Las fotos de calle de Rodríguez Sansano

Sociedad Anónima, de Gabriel Rodríguez Sansano
Espacio 40
C / Puerto Rico, 40. Valencia
Inauguración: jueves 21 de enero, a las 20.00h
Hasta el 4 de marzo de 2016

Gabriel Rodríguez Sansano es franco-español, como tantos hijos de emigrantes españoles nacidos en Francia. Nació en 1969 en Marsella, donde se habían instalado sus padres en los años 60. Hace doce años, tras un cambio profesional, Gabriel decidió acercarse a la rama valenciana de su familia. Lo que no había previsto al llegar a Valencia fue que el cambio de vida también iba a provocar un cambio en sus pasiones. Con la luz del Turia, Gabriel se puso a fotografiar todo lo que consideraba bello y fotogénico: los monumentos, las ceremonias, y la gente que se dejaba fotografiar de buena gana.

Autodidacta en este arte su mirada se moldeó y sigue forjándose con el estudio de las obras de grandes maestros como: Cartier-Bresson, Doisneau, Erwitt… pero también con las lecturas de escritos y textos sobre fotografía. Aunque para Gabriel la base del progreso en esta disciplina es, sobre todo, la práctica diaria.

Exposición de Gabriel Rodríguez Sansano. Imagen cortesía de Espacio 40.

Exposición de Gabriel Rodríguez Sansano. Imagen cortesía de Espacio 40.

“Me considero un fotógrafo social, necesito que haya personas en escena”, dice. Así pues, el aficionado a la fotografía volvió a encontrarse de forma espontánea en medio de la multitud del 15M valenciano, concentrada en la Plaza del Ayuntamiento. Se puso a hacer fotos de la gente, del ambiente de revuelta pacífica popular en esos momentos históricos.

“La calle es como un teatro, donde ocurren pequeños grandes momentos de la vida”, afirma. En paralelo y de forma constante practica la ‘Street-Photography’ o foto callejera: hasta el punto que recorrer las calles sin destino preciso se convierte en una necesidad viral. Estar disponible y concentrado en su entorno es la esencia de este ejercicio fotográfico.

Imagen de Gabriel Rodríguez Sansano. Espacio 40.

Imagen de Gabriel Rodríguez Sansano. 

En 2012 Gabriel Rodríguez Sansano expuso sobre los indignados y el 15M en el Instituto Francés de Valencia con el título: Valencia Indignada. Ese mismo año publicó también un libro sobre el tema: ‘Fotografías del Movimiento 15 de Mayo de 2011′. Colabora con muchas plataformas y asociaciones ciudadanas, sus fotos han sido publicadas en numerosos periódicos de información impresos y digitales. Además ha participado en proyectos solidarios como subastas artísticas, libros…

Gabriel volvió a exponer en el año 2014 en el centro cultural alternativo Ca Revolta con el título: ¡A la calle!, referente a la analogía entre acabar “en el paro” y “salir a protestar” a la calle. Las obras expuestas en esa ocasión constituían un resumen de los últimos cuatro años de manifestaciones y protestas en Valencia, fruto de la crisis económica y social que sufre el país.

La presente muestra expone el trabajo de ‘Street- Photography’ de varios años de vagar por Valencia pero también en otras ciudades y pueblos. Es la primera vez que Gabriel presenta estas fotografías al público, siendo Espacio40-vinosdechile.es y el barrio de Ruzafa el lugar perfecto para ello. “Es importante para mí desarrollar y dar a conocer otras facetas de mi pasión, la fotografía. Es mi modo de expresión y creo tener mucho que aportar …”, concluye Sansano.

Sansano. Imagen cortesía de Espacio 40.

Fotografía de Gabriel Rodríguez Sansano. Imagen cortesía de Espacio 40.

Las tres últimas décadas de Cristina Navarro

Los 30 años más recientes, de Cristina Navarro
Espacio 40
C / Puerto Rico, 40. Valencia
Inauguración: miércoles 15 de julio, a las 20.00h
Hasta el 14 de agosto de 2015

Cristina Navarro presenta en Espacio 40 una muestra de su obra, a modo de tímida retrospectiva – por limitaciones de espacio-, con trabajos de sus series más representativas como Mi Mundo, Formas de la impermanencia o Permanencias estables.

