«Creemos en nuestro producto de calidad»

Entrevista con Ediciones Babylon
51ª Feria del Libro de Valencia
Librería Railowsky
Caseta 44
Jardines del Real o Viveros
San Pío V, s/N, Valencia
Hasta el 1 de mayo de 2016

Incoada la presente edición de la Feria del Libro de Valencia -que amplía en este curso el número de casetas y dilata la proyección morfológica de corpus ferial en diversos apartados- destaca, de entre las novedades, la incorporación a la nómina de sellos literarios/expositores la rúbrica editorial de la onteniense Ediciones Babylon -especializada en manga, cómic y álbum ilustrado, entre otros-. Con tal motivo, Makma conversa con Estefanía Saura -miembro del equipo empresarial- y los ilustradores Marta Nael y Jorge Monreal -en pleno ejercicio de rúbricas y dedicatorias-.

Ediciones Babylon se encuentra presente, por primera vez, en la 51ª Feria del Libro de Valencia, sin embargo vuestra trayectoria atesora un recorrido dilatado.

Estefanía Saura: Llevamos seis años en el mundo editorial. Hasta ahora, lo que estamos haciendo es yendo mucho a ferias de manga y de cómic. Aparte de ser editorial, también vendemos merchandaising, como pósters, libretas y láminas de coleccionista. Tenemos una gran variedad de artistas que ilustran para nosotros y adaptan en papel tanto los libros como las licencias. Igualmente, trabajamos también el libro digital. Cualquier libro que tenemos a día de hoy, exceptuando el área de cuentos ilustrados y pura ilustración, se hace también en digital.

El ámbito digital es vuestro origen.

ES: Sí. Lo que hizo la gerencia de la editorial fue crear un sello futurista, que englobara la edición digital, y a partir de ahí nos hicimos un poquito más grandes, con el tema del libro impreso en papel y merchandising. Lo que pasa es que, al tener ilustradores de cómic y manga, nos hemos movido más por el terreno de ferias especializadas, asistiendo a las de Barcelona, Madrid y Alicante. Ahora, por primera vez, hemos conseguido participar en la Feria del Libro de Valencia. Realmente, también es lo que intentamos, porque igualmente tenemos novelas -biografías, diarios-; un abanico que tenemos que abrir al público. Evidentemente, en las ferias especializadas de manga y cómic no se suele vender mucha novela. Lo que ahora queremos es abrirnos a un público familiar, lectores de novela, para que la gente sepa que disponemos de más géneros, no sólo cómic, manga y cuento ilustrado.

Jorge Monreal y Marta Nael, ilustradores de Ediciones Babylon. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Jorge Monreal y Marta Nael, ilustradores de Ediciones Babylon. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Como ilustradores, presumo que preferís ver vuestro trabajo en edición impresa, en papel, en lugar de en soporte digital.

Jorge Monreal: Yo soy clásico. Todas las obras y autores que me gustan necesito tenerlos en papel. Soy coleccionista.

Marta Nael: Si es una novela es distinto que si es ilustración. Ésta cambia muchísimo impresa. El formato de una novela no lo considero tan importante como lectora.

¿Qué expectativas atesoráis para esta feria, teniendo en cuenta que el perfil de público se antoja mucho más general? ¿Confiáis en poder seducir con vuestra propuesta?

ES: Yo creo que sí, porque tenemos muchos libros que llaman la atención, así como una serie de novelas que gustan mucho. Aparte, también, lo que mueve el impulso de compra es la presencia de autores. Teniendo aquí al propio escritor o ilustrador dedicando las obras hace que el cliente puede ver ese libro más atractivo para adquirirlo.

JM: Por el momento, tras una jornada de feria por mi parte, no puedo decir mucho.

MN: Es un público distinto, porque normalmente acudimos a ferias de cómic y manga. Estar aquí nos puede venir bien, porque hay pocas casetas que tengan ilustración. O tal vez, al contrario, ya que la gente puede estar acostumbrada a encontrar o buscar únicamente novela en esta feria y le cueste un poco habituarse a este tipo de cosas.

¿Cuál es vuestra implicación y trayectoria con Babylon como ilustradores?

JM: Soy ilustrador de Babylon desde hace cinco años. Entré haciendo posters y dibujos para stock. Ahora me dedico más a hacer cuento infantil y relatos para lectores adultos.

MN: Al igual que él, también empecé hace cinco años. Hacíamos imágenes sueltas para venta de merchandising y, a la vez, éstas se agrupan en distintos libros que he publicado con la editorial; en este caso, con dos libros con imágenes finales y un libro de bocetos. Desde este año, también soy editora de arte, con todo lo que ello implica.

¿Quiénes van a estar presentes durante las jornadas venideras en vuestra caseta?

ES: Además de Marta Nael y Jorge Monreal, Javier Bolado el domingo y Ángel Company -autor de ‘Diario de un opositor en paro’-, que firmará ejemplares los dos sábados de la feria.

