Once estrenos escénicos para FETEN 2017

FETEN 2017. Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas en Gijón
CC Antiguo Instituto, Teatro Jovellanos, CMI Pumarín Gijón Sur y Paseo de Begoña
Del 11 al 17 de febrero de 2017

Once espectáculos podrán verse durante esta nueva edición de la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón por primera vez. Procedentes de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña o Extremadura y Murcia, 11 compañías tendrán la oportunidad durante FETEN de ver las primeras reacciones ante sus respectivas puestas en escena.

Tres compañías, una castellanoleonesa, otra extremeña y una última murciana, se unen para crear un espectáculo único. Será uno de los primeros estrenos absolutos de la Feria, el de ‘El lago de los cisnes. La leyenda de la princesa cisne’, que, además, inaugurará de manera oficial la cita escénica en Gijón, el domingo 12 de febrero, a las 18.00 horas. Se trata de Morfeo Teatro, Karlik Danza Teatro y Gloria Muñoz Artes Escénicas, que pondrán en escena, en el Teatro Jovellanos, una nueva versión del clásico que narra la historia del malvado hechicero, Rotbart, que, tras pedir a los Reyes la mano de su hija, la bella Odette, y estos denegársela, convierte a la princesa en cisne de día y mujer de noche hasta que, al encontrar un amor verdadero, consiga romper el hechizo.

FETEN. MAKMA

Por su parte, los trabajos de las compañías andaluzas Cía. la canela (‘La semilla’) y Da. Te Danza (‘Akari’) se suman al apartado de estrenos del cartel de FETEN 2017. Las diferentes maneras de crecer son el punto de partida de ‘La semilla’, un espectáculo sobre los primeros brotes, cómo los límites ayudan a crecer, pero el miedo no y cómo hay que regar todos los días para crecer. ‘Akari’, por otro lado, es el título que Da. Te Danza da a su nueva producción. El escenario del Centro de Cultura Antiguo Instituto recibirá así una coreografía ágil, divertida e inquieta; alegre, triste o enfadada…

Las asturianas Fantastique Company y La Sonrisa del Lagarto tomarán el relevo con ‘El viaje de Dorothy’ y ‘La Mona Simona’, respectivamente. Dorothy es una joven muchacha que vive con sus tíos en Kansas que es atrapada por un tornado que la llevará a tierras extrañas gobernadas por un poderoso mago. Y de la versión renovada del clásico de Oz a ‘La Mona Simona’, que espera ansiosa colgada de la rama de un milenario baobab el amanecer para ver nacer el sol. A todos los animales que se acercan, Simona les invitará a ver el gran espectáculo.

Procedentes de Castilla y León, recalan en Gijón los estrenos de Baychimo Teatro (‘El zorro que perdió la memoria’) y Títeres de María Parrato (‘El viejo y el mar’). Títeres de María Parrato, cuya creadora María José Frías recogía el pasado mes de diciembre el Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud 2016, regresa a FETEN con su último espectáculo, la adaptación de la obra de Ernest Hemingway, ‘El viejo y el mar’, sobre la lucha de vida, con y por la propia vida; lo viejo frente a lo nuevo; la tierra frente a la mar; los recuerdos y los sueños frente a la realidad. Asimismo, Baychimo Teatro parte de la literatura infantil para encarar una nueva propuesta escénica, ‘El zorro que perdió la memoria’, basado en el texto de Martin Baltscheit sobre una fábula que realiza una descripción de la pérdida de la memoria por el alzhéimer, a través de las emociones y sentimientos de un zorro inteligente y hermoso.

FETEN. MAKMA

Tres compañías catalanas forman parte de este apartado de estrenos este año. Así, Mag Lari deleitará al público que se acerque al patio del Centro de Cultura Antiguo Instituto con una brillante puesta en escena, repleta de humor y, sobre todo, magia con ‘La Dolce Vita’, mientras que, Teatro LaBú propone un nuevo espectáculo familiar sin palabras, poético y visual, ‘Bianco’ narra la historia de una chica que trabaja en un viejo hostal y que recibe la inesperada visita de un entrañable viajero que la invitará a abrir las puertas y ventanas de su corazón. Finalmente, completa la presencia catalana Zum-Zum Teatre con ‘La gallina de los huevos de oro’, una historia que cuenta que el dinero es un “cuento”. Finalmente, completa el listado de estrenos absolutos en esta edición ‘Algodón’, una historia de colores y emociones que presentará la compañía cántabra Escena Miriñaque.