Recoge piezas multidisciplinares: pintura, dibujos, grabados, esculturas, pero también su faceta más desconocida, la joyería, los objetos y libros intervenidos.

Bolas del mundo, totems, esculturas en las que participa a nivel de disposición, móviles elaborados a partir de su iconografía más personal, etcétera.

Obra de Cristina Navarro. Cortesía de Espacio 40.

Obra de Cristina Navarro. Cortesía de Espacio 40.

El público que acuda a la exposición disfrutará al menos una pieza de gran formato y muchas obras de tamaño muy asequible. Será un recorrido muy nostálgico para aquellos que la conocen bien, y una grata sorpresa para los que no.

La exposición podrá visitarse hasta el sábado 14 de agosto, en el horario habitual de Espacio 40 (miércoles a viernes de 11.00 a 14.00 y de 17.30 a 20.30; sábados, de 12.00 a 15.00h).

Durante la muestra habrá algunas actividades lúdicas, como proyecciones, catas maridaje entre el chef Rodrigo Bernasconi -ex CIRCA- y la artista plástica -viernes 24 de julio- o pequeñas catas de vino, muy especiales.

Obra de Cristina Navarro. Imagen cortesía de Espacio 40.

Obra de Cristina Navarro. Imagen cortesía de Espacio 40.

Desnudos fotovoltaicos de Pedro Hernández

Sens/Sex. El cuerpo la arma, de Pedro Hernández
Espacio 40
C / Puerto Rico, 40. Valencia
Hasta el 11 de julio de 2015

Si de la actriz Ava Gardner se llegó a decir que era “el animal más bello del mundo”, entonces del fotógrafo Pedro Hernández se puede decir que es el mejor cazador de esa belleza animal. Nada de erotismo suave. Puestos a encarar el lado salvaje del cuerpo femenino, el artista del Cabanyal residente en Marsella prefiere dejarse llevar por el instinto de su alma periodística. Porque él, por encima de todo, se considera “un curioso” de cuanto le rodea. De forma que ante un desnudo, y son miles ya los que han pasado por delante de su inquieta mirada, se comporta como el predador que sigiloso aguarda el instante oportuno.

Fotografía de Pedro Hernández en la exposición 'Sens/Sex. El cuerpo la arma',  de Espacio 40. Cortesía del autor.

Fotografía de Pedro Hernández en la exposición ‘Sens/Sex. El cuerpo la arma’, de Espacio 40. Cortesía del autor.

Casi medio centenar de esos instantes pueden verse en la galería Espacio 40 del barrio de Ruzafa, que de este modo se sumerge en el verano con una exposición de alto voltaje erótico. Cuídense mucho de acudir quienes, acostumbrados a la carnaza televisiva, piensen que ya lo han visto todo. Los desnudos de Pedro Hernández están hechos sin concesiones, pero su radicalidad escapa al torpe visionado del cuerpo dejado de la mano del morbo. Con ser explícitas, sus fotografías arropan hasta el desnudo más obsceno merced al cuidadoso trabajo del blanco y negro.

Fotografía de Pedro Hernández en 'Sens/Sex'. Espacio 40. Cortesía del autor.

Fotografía de Pedro Hernández en ‘Sens/Sex’. Espacio 40. Cortesía del autor.

Cada una de esas imágenes le lleva horas y días de trabajo. Se cabrea y mucho cuando alguien se fija en sus desnudos pasando por alto el encuadre, la luz, la composición y el riesgo que conlleva fotografiar al natural sus modelos. Apasionado del trabajo artesanal que conlleva el revelado analógico y detractor de cierta insustancialidad digital, Pedro Hernández se pasa horas y horas en lo que él llama su sala de maternidad, hasta parir fotografías escandalosamente cuidadas hasta el más mínimo detalle.

Fotografía de Pedro Hernández, en Espacio 40. Cortesía del autor.

Fotografía de Pedro Hernández, en Espacio 40. Cortesía del autor.

Los desnudos que muestra en Espacio 40, bajo el elocuente título de ‘¡El cuerpo la arma!’, destacan por su potencia visual, más allá de la explicitud sexual de algunas de sus imágenes. No hay culos, ni senos, ni coños (con perdón), que se resistan al látigo con que Pedro Hernández domeña tan fiera naturaleza. Lo hace, sin duda, de manera provocadora, ya sea por el descaro de tamaña desnudez, bien por la forma que tienen las modelos de entregarse al deseo carnal que el artista, lejos de encubrir, alienta con su penetrante cámara. Pero es una provocación sometida al exacto cumplimiento de una de sus máximas artísticas: “¡Vivo de la imagen profundamente!”.