Regina Sanz y Estefanía Saura, de Ediciones Babylon. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Regina Sanz y Estefanía Saura, de Ediciones Babylon. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Igualmente, disponéis de un refrendo cuantitativo extraordinario en redes sociales -más de 90.000 seguidores en Facebook-. ¿Cómo se consigue que un sello que se gesta de un modo independiente disponga de ese respaldo y recorrido?

ES: Fundamentalmente moverse y dominar las redes sociales y blogs, además de la mencionada presencia en ferias especializadas. Los propios autores hacen muy buen trabajo. A día de hoy, tenemos tres redes sociales dedicados al cómic, a la ilustración y a la novela; todos esos seguidores en Facebook, por ejemplo, pueden escoger y dirigirse a un tipo u otro de obra.

¿Qué diferencia a Babylon de otras editoriales o publicaciones emparentadas con los géneros que abordáis?

ES: Nuestro producto no lo vas a encontrar en ningún otro sitio, tenemos marca única. Todo lo que planificamos lo producimos nosotros mismos, ello es lo que lo hace atractivo de cara a los clientes. Es lo que nos diferencia de otras editoriales.

¿Habeís advertido durante estos años que hayan aflorado un mayor número de librerías especializadas que pueden dar cobijo a sellos como Babylon, o es el ámbito del libro un poco más ortodoxo y tradicional el que trata de acoplarse a las nuevas publicaciones existentes?

ES: Se está innovando cada vez más, encaminados a propuestas de futuro y la posesión de cosas diferentes. El público general está empezando a ver ese tipo de nuevos estilos y a existir un gusto nuevo.

¿Es Babylon ejemplo de éxito de la especificidad?

ES: Para nosotros, sí. Creemos en Babylon; trabajamos porque creemos en nuestro producto de calidad. Por eso intentamos ir a más.

Una selección de títulos de Edicones Babylon presentes en la 51ª Feria del Libro. Fotografía: Jose Ramón Alarcón

Una selección de títulos de Edicones Babylon presentes en la 51ª Feria del Libro. Fotografía: Jose Ramón Alarcón

Jose Ramón Alarcón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

‘Refugio ilustrado’ de APIV en la 51ª Feria del Libro

‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de APIV
51ª Feria del Libro de Valencia
Jardines del Real o Viveros
San Pío V, s/N, Valencia
Del 23 de abril al 1 de mayo de 2016

La exposición anual de la Associació Professional d’Il·lustradors de València – APIV-, dedicada este año a las personas refugiadas, se inaugurará el próximo 23 de abril en la Fira del Llibre de València con el título ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’. La asociación, que lanzó en enero la campaña gráfica Refugio ilustrado “en apoyo de las personas migrantes, víctimas de esta llamada ‘crisis de los refugiados’ y de la inoperancia de los países europeos”, ha recibido en tres meses más de 270 ilustraciones provenientes de nueve países de Europa y Latinoamérica, además de la participación del artista sirio Yaser Safi. Todas las ilustraciones de la campaña pueden verse en las páginas www.refugioilustrado.tumblr.com y www.facebook.com/refugioilustrado

Como cada año desde 2007, la Associació Professional d’Il·lustradors de València -APIV- participa en la Fira del Llibre de València con una exposición y una serie de actividades relacionadas con la divulgación de la ilustración y el cómic. Si el año pasado la exposición de APIV giró en torno a la figura del cantautor Ovidi Montllor y la canción comprometida, este año, la terrible realidad que viven las personas refugiadas sumada a la voluntad de los y las profesionales de la ilustración de aportar su trabajo para alzar la voz y denunciar esta situación, ha impuesto la elección del tema de la exposición.

 

Cartel de la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Cartel de la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

Según la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), en la actualidad, alrededor de 60 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus casas y a buscar protección en otro lugar; la cifra más alta de desplazados desde la Segunda Guerra Mundial. A la terrible situación que atraviesan desde hace décadas las personas refugiadas o en busca de asilo que huyen de países como Afganistán, Irak, Eritrea, Pakistán, Nigeria, Somalia, Sudán, Gambia o Mali, la guerra que azota Siria desde hace cinco años y el desplazamiento forzoso de cientos de miles de personas hacia las fronteras europeas, ha convertido esta triste realidad en un gran fenómeno mediático, manipulado en muchos casos con fines ideológicos y sirviendo de excusa para la promulgación de leyes reaccionarias, restrictivas y con claros tintes xenófobos.