Organizada por la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular del Ayuntamiento de Gijón, FETEN cuenta con los siguientes patrocinios y colaboraciones: Divertia Gijón, Consejería de Educación y Cultura del Principado de Asturias, Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Acción Cultural Española (AC/E), COFAE, Cultural Albacete y la Unión de Comerciantes de Gijón.

FETEN. MAKMA

 

“La guerra civil aún interesa a los jóvenes”

Asalto al tren pagador, de José Antonio Vidal
Editorial Mandor

Una locomotora, un grupo de maquis, una pareja de guardias civiles y el jefe de una estación. Son los distintos puntos de vista desde los que José Antonio Vidal Castaño urde un relato de corte cinematográfico, escrito “como si llevara la cámara al hombro en vez de un lápiz en la mano”, inspirado en un hecho real ocurrido en Teruel, en 1946. El asalto y robo a un tren en la estación de Caudé llevado a cabo por los maquis de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA) que consiguieron un importante botín, 750.000 pesetas de la época.

Cubierta del libro Asalto al tren pagador, de José Antonio Vidal Castaño. Editorial Mandor.

Cubierta del libro Asalto al tren pagador, de José Antonio Vidal Castaño. Editorial Mandor.

Asalto al tren pagador es el primero de una colección de doce relatos, publicados por  Mandor con ese título, elegido por el autor para encabezarlos, “porque las historias relacionadas con trenes tienen un halo entre romántico y aventurero”. Su hilo conductor es la guerra civil española, inagotable filón que ha inspirado no ríos sino océanos de tinta. “La guerra civil ya no apasiona tanto como en la Transición, pero sigue despertando interés, sobre todo entre los jóvenes que la ven idealizada como una época épica”, dice Vidal Castaño.

Aventuras, batallas, sexo salvaje y desenfrenado, tiernos recuerdos de la infancia, amor, humor y muerte se entrelazan en estas historias, “la mayoría escritas en los últimos años”, dice Vidal Castaño. “Si tengo una idea que puede dar origen a un cuento, la anoto en el primer papel que tenga a mano. Hay tres relatos  publicados en mi primer libro de narraciones, Ciudad sitiada, que he recuperado para conectar pasado y presente. Componen un libro que puede leerse cuento a cuento y salteados o todo seguido como si formasen parte de una novela.  En el orden hay un contexto común, los imaginarios  de guerra y posguerra, que parecen enredar y envolver al conjunto”.

De colofón, Vidal Castaño viaja al futuro y cuenta una sorprendente noticia, fechada en abril de 2019, que reproduce una patriótica receta de sopa de ajo a la burgalesa atribuida al  mismísimo General Franco, elaborada con productos genuinamente españoles.

Imagen de la portada del libro Exiliados republicanos en Septfonds.

Imagen de la portada del libro Exiliados republicanos en Septfonds, de José Antonio Vidal Castaño.

Varios relatos están protagonizados por el inefable Oriol Ruvira i Furtamantes, inspirado en los personajes de Eduardo Mendoza. “Es una mezcla de periodista free-lance al servicio de quién le contrate y también un peculiar investigador privado, no exento de un toque de romanticismo y enajenación”, comenta Vidal Castaño. Las potentes figuras de Ernest Hemingway y Manolo Vázquez Montalbán también están representadas. “Además de ser dos grandes escritores, eran personajes polémicos, con amigos y enemigos, con personalidades poliédricas. Hemingway fue uno de los protagonistas de la guerra civil y se suicidó de manera poco usual. Vázquez fue protagonista, por sus escritos y actitud vital de la transición a la democracia en España. Ambos merecían el interés de un investigador tan peculiar como Oriol Ruvira i Furtamantes”.

Este año se publicará un nuevo ensayo histórico de Vidal Castaño, La España del maquis, 1936-1965 editado por Punto de Vista,  inicialmente en formato e-book. “Trata de ser un libro riguroso y a la vez de divulgación. Una visión panorámica de los maquis, de su mundo y de sus luchas en los más variados escenarios, desde Galicia o Cantabria hasta Levante o Andalucía, sin olvidar a los anarquistas catalanes y de otras zonas. Abordo esta temática con rigor pero sin academicismos”.