Fotografía de Pedro Hernández en 'Sens/Sex'. Espacio 40. Cortesía del autor.

Fotografía de Pedro Hernández en ‘Sens/Sex’. Espacio 40. Cortesía del autor.

Tan profundamente que no entiende la dejadez con que algunos dan por buenas ciertas fotografías mal encuadradas, sin blancos y negros puros, descuidando la posición de las modelos. Las suyas, por muy desnudas, abiertamente desnudas, que se muestren, siempre aparecen cubiertas de sombras, de geometrías o del propio marco de la representación. Ya sea en confesionarios de iglesias, en la barra de algún bar, en cementerios, en terrazas, salas o dormitorios, incluso en la Malvarrosa o la Ciudad de las Ciencias, sus desnudos tan pronto acarician la gloria de un placer intenso como la tierra de la aspereza carnal.

No caben medias tintas en las fotografías de Pedro Hernández, en sus desnudos. Puestos a cazar esa belleza animal, cualquier distracción puede resultar nefasta: un mal gesto, una luz mal tratada o cierta sensualidad de postal y adiós erotismo. Con 40 años de profesionalidad a sus espaldas y multitud de premios en su Francia adoptiva, Pedro Hernández sube ahora la temperatura de Valencia con una exposición de alta graduación visual.

Fotografía de Pedro Hernández en 'Sens/Sex. El cuerpo la arma', en Espacio 40. Imagen cortesía del autor.

Fotografía de Pedro Hernández en ‘Sens/Sex. El cuerpo la arma’, en Espacio 40. Imagen cortesía del autor.

Salva Torres

Pedro Hernández, cuerpo a cuerpo

Sens / Sex. ¡El cuerpo la arma!, de Pedro Hernández
Espacio 40
C / Puerto Rico, 40. Valencia
Inauguración: sábado 23 de mayo, a las 20.00h
Hasta el 11 de julio de 2015

Espacio 40 inaugura el sábado 23 de mayo la exposición de fotografía ‘Sens/Sex: ¡El cuerpo la arma!’ del artista Pedro Hernández, nacido en el Cabanyal pero con residencia en Marsella. Se trata de un conjunto de imágenes que, conviene advertir, pueden herir la sensibilidad del público. Un público acostumbrado a ver las imágenes más descarnadas en televisión, pero que luego puede llegar a escandalizarse al contemplar otras más carnales y artísticas.

Fotografía de Pedro Hernández en 'Sens / Sex'. Espacio 40.

Fotografía de Pedro Hernández en ‘Sens / Sex’. Espacio 40.

Lo que propone Pedro Hernández con ese conjunto de fotografías en torno al desnudo franco y sin concesiones, es atrapar la mirada del espectador y zarandearla mediante un cuerpo a cuerpo a veces envuelto en sombras y otras abrasado por el goce. Hay primeros planos de sexo púbico e impúdico, de senos, de culos. Cuerpos femeninos osados, entregados al placer de una mirada que hurga en ciertos relieves y oquedades para adentrarse en los misterios de la naturaleza arrebatada.

Fotografías de Pedro Hernández en 'Sens / Sex'. Espacio 40.

Fotografías de Pedro Hernández en ‘Sens / Sex’. Espacio 40.

Los desnudos de Pedro Hernández, que hasta el 11 de julio permanecerán expuestos en Espacio 40, se ocultan en la intimidad de las cuatro paredes, al tiempo que se ofrecen transgresores mostrando su poder evocador. Y lo que evocan tiene mucho que ver con la pasión allí donde ésta nos confronta con los límites que impone la cultura en pugna con lo animal. Por muy  cruda que parezca la visión de esos cuerpos, lo cierto es que Pedro Hernández los cocina mediante cuidadosos encuadres y un primoroso trabajo del blanco y negro.

Fotografías de Pedro Hernández en 'Sens / Sex'. Espacio 40.

Fotografías de Pedro Hernández en ‘Sens / Sex’. Espacio 40.

