El deseo femenino y sus controversias

Mustang, de Deniz Gamze Ergüven
Teatre Serrano
Passeig de les Germanies, 29. Gandia (Valencia)
Martes 12 de abril, 2016, a las 17.30 y 20.00h. 3€

Mustang, la película de la directora de origen turco Deniz Gamze, es una obra llena de humor y ternura, que indaga en el secreto de la feminidad, el deseo y la muerte. Una película sobre esa belleza indisociable del dolor que es uno de los misterios más hondos de la existencia humana.

Mustang habla de esa eterna disociación entre la realidad y el deseo que no ha dejado de torturar a los seres humanos, y que es sin duda el descubrimiento más doloroso a que se tienen que enfrentar los adolescentes en su tránsito hacia la edad adulta. Desde luego un descubrimiento doloroso, ya que la realidad se sustenta en unos pilares culturales que la elevan de los deseos individuales.

Fotograma de Mustang, de Denis Gamze.

Fotograma de Mustang, de Deniz Gamze.

Freud, en su ensayo ‘El malestar en la cultura’, se hacía una modesta pregunta: ¿cuál es uno de los deseos a los que aspira el ser humano, como fin y propósito de la vida? Y con la clarividencia que le caracterizaba  respondía: llegar a ser felices. Una felicidad que, para el autor, sólo se alcanza experimentando intensas sensaciones placenteras, ausentes de dolor y displacer. Experiencias placenteras que la cultura parece más restringir que estimular, al alejarnos de nuestras pasiones más instintivas. Por ello, la cultura, afirma Freud, produce un malestar en el sujeto, a pesar de que la suma de instituciones y producciones que la conforman sirvan para proteger al ser humano de la naturaleza y regular las relaciones humanas.

Fotograma de Mustang, de Deniz Gamze.

Fotograma de Mustang, de Deniz Gamze.

El malestar

En Mustang, la vida infantil, lúdica, risueña e inocente de cinco guapas hermanas, cuyas edades rondan entre los 12 y 16 años, desaparece en apenas unos meses bajo el yugo de la tradición cultural y religiosa. Nos cuenta su historia la hermana pequeña, que se resiste a aceptar el destino de esa tradición que les coarta la libertad para alcanzar la anhelada felicidad. Cinco hermanas enfrentadas a una tradición cultural religiosa que intenta domar la fervorosa sexualidad que fluye de sus juveniles cuerpos.

Fotograma de Mustang.

Fotograma de Mustang, de Deniz Gamze.

Begoña Siles

‘Lore’ clausurará Cinema Jove en clave nazi

Lore, de Cate Shortland

28 Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

Teatro Principal

C/ Las Barcas, 15. Valencia

Viernes 28 de junio

Cinema Jove arrancará el viernes 21 con una película sobre la primavera árabe, La bicicleta verde (Wadjda), de Haifaa Al-Mansour. Y cerrará su 28 edición, una semana después, con un drama en clave nazi, Lore, de Cate Shortland. De manera que el festival empezará con los brotes verdes y primaverales de esa bicicleta rodada íntegramente en Arabia Saudí, y por la primera directora de ese país cerrado a las mujeres, para terminar adentrándose en el invierno e infierno nazi. La trama lo dice todo: una joven, de padres nazis, ha de huir con sus hermanos pequeños del peligro que supone la entrada de las tropas aliadas en Alemania, una vez muerto Hitler y derrotado su gobierno del terror.

Imagen promocional de Lore, de Cate Shortland, película que cerrará las 28 edición de Cinema Jove

Imagen promocional de Lore, de Cate Shortland, película que cerrará las 28 edición de Cinema Jove

Lore parte de una de las tres historias contenidas en el libro de Rachel Seiffert, “El cuarto oscuro”, aquella en la que se narran las peripecias de una joven (Saskia Rosendahl) por salvar a su hermanos en el contexto cambiante de una Alemania nazi tomada por los aliados. De manera que donde antes había seguridad y poder para todos aquellos que estaban de lado de los nazis, ahora invade el temor de las represalias por parte de quienes sufrieron el terror. El argumento da por tanto la vuelta a la tradicional temática del  sufrimiento judío, para centrarse en la otra cara de la moneda: la de los nazis que pierden la guerra.