Doctor en Historia Contemporánea y licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, Vidal Castaño  ha combinado la docencia con la escritura en una doble vertiente, ensayo y ficción. Los maquis son uno de sus temas preferidos. “Fueron los resistentes contra el franquismo más silenciados y su historia se ha movido siempre entre la fantasía y la realidad en base a testimonios a veces confusos o incompletos y llenos de temor”, comenta. “El miedo y sus consecuencias en el comportamiento humano han tejido la historia de las gentes que militaron en la guerrilla o que la ayudaron, sin recibir nada a cambio. Es un terreno abonado a los actos de generosidad e incluso de heroísmo, pero también a las delaciones, emboscadas y actos de crueldad, entre los propios maquis y entre estos y sus perseguidores. Mientras que la figura del maqui era asimilada por el franquismo a la de un “bandolero”; para las fuerzas de oposición era un luchador por las libertades políticas; es decir casi un héroe de leyenda. Tal vez todo eso y la soledad e incomprensión en la que vivieron envueltos hizo de ellos una figura romántica y atractiva que me esfuerzo en encajar en personajes, paisajes y circunstancias que sin disminuir su halo romántico nos hagan ver también su lado más dolorosos y sórdido”.

Su próximo proyecto es una novela que a través de una pareja central y un perro camina desde la guerra civil hasta casi nuestros días. “Una novela que se inicia alternando escenas de amor con las de odio, celos, guerra, en la que aparecerán desde seres anónimos y corrientes hasta importantes figuras históricas, todos ellos, pasados por el tamiz de la imaginación”, concluye Vidal Castaño.

José Antonio Vidal Castaño. Imagen cortesía del autor.

José Antonio Vidal Castaño. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Robles, un asesinato al ‘rojo’ vivo

Robles, duelo al sol, de Sonia Tercero
Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove
Del 19 al 26 de junio, 2015

José Robles Pazos estaba leyendo a Edgar Allan Poe cuando alguien llamó a su puerta y se lo llevó para que respondiera a ciertas preguntas. Pura rutina. Había llegado a Valencia desde Madrid en noviembre del 36 y aquella fue la última noche que se le vio con vida. A partir de ahí, son múltiples las elucubraciones en torno a su desaparición y asesinato. Sonia Tercero recrea el misterio del “Robles que sabía demasiado”, según el novelista Ignacio Martínez de Pisón, en el documental Robles, duelo al sol, presentado en Cinema Jove.

Fotograma del documental 'Robles, duelo al sol', de Sonia Tercero. Cinema Jove.

Fotograma del documental ‘Robles, duelo al sol’, de Sonia Tercero. Cinema Jove.

No se sabe a ciencia cierta quién lo mató, pero de lo que no cabe duda es que la orden partió de los servicios secretos soviéticos, con el silencio cómplice del gobierno de la República que nada hizo por esclarecer los hechos. “Se le pudo hacer un juicio, porque el Gobierno de la República los contemplaba por ley”, subraya Martínez de Pisón, presente en el documental y que recreó el misterio en su libro Enterrar a los muertos’. Se pudo, pero no se hizo. ¿Por qué?

Casi todos coinciden en señalar que Robles sabía demasiado; conocía buena parte de los secretos entre el Ministerio de la Guerra español y el Kremlin soviético. Fue asignado como traductor, dados sus conocimientos de inglés, francés y ruso, a Vladimir Gorev, embajador soviético en Madrid, lo que le permitió establecer contactos de alto nivel en aquel momento convulso que desencadenó la Guerra Civil. Una guerra que atrajo a corresponsales, intelectuales y novelistas de la talla de John Dos Passos y Ernest Hemingway, instalados en el Hotel Florida de la capital de España.

Imagen de José Robles en el documental 'Robles, duelo al sol', de Sonia Tercero. Cinema Jove.

Imagen de José Robles en el documental ‘Robles, duelo al sol’, de Sonia Tercero. Cinema Jove.

José Robles fue el traductor al español de Manhattan Transfer, novela fundamental de Dos Passos. La amistad entre ambos se fue estrechando con el tiempo, después de que el escritor le animara a dar clases en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Amistad parecida a la que tenían Dos Passos y Hemingway, hasta que la desaparición y asesinato de Robles provocó la ruptura entre ambos. Ruptura que venía a simbolizar las dos formas de entender el comunismo por quienes entonces lo profesaban: la defensa a machamartillo de una ideas por turbias que en ciertos momentos fueran, o el pensamiento social por encima de la terquedad ideológica.

Dos Passos, empeñado en esclarecer la muerte de su amigo, se encontró con la negativa de Hemingway a la hora de seguir ese rastro, al igual que sucedió con otros muchos republicanos. El duelo al sol al que se refiere el título del documental se extiende más allá del que se establece entre ambos novelistas y toma otros derroteros. “En realidad hay tres duelos, en el sentido de sucesivas tristezas: el que se refiere a la pérdida del amigo Robles; el que alude a Hemingway, y el que se deriva del desencanto por el comunismo”, explica Sonia Tercero, que tuvo siempre claro el formato de película de ficción del documental, “porque el personaje lo tenía todo en contra”.