Espacio 40 se adelanta al caluroso verano con esta encendida exposición. Está permitido asomarse a su interior, pero dado el peligro que se corre en medio de tanta llama corporal, conviene protegerse con el cortafuegos de una mirada atenta y desprejuiciada. Cuando el cuerpo la arma, mejor tener a mano el arte con el que aplacar la violencia a la cual esa pasión nos convoca. ¡Pasen y vean ese cuerpo a cuerpo al que nos convocan los desnudos de Pedro Hernández!

Fotografía de Pedro Hernández del cartel de la exposición 'Sens / Sex. ¡El cuerpo la arma!'. Espacio 40.

Fotografía de Pedro Hernández del cartel de la exposición ‘Sens / Sex. ¡El cuerpo la arma!’. Espacio 40.

Fotografía de Pedro Hernández en la exposición 'Sens Sex. ¡El cuerpo la arma!'. Espacio 40.

Fotografía de Pedro Hernández en la exposición ‘Sens Sex. ¡El cuerpo la arma!’. Espacio 40.

 

Made in Martillopis, la vida que hay en ti

Made in Martillopis
Espacio 40
C / Puerto Rico, 40. Valencia
Inauguración: jueves 23 de abril 2015, a las 20.00h

A partir de la pintura acrílica y colores al agua se intenta expresar día a día la vida que nos desborda, nuestras alegrías y desilusiones, sin contenido expreso alguno y de manera no voluntaria, pero sin estridencias. Tampoco se trata de un análisis psicológico de nuestra alma, sino de mostrar aquello que somos mientras andamos, contamos y vivimos expresándolo de una manera instintiva y a la vez automática, en tanto en cuanto nos dejamos llevar hacia terrenos movedizos, a veces insinuando imágenes abstractas, otras cuadriculándolas y las mas, como ya hemos dicho, en el día a día, expresando abstractos inconformistas.

Apreciamos la forma, la figura, jugamos con ellas, pero no nos compensa, como tampoco nos convence lo que vemos, lo que hoy vivimos, en plena solitud ciudadana, sin ideales, sin cultura, tan solo absortos en este sistema privatizado de unos pocos privilegiados de la usura y la avaricia. Buscamos lo que con ella o sin ella, la forma, la idea, la figura en definitiva la cultura, nos pueda sugerir y más aun lo que al final le llegue al espectador, fuera ya de nuestro control. Buscamos despertar inquietudes, no por la forma en sí, sino más bien por la osadía de mostrarlo al mundo.

La pintura, la cultura, el arte en definitiva se insinúa y por ende incita, es inconformista. Ahora bien solo se puede apreciar desde una sensibilidad virgen, pero educada, sin complejos ni ataduras. Paso a paso, la vida tan solo se llega a concretar en alguna de sus vertientes, en el trabajo. Día a día, la vida que hay en ti puede ya no ser tuya y ser en los demás. Todo eso y más, en la exposición de pintura y serigrafía ‘Made in Martillopis’.

Obra de Made in Martillo. Imagen cortesía de Espacio 40.

Obra de la exposición ‘Made in Martillopis’. Imagen cortesía de Espacio 40.

Iñaki Torres. Amalur: Madre Tierra

Iñaki Torres. Amalur: Madre Tierra
Espacio 40
C / Puerto Rico, 40. Valencia
Hasta el 15 de diciembre. Últimos días.

La exposición de Iñaki Torres (Bilbao, 1963) se percibe como un canto evocador a la fuerza natural de la madre tierra, un trabajo equivalente al de los trovadores que, -comprometidos- cantan con la devoción de quien acomete una labor de sentimientos y gran carga onírica. Lo que le perturba a Torres, lo propone a debate público, consciente de los elementos que debe utilizar para hacer notar su canto pictórico. Sin farsas ni artimañas. A capela, con la valentía del que ha interiorizado en plenitud y decide no dejar pasar el tiempo que lo disuelve todo hasta el olvido.

Detalle de Amalur: madre tierra. Imágenes Pedro Hernández.

Detalle de Amalur: madre tierra, de Iñaki Torres. Imágenes Pedro Hernández.