Estrenada en el Festival Internacional de Cine de Locarno, donde ganó el Premio Piazza Grande, Lore se presenta ahora en Cinema Jove para clausurar el festival con este drama gélido, pero sin duda reflexivo acerca de las paradojas de la condición humana. Paradojas que Freud resumió en “El malestar en la cultura” como la del sujeto que para vivir en sociedad ha de reprimir su energía pulsional. Pulsión que, no obstante, está siempre al acecho para cobrar su oportuna venganza por las imposiciones a las que obliga la cultura.

Imagen de Lore, de Cate Shortland, película de clausura de Cinema Jove

Imagen de Lore, de Cate Shortland, película de clausura de Cinema Jove

La joven atravesará la Alemania ocupada por los aliados e irá descubriendo los horrores nazis, en los que sus padres participaron, al tiempo que el encuentro con un joven judío le hará despertar amores contradictorios. Lore, en este sentido, es una caja de hondas resonancias, por cuanto desecha el fácil acomodo ideológico, para explorar los recovecos del alma. Costa Gavras, en su Caja de música, ya se adentró en ese doble pliegue de la guerra, al seguir el trayecto de una hija que va descubriendo, pese a la resistencia inicial, el pasado nazi de su padre. El Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove cerrará de esta forma su 28 edición el viernes 28: con las heridas abiertas por la guerra y su dificultosa cicatrización. 

Imagen de Lore, de Cate Shortland, película de clausura del 28 Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

Imagen de Lore, de Cate Shortland, película de clausura del 28 Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove

Salva Torres

¿Qué nos pasa?

Palacio de Cerveró

Ciclo de cine El psicoanálisis en el diván

Valencia

Plaza de Cisneros, 4

Del 11 de abril al 2 de mayo

Hay un título emblemático en la vasta obra del padre del psicoanálisis que conviene revisar: El malestar en la cultura. Freud lo escribió en 1930, en el periodo de entreguerras, para radiografiar ese malestar que todo sujeto siente desde el momento mismo en que forma parte de la sociedad civilizada. Pasado el tiempo, aquella radiografía mantiene su plena vigencia.

Entre otras cosas, Freud subrayó la manera en que se manifiesta el sufrimiento humano, cuya amenaza llega por tres lados: “Desde el propio cuerpo (condenado a la decadencia), del mundo exterior, y de las relaciones con otros seres humanos”. Para evitarlo, los sujetos no dejamos de hacer encajes de bolillos que nos van enredando en la tela de araña cultural. La sociedad del bienestar, centrada en la consecución del placer, dificulta el análisis de ese sufrimiento para poder afrontarlo y paliar sus consecuentes trastornos.

El Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero y el Aula de Cinema de la Universitat de València han sumado fuerzas para plantear en el ciclo de cine El psicoanálisis en el diván tema tan espinoso. Lo hace en el Palacio de Cerveró, proyectando cuatro películas que abordarán expertos en la materia, con sus respectivos coloquios posteriores.

Freud, pasión secreta (EEUU, 1962), de John Huston; Misterios de un alma (Alemania, 1926), de G. W. Pabs; Te doy mi alma (Italia, 2002), de Roberto Faenza, y La habitación del hijo (Italia, 2001), de Nanni Moretti, son los filmes elegidos para desvelar los entresijos de ese malestar en la cultura. Por ese orden, se proyectarán en el Palacio de Cerveró los días 11, 18 y 25 de abril, y 2 de mayo, todas ellas a las seis de la tarde.

El propio Sigmund Freud, encarnado por Montgomery Clift, será el protagonista de la primera sesión. Su vida y obra permitirá rastrear el dificultoso camino de quien descubrió la importancia del inconsciente, no como aquello que está por debajo de lo consciente, sino como aquello que se rige por otras reglas distintas a  la lógica: la roca dura con la que suele encallar la sola razón. El alma atormentada, ésa que el padre del psicoanálisis no dejó de analizar con su brillante prosa, seguirá presente en las tres películas siguientes, todas ellas adecuadas para radiografiar el malestar en la cultura que sin duda hoy se revela como harto elocuente.

Salva Torres