculos. Pero siempre integradas en dramaturgia, no como un fin en sí mismas, sino como un medio para contar la historia.

“En esta ocasión, queríamos hablar de la conciencia ecológica, de la relación con nuestro entorno. Pero no desde el tono paternalista y aleccionador que se suele emplear en los espectáculos familiares, sino desde la emoción, la empatía, la diversión, la interacción  y el juego”, apunta García.

Tanto su enfoque poco convencional como las innovaciones técnicas y escénicas que propone han hecho que Lil·liput se integre en el nuevo festival de artes escénicas Tercera Setmana. Una nueva cita que nace impulsada por AVETID (Asociació d’Empreses d’Arts Escèniques del País Valencià) y con la colaboración de CulturArts, Turisme València, Diputació de València y el Ayuntamiento de Valencia, entre otras instituciones.

La compañía valora muy positivamente que esta programación, centrada en la innovación y vanguardia escénica, haya incluido propuestas dirigidas al público familiar. “Los niños son una audiencia muy inteligente, con muchos referentes y con una gran capacidad de abrirse a nuevos lenguajes escénicos porque aún no ha desarrollado los prejuicios que, a veces inconscientemente, vamos asumiendo conforme crecemos”, señala García quien destaca que en Lil·liput los espectadores tienen un papel activo porque no es espectáculo para el público, sino con el público.

Escena de Liliput. Sala Russafa.

Escena de Liliput, de Roberto García. Imagen cortesía de Sala Russafa.