En ese canto pictórico, destacan piezas que se identifican con paisajes vistos desde la altura de un satélite en el que nunca ha estado Torres. Lugar desde el que se imagina –a juzgar por los colores y texturas- el paisaje amazónico, pero también los arrecifes coralíferos o territorios áridos e inhóspitos. En definitiva, parcelas de la tierra y de la naturaleza llenas de vida que se degradarán paulatinamente de la mano de la especulación y los intereses económicos inherentes al ser humano. Para producir dichas piezas, -muy interesantes también por las técnicas desarrolladas- emplea pintura en combinación con materiales diversos, vegetal seco, madera, serrín, papel y, ¿cómo no?, arena, materia prima extraída de la tierra: madre y testigo que germina para la humanidad entera, y en este caso asistida y honrada por la reflexión y el debate de un semejante, Iñaki Torres.

Vicente Chambó

 

Russafa Escènica concluye con récord de público

Balance de Russafa Escènica
IV Edición del Festival de Otoño de Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Ni la lluvia ha podido minar el ánimo de los 10.361 espectadores que se han acercado al barrio de Ruzafa durante los diez días que ha durado el que ya se ha consolidado como festival de otoño de las artes escénicas. En total han sido un millar más el número de pases repartidos en esta edición respecto a la anterior.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Unos números que se podían prever teniendo en cuenta el incremento en la oferta de propuestas que Russafa Escénica albergaba en esta cuarta edición bajo el lema de “Lo prohibido”, con 30 estrenos absolutos repartidos en 23 Viveros, que en total han atraído a casi 7000 espectadores; 6 Bosques por los que han pasado alrededor de 3000 personas y el Invernadero, un taller de creación teatral puesto en marcha por alumnos de último curso de artes escénicas bajo la dirección de Gabi Ochoa que ha acercado a la Sala Ruzafa a medio millar de personas.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, fue uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Las actividades paralelas propias del festival: visitas guiadas, diálogos entre música y pintura, representaciones en balcones, jornadas escénicas y charlas han conseguido colgar el cartel de completo en muchas ocasiones durante la semana y media que dura un festival que comenzó hace cuatro años con apenas siete propuestas y alrededor de 3000 espectadores.

Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, destaca la colaboración e implicación de todo el barrio, además de agradecer especialmente “la labor de la asociación vecinal Plataforma per Russafa, la participación de un nuevo sponsor que se suma este año a los que ya estaban, cerveza Turia, y el trabajo de la Junta municipal del barrio por facilitarnos los permisos para organizar conciertos en el marco del festival, algo histórico”.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las 300 que participaron este año para sacar adelante el festival, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores.

Todavía se desconocen los datos de la próxima edición de Russafa Escènica, la que sería la quinta, pero como afirma Cornelles, la clave para seguir trabajando es recordar que “los proyectos pueden ser más o menos viables y más o menos exitosos, pero segurísimo que como ser humano te darán una felicidad que ninguna otra cosa similar pueda aportarte”.

Escena de 'Peón blanco a E2', de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Escena de ‘Peón blanco a E2′, de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Video resumen del Russafa Escènica 2014 realizado por Miguel Serrano de EscaparateVisual:

 

 

Pomo – Final Russafa Escènica 2014 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Valencia se rinde a David Bowie

‘Lyrics and Visions’, homenaje a David Bowie
Espacio 40 y L’ArTería
C / Puerto, 40 y Conde Altea, 5. Valencia
Hasta finales de octubre

Mick Jagger, otro que tal, dijo de Bowie algo que definía a las mil maravillas su camaleónica personalidad: “Si te ve un modelo nuevo de zapatos, al día siguiente los tiene. Todos creen que es un descubrimiento suyo”. En eso consistía la habilidad del cantante británico al que Valencia rinde tributo con sendas exposiciones y un majestuoso concierto: en ser original, copiando.

Es lo que hacen, a su vez, Roberto Herraiz (de Bob Producciones), José Luis Macías y Salva Ortiz: tomar prestada la música de David Bowie para montar dos originales exposiciones en Espacio 40 y L’ArTería, bajo el título de ‘Lyrics and Visions’, y un concierto en Jerusalem Club (17 de octubre) con 30 intérpretes venidos de acá y acullá para que resuenen, entre otras, Life on Mars, Starman o Ziggy Stardust.