Fotograma de 'Robles, duelo al sol', de Sonia Tercero. Cinema Jove.

Fotograma de ‘Robles, duelo al sol’, de Sonia Tercero. Cinema Jove.

Otra de las especulaciones gira en torno a Ramón, hermano de José Robles, militar y en el bando contrario, que pudo tramar cierta venganza. El documental, narrado de forma clásica, cuenta con los testimonios de Carmen Robles, hija de Ramón, Lucy Dos Passos y John Dos Passos Coggin, hija y nieto del novelista, así como de los historiadores Paul Preston y Ricardo Miralles o el propio Martínez de Pisón. Testimonios y declaraciones que ofrecen abundantes pistas acerca del misterioso asesinato de José Robles, al tiempo que abren la puerta a posteriores pesquisas. El fantasma que Marx anunciara en su Manifiesto comunista recorriendo Europa sigue, tras la presentación de Robles, duelo al sol, dando miedo.

Fotograma del trailer del documental 'Robles, duelo al sol', de Sonia Tercero.

Fotograma del trailer del documental ‘Robles, duelo al sol’, de Sonia Tercero.

Salva Torres

El Blasco más guerrero

Blasco Ibáñez y los cuatro jinetes del Apocalipsis

Docudrama de Rosana Pastor y Enrique Viciano, comienza su rodaje en diferentes localizaciones de Valencia.

Fotograma de Los cuatro jinetes del apocalipsis, de Vincente Minnelli, basada en la obra de Blasco Ibáñez

Fotograma de Los cuatro jinetes del apocalipsis, de Vincente Minnelli, basada en la obra de Blasco Ibáñez

Vicente Blasco Ibáñez escribió Los cuatro jinetes del Apocalipsis en París en un tiempo récord de cuatro meses y mientras era torturado por varios estudiantes de piano que aporreaban las teclas en su vecindario. Su proverbial fluidez creativa llegó al punto máximo, azuzada por la tensión de unos tiempos convulsos. Aquel esfuerzo tuvo una generosa recompensa, pues la novela hizo que su fama saltara el charco, al tiempo que se consagraba como el relato por excelencia de la  Gran Guerra. Un rotundo éxito internacional que suscitó la envidia de algunos de sus colegas que lo menospreciaron como escritor, cuando Blasco es uno de los contados autores, tipo Hemingway o London, cuya vida real superó con creces cualquier argumento de ficción.

Blasco Ibáñez en el frente del Marne. Imagen cortesía de Pastor y Viciano

Blasco Ibáñez en el frente del Marne. Imagen cortesía de Pastor y Viciano

A punto de cumplirse el centenario del conflicto, el escritor valenciano  es el protagonista de un docudrama que se empieza a rodar esta semana en distintas localizaciones de Valencia y sus alrededores: Blasco Ibáñez y los cuatro jinetes del Apocalipsis, un proyecto en el que Rosana Pastor se estrena tras la cámara junto al productor Enrique Viciano. “Llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de dirigir cuando me llegó la propuesta de Enrique, un documental del poliédrico y controvertido Blasco Ibáñez, una novela sobre la Primera Guerra Mundial y dos adaptaciones cinematográficas made in Hollywood”, comenta la actriz valenciana. “Podía dar la espalda o aceptar lo que la vida me ofrecía, pero decidí jugar la partida, conjurar el vértigo de ponerme al otro lado de la cámara y hacerlo, además, compartiendo la dirección con el productor ejecutivo. ¿Alguien dijo fácil?”.

En la línea de los grandes documentales conmemorativos destinados al cine y la televisión, en Blasco Ibáñez y los cuatro jinetes se entreveran realidad y ficción. Las declaraciones de cerca de 20 entrevistados que glosan la figura de Blasco Ibáñez, se intercalan en un guión en el que aparece el propio Blasco, encarnado por el actor Juli Mira, y una brillante realizadora, la actriz Mireia Pérez, a la que una televisión europea encarga realizar un reportaje sobre él y su relación con la guerra, la literatura y el cine.

Los codirectores Rosana Pastor y Enrique Viciano. Imagen cortesía de los propios autores

Los codirectores Rosana Pastor y Enrique Viciano. Imagen cortesía de los propios autores

“Crear productos culturales que demande la sociedad no sólo en el ámbito del cine, sino también en el universitario y museístico”. Es la filosofía de Viciano, que considera la participación de Pastor en este proyecto, “un plus que enriquece su contenido”.