Los países europeos, entre ellos España, no están respondiendo ni con la celeridad ni la eficacia suficientes a la llamada de auxilio que ensordece sus fronteras. El último movimiento, el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía según el cual las personas migrantes irregulares y refugiadas en Grecia son deportadas a Turquía a cambio de reubicar en Europa a refugiados que ya estén regularizados en Turquía —un mercadeo del que se habla eufemísticamente como “mecanismo temporal para desincentivar las llegadas irregulares”—, ha dado como resultado la transformación de algunos centros de acogida en centros de internamiento y la detención arbitraria de personas en grupo, en ocasiones durante semanas, mientras esperan noticias sobre sus peticiones de asilo y sobre su futuro, tal como denuncian las oenegés y los voluntarios internacionales.

Ilustración César Barceló, participante en la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Ilustración César Barceló, participante en la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

Ante esta vergonzosa situación, y convencida del poder comunicativo y sensibilizador de la ilustración, la Associació Professional d’Il·lustradors de València -APIV- impulsó en el mes de enero una campaña gráfica abierta en apoyo de las personas migrantes, víctimas de esta llamada “crisis de los refugiados” y de la inoperancia de los países europeos. Una campaña titulada Refugio ilustrado que, en los últimos tres meses, ha ido creciendo gracias a las aportaciones altruistas de los más de 270 ilustradores e ilustradores que han participado desde diversos países como Siria, Rusia, Italia, Francia, Irlanda, México, Chile, Argentina o España. Entre todas las imágenes, han sido seleccionadas las 150 que componen la exposición “Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta”, que se inaugurará el próximo día 23 de abril a las 13.00 en la carpa de la Generalitat Valenciana de la 51ª Fira del Llibre de València. Antes de la inauguración, a las 11.00 en el Museo de Ciencias Naturales de los Jardines de Viveros, tendrá lugar una mesa redonda en la que se abordará la situación de las personas refugiadas desde diferentes ópticas. Participarán en esta mesa Javier de Lucas —catedrático del Instituto de Derechos Humanos de la Universitat de València—, Jaume Durá —en representación de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado CEAR—, Esther Sánchez —en representación de la Agencia de la ONU para los refugiados ACNUR— y una representante de la plataforma ciudadana Valencia Ciudad Refugio.

Desde APIV, consideramos que los y las profesionales de la ilustración, el cómic o las artes plásticas y visuales, pueden contribuir con sus imágenes a despertar el espíritu crítico y la conciencia de una sociedad en cuyo seno la fe en la humanidad pierde fieles a pasos agigantados. La ilustración, como la poesía, es un arma cargada de futuro. El trabajo de los ilustradores y las ilustradoras, entendido como la comunicación gráfica de las ideas, tiene, entre otras muchas virtudes, la facultad de convertirse en un grito silencioso, en un arma de sensibilización masiva, en un potente esperanto de carácter universal.

Nuestra intención con esta campaña es la de tratar de propiciar la reflexión, la fraternidad y la solidaridad entre la sociedad española y exigir responsabilidades a nuestros gobernantes locales, estatales y autonómicos. Con este fin, las ilustraciones seleccionadas para esta exposición ofrecen un retrato general de la situación de las personas refugiadas desde diversos puntos de vista: la vida diaria en los campos de refugiados, la solidaridad o la insolidaridad por parte de la ciudadanía y los Estados, la manipulación informativa o las condiciones en las que serán recibidas las personas refugiadas en nuestro país.

Ilustración de Luis Demano, participante en la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Ilustración de Luis Demano, participante en la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

El primer artista invitado a sumarse a la campaña fue el pintor y grabador sirio Yaser Safi con su obra Militarization de 2014. En la exposición, podrán verse las obras de ilustradores e ilustradoras de diferentes generaciones, estilos y trayectorias como Juan Berrio, Sonia Pulido, El Roto, Ajubel, Javier Olivares, Rocío Araya, Pep Carrió, Enrique Flores, Erica Fustero, Riki Blanco, Diego Flisfisch, Cachetejack, Luis Demano, Núria Tamarit, Julia Cejas o Joan Negrescolor.

Una sociedad como la nuestra, que no hace tanto tiempo padeció en sus carnes el exilio forzoso de cientos de miles de personas tras una guerra cruenta y fratricida, no puede olvidarse ahora de sus abuelos desperdigados por Europa y Latinoamérica. Si hacemos eso, si permitimos que se mire hacia otro lado, que se comercie con la vida y la dignidad de las personas, la historia no nos va a perdonar.

Decía André Malraux que el arte es lo único que resiste a la muerte; la obra de arte como un acto de resistencia. Esperamos que estas ilustraciones, con su subjetividad, su grado de opinión y su impacto emocional, no sólo nos ayuden a comprendernos y a reaccionar a tiempo sino que queden como testigo y documento de lo que alguna vez permitimos o estuvimos a punto de permitir.

Ilustración de Enrique Flores, participante en la exposición 'Refugio ilustrado'. Fotografía cortesía de APIV.

Ilustración de Enrique Flores, participante en la exposición ‘Refugio ilustrado’. Fotografía cortesía de APIV.

APIV