Detalle de la obra de Carlos Michel Fuentes para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

Detalle de la obra de Carlos Michel Fuentes para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

Artistas como Antonio Barroso, Rafa de Corral, Ramón Espacio, Carmen García Gordillo, Paloma Hervás, Carmen Ibarra, Ana Karina Lema o Claudio Zirotti, hasta un total de 16, han pintado obras escuchando cada cual temas del amplio repertorio de David Bowie. Los coordinadores del Tributo a Bowie en Valencia les adjudicaron una canción y ellos se dejaron llevar del sonido glam rock con el que se acuñó la música de aquellos años 70 abrumadores y rupturistas.

'Ziggy Stardust', de Ramón Espacio para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Ziggy Stardust’, de Ramón Espacio para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

La ruptura procedió del carácter camaleónico que definió al propio Bowie y al ‘Rock and roll suicide’ del que se nutrió. “El ‘rock’ pasa por representar la actualidad, pero usa siempre referencias y emociones de unos cuantos años antes”. Dicho y hecho. David Robert Jones (Londres, 1947) fue cambiando de envoltorio personal y escénico para representar como nadie esa originalidad a partir de sucesivas copias. Ahora que celebra sus 50 años de carrera con un disco que saldrá a la venta el 17 de noviembre, ‘Nothing has changed’ (Nada ha cambiado), Valencia le rinde homenaje al gran camaleón británico.

'Starman' de Cristina Navarro para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Starman’ de Cristina Navarro para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

“Imita y lo mejora, por eso es un artista tan grande”, destaca José Luis Macías que, junto a Salva Ortiz, aclara que la salida de ese último disco y las fechas del tributo, todo ello los días 17, de septiembre, en el caso de las exposiciones, y de octubre, en el caso del concierto, “ha sido pura coincidencia”. Y ahí lo dejan, para los amantes de las casualidades astrales. A ellos lo único que les importa es mostrar la grandeza artística de Bowie, ya sea como cantante, actor, productor, artista, modelo e icono ¿bisexual? del perturbador glam rock.

'Space Oddity' de Claudio Zirotti para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Space Oddity’ de Claudio Zirotti para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

Para el concierto en la Sala Jerusalén, los organizadores del evento han recurrido a una pléyade de músicos que tienen a Bowie en los altares. Algunos vendrán ex profeso desde Inglaterra; otros se reunirán en Valencia procedentes de otras ciudades españolas o diferentes puntos de la Comunidad Valenciana. Todos dispuestos a dejarse la piel que el propio Bowie mudaba en cada disco o concierto. Steve Hovington, de B-Movie, Carol McCloskey (Double Vision) y John Alexander (Megaphone ou la Mort) encabezan el reparto de un concierto que repasará 30 canciones del autor de Space Oddity con otros tantos artistas reunidos para tan magna ocasión.

'Ashes to ashes' de Carmen García Gordillo para la exposición 'Lyrics and Visions'. Imagen cortesía de Espacio 40.

‘Ashes to ashes’ de Carmen García Gordillo para la exposición ‘Lyrics and Visions’. Imagen cortesía de Espacio 40.

La letra de uno de esos temas rememorados, ‘Heroes’, del que Antonio Barroso se ocupa en su ‘Serie Hardcore’, lo dice casi todo: “Podemos golpearles sólo por un día. Podemos ser héroes sólo por un día”. Los héroes que se hacen cargo del Tributo a Bowie en Valencia extienden los golpes del camaleón británico desde ya mismo hasta prácticamente finales de octubre. La ambigua y alargada sombra de David Bowie da para mucho.

Obra de Doña Bárbara para la exposición 'Lyrics and Visions' que se exhibe en Espacio 40 y l'Arteria. Imagen cortesía de Espacio 40.

Detalle de la bra de Doña Bárbara para la exposición ‘Lyrics and Visions’ que se exhibe en Espacio 40 y L’ArTeria. Imagen cortesía de Espacio 40.

Salva Torres

Un Russafart ‘apoteósico’

Balance de Russafart 2104
Más de 80 espacios del barrio de Russafa en Valencia
Del 30 de mayo al 1 de junio

“Se han superado con creces las expectativas”. Arístides Rosell, coordinador de la bienal artística Russafart, valoró esa superación en torno a los 60.000 visitantes que acudieron a los cerca de 90 espacios abiertos al público durante los tres días. En la anterior edición, rondaron los 40.000. Pintores, escultores, fotógrafos, videoartistas y performers, que abrieron las puertas de sus estudios y talleres, pudieron sentir ese interés de la gente por el arte que se hace fuera de los circuitos comerciales. Ya sea directamente en sus espacios de producción e incluso a pie de calle, los miles de visitantes (“público diferente, respetuoso e interesado por el arte”: Arístides) comprobaron la agitación artística de un barrio cuya bienal no para de crecer.