“Cuando acometes una película como ésta, haciendo de productor, co-guionista y co-director, hay que compartirlo casi todo”, añade. “En esta ocasión, Rosana y yo dirigimos, centrándonos en la escritura de la novela, en la persecución que sufre Blasco Ibáñez por su posición antimonárquica y en las dos adaptaciones cinematográficas de la novela que se hicieron para el cine”.

El Centro del Carmen, el MuVIM, la Casa Museo Blasco Ibáñez y el Casino de Agricultura son algunos de los escenarios donde se rodará el filme. Posteriormente, el equipo se trasladará a Francia, Gran Bretaña y otros países para realizar las entrevistas. Profesores universitarios y algunos longevos actores que participaron en la segunda película de 1962 inspirada en la novela de Blasco. La primera, de 1921, fue protagonizada por Rodolfo Valentino.

Fotograma de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, de Vincente Minnelli, basada en la obra de Blasco Ibáñez

Fotograma de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, de Vincente Minnelli, basada en la obra de Blasco Ibáñez

Bel Carrasco

Canito: «Gracias, jefe»

Centro del Carmen

Francisco Cano, ‘Canito’

Mitos de una España en blanco y negro

Valencia

C/Museo, 2

Hasta el 21 de abril

Aquellos ojos verdes que, desde el fondo de la sala clavan su mirada al espectador magnetizado, son los ojos verdes de Ava Gardner. Están en blanco y negro y son obra de Francisco Cano, ‘Canito’, al que el Consorcio de Museos le dedica un homenaje, de la mano de la editorial Romeu. Ojos verdes en blanco y negro, como la España de aquellos años 50 y 60 que tuvo el placer de ser visitada por La condesa descalza, morena impetuosa, “el animal más bello del mundo”. Ojos verdes iluminando las noches grises de una España racial, testaruda, obcecada en permanecer ajena a esa modernidad que representaba Ava Lavinia Gardner.

La Pandora que abrió la caja de los truenos cada tarde de capea, cada noche madrileña, cada mañana tardía por largas madrugadas de flamenco y sábanas arrebatadas, resumió así el atractivo de su verde presencia contra un fondo negro: “Una mujer que vivía sola, que estaba divorciada, que no era católica y, además, era actriz”. Aquella España, todavía hoy esperando que la modernidad le llegue, que la sangre deje de correr por sus venas étnicas, fue la que Ava Gardner vio con sus ojos verdes, y la que Francisco Cano, ‘Canito’ (Alicante, 1912), atrapó con su cámara.

Ya centenario, Canito sigue recordando el carmín en sus mejillas que depositó en innumerables besos Ava Gardner. Recuerda que llegó a casa y no quiso lavarse, para mantener el rojo de aquellos labios incandescentes en su memoria. Cada mañana mira al cielo, sin ser especialmente católico y más allá de fumatas blancas, para darle gracias al dios de las alturas, quién sabe si mirándole con ojos verdes, para decirle: “Gracias, jefe”.

Porque a sus 100 años, Canito sigue empeñado en continuar viviendo, recordándonos con sus fotografías aquellos Mitos de una España en blanco y negro, que ahora el Consorcio de Museos resume en 60 imágenes tomadas del catálogo más amplio editado por Romeu. Mitos entre los que destaca, sin duda, Ava Gardner, secundada por otros como Gary Cooper, Charlton Heston, Orson Welles, Ernest Hemingway. Figuras del cine y del toreo, porque hay que recordar que la propia leyenda de Canito se gestó con aquella fotografía de la cornada mortal de Manolete. De nuevo el brillo, el glamour, los ojos verdes, entremezclados con la tragedia.

Canito quiso ser novillero y boxeador, “pero me dieron por todos los lados”, antes de dedicarse a la fotografía. Y a base de recibir, aprendió a mirar por el visor de una cámara con una discreción desvergonzada. Las figuras del cine, del toreo, de la canción popular le abrieron sus puertas, sabedoras que Canito les inmortalizaría sin caer en el amarillismo periodístico de su venta al mejor postor. Su archivo de más de dos millones de fotografías encierran esa máxima: la de aprehender cuanto le rodeaba, con la sencillez de quien pasaba por ahí. Por eso los ojos verdes de Ava Gardner accedieron a que Canito los frecuentara, en medio de aquella España cuyo blanco y negro ha mejorado sin alcanzar aún el verdor de la auténtica modernidad. “Gracias, jefe”, por la lección de historia.

Salva Torres