El MuVIM reabre su exposición permanente

Exposición Permanente
Museu Valencià de la Il.lustració i de la Modernitat (MuVIM)

El Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM) ya tiene lista su exposición permanente de referencia, ‘La aventura del pensamiento”’. Solventados los problemas técnicos iniciales por parte de la empresa adjudicataria, y tras una intensa reforma -que ha incluido la digitalización y modernización de las instalaciones y la ampliación de contenidos-, la muestra volverá a abrir sus puertas al final de la semana que viene.

Multitud de centros escolares e institutos de la Comunitat Valenciana se encuentran pendientes de hacer efectivas sus reservas y, durante los últimos meses, se habían interesado pacientemente por la marcha de las obras de la exposición. El museo quiere agradecer dicha actitud priorizando, en un primer momento, a estos grupos a la hora de reservar las fechas y horas de visita.

Salón ilustrado de la Exposición Permanente. Imagen cortesía del MuVIM.

Salón ilustrado de la Exposición Permanente. Imagen cortesía del MuVIM.

El MuVIM también quiere corresponder, de la misma manera, a la fidelidad demostrada por los cientos de particulares que han expresado su apoyo personándose en las instalaciones, llamando por teléfono, etc. Igualmente, el museo quiere destacar la profesionalidad y dedicación de los trabajadores de mantenimiento y de diversos departamentos de la Diputación de Valencia, que han supervisado minuciosamente el proceso de reforma de la exposición.

El público que desee visitar ‘La aventura del pensamiento’ debe tener en cuenta que los turnos han cambiado con respecto a la etapa anterior: ahora el recorrido dura una hora y diez minutos (frente a los 55 de antes) y, por tanto, la entrada de grupos se realizará cada 40 minutos. Permanecen inalterables los horarios generales de visita de la exposición: de martes a sábado por la mañana (de 10 a 14 horas) y por la tarde (de 16 a 20 horas), y los domingos por las mañana (de 10 a 14).

La exposición muestra por medio de 15 salas el recorrido histórico de las ideas que van desde el teocentrismo de la Edad Media, pasando por el ideal de la razón de la Ilustración, hasta concluir en el desarrollo de la ciencia actual.

Todo ello con el apoyo de innovadores sistemas de descripción (efectos especiales, proyecciones, elementos arquitectónicos y representaciones), que producen en el visitante una sensación de presencia física y mental en cada uno de los ambientes y períodos que se describen; desde la aventura intelectual y cultural de los monasterios medievales, como sedes de la sabiduría de aquel período histórico, pasando por uno de los hitos más notables como la invención de la imprenta, hasta los hallazgos más notables de la ciencia.

La última de las partes, la de la ciencia, es donde se ha concentrado la mayor parte de las novedades visuales, ya que el museo ha añadido conceptos muy actuales y asumidos como las nuevas tecnologías y la globalización.

Exposición Permanente. Imagen cortesía del MuVIm.

Exposición Permanente. Imagen cortesía del MuVIM.

El MuVIM, contra el pensamiento único

Presentación de los nuevos directores del MuVIM y Museu d’Etnologia
Rafael Company y Francesc Tamarit
Diputación de Valencia

Xavier Rius, diputado de Cultura, presentó a los nuevos directores del MuVIM y Museu d’Etnologia, Rafael Company y Francesc Tamarit, respectivamente, como “personas de la casa”. Sus predecesores en el cargo, Francisco Molina y Joan Gregori, también lo eran. Al menos así fueron presentados en su momento. ¿La diferencia? Que ahora, según se desprendió de las palabras de Rius, los directores gozarían de total independencia, libres de las injerencias políticas habidas en muchos casos hasta la fecha. Rafael Company, al tomar la palabra, fue más lejos al señalar que el MuVIM impulsará el debate social, pudiendo incluso “resultar una entidad incómoda para los abanderados del pensamiento único”.

Rafael Company, director del MuVIM. Foto: Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Rafael Company, director del MuVIM. Foto: Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Company, que fue quien dirigió el MuVIM en su nacimiento hace ya 14 años, pretende volver a los orígenes de un museo caracterizado por la exposición de obra gráfica, carteles y fotografías precisamente enmarcadas en la Ilustración y la Modernidad de la que hace gala el nombre de la institución museística. De esta forma, Company, que fuera alumno aventajado de Román de la Calle, su sucesor en el cargo en aquellos tempranos días del MuVIM, parece igualmente querer recuperar lo que tantas veces promovió su mentor: que no hubiera exposición, sin reflexión.

Francesc Tamarit, director del Museu d'Etnologia. Foto de Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Francesc Tamarit, director del Museu d’Etnologia. Foto de Raquel Abulaila por cortesía de la Diputación de Valencia.

Francesc Tamarit viene a reemplazar a Joan Gregori, quien a su vez reemplazó hace bien poco a Joan Seguí, al frente del Museu d’Etnologia. En este caso, navegará por aguas menos turbulentas que las del MuVIM, por cuanto Seguí ha gozado durante los ochos años que ha dirigido el museo de un reconocimiento al que se sumó el propio Tamarit. De hecho, desembarca con la idea de seguir interpretando la cultura popular valenciana, al tiempo que se profundiza en el estudio de sus valores vigentes. Puso un ejemplo: el planteamiento de una exposición acerca de si nuestros antepasados eran más ecologistas que los ciudadanos actuales.

Xavier Rius quiso dejar claro que la dirección de ambos museos estaba ahora en manos de “profesionales con experiencia” y, sin duda, “personas de la casa”. Y lo justificó diciendo: “No podemos buscar fuera lo que tenemos dentro”. Sobre todo después de responder a la pregunta de por qué no se han sacado ambas plazas a concurso público, alegando que la Diputación de Valencia no puede hacerlo porque “la tasa de reposición impuesta por el Gobierno central es cero”.

La presentación de Company y Tamarit vino acompañada de cierta declaración de intenciones acerca de la “transversalidad” entre los distintos organismos culturales de la Diputación, de “recuperar la valencianidad”, así como “redescubrir el riquísimo patrimonio artístico de la Diputación de Valencia”. También José Miguel Cortés, director del IVAM, apostó al tomar el cargo en sustitución de Consuelo Císcar por potenciar el valioso patrimonio artístico con el que cuenta el museo valenciano de arte moderno. La necesidad, por aquello de la crisis económica y, sin duda, de la propia convicción en lo que se tiene, transformándose en virtud.

De la exposición permanente ‘La aventura del pensamiento’, auténtica joya del MuVIM impulsada originariamente por quien ahora vuelve a tomar las riendas del museo, dijo Company que se abrirá “a la mayor brevedad posible”. Problemas derivados de la licitación pública destinada a renovar sus contenidos, han obligado a mantenerla cerrada más allá del tiempo previsto.

De izquierda a derecha, Rafael Company, Maria Josep Amigó, Xavier Rius y Francesc Tamarit.

De izquierda a derecha, Rafael Company (MuVIM), Maria Josep Amigó, vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, diputado de Cultura, y Francesc Tamarit (Etnologia).

Salva Torres