Imagen tomada en el estudio de Anna Sanchis durante los días de Russafart 2014. Fotografía: Maite Bäckman.

Imagen tomada en el estudio de Anna Sanchis durante los días de Russafart 2014. Fotografía: Maite Bäckman.

“Ha sido apoteósico”, recalca el coordinador de Russafart, que ha tenido como lema este año ‘Comunicando arte’. Galeristas, gestores culturales y coleccionistas pudieron tomar nota de esa ingente comunicación, difícil de cuantificar económicamente, dada la discreción en las ventas, pero que Rosell valora muy positivamente a nivel de contactos y futuros proyectos. “Se han tramitado exposiciones con artistas y el menudeo del mercado se ha movido”.

Obras del estudio de Miguel Ángel Aranda. Fotografía: Maite Bäckman.

Obras del estudio de Miguel Ángel Aranda. Fotografía: Maite Bäckman.

La participación, por primera vez en Russafart, de artistas internacionales invitados, en esta ocasión procedentes de la Asociación Llave Maestra de Río de Janeiro, también ha contribuido a elevar la capacidad de intercambio cultural de la bienal. “Es un proyecto que se gestó hace tres años y del que ahora se recogen sus frutos”. Los 10 artistas brasileños participantes, que llevan 24 años haciendo su Russafart en el barrio de Santa Teresa, aportaron sus obras y su experiencia en la organización de un evento similar.

Imagen tomada del estudio de Araceli Carrión en Russafart. Fotografía: Maite Bäckman.

Imagen tomada del estudio de Araceli Carrión en Russafart. Fotografía: Maite Bäckman.

Tráfico “colapsado” durante los tres días de la bienal (“no se podía aparcar”, subraya Arístides), estudios abiertos de par en par, gente entrando y saliendo de los diferentes espacios, animación cultural en todo el barrio, dejan la sensación, apuntada por el catedrático Román de la Calle, de hallarnos ante “un proyecto inductivo, no institucional”. Un proyecto que nace de abajo hacia arriba y que sirve de “imán para ayudar a la transformación” de un arte que De la Calle entiende como esencial para el enriquecimiento social, lejos del carácter decorativo que suele atribuírsele.

Acto de clausura de Russafart 2014 en Sporting Club Russafa con Julio Montalvo Collectiva. Fotografía: Maite Bäckman.

Acto de clausura de Russafart 2014 en Sporting Club Russafa con Julio Montalvo Collectiva. Fotografía: Maite Bäckman.

Con un presupuesto exiguo, más que integrado por dotación económica compuesto por ayudas en la producción o en materia de seguridad ciudadana, Russafart sigue haciendo valer el altruismo de cuantos colaboran, cuyo “ingente trabajo” Arístides Rosell recordó que no tenía precio. “Todo esto si se cuantifica son miles de euros, pero finalmente es low cost”, señaló durante la presentación de la bienal. La tarea pendiente de alcanzar (el presupuesto necesario para que tamaña creatividad tenga la recompensa que se merece) resulta complicada. “Cada año partimos de cero; es como volver a empezar”, concluyó Rosell. He ahí la apuesta, de nuevo sobre la mesa, de la próxima bienal. Porque Román de la Calle lo tenía claro: “El año que viene alzaremos la mano”. La quinta edición de Russafart ya está en marcha.

Artistas brasileños de Asociación Llave Maestra durante Russafart. Fotografía: Maite Bäckman.

Artistas brasileños de Asociación Llave Maestra durante Russafart. Fotografía: Maite Bäckman.

Imagen tomada durante los días de Russafart 2014. Fotografía: Maite Bäckman.

Imagen tomada durante los días de Russafart 2014. Fotografía: Maite Bäckman.

Imagen tomada en el estudio de Miguel Ángel Aranda durante los días de Russafart 2014. Fotografía: Maite Bäckman.

Imagen tomada en el estudio de Miguel Ángel Aranda durante los días de Russafart 2014. Fotografía: Maite Bäckman.

Salva Torres